Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Nueva lección magistral de Urkullu a Aragonès

El lendakari asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos tras haber negociado la cesión de tres impuestos. Aragonès, ni irá a la reunión ni negocia. Expectación sobre los avales del ICF

18 min

Al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le van los grandes retos. De ahí que pretenda resolver el contencioso secesionista catalán mientras implanta una especie de pax romana en las 17 aldeas galas del Reino de España. No es fácil, precisamente, poner de acuerdo a los presidentes de las dos Castillas con el de Murcia o el de Andalucía. Por no hablar de extremeños, gallegos, maños o riojanos y sin dejar de lado a las aristocracias gobernantes en el País Vasco, Navarra y Cataluña. Más los archipiélagos, que también existen y los enclaves ciudades autónomas. El puzle es endiablado. Los prebostes autonómicos no se fían unos de otros, aunque sean del mismo partido. Las baronías se distinguen por su capacidad para la conspiración y la puñalada por la espalda. En el solar hispano, las tribus están en guerra entre ellas y contra el Estado.

En esas condiciones y contexto, el presidente del Gobierno aborda en las próximas jornadas citas críticas. "Sánchez compra ‘la paz’ de Cataluña… y del resto de autonomías" apunta Crónica Global. En el sumario se especifica que "El Gobierno perdona a las comunidades la devolución de 4.000 millones de euros, con partidas extraordinarias por el IVA retrasado". El texto es de Manel Manchón, quien escribe: "La advertencia llegaba por parte de la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) hace unos meses. Las comunidades autónomas habían recibido mucho dinero por unas previsiones económicas en 2020 que no se cumplieron, con la llegada de la pandemia de Covid. Esos anticipos se liquidan cada dos años, y la diferencia se debe devolver. Pero el Gobierno central ha decidido una condonación de esas cantidades: casi 4.000 millones que las autonomías no deberán pagar. El Gobierno de Pedro Sánchez añade otras partidas para dejar claro que el coste de la pandemia corresponderá a la Administración central, beneficiando claramente a comunidades como Cataluña, pero también a todo el conjunto de autonomías".

Sigue Manchón: "El Ministerio de Hacienda, que dirige la ministra María Jesús Montero, lo constató en su reunión con los consejeros de Economía. Había otra posibilidad: rehacer el calendario para que las comunidades pagaran esa diferencia en cómodos plazos. Pero se ha optado por asumir todo el coste. El mensaje es directo y claro: a falta de un nuevo modelo de financiación, que será muy complicado establecer, por las disputas políticas entre el PSOE y el PP y entre las propias comunidades, el Ejecutivo de Sánchez blinda la capacidad presupuestaria de todas las autonomías, por lo menos durante dos años más".

Portada de 'El Mundo' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

La versión de El Mundo liga el perdón de los pecados financieros con la aprobación de los próximos Presupuestos porque Roma no da puntada sin hilo. "María Jesús Montero ofrece perdonar 1.024 millones a la Generalitat catalana si apoya los Presupuestos de 2022" y "Cataluña es clave en el perdón de 3.900 millones ofrecido por la ministra de Hacienda a todas las comunidades en el Consejo de Política Fiscal y Financiera" son los titulares de la información que suscribe Carlos Segovia en estos términos: "La Generalitat de Cataluña verá perdonados 1.024 millones que adeuda al Estado si apoya los Presupuestos de 2022. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ofreció este miércoles perdonar 3.900 millones al conjunto de las comunidades autónomas, si logra apoyos parlamentarios suficientes para los Presupuestos de 2022 y Cataluña tiene un papel clave por doble motivo. Por un lado, es una gran beneficiaria de la medida por ser su deuda el 25% del total de España. Y, por otro, los partidos que forman coalición en la Generalitat son los que pueden dar apoyo decisivo al Gobierno de Pedro Sánchez en los Presupuestos del próximo año. En otras comunidades sospechan que el perdón general encubre la intención de un pacto con la Generalitat catalana. (...) La propia ministra hizo esa vinculación en rueda de prensa al término de su reunión con los consejeros de Hacienda autonómicos. Dijo inicialmente que no contemplaba el supuesto de perder la votación parlamentaria, pero luego recordó: «Si España no tiene presupuestos no tiene capacidad de generar recursos»".

