Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

De la nieve al hielo y Gibraltar sin verja

Semana glacial y electricidad desbocada, aunque la ministra Ribera dice que no impactará en el recibo. España y Reino Unido pactan derribar la verja de Gibraltar. Tambores de aplazamiento electoral

23 min

Después de la nieve, el frío, un frío extremo por estos lares con una sensación térmica que en la costa puede llegar a -5 grados. La rasca es de calibre revientacaños. El país no está preparado para esta clase de contingencias. Se maneja mucho mejor con las olas de calor. En el sur de Cataluña el panorama es desolador. Cortes de electricidad, de agua, de teléfono, de carreteras. Las estampas de calendario contrastan con los perjuicios de la borrasca, que se llama Filomena porque los meteorólogos de España, Portugal y Francia tienen un sentido del humor peculiar.

La cosa va por orden alfabético y a cada letra le corresponde un nombre, en el caso de la F, Filomena, no Flavia, Fabiola, Fernanda, Fiona o Fuensanta, sino Filomena. Contra la creencia extendida, las borrascas no sólo tienen nombre de mujer, sino que se alternan los nombres masculinos y femeninos. La primera del año fue Alex. La segunda, Bárbara. Después vinieron Dora y Ernest. Y ahora esta Filomena que recibe su nombre de la virgen y mártir de la Iglesia que fue torturada y decapitada en el año 202 d.C.

Desolación. En El Confidencial describe el panorama Ángel A. Giménez: "El paisaje que Filomena deja en España se puede describir con números. Para empezar, los de la temperatura, que según la Agencia Española de Meteorología (Aemet) va a rondar por debajo de los cero grados hasta el jueves que viene. Los estragos han sido enormes, por la cantidad de vuelos suspendidos y de trenes que no han salido. Persisten los problemas en 200 kilómetros de la línea ferroviaria y en más de 700 carreteras. Decenas de miles de camiones han quedado atrapados. El volumen económico se medirá dentro de un tiempo. Lo que se está midiendo ya es la capacidad de reacción de la clase política 10 meses después de empezar a lidiar con el coronavirus".

Sigue la nota: "También con números puede contarse el operativo desplegado por ahora para apartar la nieve de España y evitar que el hielo haga resbalar a todos: 1.300 máquinas quitanieves circulan por la red viaria del país y 6.200 personas forman el efectivo de recuperación en Madrid, 200 de ellas pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias (UME), según ha precisado el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. El regidor ha pedido que aumente la dotación de esta unidad para acortar los plazos de regreso a la normalidad. Porque de eso se trata: de volver a la normalidad. Los ciudadanos se pasaron 2020 con la vuelta a la normalidad a cuestas y nada más empezar 2021 un temporal, el mayor en 50 años, ha demostrado lo difícil que puede llegar a ser eso. Filomena ha cubierto Madrid y tres cuartas partes de España de un manto grueso de nieve y ha lanzado un desafío a la clase política de las tres administraciones del Estado, la central, la autonómica y la municipal: mejorar la coordinación".

Pues ahí andan, echándose los trastos a la cabeza aunque con algo más de disimulo que de costumbre. El alcalde Almeida pide que Madrid sea declarada zona catastrófica, pero el ministro de Interior, Grande-Marlaska como que no lo ve. La gente del PP reprocha a Sánchez que tardara en entrar en acción un día y le llaman "el Ausente", que es como se citaba a José Antonio en tiempos de Franco.

La peña de los cuñados anda estos días soltando memeces sobre el cambio climático y el calentamiento. Cualquiera diría que se lo han puesto a huevo en una mirada apresurada y equivocada de la cosa. Pues sí, porque el calentamiento del Ártico es lo que provoca el enfriamiento del sur de Europa, según la detallada información de José Luis Gallego en el referido El Confidencial: "Hace años que los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) vienen alertando sobre un posible escenario al que solemos prestar poca atención: el de un descenso brusco y pronunciado de las temperaturas en el sur de Europa por el deshielo del Ártico. (...) De lo que no cabe duda es que el retroceso del hielo ártico está en marcha, que ese proceso podría ser pronto irreversible y que, si no tomamos medidas urgentes, su total disolución acontecerá más pronto que tarde. Y si esto sucede en la corriente del Golfo (la famosa Gulf Stream), podría ralentizarse hasta llegar a colapsar. Y si la corriente del Golfo y la circulación termohalina que arrastra se frenan, el Atlántico Norte y toda Europa sufrirán (sufriremos) un fuerte descenso de las temperaturas en menos de una década".

