Menú Buscar
Primeras planas

Un 'whastapp' de Casado y Torra, atrincherado

El presidente del PP estaba por la labor de pactar la renovación del Poder Judicial hasta el cese de Cayetana, que es como el Cid. Torra estudia la forma de seguir dando la brasa cuando lo inhabiliten

16 min

Arranca el curso escolar en media España con ocho millones de niños y jóvenes convertidos en cobayas. La incertidumbre es tan alta como la improvisación administrativa. Todavía no ha terminado el proceso de contratación del personal docente necesario para satisfacer la exigencia de 20 alumnos por aula, aún se discute sobre si la mascarilla debe ser obligatoria en clase para los alumnos de entre seis y 12 años, el escalonamiento en la entrada y salida a las instalaciones ha quedado al albur de las direcciones de los centros y está en discusión --a estas alturas-- la manera de compensar a los padres que deban recluirse con sus hijos en casa. ¿Qué puede salir mal? En Cataluña hay margen de mejora, puesto que las clases no empiezan hasta el próximo lunes. Torra quiere reunirse con los responsables de los centros. Una garantía.

Tras la constatación de que se ha acabado el verano más triste de las últimas décadas, los dos diarios más vendidos de Madrid, El País y El Mundo, coinciden en presionar a Pablo Casado para que tenga a bien pactar la renovación de los órganos judiciales. Según el diario de Prisa, "Casado aceptó en un whatsapp a Sánchez renovar el Poder Judicial", detalle que se erige en titular principal a cuatro columnas. En el diario de Unedisa, la presión es más sutil. "Así se truncó el pacto para renovar el CGPJ" reza un pequeño titular en un esquinazo de la portada. 

En El País pone letra a la nota Carlos E. Cué, que escribe: "Pablo Casado confirmó en julio a Pedro Sánchez, en un mensaje de WhatsApp, su disposición a un pacto para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, RTVE y el Defensor del Pueblo, según fuentes al tanto de la negociación. El ministro Juan Carlos Campo y Enrique López, del PP, llegaron en agosto a un principio de acuerdo. Casado se echó atrás después de que Cayetana Álvarez de Toledo desvelara tras ser cesada el pacto inminente. El PP justifica el cambio por los ataques de Podemos a la Corona y su supuesta financiación irregular".

En El Mundo firma la información Ángela Martialay: "Entonces, si estaba todo atado, ¿por qué se ha ido al traste el pacto? Desde el PP aseguran que la postura que el Gobierno de coalición ha mantenido sobre la marcha del Rey Juan Carlos de España --presionando para que abandonara el país tras salir a la luz pública detalles escandalosos de su fortuna offshore-- ha perjudicado las negociaciones. Pero Moncloa sitúa el fracaso en el 17 de agosto, cuando Casado decide destituir a Cayetana Álvarez de Toledo y ésta, en su carta de despedida ante los medios de comunicación, afirma que ha mostrado al líder del PP su oposición al 'pacto' para renovar con el Gobierno el Poder Judicial. 'No soy partidaria de un pacto con el PSOE por el reparto de cargos de la Justicia. (....) La Justicia hoy en España es el último dique de contención que tiene el sistema frente al proceso encabezado por el señor Sánchez con Podemos y el separatismo'. Éste fue el dardo envenenado que Álvarez de Toledo lanzó y ante el que Casado no tardó en reaccionar".

planas mundo
Portada de 'El Mundo' del 7 de septiembre de 2020 / KIOSKO

O sea que Cayetana es como el Cid Campeador, que gana batallas después de muerta --políticamente--. Curioso.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, también es un protagonista destacado del menú del día. La prensa se hace cruces sobre las pretensiones del valido de Puigdemont de eludir la inhabilitación del Supremo y seguir dando la brasa desde el corazón del Palau. En La Razón, Toni Bolaño apunta que Torra pretende hacerle la cama a Pere Aragonès, el sufrido vicepresidente republicano, con el nombramiento de Laura Borràs como consejera en jefe, maniobra a la que Torra no ha renunciado a pesar de las dificultades objetivas. 

