Menú Buscar
Primeras planas

Los pactos en negro de PSOE y Ciudadanos

ERC se decanta por no bloquear la investidura de Sánchez, que autoriza un acuerdo con la abstención de Bildu en Navarra. El Elíseo desmiente a Rivera. Hoy se falla a "La manada"

21.06.2019 09:57 h. Actualizado: 21.06.2019 09:58 h.
13 min

Comienzan a encajar las piezas del poder territorial en España, si bien algunas todavía chirrían, como los pactos de Pamplona y en las Canarias. A Ciudadanos le cae la del pulpo por respirar el mismo aire que Vox a fin de consolidar gobiernos de centroderecha. El PSOE también recibe lo suyo por la validación bildutarra del acuerdo en Navarra con la versión local del PNV, Geroa Bai (Futuro Sí).

La decantación de los resultados autonómicos es el titular principal de la portada de El País, que titula "El PSOE teje un amplio poder regional gracias a los pactos". Escribe José Marcos: "La capacidad del PSOE para cerrar acuerdos transversales que incluyen a partidos nacionalistas y regionalistas de izquierdas y conservadores le permitirá gobernar en 11 de las 17 autonomías. Con los recientes pactos en Canarias, La Rioja y Navarra, Pedro Sánchez incrementará su poder territorial en tres autonomías más que en la pasada legislatura. El PP gobernará como mucho en cinco; de ellas, en cuatro con alianzas. Pese a reforzar su músculo institucional, las comunidades socialistas suman una población de 17,4 millones, cuatro millones menos que las del PP. Y no gobernarán Madrid ni Cataluña, las más ricas".

O sea que una de cal y otra de arena para el PSOE, más comunidades, menos contribuyentes. La cosa está así: Castilla León, Madrid, Andalucía y Murcia, "son" del PP con el concurso de Ciudadanos y Vox. Asturias, Navarra, La Rioja, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla La Mancha, Extremadura y Canarias, del PSOE y ese magma confuso e hirviente del podemismo y los partidos de taifas. En Cantabria manda el partido de Revilla, el de la tele, con apoyo del PSOE. En el País Vasco, el PNV con la colaboración del PSOE. Y aquí, pues la simpática amalgama de amigos de Puigdemont y ERC.

Todo esto forma parte de una de las variables de la operación investidura de Sánchez. De la misma nota de Marcos en El País: "La mayor implantación del PSOE puede complicar la investidura de Pedro Sánchez. El presidente en funciones tiene garantizado el voto del único diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) en el Congreso, partido con el que el PSOE cogobernará Cantabria. El PNV y los socialistas vascos han trasladado su alianza en el Gobierno vasco a las diputaciones y ayuntamientos. El gesto del PSOE con el PNV en Navarra, cuyo máximo responsable, Unai Hualde, presidirá el Parlamento de la comunidad foral, permite aventurar el respaldo de los seis parlamentarios peneuvistas en el Congreso a la investidura. No sucederá lo mismo con los dos diputados nacionales de UPN y los dos de Coalición Canaria tras los pactos que mermarán su poder en sus respectivas autonomías. En este escenario, asegurado el voto en contra de PP y Ciudadanos, las abstenciones de ERC y Bildu se vislumbran decisivas".

Y es ahí que El Mundo titula "ERC acelera la negociación con el PSOE y Bildu contempla ya abstenerse". Firman la nota Víctor Mondelo y Marisol Hernández: "Liquidada la opción de que la investidura de Pedro Sánchez pueda prosperar con la abstención de los dos diputados de UPN, el foco está totalmente situado sobre la decisión que adoptarán ERC y EH Bildu. Su posición definitiva tampoco podrá demorarse mucho. Fuentes socialistas aseguraron este jueves a este diario que Sánchez quiere someter su elección a la votación del Congreso el próximo 8 de julio".

Continúa la pieza: "Los independentistas catalanes desvelaron que mantienen conversaciones con el PSOE y defendieron que no van "a ser los responsables de unas segundas (elecciones) generales". En la formación abertzale, según fuentes parlamentarias, "no se plantean" desde hace semanas un voto negativo a Sánchez. Que aunque les "desprecien" y con EH Bildu no existan conversaciones, de ningún modo alentarán un Gobierno "de las tres derechas". Ésta sería su postura, a falta de que el partido la confirme oficialmente".

Se desconoce el contenido exacto de las negociaciones entre socialistas y republicanos, lo que da pie a toda clase de conjeturas sobre indultos y reformas del código penal en materia de presos independentistas. Sea como fuere, en ERC se cuece un clima favorable a Sánchez como mal menor. En El Nacional, Carlota Camps da cuenta de que Tardà, aquel del "algú ho havia de dir", es el publicista de la maniobra a favor de la investidura: "Si una cosa té Joan Tardà, és que és clar, i avui ho ha tornat a ser. L'exdiputat d'ERC al Congrés ha apostat aquest dijous perquè les forces independentistes facilitin la investidura de Pedro Sánchez. Així ho ha defensat en un acte organitzat per l'ANC a Vilassar de Dalt, on ha assegurat que un govern de PSOE amb Podemos és "mig bri d'esperança", a diferència d'un de PP amb Ciutadans, i ha defensat que cal "crear les millors condicions per poder avançar a través del diàleg"". 

