Primeras planas

El Münchhausen de Puigdemont Bonaparte

Los insólitos planes del fugitivo, que aspira a ser presidente emérito, diputado europeo y refugiado político en Waterloo. Rajoy contra Rivera

05.02.2018 09:48 h.
7 min

Escribe Raúl del Pozo en la contraportada de El Mundo que "no podemos permitirnos el lujo de dejar de hablar de ese aborto que sigue haciéndose cada vez más deforme: la nonata república imaginaria de Cataluña, la nueva industria del entretenimiento".

Así es que aquí comienza el minuto y resultado del proceso reload en la pista central del circo catalán, capital Bruselas. Peregrinación amarilla a Bélgica. ERC le ha mandado a Puigdemont una comisión de tercera fila con Pere Aragonés y Gamisans, entre otros, para nada y este lunes giran visita diputados de JxCat. El 130 presidente no recibe en la mansión Napoleón, sino en el hotel President. 

En cuanto al encontronazo con ERC, firman J. Gallego y T. Bolaño un texto en La Razón con variadas claves sobre el humor independentista: "Así, la reunión de ayer, zanjada sin ninguna entente a pesar de que fuentes presentes en las negociaciones aseguraran que «progresan adecuadamente», supuso un reemprendimiento de las conversaciones, paralizadas desde el pasado martes, aunque también denotó que no había voluntad por cerrar nada. Los republicanos enviaron a una delegación en la que no se incluyó a ninguno de los primeros espadas: viajaron a Bélgica el secretario de Economía y persona muy cercana a Oriol Junqueras, Pere Aragonés; el secretario de Comunicación, Miquel Martí Gamisans; el jefe de gabinete de Marta Rovira, Jordi Bacardit; y el jefe de prensa de ERC, Isaac Salvatierra. En la reunión, también estuvo la ex consellera de Agricultura, Meritxell Serret, pero no acudió Toni Comín, muy distanciado del partido republicano".

El plan de Puigdemont es de una audacia insólita, según la información de Marcos Lamelas en El Confidencial: "Su propuesta a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, con la que ha mantenido contacto telefónico esta pasada semana, incluye un Gobierno en el que su formación se reserva los puestos clave y que mantiene como alternativa el que se nombre presidente al máximo responsable de la ANC, Jordi Sànchez, encarcelado en la prisión de Estremera. Además, Puigdemont se reserva para su formación el grueso de las carteras económicas, según han apuntado fuentes de JxCAT".

Sigue el texto: "La propuesta implica una renuncia implícita de Puigdemont a aspirar a ser el 'president'. En esta tesitura, Puigdemont asumiría un puesto de presidente emérito de la Generalitat —o con un nombre equivalente—, un cargo que supondría, además, sueldo público y residencia en Bruselas. Esta situación duraría un año, hasta las elecciones europeas, previstas para 2019. En ellas, Puigdemont se presentaría como cabeza de lista de una candidatura única del independentismo y se convertiría en eurodiputado, según desvelan fuentes de su entorno de Bruselas".

elpais.200O sea que lo tiene todo controlado Puigdemont. Alejandro Vara, en Voz Populi, recoge el sentir del entorno del líder gerundense: "No se plantea regresar a España 'en muchos años', según comentan fuentes de su 'sanedrín', el reducido equipo de leales que le atiende, escucha y aconseja en la capital belga. Al menos, no piensa regresar hasta que el Gobierno de Madrid promulgue un indulto para los impulsores del golpe sometidos a proceso. Algo inimaginable, al menos aparentemente".

Münchhausen total. Todos estos planes de vivir como un rey republicano en Waterloo y ser diputado cojonero en la UE podrían topar con la reactivación de la eurorden, documentada, una vez concluya la instrucción del proceso. En cuanto a la investidura no investidura, una lectura no precisamente restrictiva del reglamento de la cámara indica que las chorradas se hacen en el patio. Otra cosa es que Puigdemont quiera colisionar a distancia y ERC se deje arrastrar por la opinión de la camarilla de irreductibles del hombre de Amer.

En el plano nacional, el PP sigue en pánico. Si entre independentistas hay navajazos, lo de los populares contra Ciudadanos también. La formación conservadora parece no tener más adversario que el partido de Rivera. Anabel Díaz y Juan José Mateo abren la portada de El País con un texto en el que acentúan el espanto pepero ante el progreso naranja: "El presidente del PP, Mariano Rajoy, señaló ante los suyos que el Gobierno ha cumplido con su obligación en Cataluña y "lo ha hecho bien", en tanto que el partido "lo ha hecho mal y hay que estudiarlo". La intensa disciplina, o autocontención por responsabilidad, según distintas interpretaciones, ha llevado a que esa tesis no haya tenido respuesta, aunque la opinión generalizada en ámbitos territoriales del PP es que se está en plena emergencia y es al Gobierno a quien corresponde moverse al ser quien tiene más capacidad de arbitrar "medidas, propuestas e imágenes", como señala un dirigente territorial". 

Y: "Estas opiniones no son desdeñadas por dirigentes nacionales del PP. En esta demanda de cambios en el Gobierno sí se reconoce que Rajoy, personalmente, ha empezado la ofensiva contra Ciudadanos. En cada una de sus actuaciones públicas, como la de ayer en Córdoba, no ahorra reproches a Albert Rivera, por su "oportunismo" y falta de solidez en las convicciones". Le dijo la sartén al cazo.

La titular de Agricultura, García Tejerina, apunta a ministra de Economía.

Lo mismo se conoce hoy el informe de los letrados del Parlament sobre si estamos en la cuenta atrás o en tiempo muerto.

5 de febrero, santoral: Águeda e Ingenuino.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información