Menú Buscar
Primeras planas

Melero es como Dios y aquí no pasó nada

La prensa se rinde a la ironía y alusiones de Melero a la película de Cuerda "Amanece que no es poco". Pactos: Gobierno de “cooperación” y apaño PP, Cs y Vox en Madrid

12.06.2019 09:21 h.
12 min

El Tribunal Supremo y el club de la comedia. El letrado Javier Melero sale a hombros por la puerta de la prensa. El defensor del exconsejero de Interior, Joaquim Forn, recibe mayúsculos elogios, encendidas comparaciones con los mitos del balompié. Incluso entre la prensa afecta al independentismo, a pesar de que el letrado no se corta un pelo al describir los sucesos de septiembre y octubre del 17 en Cataluña como un ejercicio de mero postureo, el timo de la República Catalana

En el Ara, David Miró lo compara con Ronaldinho: "La data del 17 de novembre del 2005 ha quedat gravada en l’imaginari barcelonista com el dia en què el Bernabéu va aplaudir Ronaldinho després d’una actuació estel·lar. Que se’t reconegui el mèrit en un camp teòricament advers no és tan habitual, però això és el que va passar dimarts a la sala de premsa del Tribunal Suprem, on els periodistes van saludar amb un aplaudiment espontani el final de la intervenció de Xavier Melero, el lletrat de Joaquim Forn". 

Y añade: "I és que el seu informe final va tenir de tot: ironia (sempre es referia al “brillantíssim” informe del fiscal), humor (amb referència a la pel·lícula Amanece, que no es poco inclosa) i sobretot tones de mala llet destinades especialment al fiscal Javier Zaragoza, present a la sala. Va ser un espectacle digne de veure’s. Acostumats al seu to amable i sardònic, ahir Melero va mostrar que no és algú que voldries tenir com a enemic. (...) Ara bé, el seu relat descarnat del que va suposar en realitat la DUI tampoc és recomanable per a estómacs processistes".

En El Nacional, José Antich va un paso más allá: "Quan Xavier Melero agafa l'estilet és gairebé com quan Messi agafa la pilota. El final està escrit la majoria de les vegades. El relat de Melero -advocat de Quim Forn- va ser dur, a estones implacable, realista i amarg també per als independentistes. Com quan va assenyalar que no s'havia produït cap DUI i que amb el 155 aprovat el Govern el que va fer va ser lliurar el poder, no defensar-lo".

Algo más elaborados son los elogios en medios como El País y El Periódico. En el primero escribe Pablo Ordaz: "Aunque de forma menos cruenta —la vida es larga y los abogados con su estatus suelen visitar la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo con frecuencia—, Melero basa su defensa en los mismos dos pilares que el resto. Por un lado, aprovecha las lagunas evidentes de algunos fiscales en beneficio de su cliente. Y, por otro, minimiza la participación de su defendido en un Gobierno, el de Puigdemont, que ya nadie pone en duda que puso al Estado contra las cuerdas, llevando su plan independentista hasta el borde mismo del precipicio. La versión de Melero es que todo fue una pompa de jabón, un mal sueño, una broma pesada que algunos se creyeron —el Estado, sin ir más lejos— pero que en realidad nunca tuvo visos de autenticidad".

En El Periódico se encarga de la crónica Rafael Tapounet: "Al final de su alegato, el letrado de Forn tuvo el bonito detalle de citar la película de José Luis Cuerda 'Amanece que no es poco', cuya trama (¿trama?) transcurre en un pueblo en el que el mayor problema de orden público que se puede suscitar es que alguien critique (o, aún peor, plagie) a William Faulkner. "Eso es lo que yo espero –dijo Melero de manera un tanto meliflua-. Que reconstruyamos una España en la que solo nos discutamos por Faulkner"".

Portada de 'El Periódico' del 12 de junio
Portada de 'El Periódico' del 12 de junio

Tapounet introduce también uno de los diálogos de la película de culto: "Y en esta crónica, en la que es devoción lo que existe por el filme de Cuerda (una película que, conviene no olvidarlo, termina con un cabo de la Guardia Civil pegándole tiros al sol porque ha amanecido mal), no podemos dejar de acordarnos, al hilo del 1-O, de esa otra escena en la que dos agentes del benemérito cuerpo mantienen la siguiente conversación: "Lo de dar guantazos es un esquema muy sintético que conviene utilizar poco. Y utilizarlo bien. Casi en plan poético, diría yo. Plas, plas. Como algo prodigioso. ¿Tú me entiendes?", dice uno. Y el otro responde: "Sí, hombre. Claro. ¿No te voy a entender?"".

