Menú Buscar
Primeras planas

Los colegios serán lo último que cierre y Bartomeu se inmolaría

Gobierno y Comunidades se juramentan para el comienzo de las clases: Mascarilla y ventilación. Sánchez abre el curso con el Ibex 35. El presidente del Barça se ofrece al sacrificio

16 min

Cole y Messi. No se habla de otra cosa en la prensa española. Máxima incertidumbre en el regreso a las aulas y sobre el futuro del astro argentino. Gobierno y Comunidades difunden el mensaje de que todo irá bien. Quieren convertir los colegios en el Alcázar de Toledo. Será lo último que cerrará, dicen políticos y expertos. En marzo, las escuelas fueron las primeras en echar el candado. Se quiere evitar a toda costa un nuevo confinamiento porque tendría efectos económicos letales y los colegios son la primera línea de resistencia. En algún lugar hay que aparcar a los niños.

Las portadas son monotemáticas. Gobierno y consejerías han llegado a una acuerdo. Los niños llevarán mascarillas y hay que ventilar las aulas, como si lo de abrir ventanas fuera algo inédito en las escuelas. También se imponen cinco lavados de manos al día. No van a dar abasto para jabón y geles hidroalcohólicos en los centros.

En El Mundo subrayan las flaquezas del plan de retorno. "Ni test, ni enfermeros, ni ratios: las medidas que faltan para un curso escolar seguro". Escribe Olga R. Sanmartín: "El Gobierno trabaja en el supuesto de que no haya que volver a confinarse y no contempla el cierre de los colegios. Ha fiado toda su estrategia a que los centros educativos permanezcan abiertos porque considera que enviar a todos los alumnos a casa es una medida que de forma aislada resulta "poco efectiva" para controlar la transmisión del Covid-19, porque está convencido de que los niños se contagian poco y porque es consciente del efecto devastador que para los alumnos han tenido estos seis meses sin clases presenciales".

El 'plan Celaá' para la vuelta al cole, protagonista de las primeras planas de 'El Mundo' de hoy viernes 28 de agosto
El 'plan Celaá' para la vuelta al cole, protagonista de las primeras planas de 'El Mundo' de hoy viernes 28 de agosto

Sigue la pieza: "Es una apuesta arriesgada, porque nada le garantiza a la ministra de Educación, Isabel Celaá, que no haya que volver al telecolegio, como ha ocurrido en Corea del Sur. No sólo no tiene un plan B con soluciones para una eventual vuelta a la enseñanza online, sino que ha evitado regular muchas cuestiones. Ha preferido delegar en la buena fe de las comunidades autónomas que, ellas sí, tienen planes mucho más exhaustivos que las apenas nueve páginas del suyo. El acuerdo alcanzado este jueves satisface a las autonomías porque contempla soluciones muy de sentido común, como ventilar mucho las clases, lavarse las manos cinco veces al día o llevar mascarilla desde los seis años, pero apenas recoge medidas educativas ni establece ningún mecanismo supraautonómico para controlar que todo funcione y el curso sea "seguro", como promete Celaá".

En El Independiente también muestran no pocas reticencias. "Padres, profesores y sanitarios dudan de la efectividad del plan Celaá" es el titular de la información de apertura que firma Cristina Castro: "La Confederación Estatal de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) echa de menos que el Gobierno haya dejado en manos de las comunidades autónomas la elección de las ratios de alumnos por clase. «Esperábamos que el Ministerio marcase al menos un número máximo de estudiantes por clase. Igual que Sanidad está delimitando el número de personas que pueden reunirse al aire libre, lo hiciese con los niños que van a compartir un espacio cerrado», reivindica Leticia Cardenal, presidenta de Ceapa".

Continúa el texto: "Cardenal valora positivamente las medidas sanitarias (relativas al lavado de manos o la ventilación) pero muestra dudas sobre su puesta en marcha. «Nos cuesta creer que se puedan llevar a la práctica. El lavado de manos cinco veces al día para 25 alumnos supondría al profesor dos horas. O la ventilación en invierno 15 minutos varias veces al día, lo vemos muy complicado», añade. Ceapa también echa en falta la figura del profesional de enfermería en el centro, «una medida que llevamos tiempo reclamando y para la que ahora se daba la oportunidad ideal, pero parece que no se dará», apunta y añade que el plan «no concreta medidas y deja una incertidumbre similar a la que ya había»".

