Menú Buscar
Primeras planas

Sánchez alarma a las autonomías y Messi se va

El presidente del Gobierno regresa y reparte cargas entre las regiones. Podemos ataca a la ministra de Eduación. Conmoción en el planeta culé: Messi se escapa y la "casa teva" de Torra

21 min

Pedro Sánchezha regresado de su asueto estival en plena forma, más moreno que el pívot de los Harlem Globetrotters y con el propósito de corresponsabilizar a los presidentes y presidentas de las regiones de España de la gestión de la pandemia. A diferencia de lo ocurrido en marzo, nada más lejos del ánimo del presidente del Gobierno que centralizar las competencias sanitarias o designar un mando único. "España es un Estado cuasi federal" dijo ayer en su comparecencia en Moncloa, de modo y efecto que los responsables de las 17 "naciones" podrán, por ejemplo, solicitar la declaración del estado de alarma para su reserva, sea en parte o en la totalidad del territorio. Hay quien sugiere que Sánchez estaba en modo irónico.

El impacto en la prensa escrita de la intervención de Sánchez tiene dos rastros. Están los periódicos que le ponen de chupa de dómine y los que se limitan a tomar nota. Ahí van los titulares. En el primer bloque, el pelotón conservador. ABC: "Sánchez se lava las manos"; El Mundo: "Sánchez ahora se borra para que las CCAA asuman todo el desgaste"; La Razón: "Sánchez se desentiende y deja en manos de las autonomías el estado de alarma". En el segundo bloque, los asépticos. El País: "Sánchez apoyará a las autonomías que soliciten el estado de alarma"; La Vanguardia: "Sánchez traslada el estado de alarma a las autonomías"; El Periódico: "Las autonomías podrán pedir el estado de alarma". 

De tal manera que Sánchez quiere repartir lo bueno y lo malo de gobernar el coronavirus, la distribución de los fondos europeos y la atribución de cargas y culpas en asignaturas como la vuelta al cole, aplanar la curva y residencias de mayores. Esa es la interpretación de Irene Castro en El Diario, que titula así su pieza: "Sánchez descarga la respuesta a una segunda oleada en las autonomías, que de momento se resisten a pedir el estado de alarma". El subtítulo abunda en la idea: "El presidente recuerda que las comunidades son las que tienen las competencias en materias como Sanidad o Educación tras las críticas por inacción al Ejecutivo central ante el repunte de casos de Covid-19". Ahí va el arranca del texto: "Las críticas por la inacción del Gobierno ante el repunte de casos de coronavirus y ante la inminente vuelta a las aulas para la que quedan flecos por cerrar ha tenido respuesta nada más finalizar el parón estival con toda la solemnidad: el propio Pedro Sánchez compareció este martes tras un Consejo de Ministros prácticamente vacío de contenidos para recordar que son las comunidades autónomas las que tienen las competencias en materia de Sanidad y Educación. Y fue un paso más allá ante la eventual necesidad de tomar medidas "más drásticas" --en la dirección que apuntó el director del Centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, como limitaciones de los movimientos para evitar la transmisión comunitaria--, invitó a que sean las comunidades las que soliciten el estado de alarma. Para que esta vez, y a diferencia de lo que sucedió en primavera, sean los presidentes autonómicos los que ostenten el mando único en sus territorios. "Se reprochaba en el momento en que aprobaba el estado de alarma, que este era el Gobierno que quería recentralizar, que quería apropiarse de competencias que estaban en manos de las comunidades autónomas, al contrario", se ha defendido Sánchez, quien ha asegurado que su planteamiento es de "cogobernanza" y "refuerzo" del Estado autonómico. Las reacciones no han tardado en sucederse y por ahora la mayoría de comunidades descartan recurrir a esa medida extraordinaria y algunos presidentes autonómicos han redoblado las críticas a Sánchez.

Líneas después, Castro subraya un mensaje en Twitter de José Zaragoza que vendría a explicar las causas profundas de la estrategia presidencial: "El Gobierno ha dado dinero a Torra y Ayuso para hacer frente a los gastos en educación y sanidad por el coronavirus. El Gobierno pone a disposición de Torra y Ayuso militares como rastreadores. Y si quieren Torra y Ayuso pueden pedir estado de alarma", ha resumido en su cuenta de Twitter el diputado socialista José Zaragoza en una referencia a dos de los presidentes que fueron más críticos con Sánchez cuando asumió el mando único a través del estado de alarma". 

Los jefes de las tribus están que se suben por las paredes. No les ha sentado nada bien la responsabilidad que les cede Sánchez. Así lo cuenta Juanma Lamet en El Mundo: "De entre los gobiernos regionales consultados, los más críticos fueron Andalucía --"Sánchez hace dejación de funciones y, en vez de simplificar, complica el procedimiento"--, Cataluña --"ahora sí que parece que el virus entiende de territorios"-- y Murcia --"demuestra su ausencia total de lealtad y vuelve a bajar los brazos ante una situación extraordinaria"--. El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, también es contundente. Cree que "el estado de alarma y el confinamiento es la solución fácil. Se ataja la transmisión, pero luego rebrota y entretanto se ha asfixiado la economía. Yo no quiero eso". "Lo único que le pedimos al Gobierno es que nos dé cobertura legal" para no estar "al albur de las decisiones judiciales".

