Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Las pelotas de García Egea y las zarpas de Putin

Casado y su secretario general se conjuran para aferrarse a las sillas cual percebes en el roquedal. Sigue la autopsia del partido en directo. Putin reconoce a las repúblicas separatistas de Ucrania

17 min

En un alarde de lo contrario a la imaginación no son pocos los medios que recuperan hoy el titular de ayer sobre el atrincheramiento de Pablo Casado y Teodoro García Egea para describir la situación en el seno del PP. O que Casado se enroca repiten también. De modo que la celebración del comité de dirección sirvió para que la pareja a los mandos anunciara a los pocos fieles que les quedan que ellos son como Joe Rigoli, aquel humorista argentino de la época del pleistoceno cuya frase de presentación era "yo sigo". También sirvió para anunciar la celebración de una junta directiva nacional del partido, máximo órgano entre congresos con una plantilla de trescientos bípedos y donde las decisiones se toman por una mayoría de dos tercios. 

O sea que sigue la autopsia en directo del PP mientras Alberto Núñez Feijóo, el barón de barones, ya no sabe qué más decir para que Casado tome nota de la invitación de dejar pista libre para el aterrizaje del dirigente gallego. La idea del tándem formado por Teo y Pablo es aguantar y emular a Pedro Sánchez, que fue expulsado de su propio partido con cajas destempladas para regresar después en loor de multitud aupado por la militancia para desgracia y disgusto de Susana Díaz, que en su momento fue como la Isabel Díaz Ayuso del PSOE.

portada el mundo 22 febrero 2022
Portada de 'El Mundo' del 22 de febrero de 2021 / Kiosko

Pedro Sánchez lo tiene casi todo escrito en un volumen llamado Manual de Resistencia, un relato cuasi épico sobre su peripecia, los días fríos lejos del partido, las reuniones con Castells, Ábalos y Lastra, el comienzo de la reconquista, sus viajes por España para hablar a los militantes y la llegada a la Moncloa tras la primera moción de censura que triunfaba en el Congreso. Pues más o menos eso pretenden Casado y García Egea, al que retratan algunas crónicas sopesándose los dídimos y con la camisa abierta esperando la embestida de la turba. Así lo escribe Lucía Méndez en El Mundo: "El secretario general, Teodoro García Egea, lo ha venido diciendo en las últimas horas. "No dimito porque no me sale de las pelotas, si quieren algo, aquí les espero, que reúnan los apoyos para forzar un congreso extraordinario. Al presidente Pablo Casado lo eligieron los militantes en unas primarias. No puede ser removido por un golpe palaciego, ni por unos manifestantes que cercan la sede"".

Ah, las pelotas, seguramente las mismas pelotas que han suplantado al cerebro en la serie de decisiones que han conducido a Casado y Egea contra las cuerdas. Las comparaciones con el caso Sánchez están en el aire. "Los barones darán un golpe si Casado no cede: 'Será peor que lo de Sánchez en Ferraz'", titula El Confidencial. La nota viene con la firma de Pilar Gómez y dice así: "“Lo que pasó en Ferraz el día que echaron a Pedro Sánchez no va a ser nada”. Esta frase de un dirigente popular resume muy bien cómo se prepara el PP para la Junta Directiva Nacional que Pablo Casado ha convocado para principios de la próxima semana, de la que debe salir el calendario del congreso. La primera fecha que se anunció era el lunes 28 de febrero, pero hasta esto fue motivo de choque entre Génova y los barones del PP. Ese día se celebra el Día de Andalucía y Juanma Moreno, tuit mediante, levantó la voz. “No es acertado hacernos elegir entre el día de nuestra comunidad y la asistencia a un órgano del PP. Las decisiones deben tomarse con tacto y sensibilidad en un momento tan crucial como este…”. Tras el aviso a navegantes, se cambió la fecha y posiblemente tendrá lugar el martes 1 de marzo".