Ante las dudas paternas, "El Gobierno se arma para forzar la vuelta al cole y frenar a los padres insumisos" titula bajo la cabecera El Confidencial. La nota es de Isabel Morillo: "El Ministerio de Educación ha encargado un informe a la Abogacía del Estado que refuerce a las comunidades en la aplicación del protocolo contra el absentismo en caso de los padres que en plena pandemia de coronavirus hayan decidido que sus hijos no regresen a las aulas. La petición de ese aval jurídico partió de Andalucía el pasado martes, en la reunión de la comisión general de Educación que reunió a los viceconsejeros y al secretario de Estado para preparar la cumbre de los ministros y consejeros de este jueves. (...) El ministerio confirmó que ese informe está en marcha y que hay preocupación entre las comunidades, que dispondrán del respaldo de la Abogacía del Estado para que apliquen sus protocolos contra el absentismo escolar. Otras regiones como Cantabria también han mostrado preocupación y han avisado de un movimiento masivo de padres contra el inicio del curso escolar". 

Las primeras planas de 'El Confidencial' del viernes 28 de agosto de 2020, dedicadas a la vuelta al cole
Las primeras planas de 'El Confidencial' del viernes 28 de agosto de 2020, dedicadas a la vuelta al cole

También críticos con la operación "vuelta a clase" se muestran en Nació Digital, donde titulan que "Catalunya afronta el compte enrere del retorn a l'escola sense frenar els contagis". Y es que ni siquiera ha entrado en vigor aún la prohibición de reuniones de más de diez personas. Torra lo dijo el lunes, pero aún están con los preparativos para que no llegue un juez y se cargue la medida. En cuanto a los colegios y Nació Digital es Sara González quien escribe: "Si l'epidèmia empitjora, les escoles seran "el darrer que tancaran". És la filosofia que impregna l'actuació a contra rellotge tant de la Generalitat com del govern espanyol per salvar l'arrencada del curs, que continuen sense aclarir si hi haurà o no ajudes per a la conciliació de les famílies. El context és advers perquè el retorn a l'escola està a tocar en un moment en què la corba de contagis continua creixent. Les crides dels experts són constants: no a les reunions familiars més enllà del nucli de convivència i no a les trobades amb amics. Però amb la dificultat que implica que aquestes restriccions quedin en mans de la responsabilitat individual de cadascú, la diagnosi que fa Salut és que en aquests moments s'ha "retrocedit" fins a la situació que hi havia fa tres setmanes".

Prosigue González: "El mapa de Catalunya està pràcticament tot en vermell, color amb el qual s'especifica on hi ha un índex de contagis elevat. El balanç de les darreres 24 hores és de 1.431 casos nous i 13 defuncions, i el Govern ha deixat clar que no li tremolarà el pols si considera que ha de sol·licitar l'estat d'alarma, instrument que, ara per ara, no considera necessari. La radiografia de la situació aboca la Generalitat a admetre que la majoria d'infants des dels sis anys estaran obligats a portar la mascareta a l'escola amb independència de la distància entre alumnes a partir del pròxim 14 de setembre. De fet, aquesta és la instrucció que ha donat el govern espanyol sigui quina sigui la situació epidemiològica, conscient que la decisió final recau en les autonomies perquè són les que tenen les competències".

A todas estas, los políticos ya han regresado a su cole con los deberes de los Presupuestos sobre la mesa. "Guiño de Sánchez al independentismo: 759 millones para ERC y JxCat por votar «sí» a los Presupuestos" titula La Razón sobre una pieza de Pablo Gómez: "Como parte de la afición de Sánchez por aplicar la geometría variable, mientras el Gobierno presiona a Casado también lanza guiños a los grupos secesionistas. El último consiste en comprometer una transferencia de 759 millones de euros a la Generalitat de Cataluña en esos próximos presupuestos. El Gobierno de Sánchez explicita esta promesa a través de la contestación a una pregunta escrita formulada en el Congreso por la portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Laura Borràs. «¿Cuándo piensa el Gobierno pagar los 759 millones de euros correspondientes al pago de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Cataluña, refrendada por una sentencia del Tribunal Supremo hace tres años?», pregunta Borràs a Moncloa".

