Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Las preferencias de Illa y las dudas del Govern

La encuesta de 'El Periódico' predice un empate a nueve escaños entre Ciudadanos, En Comú y Vox. El Govern avisa de que "secuestrará" los resultados si no se forman todas las mesas

21 min

Última semana de campaña electoral en Cataluña. Las encuestas persisten en ratificar el efecto Illa, el invitado inesperado que ha marcado las semanas precedentes y encara el tramo final de la contienda con una ligera ventaja. Carrera de fondo con sprint final. De buen seguro que habrá que recurrir a la foto finish porque una cosa es que el PSC obtenga bastante más votos que su inmediato perseguidor y otra que el sistema de reparto de escaños particularmente injusto (de ahí que los nacionalistas no quieran ni oír hablar de una ley electoral propia como en el resto de autonomías) aúpe a los partidos independentistas.

Salvador Illa ha pasado por Crónica Global y ha dejado a su paso unos cuantos titulares. El principal, que “Puigdemont está fuera de la realidad y vive del cuento”. También ha dicho que "reforzar la salud y reactivar la economía es lo que genera consensos en la sociedad catalana". Las preguntas corren a cuenta de María Jesús Cañizares. Ahí va una selección de las más destacadas con sus correspondientes respuestas:

"--Según el último sondeo del CEO, la crisis económica es la principal preocupación de los catalanes. ¿Cuál es su propuesta para solucionarla?

--Pues, lo primero, garantizar que nadie quede atrás. El Gobierno de España ha desplegado una serie de ayudas sin precedentes. Hay que persistir en este camino, también desde Cataluña para que nadie quede atrás. Lo segundo, aprovechar los fondos europeos, que suponen una cantidad de dinero muy importante, 140.000 millones de euros en seis años, que se deben aprovechar para transformar la economía catalana. Y ahí veo un poco de despiste por parte del Gobierno de la Generalitat. Y en tercer lugar, generar un marco de estabilidad para que Cataluña vuelva a ser el líder económico de España. Creo que he sido el único candidato que ha dicho quién va a dirigir la economía y la hacienda de Cataluña, el economista Maurici Lucena. Tengo las ideas claras y ya he dicho a quién voy a poner al frente de esta importante área de gobierno.

--En la campaña ha surgido de nuevo la reclamación del concierto económico y la denuncia de un supuesto déficit fiscal.

--Lo que hay que hacer es sentarse en las mesas donde se hable de la financiación autonómica. Cataluña necesita mejorar su financiación, desde 2014 está pendiente de revisión el sistema. Quiero más ingresos para Cataluña, pero también un gasto más justo. Por eso hice la propuesta de reducción del sueldo del presidente de la Generalitat al nivel de quien más cobra de los presidentes autonómicos (que es el lendakari vasco), que es una rebaja del 30%. Hoy, el presidente catalán está cobrando casi el doble de lo que cobra el presidente español o el presidente de Italia o el primer ministro del Reino Unido. Y esto lo pongo de ejemplo de dos cosas. De gestionar mejor, aunque ya sé que con esta rebaja no solucionamos el problema de la financiación de Cataluña, pero es ejemplo de que se puede hacer mejor. Y es también una señal de ejemplaridad y empatía con la gente que lo está pasando mal. Por tanto, claro que hay que trabajar para aumentar los ingresos desde la lealtad institucional con el resto de administraciones, pero también gestionar mucho mejor los recursos que tenemos, que son en torno a 30.000 millones sin contar con los ingresos financieros.

--¿Hay déficit fiscal?

--Hay que pasar página también de las mentiras que se han dicho en ese terreno. Si uno acude al economista más reputado del espacio soberanista, que es Andreu Mas-Colell, vemos que ya dijo que ese déficit de 16.000 millones no es cierto. Lo que hay que hacer es ponerse a trabajar, mejorar los ingresos y gestionar bien los muchos recursos que tiene la Generalitat de Cataluña.