Portada de 'El Periódico' del 11 de enero de 2021/ KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 11 de enero de 2021/ KIOSKO.NET

Y en medio de esta antesala de la próxima glaciación, el precio de la electricidad no hace más que subir y subir. De la nota de Agustí Sala en El Periódico: "Sin tregua. El precio de la luz en el mercado mayorista volverá a moverse en zona de récord este lunes, al situarse en 121,14 euros el megavatio hora (MWh) entre las 20 y las 21 horas horas, el segundo precio más alto desde que existen registros, según los datos del mercado, OMIE, que se contratan con un día de antelación. El precio medio será de 82,45 MWh, siguiendo en cotas históricamente altas, que se han reproducido durante el fin de semana a pesar de que la demanda es menor por la nula o menor actividad industrial. El sábado batió todas marcas, al llegar en la misma franja horaria a los 124,24 euros".

Pero no preocuparse, que dice la ministra de la luz que la cosa no tendrá impacto en el recibido. Sí, sí, seguro: "Esta evolución en plena ola de frío y con unas nevadas históricas en mucha zonas de España ya provocó el viernes que el Ministerio de Consumo reclamara a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una investigación para determinar si se han producido irregularidades. Este departamento, dirigido por Alberto Garzón, abandera las críticas contra las eléctricas por parte de Unidas Podemos. Por su parte, la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quitó hierro este fin de semana en una entrevista con Europa Press a esta escalada, que tachó de "coyuntural" y con un "impacto" limitado en el recibo de la luz. A su vez rebatió los argumentos de sus socios de coalición sobre la necesidad de crear una compañía energética pública, como hizo por ejemplo el Ayuntamiento de Barcelona. De mantenerse la tendencia actual en el mercado mayorista, la tensión entre los dos socios del Gobierno de coalición promete acrecentarse, al igual que los ataques por parte de la oposición".

Noticias al margen del frío. "El pacto España-Reino Unido prevé demoler la verja de Gibraltar" dice El País en portada. El texto es de M. Martín y M. González: "El principio de acuerdo entre España y el Reino Unido sobre Gibraltar prevé la demolición de cualquier “barrera física” entre la colonia británica y el territorio español. El documento, al que ha tenido acceso El País, se cerró el 31 de diciembre y servirá de base para negociar un tratado entre la Comisión Europea y el Reino Unido que debe entrar en vigor en seis meses. El texto prevé un sistema de doble llave de entrada al Peñón: Gibraltar decidirá primero si autoriza o deniega el paso a los visitantes, España se pronunciará después y serán necesarios los dos permisos. Las embajadas y consulados españoles serán competentes para expedir visados de hasta 90 días para entrar en la zona Schengen a través de Gibraltar. España informará a las autoridades del Peñón, que “deberá alinearse con la política de visados de la UE”".

Sigue la pieza: "Los artículos 1 y 3 del acuerdo subrayan que el contenido “no prejuzga la cuestión de la soberanía y la jurisdicción” de Gibraltar, y se reconocen las “respectivas posiciones” de Madrid y Londres ante ese conflicto. España será responsable de la aplicación del acuerdo Schengen en Gibraltar, “incluido el código de fronteras y la protección de sus límites exteriores”".

En La Razón, Carmen Morodo entrevista a Pablo Casado, que dice que Sánchez llega tarde a lo de la ola de frío, pero que le apoyará. Ayer se le vio a Casado pala en ristre quitando nieve de los aledaños de un centro de salud. Todo por la foto. De la entrevista se infiere que el pacto para la renovación del Poder Judicial está en vía muerta y que Ayuso es una china gorda en los zapatos de líder de la oposición. Ahí van las preguntas y respuestas alusivas a esas cuestiones:

–El ministro de Justicia ha vuelto a decir que el acuerdo de renovación del Poder Judicial está hecho. ¿Miente?

