Menú Buscar
Primeras planas

Cataluña, en la 'represa' y ofensiva contra Felipe VI

Torra marca territorio, rechaza la "nueva normalidad" y lo confía todo a la ciudadanía. Inquietud en la Zarzuela por los ataques a la Corona. Borràs no tiene quien le apoye

15 min

El temor a un rebrote del coronavirus marca la fase final de la desescalada, salvo en Cataluña, donde el presidente autonómico Quim Torra ha metido el turbo a fin y efecto de recuperar las competencias de mandarín supremo en el territori. Ni un día han durado los encuentros en la tercera fase. A partir de ahora estamos en manos de la Generalitat, de modo que --según las previsiones de Meritxell Budó-- no habrá tantos muertos y contagios y la gestión de los Buch, Calvet y Puigneró entre otros brillará de tal modo que será la envidia y el pasmo del mundo entero. 

Decae el estado de alarma pero siguen las principales medidas, la distancia de seguridad y las mascarillas. A lo mejor, en esta fase de "nueva gobernanza" y "represa" la Generalitat consigue que todo el mundo haga un uso correcto de los cubrebocas, que contra la extendida creencia no son para tapar la papada ni deben dejar la nariz al aire.

Se acumulan los rebrotes en China, Alemania e Irán. Nuestras autoridades, las regionales y las estatales, recomiendan no bajar la guardia. En el caso catalán, se confía en la "sensatez ciudadana", apunta La Vanguardia. En El País abren con una pieza que cuestiona severamente los instrumentos de análisis y prospección del Estado. "El Consejo de Seguridad Nacional infravaloró el riesgo de pandemia" es el titular principal del diario de Prisa. "El 4 de marzo, 10 días antes del estado de alarma, el órgano asesor aprobó un informe que situaba la amenaza sanitaria como una de las más improbables" abunda la información de Miguel González, que escribe: "En esa fecha ya se habían detectado casos de Covid en España, la OMS había emitido una alerta internacional e Italia había ordenado cerrar los colegios en todo el país; solo 10 días después, el Gobierno decretó el estado de alarma. El documento situaba el riesgo de que España sufriera una emergencia sanitaria en 2020 como uno de los más improbables de los 15 que contemplaba. El informe anual de Seguridad Nacional, que ha sido ahora enviado al Congreso, daba más relevancia a los riesgos relacionados con la vulnerabilidad del ciberespacio, el espionaje, la inestabilidad económica y financiera, los flujos migratorios irregulares y los efectos del cambio climático. Nadie vio venir la pandemia".

Líneas después explica González el carácter burocrático del informe: "La escasa conciencia sobre el peligro que representaba un virus que ya estaba circulando por España se explica porque el grueso del documento se había elaborado meses antes y el Consejo de Seguridad Nacional del 4 de marzo se limitó a ratificarlo. Se trató de una reunión solemne presidida por el Rey a la que asistieron, además del presidente Pedro Sánchez, los cuatro vicepresidentes y nueve ministros, además de numerosos secretarios de Estado. Aun así, ese texto deja en evidencia la incapacidad de la maquinaria burocrática del Estado para reaccionar con flexibilidad ante una situación nueva y la limitada capacidad de prospectiva de los expertos".

portada pais
Portada de 'El País' del 19 de junio

Ante la posibilidad cierta de que lo vivido hasta el momento sea la primera parte de una película de catástrofes, Sanidad planea diferentes grados de confinamientos por comunidades, según la apertura de El Confidencial que viene con la firma de Juanma Romero: "Este domingo, 21 de junio, a las 00.00, decaerá el estado de alarma y, con él, se dará por concluida la desescalada y España entrará formalmente en la nueva normalidad, aunque las comunidades autónomas, las competentes en materia sanitaria, podrán aún ordenar restricciones de aforo o de actividad. Pero, como no se cansa de repetir el Gobierno, el coronavirus no ha desaparecido. Sigue ahí. El riesgo continúa. Más desde el momento en que se permita la libre circulación y se abran las fronteras, primero para los socios europeos, el mismo 21J, y después, para Portugal y, escalonadamente, para terceros países, a partir del 1 de julio. Por eso el Ejecutivo ya está estudiando el proceso inverso al de las últimas semanas. Cómo escalar de nuevo. Analizar diversos escenarios, de menos a más grave, para saber qué respuesta proporcionar. Preparar cómo maniobrar en caso incluso de que haya repuntes simultáneos en varias CCAA".

Continúa el texto: "En la reunión del lunes no se llegó a concretar, a hilar fino, precisamente porque ha de estudiarse cada paso cuidadosamente. Pero sí se hizo esa encomienda a Sanidad por 'la necesidad de ser previsores' --una de las acusaciones constantes al Gobierno por parte de la oposición es que llegó tarde a la hora de atajar la pandemia de Covid-19-- y por los riesgos que entraña tanto la caída del estado de alarma, porque ya estará permitida la movilidad sin restricciones, como la apertura de fronteras. En concreto, el Ejecutivo considera 'crítica' la entrada de turistas de terceros países a partir del 1 de julio. De ahí que uno de los requisitos consensuados con la UE que España pedirá es que la situación epidemiológica del Estado de origen sea análoga o mejor a la del bloque comunitario. Con la epidemia controlada dentro de España, el peligro mayor procede ahora mismo de los casos importados, especialmente de puntos ahora mismo muy azotados, como los del continente americano".