--Sobre la cuestión de la corrupción ¿cree que la candidata de Junts per Catalunya, Laura Borràs, se debía presentar en estas elecciones teniendo una causa judicial pendiente?

--Yo respeto la presunción de inocencia. Me resulta chocante, pero le corresponde a ella dar explicaciones.

--Carles Puigdemont dice que representa a un socialismo demócrata. ¿Qué opina?

--Están fuera de la realidad. A mi juicio tienen un planteamiento divisivo para Cataluña y viven del cuento. En Cataluña hay una mayoría que quiere pasar página.

--Dice que la deslealtad hacia el Gobierno se debe a la aplicación del 155. ¿Eso supone un estigma para los socialistas?

--En ningún caso. Lo que fue una deslealtad y un error garrafal, del que fueron responsables varias personas, entre ellas él, fue romper el marco de convivencia y romper el Estado de derecho. Hemos visto de forma muy reciente las consecuencias de romper el Estado de derecho y banalizarlo en Estados Unidos de forma muy reciente. Y le puede preguntar a alguno de sus colaboradores que mantuvieron sus responsabilidades en el Gobierno de la Generalitat durante la vigencia del 155.

--¿Se volvería a aplicar si aprueban una nueva DUI?

--No van a volver a hacerlo porque saben perfectamente que no es posible y ni ellos mismos saben lo que están reivindicando y diciendo.

-¿Cree que puede haber una repetición electoral si no hay mayorías?

--Creo que no, hay que decirle a la ciudadanía que votar es seguro si se siguen las indicaciones de las autoridades sanitarias catalanas. Hay que ir a votar porque es muy importante. Porque el cambio es posible. Hay que apelar a esa mayoría de catalanes que quiere pasar página y con su voto es posible. Y a partir de ahí, podremos articular un nuevo gobierno en Cataluña."

Mientras tanto, el Govern sigue enredando y sembrado dudas sobre el día de autos. La última especie difundida por el dicharachero Ismael Peña-López, a la sazón director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales es que en el caso de que haya un número significativo de mesas que no se puedan abrir el 14F los resultados no se difundirán hasta dos días después. Así, con un par y sin noche electoral, con los resultados a buen recaudo del Govern para que haga con ellos lo que quiera durante 48 horas. De modo y efecto que el Govern por boca de Peña-López dice que no habrá problemas en las mesas y que tales mesas son el punto más seguro del mundo al tiempo que el mismo Govern y el mismo portavoz aseguran que en caso contrario se dilatará la difusión de los resultados. Pero eso sí, la culpa sería de la Junta Electoral, quien hipotéticamente habría de ordenar la censura sobre el recuento. Y luego va López-Peña y se fuma un puro. Un monstruo de la comunicación y un genio de la especulación.

Portada de 'El País' del 8 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 8 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

En El País abordan el desatino Àngels Piñol, C. S. Baquero y Blanca Cia, que escriben que "el Govern ha activado un plan preventivo para el caso hipotético de que la Junta Electoral ordene suspender la difusión del resultado del 14F si miles de personas no pueden votar al no constituirse un número elevado de mesas. Los afectados votarían 48 horas después y los resultados no se difundirían hasta entonces. El Ejecutivo considera, con todo, “ínfima” la posibilidad de que suceda algo así. Ismael Peña-López, director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales de la Generalitat, dijo ayer a este diario que no tienen ninguna voluntad de que eso ocurra, pero que se deben prever situaciones extremas. Por ejemplo, si 300.000 personas se quedan sin votar y, por tanto, la Junta Electoral Central o las provinciales intervienen para impedir la difusión de los resultados hasta que los excluidos emitan su sufragio".