Y al tiempo que perdona, el Gobierno amenaza, según el mismo diario, "con quitar fondos a las comunidades autónomas críticas con el reparto" de los fondos europeos. Del texto de Juanma Lamet: "El reparto por áreas de los fondos europeos ha generado ya el primer encontronazo entre las comunidades autónomas y el Gobierno. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha exigido a los gobiernos regionales que voten a favor de sus planes para el maná comunitario... o no los recibirán. Así lo confirman a El Mundo fuentes de cuatro autonomías. El choque se produjo este martes y miércoles, en sendas reuniones a puerta cerrada para debatir el destino de los Fondos Next Generation que ha liberado la Unión Europea para combatir los estragos económicos de la pandemia del coronavirus y, a la vez, contribuir al cambio productivo del país hacia un modelo más verde y digital. Según las cuatro fuentes presenciales, en la Comisión Sectorial de Turismo sobre fondos europeos, que se convocó el martes como reunión preparatoria de la Conferencia Sectorial entre los consejeros y la ministra Reyes Maroto, el secretario de Estado advirtió varias veces de que las comunidades que no votaran "sí" a su plan de reparto de los fondos para el turismo no tendrían acceso a su parte del dinero".

Mientras tanto, el barón vasco, también llamado "lendakari" del euskera "lehendakari", Íñigo Urkullu, negocia bajo mano con el Gobierno la cesión de más impuestos y competencias a cambio de su regia y aizkolari presencia en la conferencia de presidentes autonómicos del viernes en Salamanca. Los asistentes no podrán compartir experiencias con Pere Aragonès, pero sí admirar a Urkullu, genuino representante de la clase gobernante del concierto vasco. Del texto de Alberto Lardiés en Vozpópuli: "Conseguir que el Gobierno de Pedro Sánchez ceda la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y reactivar las negociaciones sobre más transferencias pendientes son los grandes objetivos del lehendakari, Íñigo Urkullu, en su particular suma y sigue de arañar competencias. Esas dos serán sus próximas exigencias al jefe del Ejecutivo, una vez consumada la cesión sobre la recaudación de tres impuestos que se hará efectiva este mismo jueves".

Continúa el texto: "La comisión mixta del Concierto Económico, en la que se sientan el Gobierno central y el Ejecutivo vasco, se reunirá para cerrar esas tres cesiones (IVA de venta a distancia, tasa Google y tasa Tobin) así como para abordar la cifra de déficit de 2022 para Euskadi. Precisamente eso, la cifra del déficit para este año, es lo que consiguió justo hace un año el lehendakari cuando amagó, como acaba de hacer, con no acudir a la conferencia de presidentes. Misma estrategia y parecido botín para Urkullu a cambio de acudir al cónclave con Sánchez y sus homólogos. El consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, destacaba lo conseguido este miércoles y que se ratificará este jueves porque "llevamos tiempo trabajando con discreción y mucha intensidad" en ello y porque es "muy importante en clave de autogobierno". El propio Urkullu también destacaba lo logrado aunque admitía que esta no era la mejor manera de cerrar su asistencia al encuentro autonómico. Para él, en todo caso, lo más importante es recuperar la "bilateralidad" en las negociaciones de ambos ejecutivos".

Magistral lección de manejo de las relaciones políticas en la España de las autonomías que aún no ha entrado en la sesera de los levantiscos gobernantes catalanes, que prefieren pegarse golpes en el pecho y cabezazos contra las paredes mientras los hábiles vascones maniobran entre las sombras. Contra la creencia extendida en el nacionalismo catalán, la presencia vasca en foros multilaterales no afecta a su sustancia identitaria ni va en menoscabo de su prestigio, sino todo lo contrario.

Portada de 'La Vanguardia' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

Más noticias de las taifas. En La Vanguardia reparan en que el Parlament aprobará esta tarde el decreto del Fondo Complementario de Riesgos que el Govern se sacó del magín para cubrir las fianzas en el Tribunal de Cuentas de Artur Mas, Puigdemont o Junqueras, que como todo el mundo sabe son pobres de pedir que lo han perdido todo y están en la más absoluta de las ruinas, más o menos como los habitantes de Villa Desahucio, que es como se llama a un parte de la Meridiana.

