Menú Buscar
Primeras planas

May se rindió a Sánchez, dice la prensa inglesa

Los euroescépticos británicos denuncian que su primera ministra ha claudicado ante España. La prensa española, en cambio, rebaja la versión triunfal del presidente Sánchez

25.11.2018 10:37 h.
11 min

Gibraltar. Según la prensa española, las garantías obtenidas por el presidente Pedro Sánchez carecen de valor jurídico. La prensa británica, en cambio, acentúa que Theresa May cede, se rinde y se ringla ante las exigencias españolas. Son titulares de las versiones digitales del The Guardian, el The Daily Telegraph y el divertido Daily Mail. La primera ministra del Reino Unido niega la interpretación del sector euroescéptico, que clama contra la supuesta enésima cesión de Londres a la Unión Europea. Dice el referido Daily Mail que la señora May llegó anoche a Bruselas tras haber otorgado a España "un derecho de veto sobre la inclusión de Gibraltar en cualquier acuerdo comercial futuro del Reino Unido con la UE".

Hoy ciertamente se celebra Consejo Europeo para ratificar el brexit. Salvado el escollo del Peñón a satisfacción de los intereses españoles, la primera ministra tiene que convencer a los conservadores para que le voten el acuerdo en el Parlamento, cosa que dista de estar clara tras la extendida conclusión de que May ha palmado ante Sánchez en el asunto de la Roca. 

La versión en la prensa española es aquello de que "no lo puedo evitar, siempre quiero más". La Razón titula que "Sánchez acepta una declaración sobre Gibraltar sin valor jurídico" en alusión a la carta de la Unión Europea en la que se reconoce el derecho español a intervenir como estado afectado en las negociaciones en el futuro del Reino Unido y la UE que incluyan el territorio llanito. El Mundo sostiene que "Sánchez cede y desbloquea el brexit sin incluir a Gibraltar en el tratado". Abc califica de "remiendo para Gibraltar" el acuerdo. De la prensa impresa sólo El País le da algo de cuartelillo al jefe del Gobierno. Titular descriptivo: "España llega a un pacto sobre Gibraltar y desbloquea el brexit". En el subtítulo destacan el reconocimiento por escrito del Gobierno británico del papel determinante de España.

Lo cierto es que el artículo 184 de la discordia, introducido subrepticiamente por los británicos, se mantiene. Es un homenaje a Kafka en el que ni siquiera consta explícitamente el Peñón. Dice así: "La Unión y Reino Unido pondrán su mejor empeño, de buena fe y respetando plenamente sus respectivos ordenamientos jurídicos, para tomar las medidas necesarias con el fin de negociar sin demora los acuerdos que deben regir su relación futura mencionada en la declaración política del (DD/MM/2018, es decir, falta aún la fecha) y llevar a cabo los procedimientos de ratificación o conclusión de esos acuerdos, con el fin de garantizar que dichos acuerdos se apliquen, en la medida de lo posible, a partir del final de la transición".

May y el ministro principal de la colonia, Fabián Picardo, del Partido Socialista Laborista de Gibraltar, dicen que han ganado ellos, según recoge la crónica en El Español de Carmen Lucas-Torres: "La soberanía de Gibraltar no ha cambiado ni cambiará', afirmaba May al llegar a Bruselas con el acuerdo firmado con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, bajo el brazo. 'Lo que han oído hoy del presidente del Gobierno español no ha sido el reflejo de ninguna posición nueva, por mucho que intentara presentarlo así. De hecho, si alguien tiene una triple garantía con respecto a Gibraltar, somos nosotros, el pueblo de Gibraltar', afirmó Picardo con un discurso triunfante".

Sigue el texto: "El Gobierno socialista se empeñó en que se eliminara del acuerdo del brexit el artículo 184, introducido por May con 'nocturnidad', como afirmó el propio Gobierno español. Sin embargo, Sánchez finalmente sólo ha conseguido un 'documento por escrito', aunque sin validez jurídica, de Juncker y Tusk en el que descartan que el artículo 184, el de la discordia, sea 'aplicable al contenido de la relación futura incluida en el ámbito territorial'. Para Sánchez, ese apoyo de las instituciones europeas es 'trascendental'. De hecho, ha interpretado que el acuerdo 'resuelve un conflicto de más de 300 años con Reino Unido".