Sigue la pieza: "El Govern está preparando dos posibles medidas: que la aplicación de Indra programe la suspensión de la difusión de los resultados, es decir, lo que entra en el disco duro no sale a la Red; o que ni siquiera se sumen los resultados de las mesas. “Así se evitan tentaciones de que cualquier persona, yo mismo o cualquiera de los 700 operadores, quiera explicárselo a sus amigos. Se podrá mirar mesa por mesa, pero con 9.000 es difícil hacerse una idea de un resultado y poderlo filtrar. Es una precaución añadida”, afirma Peña-López, aunque admite que los apoderados de los partidos pueden tomar fotos de las actas y hacerse una idea de cuál será el resultado. El resto del procedimiento, dice el responsable de la logística del 14F, será igual: las urnas se abrirán, los votos se contarán y las actas se levantarán y mandarán al centro de datos y a las juntas electorales, responsables del recuento oficial. Lo único que cambiaría sería la suspensión del tratamiento de datos. La situación es excepcional y el responsable electoral no concreta a partir de cuántas mesas afectadas se activaría el plan".

También podría ocurrir que además de no abrir todas las mesas, una cadena de terremotos cruzara Cataluña de norte a sur mientras explota un volcán dormido en la Garrotxa y un tsunami asuela el litoral. En ese caso, los resultados serían lo de menos.

Los periódicos siguen con las encuestas. La que publica hoy El Periódico otorga el primer puesto a Salvador Illa en porcentaje y un empate con ERC en escaños. El sondeo va bajo estos titulares: "El desplome de la participación acerca a ERC al PSC y castiga a Cs y PP" y "La abstención podría subir más de 20 puntos y tres de cada 10 votantes siguen indecisos a una semana del 14F". Los resultados son los siguientes; "PSC 32-34 (23%); ERC 32-34 (20,8%); JxCat 29-31 (18,8%); Cs 9-10 (7,6%); En Comú 8-9 (7,7%); Vox 8-9 (6,9%); CUP 8-9 (6,3%); PP 3-4 (3,8%)".

Portada de 'El Periódico' del 8 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 8 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

Por abajo el dato más destacado es el subidón de Vox, con los mismos diputados que Ciudadanos y los comunes y el desplome total del PP. El análisis corre a cargo de José Rico y arranca así: "Cataluña enfila la recta final de la campaña electoral más extraña de su historia en un clima de temor y vértigo por las crecientes señales de alarma que llegan desde las administraciones ante el impacto que la pandemia pueda tener sobre el desarrollo de la votación. La primera semana de carrera hacia las urnas empezó con la justicia confirmando la fecha de los comicios, continuó con los miedos que rodean a las mesas electorales y termina con la Generalitat advirtiendo de posibles retrasos en el escrutinio por el aluvión de votos por correo. Tanto se ha puesto el foco lejos de los partidos y sus candidatos que las expectativas de movilización ante las quintas elecciones autonómicas en una década no dejan de caer a medida que se acerca el 14 de febrero. La última encuesta preelectoral del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (Gesop) para El Periódico, elaborada del 4 al 6 de febrero, certifica que la abstención sigue subiendo y estima la participación el próximo domingo en una horquilla de entre el 56% y el 58%". 

La Razón también lleva encuesta. Coincide en la parte alta con la de El Periódico pero en la baja es más conservadora y Vox no superaría al PP. "Triple empate con riesgo de bloqueo" es el titular para estos datos: "PSC 31 (21,5%); ERC 31 (20,3%); JxCat 31 (19,9%) Cs, 14 (10,9%); En Comú 8 (7,2%); PP 7 (6,3%) CUP 7 (5,5%); Vox 6 (5,8%).

Escribe Cristina Rubio: "El efecto Illa, pensado y diseñado por la Moncloa con el fin de conseguir el poder en el Palau de la Generalitat, plaza clave para el Gobierno, llega a la última semana de campaña en plena efervescencia. El PSC consolida su tendencia al alza, recorta terreno y logra rebasar al independentismo en la cabeza con un inédito triple empate a 31 escaños entre socialistas, ERC y JxCat --por este orden, en votos--, según el sondeo de NC Report para La Razón elaborado entre el 3 y el 6 de febrero, y que confirma la fuerte caída de la participación hasta el 58,2%, 20 puntos menos que en 2017 en parte por la pandemia del coronavirus".

