Menú Buscar
Primeras planas

Media España pasa de fase y temor médico al rebrote

Andalucía, Madrid y Valencia se rebotan contra el Gobierno por quedar rezagadas. Los médicos alertan del riesgo de rebrote. Dolores Delgado promete investigarlo todo. Las colas del hambre

19 min

Media España pasa de fase. Aperitivo de la "nueva normalidad", mascarillas, guantes y distancia social. El mundo ha cambiado. Ni abrazos ni palmadas en la espalda. Y aún menos darse la mano. Muchos establecimientos no subirán la persiana. Comienza la reconstrucción de una economía destrozada con el miedo a un rebrote que vuelva a llenar los hospitales. El Gobierno pretende manejarse con pies de plomo mientras que las comunidades rezagadas claman contra los criterios monclovitas, que juzgan políticos y no técnicos.

Tensa reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos. Novena cumbre telemática de presidentes desde que se declaró el estado de alarma. En El País, José Marcos constata que "por una vez" no fueron Urkullu, Torra o Feijóo los primeros en montarla parda. Según se anota en la crónica, eso pasa porque el orden de las intervenciones se establece en función de la antigüedad de los estatutos de autonomía. Fueron los presidentes de Andalucía, Madrid y Valencia los que se subieron a la parra.

De la citada crónica en el diario de Prisa: "Las tres comunidades más pobladas exceptuando a Cataluña compartieron una sensación de agravio. Sin explicitarlo, Díaz Ayuso insistió en pasar ya de fase pese al informe de su exdirectora de salud, que dimitió. La cogobernanza diluyó los reproches nacionalistas. La sensación de los responsables de Andalucía y la Comunidad Valenciana es que ha habido un trato de favor por intereses políticos a otros territorios como Euskadi. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rechazó esos supuestos 'falsos agravios' y pidió que no se entrara en 'especulaciones que no tienen ningún tipo de fundamento'".

Sigue la nota: "El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, del PP, sí piensa que los hay. Y que por esa razón Málaga y Granada no pasaron a la fase uno. La Junta pedía que se siguiera el criterio de las zonas sanitarias en las dos provincias. 'El PNV tiene una excepcional relación con el Gobierno, sustenta al Ejecutivo, esos apoyos parlamentarios tienen sus contrapartidas', afirmó Moreno tras la reunión. (...) Las críticas del socialista Ximo Puig fueron más duras, lo que provocó cierta alarma en el PSOE. 'He defendido siempre la corresponsabilidad, pero la cogobernanza no ha funcionado tan bien', dijo el presidente valenciano, que reclamó 'rigor' en las decisiones. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, reiteró que el Gobierno se basa 'siempre en criterios de máxima prudencia'".

portada el pais
Portada de 'El País' del 11 de mayo / KIOSKO

Mientras tanto, Sánchez barruntaba una respuesta que --más que satisfacer a todos-- no ofendiera a ninguno, ejercicio no exento de tremendas complicaciones. La versión del presidente viene en El Periódico de la mano de Juan Ruiz Sierra: "'Si estuvierais en mi lugar querríais levantar cuanto antes el estado de alarma. Vamos a plantear a los grupos parlamentarios, cuando hayamos controlado la epidemia, una fórmula de gobernanza que llevará implícita la modificación de leyes. Un acuerdo de gobernanza donde estéis vosotros y nosotros', dijo el presidente del Gobierno, según fuentes presentes en la cita telemática. Sánchez citó la ley de Salud Pública, del 2011, y la ley de Sanidad, de 1986, entre las normas cuya modificación estudia la Moncloa. Pero también advirtió: 'Ahora el instrumento que tenemos es el que tenemos'".

Continúa la pieza párrafos después: "Sus anuncios no lograron aplacar el malestar de varias autonomías. El socialista valenciano Ximo Puig denunció que el Gobierno no había justificado por qué toda su comunidad no pasará el lunes a la fase 1. El andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, del PP, denunció 'diferencias de trato' respecto a otras autonomías y consideró 'difícil de entender' que distritos sanitarios como la Costa del Sol vayan a quedarse en la fase 0, cuando otros territorios con 'incidencias más elevadas' sí darán el salto".

A todas estas, los médicos están con el alma en vilo temerosos de un rebrote letal del coronavirus, según apunta Cristina Castro en El Independiente: "Mientras que sociedad parece ver la luz al final del túnel, los médicos españoles, con la tasa de contagios más elevada del mundo, sienten más preocupación que optimismo en una fase 'muy delicada'. En las últimas dos semanas el número de infecciones registradas en el personal sanitario se ha disparado, ya son cerca de 50.000 los que han dado positivo y la tasa entre profesionales crece a más velocidad que en la población general. Una parte, reconocen, se debe al aumento de pruebas diagnósticas, pero las cifras son también el reflejo de por qué se han convertido en un talón de aquiles para la gestión de la crisis en España y por qué el sistema puede tener dificultades en la siguiente fase".