Ahí va la versión de Bolaño en el diario de Planeta: "Junts per Catalunya va a redoblar la presión. La estrategia de desobediencia de Torra a la sentencia del Supremo quiere poner a ERC ante la tesitura de seguir a Torra o reivindicar la presidencia en funciones de Pere Aragonès, actual vicepresidente y líder electoral de ERC. Si opta por esta segunda opción, la acusación será contundente: ERC rompe la unidad independentista y obedece a un 'tribunal español'. De aquí, la necesidad de Torra de realizar cambios en el Govern. No se podía permitir en el bloque de Junts per Catalunya ninguna duda y ninguna deserción. Pero si Aragonès se resiste, Torra tiene pensada una nueva jugada. Designar a Laura Borràs, la líder de JxCAT en Madrid como consellera en cap y dejar al líder republicano sin la sucesión provisional hasta las elecciones. Es decir, dejar a ERC como la colaboracionista del Estado, la usurpadora de la presidencia y la traidora al independentismo. Pere Aragonès se lo ve venir y lleva semanas insistiendo en un acuerdo para hacer frente a la sentencia. Aragonés deja claro que no será el presidente, sino que asumirá parte de las funciones, consciente de que Torra desobedecerá. Puede simplemente no abandonar su despacho, aunque delegue, forzosamente claro, la firma de la presidencia, pero mantenerse en el Palau haciéndole la vida imposible. O puede, como explicábamos ayer, forzar la situación al máximo no acatando la sentencia para reventar las costuras institucionales. De una forma u otra, Aragonès y ERC estarán contra las cuerdas".

Sobre el mismo particular escribe Marcos Lamelas en El Confidencial. "Quim Torra prepara un atrincheramiento simbólico una vez que sea inhabilitado" es el titular de la pieza que dice cosas como esta: "El entorno de Torra y JxCAT estudian diversas alternativas: encerrarse en el Palau hasta ser desalojado por los Mossos, llamar a los seguidores para concentrarse en Plaça Sant Jaume, dar giras por los pueblos donde sería aclamado como president legítim... La alternativa definitiva se diseñará en los próximos días".

Sigue Lamelas: "No es la primera vez que Torra se aferra a los simbolismos para enmascarar sus derrotas. Ya lo hizo cuando dejó de ser diputado del Parlament, precisamente por la condena de la pancarta. Entonces Torra se pasó tres semanas diciendo que no aceptaba la inhabilitación. El simbolismo llegó a tal punto que la candidata Maria Senserrich, que era la siguiente en la lista, renunció al escaño para que se visibilizase que el PDECat no aceptaba la destitución por el TSJC. Desde entonces, el Parlament cuenta en este momento con 134 diputados en lugar de los 135 preceptivos. Los soberanistas perdieron un escaño porque es lo que tiene el simbolismo, parece fácil pero al final siempre sale caro".

planas confidencial
Noticias de portada de 'El Confidencial' el 7 de septiembre / EC

La destilación demoscópica de este barrizal es que la gente está a favor del diálogo, el buen rollo y la paz mundial. Segunda entrega de la encuesta de La Vanguardia con las firmas de Carles Castro y Laura Aragó: "La solución al conflicto catalán pasa por el diálogo dentro de la legalidad. Una abrumadora mayoría de la sociedad catalana apuesta por ese tipo de salida negociada mientras que solo uno de cada cuatro ciudadanos se aferra al referéndum de autodeterminación como única respuesta a la crisis territorial. El sondeo de GAD3 para La Vanguardia refleja que casi un 30% de los catalanes defiende una reforma de la Constitución, otro 26% preferiría una mejora en el sistema de financiación y solo un 10%, un nuevo Estatut. En total, un 65,3% de los consultados se inclina por soluciones acordadas, frente al 26,1% que prefiere el dilema entre ruptura y continuidad que plantearía la consulta".

Continúa la pieza párrafos después: "Una de las paradojas del sondeo es que esta deriva hacia soluciones más realistas y conciliadoras convive con un cierto repunte del apoyo a la independencia (más del 45%), en paralelo a un descenso del rechazo a la secesión, que hace seis meses rozaba el 49% y que ahora ha caído por debajo del 47%. Curiosamente, uno de cada diez electores de ERC votaría no en el referéndum".