Continúa el texto: "En su respuesta a JxCat, fechada el pasado 1 de julio, el Ejecutivo deja claro que esa transferencia se llevará a efecto: «El Gobierno respeta los compromisos y acuerdos mantenidos con Cataluña, así como muy particularmente las decisiones jurisdiccionales». Sin embargo, pone una condición para que la Generalitat reciba esos fondos: que haya nuevos presupuestos en los que se pueda incluir esta partida. De hecho, Moncloa recuerda a los independentistas «que el proyecto de presupuestos que elaboró el Gobierno del presidente Pedro Sánchez cumplía con la citada sentencia, si bien, lamentablemente dicho proyecto no fue respaldado por varios grupos parlamentarios, por lo que no fue “posible operativizar aquellos compromisos” que la pregunta menciona»".

El guiño a Sánchez al independentismo, protagonista de las primeras planas de 'La Razón'
El guiño a Sánchez al independentismo, protagonista de las primeras planas de 'La Razón'

A fin de convencer al PP de que es mejor negociar que encastillarse, Sánchez ha montado un gran acto para el próximo lunes, según escribe Carlos E. Cué: "El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha programado para este lunes a las 12.00 un gran acto en Madrid en el que están convocados los representantes de las principales empresas del país, las del Ibex 35, pero también los líderes de los sindicatos y otros del mundo digital, de la ecología y del sector de los cuidados. En la reunión lanzará un mensaje de unidad política y social y aumentará la presión sobre Pablo Casado para que el PP se abra a pactos. Después de tres semanas de parón, el Gobierno parece decidido a marcar la agenda política, algo que se espera de todos los Ejecutivos. Pedro Sánchez compareció el martes para volcar toda la presión de la gestión de la crisis del coronavirus en las autonomías, a las que ofreció pedir el estado de alarma, y la próxima semana hará una secuencia que empezará con un acto con grandes empresarios, sindicatos y colectivos sociales, seguirá con una cita en La Moncloa con Pablo Casado y terminará con una conferencia de presidentes autonómicos. El objetivo es claro: pedir unidad y presionar al PP para que abandone el “no a todo”".

Expediente Messi. Josep Maria Bartomeu se ofrece voluntario para inmolarse si eso satisface al jugador argentino para que se quede un año más en el Barça. En ajedrez sería algo así como sacrificar a la reina para salvar al rey. El órdago del presidente es la noticia deportiva del día, de la que Carles Ruipérez se ocupa en La Vanguardia: "Si yo soy el problema, me aparto”. Josep Maria Bartomeu lleva días dándole vueltas a cómo poder convencer a Leo Messi de que siga en el Barcelona, a cómo conseguir que el argentino recapacite de su intención de romper unilateralmente su contrato con el Barcelona. Hasta que ayer, después de que el miércoles intentase localizar en vano al jugador, creyó encontrar la fórmula para retener al crack. Si su presencia es la que incomoda al futbolista hasta hacer imposible la convivencia entre ambos en el Camp Nou, Bartomeu ofrece su dimisión. Si es necesario, se va del Barça. Pero es Messi quien debe solicitárselo. (...) La jugada de Bartomeu, maestro de escapismo, es un intento de buena voluntad para desbloquear una situación que se ha enquistado. Es también un grito desesperado para que Leo dé marcha atrás a una decisión que ahora mismo parece irreversible, pues ya no cree en el proyecto".

28 de agosto, santoral: Agustín de Hipona, Alejandro de Constantinopla, Edmundo Arrowsmith, Florentina de Sevilla, Hermes de Grecia, Julian de Brivet, Moisés etíope, Pelagio de Constanza, Restituto de Cartago, Vicinio de Sarsina y Viviano de Saintes.