Prosigue la nota de Castro líneas después: "La falta de personal es uno de los principales temores de los médicos ahora que la epidemia entra en la siguiente fase. 'Las tasas de contagio entre los profesionales van a mantenerse altas. Los centros de salud han estado a medio gas, casi cerrados, pero ahora que la gente vuelve a salir el riesgo de contagio en ellos será importante y si no se hace con rigurosas medidas de seguridad pueden convertirse en un gran foco de infección', explica Salvador Casado, médico de familia y coautor de un documento de propuestas para la desescalada en atención primaria en Madrid".

Todo esto tiene un reflejo demoscópico. El ABC presenta a sus lectores una encuesta de GAD 3 ue apunta que "el PP sube hasta los 115 escaños y pone en peligro la mayoría del PSOE". Según este sondeo, "los populares captan 250.000 votos del Partido Socialista y otros 650.000 de Ciudadanos y de Vox, mientras aumenta la abstención y el voto en blanco".

Estos son los datos:

  • PSOE, 120 (28,7%) =
  • PP, 115 (27,1%) +26
  • Vox, 35 (11,7%) -17
  • Podemos, 28 (10,9%) -7
  • Ciudadanos, 8 (5,9%) -2
  • Más País, 2 (1,4) -1

La encuesta también apunta que "sólo el 18,8 por ciento de los ciudadanos creen que Sánchez está contando la verdad" y que "dos de cada tres votantes socialistas opinan que el Gobierno oculta datos".

En El Mundo, Esteban Urreiztieta entrevista a Dolores Delgado, la fiscal general, que promete que van a investigarlo todo, desde las muertes en las residencias de mayores hasta la compra de material defecutoso, caiga quien caiga. Ahí van las preguntas y respuestas más mollares: 

"P. ¿Han advertido ya indicios de delito en alguno de estos episodios, como por ejemplo en la compra de material defectuoso o en las residencias de ancianos? 

R. En las posibles estafas tenemos que ver las condiciones del contrato, cómo se compró, los certificados, y necesitamos peritajes. Necesitamos tiempo y que, sobre todo, acabe la pandemia para poder desarrollar esta investigación. Eso sí, hay que investigarlo y hay que investigarlo todo, evidentemente. Vamos a comprobar qué realidad se produjo y si el contenido de las denuncias se ajusta a la realidad. Nuestra obligación es comprobar esos hechos de manera objetiva. Esta crisis sanitaria va a ponernos encima de la mesa diferentes tipos delictivos y una litigiosidad distinta, por eso nos estamos preparando ya en la Fiscalía para ese día de la post crisis.

P. Usted ha dicho públicamente en numerosas ocasiones que siempre estará con las víctimas. Llevamos ya más de 26.000 fallecidos por la pandemia. ¿Qué mensaje transmite a todas las familias desde su posición de fiscal general?

R. En primer lugar, quiero destacar el recuerdo a todas las víctimas y el luto en el corazón por todas ellas. La pandemia está ahí y las víctimas necesitan una respuesta de las instituciones. Es decir, no sólo necesitan una respuesta sanitaria, sino también de las instituciones. Desde la Fiscalía General nuestro deber y nuestra encomienda es velar por las víctimas y están en el horizonte siempre. No es ninguna retórica, es una prioridad.

P. Cuando tomó posesión se comprometió a dedicar recursos para frenar los nuevos discursos del odio y la discriminación. En este apartado están más de actualidad que nunca las denominadas fake news o noticias falsas. Recientemente hemos escuchado unas declaraciones del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, en las que afirmó que la Jefatura del Servicio de Información del Instituto Armado trabaja para 'minimizar el clima contrario al Gobierno'. ¿Existe alguna orden por parte del Gobierno a las Fuerzas de Seguridad del Estado y a la Fiscalía para perseguir críticas al Ejecutivo?

R. A la Fiscalía General no le consta ninguna instrucción en ese sentido, absolutamente ninguna. No hay un delito sobre el bulo o las fake news, no existe un tipo penal. Lo que tenemos son noticias falsas que pueden tener una trascendencia penal, porque a través de una noticia falsa se puede cometer una estafa o un delito contra la salud pública o puede afectar a colectivos vulnerables como los ancianos, a los que se engaña. Le pongo un ejemplo: cuando ETA mataba con bombas se produjo una dinámica que eran las llamadas de teléfono con avisos de bomba falsos. Eran deseos de alterar el orden público y generaban una tensión muy importante. Se tuvo que tipificar un delito que condenaba las llamadas que alteraban el orden público. Esto era una fake news que generaba mucho daño. Salvando las distancias, hay noticias falsas que tienen un reflejo en un tipo penal porque también buscan hacer mucho daño".