Mantenemos la única condición desde que llegué a la Presidencia del PP: reforzar la independencia del Poder Judicial. Queremos que los jueces elijan directamente a los 12 vocales judiciales como establece la Constitución. El proceso de renovación se abrió el 5 de julio de 2018 y yo llegué el 22, entiendo que este cambio se aplicara en la próxima renovación, pero para la actual sí se puede aplicar la despolitización del proceso: que no haya ex políticos entre los 8 vocales juristas, que los nombramientos se hagan por mayoría reforzada de 3/5 para evitar que se hable de bloques conservador y progresista, y que no pueda ser fiscal general del Estado un ex cargo político.
–¿Entonces, miente el ministro?
Sánchez se empeña en que Podemos participe en este proceso, lo cual es innecesario porque no es un pacto entre Gobierno y oposición, sino un acuerdo del legislativo, que sume 3/5, es decir, sólo PSOE y PP, como pasó en todos los países de nuestro entorno dentro del necesario control entre poderes. Y para nosotros es inaceptable que participe un partido que ataca continuamente al Poder Judicial para defenderse de sus imputaciones y condenas, que arremete contra el Rey (en nombre de quien imparte justicia) y que defiende la independencia de Cataluña y el papel de los batasunos. Ya le he dicho a Sánchez que tenga la responsabilidad, el coraje de decirle a Iglesias, como hizo en la fusión de Caixa y Bankia, siendo mucho menos relevante, que no puede formar parte de la renovación de las instituciones que quiere destruir.
–¿Mantendrá ese veto a Podemos, aunque implique dejar al CGPJ sin renovar durante toda la Legislatura?
Sánchez ha querido un «Gobierno Frankenstein», que quitó el sueño al 95 % de los españoles, según el mismo decía. Pero yo no voy a permitir un «CGPJ Frankenstein», que acabe con la independencia judicial y la separación de poderes.
–¿Esto es un «sí» a la pregunta de si mantendrá el veto?
Podrá haber acuerdo si aceptan reforzar la independencia judicial a través de la reforma que aprobamos en el Senado, en diciembre de 2018, y luego tumbaron en el Congreso, o la que hemos registrado otra vez en agosto de este año. Y si el pacto es entre los que respetan la Constitución y el estado de derecho.

–Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en la insignia de la oposición al Gobierno de Sánchez. Tiene más protagonismo que usted.

Isabel está haciendo una gestión eficaz, cercana y transparente, justo lo contrario de la incompetencia, arrogancia y mentiras que caracterizan a Sánchez. La única experiencia de gestión que tenía antes de llegar a Moncloa era ser concejal en la oposición en Madrid. Por eso no entiendo la obsesión que tiene contra la capital de España.
–¿El papel de un presidente autonómico es hacer oposición al Gobierno central?

La responsabilidad de los presidentes autonómicos es defender los intereses de sus vecinos, y eso es lo que hacen Díaz Ayuso, Feijóo, Moreno, López Miras, Fernando Mañueco y Vivas. Lo que pasa es que Sánchez les discrimina por ser del PP, y con ello a todos los madrileños, gallegos, andaluces, murcianos, castellanos y leoneses y ceutíes. No hay más que ver el reparto de los presupuestos de los fondos de reconstrucción para darse cuenta de que para Sánchez, el mapa de España es un tablero de Risk, con banderas de colores, y alrededor de los azules despliega todos los agravios y ataques posibles.
–Se está escribiendo mucho sobre el veto de Génova a que Isabel Díaz Ayuso sea la presidenta regional del partido. ¿Usted prefiere entonces la tricefalia a dejarla a ella el mando del partido madrileño?
Hace ahora justo dos años propuse a Isabel Díaz Ayuso y a Jose Luis Martínez-Almeida como candidatos a la Comunidad y a la Alcaldía de Madrid, ante el rechazo de la mayoría. Estaba convencido de que serían unos estupendos Presidenta y Alcalde. Y el tiempo me ha dado la razón. Para mí es un orgullo que los mismos que me criticaban por haberlos nombrado, ahora les pongan de referencia. Y pinchan en hueso si intentan enfrentarlos. Son leales y comprometidos.
–No me ha contestado si usted ve bien que Ayuso asuma el control del PP de Madrid.
El PP de Madrid es una piña, lo conozco muy bien pues he estado 10 años recorriendo la región de norte a sur y de este a oeste. Falta un año para el congreso regional y estoy seguro de que saldrá muy fortalecido para revalidar estos gobiernos y recuperar otros muchos en la región.
–Sigue sin contestarme.
Los militantes del partido deciden libremente quien quieren que sea su presidente, al margen de cualquier indicación de las estructuras orgánica e institucional.