Horizonte complicado para el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, al que le salió rana un secretario de Estado. De la nota de Isabel Vega en ABC: "El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz habría estado al tanto del operativo sin tutela judicial que desplegó la policía que comandaba para espiar al tesorero del PP Luis Bárcenas y sustraerle documentación sensible del partido que obraba en su poder: la operación Kitchen. Es lo que apuntan indiciariamente cuatro mensajes de texto que envió en el año 2013 al que era su número dos, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, según informan a ABC en distintas fuentes jurídicas. Martínez validó aquellos SMS levantando acta notarial y el pasado mes de marzo hizo entrega de la documentación a los investigadores del caso Villarejo que se presentaron con una orden del juez en su domicilio. Los textos son la piedra angular en que se ha apoyado la Fiscalía Anticorrupción para solicitar al juez que llame como imputado a Fernández Díaz".

Sigue Vega: "De acuerdo a las fuentes consultadas, uno de los mensajes fue enviado por el ministro a su número dos el 13 de julio de 2013 y en él, indicaba el nombre del principal confidente que de acuerdo a las pesquisas, estaba espiando a Bárcenas a razón de 2.000 euros al mes por cuenta de los fondos reservados. Se trataba de su chófer, Sergio Ríos Esgueva, y tal como exponía el ministro en aquella comunicación, para entonces era conductor de la mujer del tesorero, en prisión provisional. 'Es importante', le transmitió, de acuerdo a las mismas fuentes".

Ve vuelta a El Mundo, apuntan que Inés Arrimadas comenzó a negociar con Pedro Sánchez aún antes del estado de alarma, justo cuando Arrimadas fue ungida líder de Ciudadanos. La maniobra, como la fusión de Caixabank y Bankia, estuvo vedada al conocimiento de Pablo Iglesias, que ha emprendido una carrera por llamar la atención con el cambio de la coleta por un moño y dos pendientes que luce como si fuera un figurante de Piratas del Caribe. Para redondear el llamativo efecto luce una camisa morada en la entrevista que le practican Virginia P. Alonso y A. Pardo de Vera en el diario podemita de referencia, Público.

"Este Gobierno tiene la obligación de conseguir el 'sí' del PNV, de ERC, de EH Bildu, de Más Madrid y de Compromís" es el titular de una entrevista con preguntas concretas y respuestas kilométricas de las que extractamos unas cuantas líneas sobre los deseos del líder de Unidas Podemos: "No va a ser fácil con ERC, pero tampoco va a ser fácil con las fuerzas políticas que tienen menos escaños porque legítimamente van a plantear sus reivindicaciones. No va a ser fácil lograr un acuerdo con el PNV, que algunos dan por hecho, porque el PNV es un negociador muy duro y muy árido. No va a ser fácil con EH Bildu ni con otros actores de carácter progresista y con reivindicaciones para sus territorios. Pero tenemos solamente 155 diputados y, perdonen la expresión informal, nos lo vamos a tener que currar mucho. Creo que todo el mundo entiende, pues, que donde vamos a encontrar más apoyos para estos presupuestos en las fuerzas políticas de izquierdas y que comprenden lo que significa la plurinacionalidad de nuestro Estado. Con quien gobierna con Vox, con quien está blanqueando a la ultraderecha, creo que es muy, muy difícil, aunque a algunos les pudiera gustar. La realidad es la que es".

Josep Ramon Bosch ha emprendido una vuelta ciclista a Lledoners para seguir con la matraca del indulto a los presos independentistas. El Món es el diario que destaca el show de Mon.

7 de septiembre, santoral: Alpino de Chalons, Carísima de Albi, Clodoaldo, Esteban de Chatillon, Evorcio, Gauzlino de Toul, Grato de Aosta, Hilduardo de Flandes, Juan de Lodi, Memorio de Breuil y compañeros, Regina de Autun y Sozonte de Sicilia.