En cuanto a lo de Ciudadanos y sus pactos, los dos principales diarios de papel editados en Barcelona abren con el expediente francés de Rivera. La Vanguardia titula: "Duro reproche de Macron a Rivera por sus pactos". El Periódico, algo más suave: "Macron desmiente que apoye la línea de Rivera". De la crónica de Juan Ruiz Sierra y Pilar Santos en ese diario: "Albert Rivera ha tenido su primer conflicto diplomático sin llegar a la Moncloa. En su intento de quitar hierro a las críticas que está recibiendo estas últimas semanas por su acercamiento a Vox en alcaldías y comunidades para lograr cuota de poder junto al PP, el líder de Ciudadanos se metió este jueves en un charco dialéctico del que salió mal parado y acabó obteniendo un desmentido del mismo Elíseo, sede del Gobierno de Francia".

la vanguardia 21 junio
Portada de 'La Vanguardia' del 21 de junio

Rivera había dicho que "apoyan nuestros pactos y nos han felicitado tanto en Andalucía como en los acuerdos conseguidos" en alusión a Macron, su movimiento y la familia liberal europea. Sigue la nota de El Periódico: "El Palacio del Elíseo negó que Macron hubiera apoyado "ni en público ni en privado" los pactos de Ciudadanos en España. "Es una información errónea", apuntaron en el entorno del presidente francés. Más tarde, con el Consejo Europeo ya iniciado, concretaron que el político galo y Rivera no hablan desde las elecciones del pasado 26 de mayo. “El presidente no ha felicitado en ningún momento a Ciudadanos por sus acciones, sus pactos. No sé de dónde sale esa idea. El presidente no ha pasado ningún mensaje en ese sentido”, señalaron fuentes del Elíseo".

Quienes no tienen esos problemas son los Pablos, Casado e Iglesias, a quienes nadie cuestiona sus dependencias y preferencias respectivamente.

El caso de la niña de Terrassa que pintó una bandera de España sigue en el muestrario informativo. En El Confidencial recogen una denuncia de Ciudadanos sobre prácticas recurrentes para erradicar el español pintado o hablado en las escuelas de la cocapital vallesana. Ahí va un párrafo de la información de Paloma Esteban: "Pero ya en diciembre, Ciudadanos había trasladado a la síndica municipal, Isabel Marqués Amat, otros hechos que sucedieron en ese mismo colegio público. Por ejemplo, que los niños que hablan en español en el patio durante el tiempo de recreo son sancionados. "La sanción consiste en una bolsa de puntos que la clase pierde en su conjunto si algunos alumnos son descubiertos hablando español". No es el único motivo, pegar o insultar a un compañero también es motivo de pérdida de puntos. "Equiparan hablar español con actos incívicos", denunciaba la formación naranja. En función de los puntos que lograran al final de la semana, accedían a un premio (normalmente golosinas), que también podían perder si se habían quedado sin ellos. "Por que algún niño hablara en español, toda la clase podía quedarse sin golosinas", denuncian desde el partido naranja".

Nota judicial. El Tribunal Supremo decide hoy sobre "La manada". Es la apertura de El Diario. Escribe Ana Requena Aguilar: "El Supremo deberá calificar los hechos y ajustar la pena, con tres opciones sobre la mesa: confirmar que se trató de abuso sexual (el delito por el fueron condenados a 9 años de cárcel), elevarlo a agresión sexual (con hasta 18 años de prisión) o la absolución. (...) El Supremo tendrá que pronunciarse sobre varios conceptos clave y actualmente en disputa: la intimidación, la violencia y el consentimiento".

Párrafos después añade la periodista: "Esta sentencia llega después de que el Alto Tribunal haya reforzado su jurisprudencia con perspectiva de género. En los últimos meses, el Supremo ha elevado de abuso sexual a agresión sexual al menos dos casos y también se ha pronunciado en varios fallos sobre la violencia, la oposición y el consentimiento en una agresión sexual. En una sentencia del pasado abril, el Supremo consideró culpable de un delito de agresión sexual a un hombre que forzó a una mujer en el baño de un bar. Contradecía así al Tribunal Superior de Navarra, que lo consideraba abuso porque no apreciaba violencia o intimidación".

Como es obvio, el fallo estará sometido a un escrutinio público en el que se acabará por confundir la violencia en una violación con la rebelión y su consentimiento.

21 de junio, santoral: Luis Gonzaga, Radulfo y Raimundo de Barbastro.