Cataluña. Tambores de aplazamiento electoral. En El Mundo alude al caso Iñaki Ellakuría, que escribe sobre las preferencias de Puigdemont. Al prófugo le interesaría que los comicios se celebraran en primavera a fin de que ERC acusara aún más el desgaste de la gestión del coronavirus. Así arranca el texto de Ellakuría: "La tercera ola de la pandemia ha vuelto a evidenciar la profunda división que existe en el seno del Gobierno catalán, donde JxCat y ERC llevan meses poniéndose la zancadilla, controlándose de reojo y aprovechando cualquier error contrario como herramienta de erosión, pensando en las elecciones autonómicas previstas para el 14 de febrero. Y es precisamente la posibilidad de aplazar los comicios del día de San Valentín, por los malos datos epidemiológicos, el último motivo de enfrentamiento en el seno del Ejecutivo catalán".

Portada de 'El Mundo' del 11 de enero de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 11 de enero de 2021 / KIOSKO.NET

Continúa la pieza: "Bajo una lógica más electoral que sanitaria, Esquerra se decanta, con dudas, por mantener el calendario intacto; mientras que en JxCat, con matices y alguna excepción como la cabeza de cartel, Laura Borràs, parecen decantarse por un aplazamiento hasta la primavera. Una opción que, en cualquier caso, contempla el decreto de convocatoria electoral al incluir en su redactado el aplazamiento por razones que tengan que ver con la protección de la población ante la emergencia sanitaria. Por el momento, la Generalitat se limita a recomendar a los catalanes que voten por correo y ha ampliado el número de colegios electorales, mientras que los partidos de la oposición, meros espectadores de la decisión que acabe tomando la malavenida coalición gubernamental, coinciden en sostener públicamente que el 14F se debe garantizar la posibilidad de voto de todos los catalanes y la seguridad sanitaria. Y en privado, admiten que el aplazamiento parece hoy inevitable".

Segunda entrega de la encuesta de La Vanguardia. Titulares: "El apoyo a la independencia en Cataluña cae al 43% frente a casi el 50% que está en contra" y "Un 61% respalda indultar a los presos para rebajar la tensión del conflicto catalán". El análisis es de Carles Castro: "El apoyo a la independencia se desinfla lentamente a medida que las expectativas de alcanzarla se desvanecen y la división de los partidos soberanistas se acentúa. Si en el sondeo de GAD3 de septiembre pasado para La Vanguardia el respaldo a la secesión superaba el 45% de los consultados, en el de enero ha caído por debajo del 43%. Y, paralelamente, mientras hace cuatro meses el rechazo a la independencia se acercaba al 47% (un punto y medio por encima del porcentaje de apoyo), hoy roza el 49%. Es decir, una ventaja de más de seis puntos para los opuestos a la secesión".

Sigue Castro: "De hecho, lo relevante no es el descenso del apoyo a la independencia --que ya había registrado cifras similares en el pasado-- sino el nivel de rechazo que ha alcanzado a lo largo del 2020. Es cierto que en febrero pasado los contrarios a la secesión ya sumaron un porcentaje idéntico al actual. Pero entonces la distancia entre partidarios y detractores era menor que ahora y se mantenía en un cerrado equilibrio. En definitiva, y dicho con mucha cautela, la tendencia que registra el sondeo apunta a un creciente decantamiento de la sociedad catalana en contra de la ruptura con España".

11 de enero, santoral: Higinio, Honorata, Leucio, Paulino de Aquilea,  Pedro Apselami, Salvio, Teodosio, Tomás de Cori y Vital de Gaza.