Y: "Otras autonomías del PSOE se limitan a afirmar que no les hace falta recurrir a ese mecanismo. Por ejemplo, en Baleares aseguran que ya cuentan con las herramientas para un control suficiente. Y en Castilla-La Mancha creen que "hay lagunas legales" que necesitan de nueva "legislación". Esto lo comparten en Valencia. En la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso quiso ser prudente y dijo que solicitará "todo lo que haga falta si sirve para proteger la salud de los ciudadanos". Pero no fue la más prudente: en la Xunta de Galicia prefirieron no pronunciarse aún. Lo hará el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, este miércoles, en una rueda de prensa. El lendakari vasco, Iñigo Urkullu, no cree que sea necesario que el Gobierno decrete nuevamente el estado de alarma: "Hay otra manera de gestionar esta situación, en una gobernanza colaborativa", sostuvo".

Mar de fondo en el seno del Gobierno por el regreso a las aulas. Los amigos de Podemos se pasan el secreto de las deliberaciones del consejo de ministros por debajo del arco del triunfo. Han hecho saber que la ministra de Educación, Isabel Celaá, les parece una incompetente que carece de liderazgo. Sánchez trata de templar gaitas. De la versión de El País: "La incertidumbre por la inminente vuelta a las aulas, que coincide con un repunte de la pandemia del coronavirus que ha desbordado las previsiones del Gobierno con 7.117 nuevos contagios, 2.415 en las últimas 24 horas, y otros 52 fallecidos, ha provocado un nuevo desacuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE. Fuentes del socio minoritario del Ejecutivo criticaron ayer la “falta de liderazgo” del Ministerio de Educación, que dirige Isabel Celaá, respecto a las comunidades autónomas. Pedro Sánchez eludió responder a estas críticas y se afanó en defender la solidez de la coalición".

Continúa la nota párrafos después: "Los reproches a Celaá también cogieron desprevenido al PSOE en la Diputación Permanente del Congreso. El trago fue todavía más amargo ya que, según fuentes socialistas, el grupo de Unidas Podemos impuso la comparecencia de la ministra de Educación para que explique cómo será el curso escolar. En los planes iniciales del PSOE no estaba que Celaá tuviera que dar explicaciones como proponía el PP sobre las medidas del Gobierno para asegurar un inicio del curso escolar en condiciones de seguridad para los alumnos, padres y personal de los centros educativos. En cambio, el PSOE rechazó la comparecencia del vicepresidente segundo y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, por la investigación de las cuentas de este partido".

En El Confidencial y al hilo de la vuelta al cole subrayan en la apertura que "las Comunidades se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso". Del texto del referido diario digital: "La Comunidad de Madrid anunció ayer la contratación de 10.610 docentes de refuerzo para su red de colegios públicos y concertados. Con esa cifra, la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se comprometió a un incremento de más del 10% en su plantilla de profesores. Un refuerzo notable, que además habrá que incorporar en un tiempo récord. Para ponerlo en contexto, en el año 2018 se llegó a un acuerdo sectorial para contratar a 800 nuevos docentes y a día de hoy solo ha cubierto 200. Profesores y sindicatos han recibido con asombro la promesa. Dicen que aumentar el plantel docente es un requisito indispensable para poder desdoblar clases y reducir el número de alumnos por aula. Pero ¿cómo se contrata a 10.610 profesores de un día para otro?"

Sigue la información: "Aunque ninguna ha llegado tan lejos como Madrid, en casi todas las comunidades autónomas ha habido promesas de reforzar la plantilla. Cataluña pretende incorporar a 8.000 profesionales entre profesores y personal auxiliar, la Comunidad Valenciana, a 7.300, Andalucía, a 6.000, Castilla-La Mancha, a 3.000. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo ayer que hay fondos para contratar a 30.000 profesionales de refuerzo en todo el país, en concreto, 2.000 millones de euros. Eso cubre un porcentaje bastante elevado del gasto previsto por las distintas comunidades, cuya suma total se sitúa en torno a los 40.000 profesores y personal extra. Por poner la cifra en contexto, en España hay cerca de 750.000 docentes no universitarios, una cifra que incluye también Formación Profesional, escuelas de idiomas, colegios privados, etcétera".

Es muy dudoso que todo este personal entre en servicio con el comienzo oficial del curso.