Al tiempo, a la fiscalía no le ha quedado más remedio que entrar de oficio en el asunto de la legalidad de los avales del Institut Català de Finances por la denuncia de Cs. Así lo cuentan Àlex Tort e Iñaki Pardo Torregrosa en La Vanguardia: "En la denuncia de Cs del 23 de julio, rubricada por Carlos Carrizosa, también se pedía investigar a los miembros del Consell Executiu, pero la fiscalía ha archivado esa parte ya que Vox y Convivencia Cívica Catalana se anticiparon y el 16 de julio presentaron una querella contra el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el conseller de Economia i Hisenda, Jaume Giró, y la consellera de la Presidència, Laura Vilagrà, como firmantes del decreto, en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), en la Sala de lo Penal. Con todo, aún no ha sido admitida a trámite".

Sigue la nota: "Sea como fuere, la resolución del Govern para dar cobertura a los ex altos cargos de la administración saldrá adelante gracias a los votos de la mayoría independentista de la Cámara, pero además podrían dar su apoyo el PSC y los comunes, o al menos no oponerse, si el Consell de Garanties Estatutàries emite un dictamen favorable sobre el decreto. Está previsto que a primera hora de la tarde el órgano consultivo catalán dé a conocer el informe no vinculante solicitado por los socialistas, Cs y el PP sobre el mecanismo jurídico que diseñó el Ejecutivo catalán después de la solicitud del Tribunal de Cuentas de una fianza de 5,4 millones de euros".

Día de emociones fuertes, pues, en el parque de la Ciutadella, donde las fieras. Mientras tanto y en algún punto del sur de Francia se celebró la tradicional paella por la independencia que cada año organiza con sufrido tesón la veterana periodista Pilar Rahola para reunir a la corte de Puigdemont. Este año la polémica viene del hecho de que ninguno de los asistentes, entre los que se contaban autoridades en ejercicio como el vicepresidente Puigneró, portaba cubrebocas. También se ha destacado en las redes que la concurrencia era de más de diez personas. Canadell, otro asistente, ha dicho que en Francia no rigen esas normas y que para cruzar la frontera es necesario demostrar que se tiene la pauta completa o llevar un certificado de que se ha dado negativo en una prueba. Otro que también estaba es Albano-Dante Fachín, que en pocos años ha pasado de azote de nacionalistas corruptos a amiguito de la crema nacionalista. El hombre hace lo que sea por sacar la cabeza, hasta bañarse a la luz de la luna con Jon Iñarritu, tal como documenta Rahola en su cuenta de Instagram. Son unos auténticos fletanes.

Portada de 'El País' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 29 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

De coronavirus va la apertura de El País. "Los países ricos imponen más limitaciones a los no vacunados". Se trata de no dejarles vivir en paz hasta que asuman que no hay más remedio que inocularse porque sin pinchazo no hay inmunidad. Escribe Pablo Linde: "La caída del ritmo de vacunación en los países ricos —bien por el rechazo de parte de la población a estos fármacos, bien por la incapacidad del sistema de llegar a todos— y el avance de la variante delta están llevando a gobiernos y firmas como Google a impulsar medidas coercitivas para incentivarla. En Italia y Francia se ha decidido impedir el acceso a bares, cines o teatros a quienes no hayan recibido la pauta completa, lo que ha desatado sonoras protestas. Israel ha hecho lo propio. Alemania lo está barajando. En EEUU, donde se han practicado todas las tácticas posibles para llevar a los ciudadanos a los centros de vacunación, tanto el Gobierno federal como algunos Estados van a obligar a los funcionarios a pincharse".

Continúa la pieza: "Tras una primera etapa de mucha ansiedad por ser los primeros en lograr vacunas, los países ricos ven ahora cómo muchos prefieren no ponérselas. Al mismo tiempo, la variante delta, la más contagiosa conocida, está generando nuevas olas que, si bien son menos virulentas que las anteriores en los países con altas tasas de vacunación, están comprometiendo a los sistemas sanitarios y eliminando parcelas de normalidad que se habían recuperado. Con este panorama y una inmunidad de rebaño que los expertos cifran más cerca del 90% que del 70% que se consideró en un principio, cada vez más gobiernos apuestan por restringir actividades y libertades a aquellos que rechacen la vacunación o incluso imponerla a sus funcionarios".

En España se debate si exigir un certificado para entrar en bares y restaurantes.

29 de julio, santoral: Lázaro y Marta de Betania, Calínico de Gangra, Félix de Roma, Guillermo Pinchón, Lupo de Troyes, Olaf II de Noruega, Próspero de Orleans y Serafina de Galicia.