También La Vanguardia se rinde a los encantos del abogado. Escribe Carlos Zanón: "Quizás Van den Eynde está tranquilo porque en su equipo –más o menos– está Melero, el letrado de Forn. Melero o la Verdad. Melero o el Sentido de la Realidad. Es el letrado defensor de toda la vida que hace lo que uno presupone a un abogado. Saber mucho, exhibir lo necesario, valorar la partida y tratar de que los hechos se califiquen por lo que fueron, ceder para ganar y que su cliente salga lo mejor parado posible. Melero es consciente de que esto no es una broma. Que simbolismos los justos y que los políticos pueden vender humo, pero que cada día en prisión es un día sin libertad. De hecho, dan ganas de delinquir para que te defienda Melero".

Pero hay más abogados. Arcadi Espada se refiere en El Mundo a la intervención de Andreu Van den Eynde, el letrado de Junqueras y Romeva: "Nadie deberá negarle al abogado Van den Eynde coherencia hasta el instante final. Llegó diciendo que venía a participar en un juicio político y ayer se marchó confirmando que había participado en un juicio político. Su alegato estuvo basado en dos afirmaciones extraordinarias. La primera, que declarar la independencia no es delito. Lo dijo pocos minutos antes de las once de la mañana. La segunda, que a los acusados se les ha aplicado el llamado «Derecho Penal del Enemigo». Esta expresión, que acuñó en 1985 un jurista alemán (Jakobs), tiene un núcleo que explica así la Wikipedia: se castiga al autor «no por el hecho delictivo cometido, sino por el hecho de considerarlo peligroso». La construcción argumentativa del abogado de Junqueras vinculó ese enemigo a una causa general contra el independentismo. De modo que, así planteada, no tuvo Van den Eynde ninguna necesidad de remitirse a los hechos. Sí pasó por un cierto momento de peligro cuando describió la actividad de la muchedumbre en el 1 de octubre. Pero lo solucionó rápido:

- La gente no fue a parar a la Policía, sino que la Policía fue a parar a la gente.

Y así, con semejante comodidad cognitiva, se deslizó hasta su enorme frase final.

- Estamos ahí, con la mano tendida para solucionar este conflicto. Y eso es lo que esta sentencia tendría que ser. Espero haberles ayudado a hacer la mejor de las sentencias, pero sobre todo la sentencia que resuelva conflictos, porque eso es el valor más honesto y más noble de la Administración de Justicia".

A los hechos se refiere Cristian Campos en El Español: "Dice Daniel Gascón que el procés ha sido un golpe posmoderno. Yo lo dejaría en un golpe catalán. Algo con lo que estará de acuerdo cualquiera que conozca, aunque sea muy someramente, las peculiaridades del carácter regional. Ese que es capaz de alzarse contra la democracia por la vía de acumular docenas de pequeñas deslealtades, ingratitudes y traiciones, pero que jamás arriesgaría una sola maceta del jardín de la torre de Cadaqués en el empeño".

A todas estas, el Supremo ha concedido a Joaquim Forn permiso para tomar posesión de su acta de concejal en el Ayuntamiento de Barcelona y la Abogacía del Estado reclama que se permita a Junqueras acceder a la condición de eurodiputado, según la apertura de portada de El Mundo. De la pieza de Manuel Marraco y Marisa Recuero: "La Abogacía del Estado respaldó este martes la petición de Oriol Junqueras de salir de prisión la próxima semana para adquirir la condición plena de eurodiputado, según confirmaron fuentes jurídicas. Ese trámite permitiría al ex vicepresidente catalán formar parte de la lista de eurodiputados que España debe remitir a Bruselas y conseguir así la amplia inmunidad que la Eurocámara concede a sus miembros. La Fiscalía del Supremo se opuso este martes a la salida del preso del 1-O, advirtiendo de que su inmunidad provocaría una "inaceptable" paralización de la causa del procés, que quedaría pendiente de la luz verde del Parlamento Europeo". 

Hoy, salvo contratiempos, concluirá el juicio después de 4 meses y 52 sesiones. 

Pactos. El País abre edición con el siguiente titular: "El PP, Vox y Ciudadanos se reparten los cargos en la Asamblea de Madrid". En el ABC, el apunte es que "Casado insiste en el 'no' a Sánchez, pero le ofrece pactos de Estado". En La Razón se alude en un faldón de portada al Gobierno de "cooperación" con el que Sánchez pretende quitarse de encima a Pablo Iglesias.

También destaca la renuencia de Meritxell Budó, portavoz del Govern, a contestar preguntas en castellano que no hayan sido formuladas antes en catalán. Otra muestra de tolerancia y flexibilidad del ejecutivo de Quim Torra.

12 de junio, santoral: Basílides, Odulfo, Olimpio, Onofre y Plácido.