Además de en sus pelotas, García Egea confía en que la justicia acelere su ritmo y empitone a Isabel Díaz Ayuso por la comisión de su hermano. Así lo cuentan en Vozpópuli Jesús Ortega y Jorge Sáinz: "Pablo Casado está dispuesto a intentar aguantar al frente del PP junto a su secretario general, Teodoro García Egea, con la confianza de que la Fiscalía pida la imputación de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso. Todo ello, pese a las deserciones en su propio comité de dirección y la presión de los barones para que dimita. El presidente del partido ha reaccionado a esas críticas convocando una junta directiva nacional en la que, a la espera de confirmarse el orden del día, se votará la celebración de un congreso extraordinario".

Sigue la pieza: "En todo caso, desde el equipo de pretorianos de Casado calculan que, si finalmente se produce esa votación, el líder nacional, y el secretario general, marcarán el calendario, ya que tienen garantizado el respaldo de una gran mayoría de los más de 300 vocales que componen el citado organismo. Así, y tal y como se informó en estas páginas, las cuentas que hacen en Génova es que entre el 60 y el 70 por ciento de los integrantes de la junta directiva nacional está con Casado. Por tanto, haya o no votación, afirman las fuentes consultadas, el líder nacional marcará los tiempos del próximo congreso".

Casado ha perdido muchos apoyos. Aznar, que fue su mentor, también ha roto con el de momento presidente del PP. Esa es la tesis de la nota que firma Juanma Lamet en El Mundo: "A Pablo Casado uno de los barones le ha puesto un apodo: "El sexto sentido". Como Bruce Willis en la película de M. Night Shyamalan, "está muerto y aún no lo sabe". O cae en la batalla interna o caerá igualmente en las urnas, razonan en los principales núcleos de poder del PP. La operación de resistencia del presidente del PP es la más difícil remontada que se haya emprendido en España desde el 12-1 a Malta, y su empeño en aguantar sólo se interpreta como un intento de tentar a la suerte -a la espera de la evolución del caso de Tomás Díaz Ayuso- o de propiciar una transición ordenada en verano. (...) En realidad, sí hubo una persona que le avisó a Casado de que se encaminaba a un precipicio. Y que quiso evitar su muerte política a tiempo: José María Aznar. El estallido "nuclear" del PP se podría haber evitado. Según ha podido saber El Mundo, el ex presidente del Gobierno intentó propiciar un acuerdo entre Casado y Ayuso y poner fin, a tiempo, a la guerra fría que venían manteniendo desde septiembre, pero no tuvo éxito. Aznar mantuvo conversaciones con ambos, "por separado", antes de la campaña electoral de Castilla y León, según fuentes conocedoras de su labor de intermediación. Y encontró "receptividad" en Ayuso, pero no en Casado, quien le aseguró que no veía la capacidad de cerrar la crisis sin que tuviera coste para la baronesa".

Y: "Esa negativa enfadó a Aznar, que criticó a Casado en un mitin de Castilla y León: "Oigo decir que hay que ganar para que llegue no sé quién a La Moncloa, pero la pregunta es para hacer qué", le afeó. Y prosiguió con una carga de profundidad que ahora se comprende mejor, tras el choque de cuernas con Ayuso: "Se gana para construir y construir es integrar, no fraccionar; es sumar, no restar; es unir fuerzas, no dividir; es diseñar objetivos comunes, propósitos compartidos, y no sembrar la división ni mucho menos la discordia". Preguntadas por esta información, fuentes de su entorno la confirman y aseguran que Aznar habló con ambos, pero que no quiere desvelar el contenido de sus conversaciones. En lo que no medió el ex presidente, según niegan categóricamente en su entorno, es en el caso del intento de investigación al hermano de Isabel Díaz Ayuso por parte de un detective. Ni habló de ello con Ayuso, ni llamó a un ex ministro para que lo hiciera, asegura".

De modo que sigan atentos a sus pantallas. Continuarán las precipitaciones de material de derribo en el PP, las deambulaciones a lo Mike, el pollo sin cabeza, de Casado y García Egea, los avisos atlánticos de Feijóo y los cantos de la sirena Ayuso para precipitar a Casado y su ayudante contra las rocas. No hay ahora mismo espectáculo más entretenido y emocionante.

