Primeras planas

El negro horizonte de Trapero y deserción general

Los presidiarios alegan propósito de enmienda. El exconsejero de Interior añade que el papel de los "uniformados" era cosa del 'major' Trapero. Rita Maestre y Donald Trump

12.01.2018 09:35 h.
8 min

Abandonos, pasos a un lado y propósitos de enmienda. La primera línea del frente soberanista ha sido arrasada. Peones, caballos y alfiles han cedido ante el grosor de las responsabilidades penales que acarrean los delitos por los que son investigados. La retirada no es un espectáculo edificante. Desordenada desbandada que refuta la pretensión de Puigdemont de ordaguear hasta el final. 

Comenzó Jordi Baiget, aquel consejero de Empresa que dijo que una cosa era pasar una temporada a la sombra y otra muy diferente que le tocaran el bolsillo. Preferir el presidio a la ruina es de gente que no toca, que no sabe lo que dice. Después se fueron Neus Munté, Meritxell Ruiz y Jordi Jané. A última hora se apeó del cohete Santi Vila. En el flanco municipal causan baja Neus Lloveras y Miquel Buch. Más Lluís Corominas y Ramona Barrufet. Todos ellos posconvergentes. Por no hablar de Mas. En el apartado republicano, Anna Simó y Carles Mundó han dicho adiós y Carme Forcadell se aparta del marrón de presidir la mesa de los malditos. En Bruselas les llaman a todos ellos "desertores"

Portada de 'La Razón' del 12 de enero de 2018 / CGEn el "mako", la vida es dura. Privación de libertad. Dadas las circunstancias, las aclaraciones de Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart sobre el referéndum del 1-O y que no lo volverán a hacer son de carril. Otra cosa son las derivadas del acto exculpatorio del exconsejero de Interior, según la pieza de Ricardo Coarasa en La Razón: "El ex consejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn se desvinculó ayer de la actuación de los Mossos el 1-O y descargó la responsabilidad del operativo en el que entonces era el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, investigado por sedición en la Audiencia Nacional. El diputado electo del PDeCAT explicó al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena –que investiga a los principales impulsores del «procés»– que él no era el responsable del despliegue operativo de la Policía autonómica con motivo del referéndum ilegal ni dio instrucciones a los Mossos porque esa labor, recalcó, «es de los uniformados». Fuentes presentes en su declaración apuntaron que se refirió directamente al «mayor Trapero», aunque la defensa del ex conseller niega este extremo.

Se le suma a eso la documentación interceptada a los Mossos por la Policía y tenemos al major Trapero a los pies de los caballos. Es lo que tiene pertenecer a la clase de los "uniformados", un elevado riesgo de ser puteado por los encorbatados.

El editorial de La Vanguardia saluda muy positivamente el realismo constitucional de los presos y de quienes en las últimas horas están deponiendo su actitud: "Entre tanto, el expresident Puigdemont sigue en sus trece en Bruselas, porfiando para lograr su investidura presidencial por vía telemática, persona interpuesta u otros pintorescos conductos. No parece considerar otra posibilidad, pese a las indicaciones de los letrados del Parlament. Sin embargo, tarde o temprano deberá aceptar una solución viable, que desbloquee la situación y contribuya a construir un futuro más estable ­para todos los catalanes. Deberá, al igual que sus correligionarios, abrazar el pragmatismo".

En la prensa de obediencia republicana se tiende a comprender la perspectiva de los presidiarios y las prevenciones de los investigados, a excepción de Àstrid Bierge, que firma una dura columna en El Món. Realismo crudo: "Un per un, els líders polítics i civils de l'independentisme han anat reconeixent la victòria de l'estat Espanyol. Tant se val que durant la campanya demanessin el vot per poder recuperar la Generalitat i fer tornar els presos i exiliats -com si depengués d'ells-, i tant se val que segueixin dient que exigiran no sé quantes coses a l'estat -com si estiguessin disposats a emprendre accions per fer complir les suposades exigències. Allà on les paraules no poden ser fum, diuen el que diuen els vençuts per demanar clemència: "No ho tornaré a fer, senyor". Havent renunciat a la unilateralitat i tenint com a objectiu pidolar el restabliment de l'autonomia, la derrota del procés independentista és una evidència".

Todo lo contrario opina Iu Forn, en El Nacional, que firma una pieza sobre las bajas inevitables en todo desembarco. Las primeras oleadas cascan y las segundas toman la playa parapetándose tras los héroes sacrificados. Así es que Mas habría sido la primera víctima de Normandía II. Imprescindible enlace para los amantes de las Hazañas Bélicas.

Hay otro mundo. Rita Maestre lo ha vuelto a hacer, según un texto de Luca Constantini en El País: "El Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena, ha encargado a cuatro empresas la redacción de una decena de informes para detectar posibles casos de "mala gestión" en los anteriores alcaldes del PP, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella. Entre estos informes, con un gasto previsto de 367.000 euros, destaca el estudio sobre el "impacto de género" en el soterramiento de la M-30. Para este documento el Consistorio desembolsará 52.337 euros".

Sigue: "La portavoz municipal Rita Maestre defendió este jueves la necesidad de este estudio. En opinión de Maestre, este encargo establecerá los efectos de esta obra urbanística en cuanto a políticas de género. Una actuación a posteriori pero que la edil asocia a la "obligación normativa, sobre cómo afectan todo tipo de políticas públicas al género". "El soterramiento de M-30 tiene por supuesto impacto de género", ha asegurado Maestre. La edil ha añadido que "cómo se desarrolla una ciudad tiene efecto en términos de géneros", aunque no ha concretado cuáles.

Más gente sorprendente. De hecho, el campeón de la gente sorprendente. Donald Trump se empecina en dar la razón a quienes sospechan que está como una regadera. Acaba de llamar "países de mierda" a El Salvador, Haití y las naciones de África. "¿Por qué estamos teniendo a toda esta gente de estos países de mierda viniendo aquí?", se preguntó durante una reunión con congresistas que se oponen a su política migratoria.

12 de enero, santoral: Arcadio, Benito Biscop, Cesárea, Eutropio y Victoriano.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información