Menú Buscar
Primeras planas

No se salva ni el astronauta y los bulos de Calvo

El presidente Sánchez admite la hipótesis de un adelanto electoral y Calvo acusa a la prensa desafecta de producir "fake news". La ANC ultima una web sobre buenas empresas republicanas

8 min

Si hoy es viernes, el presidente Sánchez dijo ayer en Nueva York que la política es un "juego de prioridades". Sí, y el arte de lo posible. La teoría de juegos alumbra nuevas perspectivas y Sánchez está dispuesto a explorarlas todas, incluida la del adelanto electoral. El presidente exhibe sus cualidades en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Aboga por el multilateralismo y la paz mundial y está en contra del cambio climático. Vale. Genial, pero la oposición dispara contra el pianista, que en el Gobierno de Sánchez es el astronauta Pedro Duque, y contra todo lo que se menea.

En el gabinete se preguntan esta mañana quién será el siguiente nominado para abandonar la casa de Gran Hermano tras Isa Pantoja. Duque es portada de El Mundo y La Razón, que bromea en el titular con la órbita extraviada del Gobierno. En Ok Diario atornillan al titular de Ciencia y Tecnología: "Según las cuentas de Copenhague Gestores de Inmuebles SL que constan en el Registro Mercantil y a las que ha accedido Ok Diario, esta patrimonial no ha tenido ningún ingreso en los tres últimos ejercicios (2015, 2016 y 2017) y sin embargo registró en concepto de “otros gastos de explotación” en este periodo una cantidad desgravable de 76.326,45 euros. Desde 2005, la patrimonial sólo tuvo leves ingresos entre 2011 y 2014. Y las pérdidas han sido constantes".

Sin embargo, el crédito de Duque es largo. Si tiene con su señora una patrimonial para la casa y el chalet de la playa es porque puede y porque nadie paga más impuestos pudiendo pagar menos. Con otra mentalidad, Duque no habría sido cosmonauta sino aficionado a volar cometas. Un respeto, ya.

lavanguardia.200Sea por el deterioro del Gobierno bonito, por el chantaje del excomisario Villarejo (la ministra Delgado no volverá a comparecer en público hasta el 10 de octubre) o por las presiones nacionalistas, Sánchez admite que aguantar hasta 2020 no está en sus manos, sino en las de ese complejo cada vez más abstracto formado por Lledoners, Waterloo y el Palau de la Generalitat, una suma negativa propensa al barullo y la queja permanente. Más el factor juicio y sentencias 1-O. "Si se prioriza el conflicto en Cataluña, iremos a elecciones", proclama el presidente en el titular de portada de El País. En La Vanguardia le dan otra vuelta al asunto y titulan: "Sánchez irá a elecciones si el independentismo no coopera". Rema el diario de Godó en favor de la máxima distensión con un toque al maximalismo independentista y las tonterías protocolarias de Torra, que se fue a dar la brasa al Instituto El Palau en vez de asistir a la fiesta matinal del corredor mediterráneo porque al parecer no le dejaban hablar y a Ábalos, sí.

En medio de la tempestad emerge la vicepresidenta Carmen Calvo con la teoría de que los medios son los culpables de todo y no hacen más que difundir bulos, ahora "fake news". Tiene un punto trumpiano este Gobierno, que acusa a la prensa de las adversidades que le asuelan. "Calvo quiere limitar la libertad de expresión de los medios", titula el ABC. "El Gobierno, acorralado, amenaza ahora con amordazar a la prensa". De la crónica del diario de Unedisa: "El Gobierno afeó este jueves de manera clara y directa el trabajo de los medios de comunicación en España. Considera que en la prensa imperan las noticias falsas -fake news-. Un diagnóstico que coincide con la publicación por parte de los medios de informaciones que ponen en jaque el futuro de algunos miembros del Consejo de Ministros. Las informaciones han alcanzado al propio Pedro Sánchez, con las dudas planteadas sobre la autoría y posible plagio de su tesis. "El volumen de posverdades y mentiras es tan alto que empezamos a vivir peligrosamente creyendo que la verdad nos la podemos ahorrar", sentenció Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. Para hacer frente a lo que define como una suerte de reino de la mentira, el Gobierno plantea ahora regular a los medios. "La libertad de expresión no lo resiste todo. Tendremos que mirar qué tipo de regulación conjunta, en el marco de la Unión Europea, para empezar a tomar decisiones"".

Sostienen en Moncloa que el periodismo está mal visto por la ciudadanía, que nadie se cree nada que venga de la prensa y que el pueblo aplaudiría con las orejas que el Gobierno metiera en vereda a los medios críticos y a los periodistas deslenguados. El oficio está mal visto y no es recomendable, anidan toda clase de animales, pero tolerar a los bufones está entre los principios del buen gobierno aunque estén todo el día con el rollo del doctor Sánchez, de la ministra Lola o del astronauta Duque.

Noticias de la aldea. La Vanguardia anuncia la creación de una web de la Assemblea Nacional Catalana con el listado de las empresas fieles a la república: "De esta manera, según consta en la documentación del proyecto, a la que ha tenido acceso este diario, tiene como finalidad fomentar “una realidad económica que trabaje para los negocios alejados de las decisiones polí­ticas que perju­dican a Catalunya (Ibex-35, BOE, palco del Bernabeu...)”. Pero al mismo tiempo, el texto asegura: “No promoveremos boicots” y “no haremos listas de empresas buenas y malas”".

Es el puro sinsentido. Preparan una lista de empresas afectas y dicen que no harán una lista de empresas. En los medios catalanes continúa la emisión en bucle de las cargas policiales del 1-O. Se aportan novedades. La perspectiva de los policías y guardias civiles. Lo de TV3 parece la secuencia de "La Naranja Mecánica" en la que someten a Alex a la tortura de contemplar actos violentos durante largas sesiones cinematográficas. Hay cargas a la hora del desayuno, a media mañana, en horario infantil, en todos los informativos, por supuesto, y hasta en los avances de programación. 

Mientras tanto Puigdemont sigue a la deriva, al punto de que en Nació Digital dan por descontado que el PDeCAT no se diluirá en la Crida como estaba inicialmente previsto. Algo muy raro pasa en Waterloo. La generosidad de tantos y tantos catalanas que siempre agradece Puigdemont no alcanza de momento para el consell de la república ni para el nuevo partido.

28 de septiembre, santoral: Lorenzo Ruiz y compañeros, mártires en Nagasaki, y Wenceslao de Bohemia.