Actualidad catalana. Se cansan los tertulianos y analistas de la denominada cuota catalana de advertir que lo importante en todo el asunto del PP es la corrupción. Al tiempo, celebran la restauración pública de la figura de Jordi Pujol, muy honorable de nuevo. "El Govern blanquea a Jordi Pujol a un paso de su juicio por corrupción" es el titular de una pieza que firma Alejandro Tercero en Crónica Global: Así arranca el texto: "El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha participado este lunes en una mesa redonda sobre el futuro de Europa organizada por la Consejería de Acción Exterior y Gobierno Abierto y la Universidad de Barcelona. En este acto, también han intervenido los expresidents Quim Torra, Artur Mas, Carles Puigdemont y José Montilla (estos dos últimos a través de videoconferencia, así como la consejera Victòria Alsina y algunos eurodiputados y exeurodiputados (entre ellos, Oriol Junqueras y Toni Comín)".

Sigue Tercero: "El Govern ha recuperado la figura del exdirigente nacionalista cuando él y sus siete hijos están a la espera de que comience el macrojuicio sobre corrupción en el que están imputados. La instrucción –que excluyó a su esposa, Marta Ferrusola, por motivos de salud– concluyó con la atribución al clan Pujol de los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación de documento mercantil y contra la Hacienda Pública. La Fiscalía solicita para ellos penas de entre 8 y 29 años de cárcel".

Internacional. "Putin agrava la crisis al enviar tropas al este de Ucrania", avisa El País sobre las firmas de J. G. Cuesta y M. R. Sahuquillo: "El presidente ruso, Vladímir Putin, agravó ayer el conflicto de Rusia con Occidente mediante dos decisiones sucesivas: la primera, reconocer la independencia de las dos regiones separatistas del este de Ucrania (Donetsk y Lugansk), lo que llevó ya a la Unión Europea a anunciar sanciones contra Rusia por ese acto que considera ilegal; y la segunda, al comunicar que enviará tropas a los territorios secesionistas. Rusia ha declarado que el despliegue de sus tropas en la zona tiene como objetivo el “mantenimiento de la paz”, pero los decretos firmados por Putin sobre las dos regiones alimentan también la posibilidad de una intervención mayor del Kremlin".

Continúa el texto: "De este modo, el presidente ruso, que había defendido fervientemente los acuerdos de paz para esa zona, dinamita la diplomacia con su firma del reconocimiento de la independencia de ambas regiones. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, se apresuró a pedir duras sanciones contra Moscú. Los Veintisiete preparan una reunión urgente en Bruselas para analizar estos hechos y buscar una respuesta".

portada la vanguardia 22 de febrero de 2022
Portada de 'La Vanguardia' del 22 de febrero de 2022 / Kiosko

Sociedad. "La Iglesia marca su propia estrategia antiabusos al margen del Gobierno", dice La Vanguardia. El texto es de Josep Playà Maset: "La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha dado un paso al frente en la investigación de los abusos a menores y hoy anunciará que encarga al bufete Cremades&Calvo Sotelo una auditoría independiente sobre las denuncias en el seno de la Iglesia Católica española. Los detalles del encargo los darán a conocer hoy el presidente de la CEE, el cardenal Juan José Omella, y el presidente del bufete, Javier Cremades. Según la nota emitida ayer, desde este despacho se “abrirá un cauce independiente para recibir eventuales denuncias, revisará los procedimientos jurídicos tendentes a sancionar las prácticas delictivas y ofrecerá su colaboración a las autoridades para ayudar a esclarecer los hechos y establecer un sistema de prevención que satisfaga las demandas sociales al respecto”. Esta decisión, tomada la semana pasada por los obispos españoles, significa un no a las pretensiones de que la Iglesia participe directamente en las investigaciones emanadas de una comisión liderada por el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, como propone el PSOE, o de una comisión parlamentaria, como era la intención de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu. Los obispos están dispuestos a colaborar pero “desde fuera”, como ya avanzaba anteayer La Vanguardia".

22 de febrero, santoral: Maximiano de Ravena, Pascasio obispo, Margarita de Cortona y Papías.