Quien logre formar gobierno, si es que no hay que repetir los comicios, se encontrará con un panorama económico dantesco, según explica Carlos Sánchez en El Confidencial: "La noticia buena para la economía de Cataluña es que dos de sus motores de crecimiento, las exportaciones y la industria, que están muy relacionados, se recuperarán en 2021. La mala es que el tercer motor, el turismo, está gripado. El cuarto motor, el gasto público, es una incógnita, pero su potencia de fuego, en todo caso, será muy limitada. Los fondos europeos Next Generation no tendrán un impacto efectivo hasta bien entrado el segundo semestre y, en paralelo, el margen de la política fiscal es estrecho, con un endeudamiento que representa el 35,9% de su PIB (solo superado por la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha)".

En Público y para solaz de los adictos a las elucubraciones demoscópicas se ofrece un sondeo sobre las elecciones generales. Los datos son estos: PSOE 114 (120); PP 101 (89); Vox 54 (52); UP 28 (35); ERC 13 (13); Cs 10 (10); JxCat 9 (8); PNV 6 (6); Bildu 5 (5); Más País 2 (3); Coalición Canaria 2 (2); CUP 1 (2); Otros 5 (5). Y la conclusión del medio es que "El desgaste del Gobierno y la débil recuperación de la derecha avivan el fantasma de la ingobernabilidad". El texto de Alexis Romero: "La investidura de Pedro Sánchez en enero de 2020 y la formación del Gobierno de coalición despidieron un largo ciclo político marcado por la inestabilidad y las dificultades para formar gobierno. Las grandes mayorías habían sido un elemento central del sistema durante 40 años de democracia y la irrupción de nuevos partidos, junto a la fragmentación del voto, dieron lugar a un cambio que dificultó sobremanera el desarrollo de las legislaturas y que abocó al país a periodos extraordinariamente largos de Gobiernos en funciones y falta de acuerdo. Este escenario, que se podría considerar como una transición hacia un nuevo sistema caracterizado por la necesidad de llegar a acuerdos y de gobernar en coalición, podría volver a repetirse. Así lo apunta el último estudio de Key Data para Público, que recoge las últimas tendencias de las encuestas electorales públicas y privadas".

Hoy comienza el juicio al extesorero del PP Luis Bárcenas. Máxima expectación. El abogado de Bárcenas, Gustavo Galán, dice en El País que su cliente dará datos inéditos de la caja B del PP: "Bárcenas asegura que de esa caja b cobraron sobresueldos en negro Mariano Rajoy, Javier Arenas, María Dolores de Cospedal, Ángel Acebes y, en general, casi toda la cúpula del partido de los últimos lustros. Aunque en los papeles de Bárcenas figuran como receptor de dinero opaco alguien con las iniciales J. M, Bárcenas nunca ha atribuido nada al expresidente José María Aznar. Rajoy siempre ha negado que él conociera la existencia de esa caja b y que haya cobrado de ella; sin embargo, en su escrito de siete folios entregado en Anticorrupción, el extesorero le desmiente. Y ofrece un detalle: señala que, al mostrarle él los papeles de la caja b, Rajoy le recriminó que no se hubiese desprendido de ellos y que fue el propio presidente quien los trituró ese mismo día en una máquina de su despacho, ignorando que Bárcenas tenía más copias a buen recaudo".

8 de febrero, santoral: Jerónimo Emiliani, Josefina Bakhita, Cointa, Esteban de Muret, Honorato obispo, Jovencio, Lacuto, Nicecio, Pablo de Verdún y Teodoro de Heraclea.