portada el mundo
Portada de 'El Mundo' del 11 de mayo / KIOSKO

Efectos de la crisis económica. Colas para recoger alimentos. El Confidencial se hace eco de la situación en un barrio obrero de la capital de España. Escribe Alfredo Pascual: "La madrugada del sábado, miles de vecinos de Aluche, un barrio del sur de Madrid, desafiaron el confinamiento y se plantaron en mitad de la calle. Los primeros llegaron a las cuatro de la mañana y no se fueron a casa hasta pasadas las 11. Siete horas de cola para recibir una bolsa con arroz, aceite, huevos, harina y un puñado de judías verdes y manzanas. Solo los 400 primeros tendrán, además, un kilo de pollo. Y para los que tienen niños un botecito de Nesquik o Nutella. La comida para toda la semana".

Sigue: "Los reparte la Asociación de Vecinos de Aluche, que se ha tenido que movilizar porque la situación de muchas familias de Aluche es crítica: 'Nosotros somos una asociación de vecinos normal, organizamos actividades, charlas y cursos para mayores, así que cuando empezó el confinamiento, cerramos, no tenía sentido seguir abiertos', dice Ana del Rincón, miembro de la junta directiva. 'Pero a partir del día 12 de marzo empezaron a llegarnos correos preguntando dónde se podía recoger comida, porque este es un barrio obrero y muchas personas trabajan limpiando en casas o cuidando ancianos o niños, sin contrato', dice. 'Son gente que vive al día y que de la noche a la mañana se han visto con cero euros de ingresos y una familia que alimentar'". 

Al hilo de este drama, El Mundo apunta que en junio se establecerá la renta mínima universal y que "el Gobierno dará hasta 1.015 euros al mes a un millón de familias vulnerables". "El ingreso mínimo podrá solicitarse desde junio con la referencia de ingresos de 2019. La renta base será de 462 euros y aumentará si hay niños a cargo. Se darán incentivos por lograr otros ingresos", comenta también el diario de Unedisa, que ha tenido acceso al proyecto de ley. 

En Finlandia disfrutan de esa medida desde hace unos cuantos años y según un estudio que destaca El Diario, la renta no incentiva la búsqueda de trabajo, que es un bien escaso, sino la felicidad, que es una aspiración relativa. Firma Jon Henley: "El primer ensayo de renta básica nacional de Europa auspiciado por un gobierno apenas ha estimulado la búsqueda de trabajo, pero sí sirvió para mejorar el bienestar mental de los receptores, así como su seguridad y satisfacción con la vida. Estas son algunas de las conclusiones del primer gran estudio del experimento llevado a cabo por Finlandia entre 2017 y 2018, que en el contexto de la pandemia del coronavirus ha vuelto a generar un gran interés. 'Los receptores de una renta básica están más satisfechos con sus vidas y presentan menores niveles de estrés que el grupo de control formado por desempleados de la misma franja de edad que no percibieron esta ayuda', señala el estudio llevado a cabo por un grupo de expertos de la Universidad de Helsinki. 'También tienen una percepción más positiva de su bienestar económico'".

Sigue la nota: "Las conclusiones de este estudio se han dado a conocer en un momento en el que las devastadoras consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, entre ellas, un aumento del desempleo a nivel mundial, vuelven a despertar el interés por los programas de renta básica. En su tradicional discurso de Pascua, el Papa Benedicto XVI indicó que 'tal vez ha llegado el momento de sopesar la posibilidad de una renta básica universal'".

Estampas de la España que se desconfina. Peleas de gallos en el Palmar de Troya. De La Vanguardia: "La Guardia Civil ha denunciado en el Palmar de Troya (Sevilla) a 83 personas que participaban en una reunión de 120 en la que se apostaba en peleas de gallos clandestinas. Cuando los agentes descubrieron la reunión y llegaron al lugar donde se celebraba --una finca rústica-- sorprendieron a un grupo de más de 120 personas que estaban reunidas bajo una carpa, en torno a un reñidero (espacio donde pelean los gallos) y que al verse sorprendidas comenzaron a huir. Los asistentes se encontraban apiñados en torno al ring sin guardar la más básica distancia de seguridad ni utilizar medios higiénicos (mascarillas o guantes). Tras unos momentos de tensión y una vez normalizada la situación, para lo que se contó con apoyo de varias unidades de agentes, la Guardia Civil identificó a 83 personas, gran parte de ellos con antecedentes policiales por delincuencia y asuntos relacionados con las drogas".

11 de mayo, santoral: Antimo de Roma, Evelio mártir, Francisco de Jerónimo, Gangulfo de Varennes, Iluminado de San Severino, Mamerto de Vienne, Mayolo de Cluny y Mocio de Bizancio.