A todas estas, ya van 12 días sin que se actualicen los datos de víctimas mortales en España por el coronavirus. En teoría, hoy se dará la nueva cifra de fallecidos. A la espera de que eso suceda, el ABC arremete contra el Gobierno y denuncia que Sánchez presumió de no tener fallecidos cuando "de media, entre los 21 días transcurridos entre el 25 de mayo y el 14 de junio, habían fallecido 68 personas cada jornada por coronavirus en territorio nacional, según un análisis de los datos publicados por las respectivas consejerías de Sanidad de las comunidades".

La nota del diario monárquico es de Enrique Delgado Sanz y Érika Montañés: "Hace doce días que el Ministerio de Sanidad no ofrece el cómputo global de muertos que la pandemia de coronavirus ha causado en España. El contador se frenó en seco el pasado 7 de junio en 27.136 fallecidos y desde entonces han pasado ya 12 informes. No obstante, Sanidad sí ha informado en este tiempo de, al menos, 460 muertes que sin embargo no forman parte de la nómina global de fallecidos en esta crisis sanitaria. Según confirmó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, el dato oficial se volverá a conocer hoy, englobará a estos 460 casos y rondará los 28.000".

planas abc
Portada de 'ABC' del 19 de junio

Política. Un cernícalo que ejerce de concejal del PP en un pueblo de Zaragoza ha perdido la cabeza y promueve una muerte lenta para los líderes de Podemos. Otro ejemplar de la misma especie dispara contra los retratos de Sánchez, Iglesias, Irene Montero y Echenique en una galería de tiro emplazada al parecer en Málaga. La Policía investiga el caso. Es intolerable. Hay que reprimir esa clase de conductas como se perseguía antaño la quema de retratos del Rey que ahora está amparada por una concepción muy singular de la libertad de expresión. De todo esto escribe Ignacio Vidal-Folch en Crónica Global.

Sexto aniversario de la proclamación de Felipe VI, asunto que es el argumento gráfico de las portadas de El País, El Mundo y La Razón, diario en el que una pieza de A. Rojo advierte sobre la inquietud en la Casa Real: "Preocupación en Zarzuela: 'Se avecina un ataque frontal'". El texto arranca así: "Zarzuela no ha incluido en la agenda del Rey un ningún acto específico para celebrar hoy los seis años desde la proclamación en Cortes el 19 de junio de 2014, una fecha que parece haber tenido lugar hace más bien seis lustros. Los Reyes asistirán por la mañana a un acto con los más vulnerables en un municipio del norte de Madrid y aun evento cultural junto a la Princesa de Asturias y a la Infanta Doña Sofía en la capital. La razón de que no haya una celebración específica no es que no haya nada que celebrar sino la costumbre no escrita de limitar las conmemoraciones a los aniversarios múltiplos de cinco".

Líneas después se apunta: "Más allá de las retóricas incendiadas de lo que estas voces denominan 'la izquierda dura de siempre' está el hecho significativo de que todo un ministro de Justicia hable de 'crisis constituyente'. Al ser preguntadas al respecto, las fuentes consultadas quitan importancia a las primeras --aunque sean explícitas llamadas al exilio borbónico pronunciadas por un miembro de la Mesa del Congreso como Gerardo Pisarello-- pero consideran altamente preocupantes las segundas incluso sabiendo que varios miembros del Gabinete de Sánchez hayan corregido a Campo: 'Todo hace pensar que puede producirse un ataque frontal en cuaquier momento'. En definitiva, el sentimiento generalizado es que no se ha aprendido ninguna lección práctica del precedente en Cataluña, y que no se está haciendo lo suficiente para proteger, no ya a la Monarquía, sino al orden constitucional en su conjunto".

Política catalana. Bronca cainita entre independentistas por el suplicatorio de Laura Borràs. La diputada posconvergente no tiene buena prensa entre los afectos a la causa de la república catalana, de modo que ERC, la CUP y Bildu se han puesto de lado. En Nació Digital dedican tres firmas, las de Oriol March, Joan Serra Carné y Sara González, al asunto. La pieza empieza de esta manera: "L'episodi més espinós que haurà d'afrontar la setmana que ve l'independentisme serà la votació al ple del Congrés del suplicatori de Laura Borràs --previsiblement el dijous 25 de juny--, pas requerit per donar recorregut a la causa jutjada al Tribunal Suprem per malversació, arran del cas de fraccionament de contractes a l'Institut de les Lletres Catalanes. El debat i el vot és una qüestió delicada perquè pot ser el germen d'un nou xoc entre les forces independentistes, després que Junts per Catalunya (JxCAT) hagi requerit a ERC i la CUP que no facilitin que la causa progressi al Suprem, tribunal competent perquè Borràs és diputada a les Corts espanyoles. I, per ara, tot s'encamina cap a la inexistència d'un front comú per abordar la qüestió".

Un párrafo después se explica la "solución" de los independentistas para no apoyar a Borràs sin apoyar el suplicatorio: "I les forces independentistes, segons les fonts consultades per NacióDigital, no coincidiran. De fet, no es preveuen grans canvis respecte la votació d'avui. JxCAT i el PNB han votat en contra del suplicatori, el grup d'Unides Podem --que inclou els comuns-- s'ha abstingut, i ERC i Bildu han optat per no votar. La CUP, inclosa en el grup mixt, no ha participat en el debat en comissió i decidirà en les pròximes hores el sentit del seu vot".

19 de junio, santoral: Sacratísimo Corazón de Jesús, descanso de los afligidos, Aurora virgen y mártir, Lamberto de Zaragoza, Gervasio y Protasio de Milán y Romualdo.