En La Razón aseguran que hay una "Orden interna para retrasar sin motivo las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital". La información se basa en que "un extrabajador de Tragsatec denuncia que les obligaban a registrar los expedientes como pendientes de información pese a cumplir todos los requisitos. Fue despedido al poco de negarse". Firma el texto Inma Bermejo: "Solicitar el Ingreso Mínimo Vital (IMV) es una verdadera carrera de obstáculos entorpecida aún más por la burocracia. Ante el colapso administrativo que suponía la gestión de una nueva prestación, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones decidió subcontratar a Tragsatec, filial de la empresa pública Tragsa, para ayudar a tramitar la avalancha de solicitudes que ya estaban llegando. El valor del contrato asciende a 7,6 millones de euros, destinados a contratar a 500 tramitadores en régimen de teletrabajo durante cuatro meses y proporcionar asistencia telefónica para los solicitantes. Según confirma uno de estos tramitadores, el método de clasificación impuesto por Tragsatec solo dilata el cobro de esta prestación para los pocos que consiguen acceder a ella --apenas 6.000 personas, más 74.000 que la recibieron de oficio--. “Lo grave es que nos hacen clasificar expedientes Conformes como Requeridos”, señala la fuente consultada por La Razón, aunque estos tengan toda la información correcta y entregada a tiempo".

Sigue: "Frente a las ocho o nueve clasificaciones iniciales utilizadas por la Seguridad Social, los tramitadores recibieron órdenes internas de Tragsatec para reducir estas categorías solo a tres: “Iniciado”, “Paralizado” o “Requerido”. “Un expediente en Requerido está pendiente de que se envíe una carta de requerimiento de información que se adjuntaba en una base de datos junto a toda la información que teníamos de ese expediente o que habíamos recabado de ese expediente”, explica el extrabajador contratado por Tragsatec. El problema llega cuando “lo que está Conforme lo clasificas mal'”, como Requerido”, denuncia, Esto deja en un “limbo” los expedientes de solicitantes que cumplen todos los requisitos para recibir el IMV y lo esperan con urgencia".

Noticia bomba en DeportesLeo Messi comunica que se quiere ir del Barça. Crisis mundial en Can Barça, desgarro emocional en el más que un club, sensación de orfandad en la masa social, melancolía y miedo al futuro. Todo el mundo da por hecho que el Barça no podrá retener a su figura. De ahí el tuit de Torra. Del e-notícies: "El president de la Generalitat, Quim Torra, ha reaccionat davant l'anunci de la marxa de Leo Messi del Barça assegurant que “Catalunya serà sempre casa teva”. “Moltes gràcies per tot aquest temps de felicitat i d’un futbol extraordinari”, ha escrit al seu compte de Twitter".

¿Casa teva? O sea que el presidente de la Generalitat concede la "nacionalidad" barcelonesa a un tipo que lleva viviendo desde los doce años en Cataluña, que se ha casado y formado una familia en Barcelona y cuyos hijos han nacido en la capital catalana. Mal vamos para que Torra, más torrezno que nunca, otorgue a Messi el gran privilegio de comunicarle que su casa es su casa. ¿Pero quién se ha creído que es este señor?

Todavía no se sabe dónde se va Messi  (suenan el City y el Inter y nadie dice nada del Madrid) y en El Nacional ya piden que se vaya Barto y dé paso a una directiva indepe. Escribe Albert Malla: "No hi havia cap camí que no fos aquest. El president del Barça, Josep Maria Bartomeu, s'està plantejant dimitir després de la decisió de Leo Messi, segons ha informat el periodista Achraf Ben Ayad de beIN Sports. El crac argentí ha enviat un burofax aquest dimarts a la tarda anunciant que vol abandonar el Barça. La resistència de Bartomeu sembla que arriba a la seva fi després d'una pèssima gestió esportiva, econòmica i institucional i la millor notícia per al barcelonisme és que hi hagués un foc nou a la directiva i, per tant, unes eleccions".

El "epitafio" de Orfeo Suárez en El Mundo es de lo más destacado entre los adioses al astro: "La amargura era evidente en su rostro en los últimos tiempos, porque Messi es introvertido pero transparente. No es un actor, un clown, como Piqué. A la pérdida de las piezas que sostuvieron su crecimiento, Puyol, Xavi o Iniesta, le sucedió la decadencia de un equipo en el que no supo interpretar el papel de capitán, porque tomar decisiones en el campo le libera tanto como le tortura hacerlo en el vestuario. Ello provocaba sensaciones tóxicas que ya conocía de sus frustrantes pasos por la selección argentina. El jugador sublime era, en realidad, un líder pésimo, proclive a las barriales lealtades personales, como las de Neymar o Luis Suárez, encajaran o no con el interés  colectivo y corporativo. (...) Antes de la pandemia no estaba en la mente de Messi acogerse a la cláusula liberatoria de su contrato, impuesta en su última renovación. No era la única. Había incluido ya una en la que sería liberado de su contrato si Cataluña alcanzaba la independencia. Ajeno a la política, el procés, no obstante, le molestaba. Fue Messi quien dijo que se jugara el 1-0, día del polémico referéndum, frente a la opinión contraria de Piqué o Sergi Roberto".

26 de agosto, santoral: Santa Teresa de Jesús Jornet, patrona de la ancianidad, Alejandro de Bérgamo, Anastasio batanero, Eleuterio de Auxerre, Juana Isabel Bichier des Ages, Maximiliano de Roma, Melquisedec Rey y Víctor de Mauritania.