El Confidencial disecciona la carta de la diplomacia británica (el compromiso por escrito al que aludía El País) en términos nada complacientes: "En unas líneas en las que no se menciona expresamente en ningún momento ni a Gibraltar ni a España, se indica que el Gobierno británico "anota" que el artículo 184 del acuerdo de salida "no impone ninguna obligación" sobre el alcance geográfico de la salida. La carta, añade el embajador ante la UE, "deja claro que Reino Unido negociará los acuerdos futuros en nombre de todos los territorios para los que es responsable de sus relaciones externas". (...) Además de esta carta firmada por el embajador británico, Sánchez ha conseguido que tanto el presidente del Consejo Europeo (Donald Tusk) como el de la Comisión (Jean-Claude Juncker) firmen una declaración política en la que confirman la "visión conjunta sobre el alcance territorial" del brexit. "Entendemos lo sensible de la situación actual", dice la carta, en la que también se "señala nuestra solidaridad (de la UE) con el Reino de España en esta cuestión"".

Como es obvio, el opositor Pablo Casado habla de un fracaso histórico, una humillación lacerante, etc, etc. Anda de campaña en Andalucía y se ha puesto flamenco en materia de inmigración, Compite a degüello con Vox en aquello del "Make Spain Great Again". Inflamado discurso en una materia abonada a la demagogia. Del texto de Ok Diario: "El líder del PP, Pablo Casado, ha insistido este sábado en la campaña andaluza en defender una inmigración 'ordenada y legal', ha recalcado que el espacio en España 'no es ilimitado' y ha advertido a los inmigrantes de que o respetan 'las costumbres occidentales o se han equivocado de país'. 'Aquí no hay ablación de clítoris, aquí no se matan los carneros en casa y aquí no hay problema de seguridad ciudadana', ha dicho Casado en el mitin central del PP en Granada en el que ha vuelto a coincidir con el candidato a la Junta, Juanma Moreno. (...) Además ha insistido en que se confunden de país aquellos inmigrantes que quieran 'disfrutar de las ayudas sociales sin respetar' las costumbres españolas, la ley o la Constitución".

¿Costumbres españolas? Pero si venimos de la matanza del cerdo de la semana pasada y entramos en la semana de la "violencia machista".

También ha dicho Casado que cuando gobierne recuperará para el Estado las competencias de Educación y que en toda España se impartirá la misma historia y los profesores cobrarán lo mismo y tal y cual. Sí, sí y dos huevos duros. Las encuestas andaluzas otorgan a Vox una horquilla de entre cero y cuatro escaños. 

Noticias del proceso. La Vanguardia repasa la vida de los expatriados en Bélgica y da cuenta de la frugal vida de Puigdemont en su mansión de Waterloo. Destaca este párrafo de la crónica de Jaume Masdeu: "Su familia sigue en Girona, con las dos niñas escolarizadas en un colegio público de la ciudad. Precisamente, hace poco los profesores y los padres de esta escuela pasaron por Waterloo, una visita que emocionó a Puigdemont. Fue una de las muchas que recibe, que por supuesto le gustan, aunque confiesa estar cansado de que todo el mundo le lleve embutidos y pasteles, cuando lo que le conviene es comer verdura. Según cuentan, su dieta pasa por guisantes diarios a la hora de la cena. Cenas y comidas que suele realizar en casa, saliendo fuera sólo lo imprescindible. Para relajarse, sigue los partidos de su Girona y pasea por los bosques de Waterloo".

Pues esta tarde juega su equipo contra el Espanyol en Cornellà-El Prat. De la Liga, que el “irresponsable” de Dembelé marcó el gol del empate en el Metropolitano del Atlético de Madrid, el naufragio en Eibar del Madrid de Solari, que no se come el turrón dicen en la capital, y la suspensión del Boca-River de la Copa Libertadores por el apedreamiento del autobús de los primeros.

¿Quiere hacer un comentario?