Menú Buscar
Primeras planas

El máster, Nogueras y de Estremera a Lledoners

Dolors Montserrat y Teodoro García encabezan las quinielas para la secretaría general del PP. La meteórica carrera de Míriam Nogueras. En la cárcel, pero con TV3 y Rac 1

8 min

Pablo Casado tiene un máster y tiene un problema. El máster de Casado (El País) es el talón de Aquiles del joven líder del PP. Está por ver que la cosa no le salpique judicialmente. Los perfiles de prácticas muy corruptas asoman en la expendeduría de títulos para chicos y chicas del PP en la Universidad Rey Juan Carlos. Las universidades en España son un puro cachondeo, la zona cero del conocimiento donde medran los pispas con coleta y corbatilla, el club de amigos del demagogo Monedero, y las rubias Cifuentes. La universidad... Misión imposible hasta para Pedro Duque.

Total que Casado ha disfrutado de 24 horas de gracia y vuelve la burra al trigo de sus trepidantes estudios, de cómo acabó la carrera de abogado en un verano y del máster en el que le convalidaron 21 asignaturas de un total de 25. Qué caso. Los estudios del nuevo dirigente son agua pasada para el equipo popular. Asunto amortizado.

El PP ha vuelto (sic) y quiere hablar de Cataluña, por ejemplo. Raúl del Pozo repara en el fenómeno en su contra de El Mundo: ""Tenemos que conectar con la España de las banderas en los balcones", ha dicho (Casado). Propone, con la mayoría del PP en el Senado, promover un 155 más leñero si los separatistas siguen desafiando las leyes. Sabe que el punto más débil del Gobierno es que depende del gota a gota de unos separatistas que le exigen que ordene a los fiscales la retirada de las acusaciones de rebelión a los que se sublevaron. La nueva dirección del PDeCat, liderada por Puigdemont y Torra, ya ha avisado a Pedro Sánchez que está a merced de los neoconvergentes en el Congreso. Alucina escuchar que el traidor de Flandes y su siervo el supremacista llamen a Pablo Casado facha, con banderita del aguilucho en la correa del reloj, cuando sólo la extrema derecha europea apoya el nacional-populismo".

elpais.200Cunden las especulaciones nominativas sobre el equipo del que se rodeará Casado. Dolors Montserrat suena con fuerza, igual que Teodoro "Teo" García, al que Antonio Martín Beaumont dedica un encomiástico texto en La Razón: "García Egea siempre tuvo claro que Pablo Casado era la persona adecuada para capitalizar la ilusión del partido y abrir otra página en la organización. «Siete horas después de anunciar Pablo que se presentaba ya teníamos 750 voluntarios para trabajar en su campaña, dos días después eran 2500. Fue una locura y Teo ha sido capaz de dar sentido a toda esa ilusión», me apunta un pablista. Lleno de energía, fajado –al igual que su jefe y amigo– en tertulias de televisión «nada amables» como La Sexta Noche, el hasta ahora jefe de campaña, ingeniero de telecomunicaciones de profesión, también ha sabido tejer, al lado de Javier Maroto (otra de las piezas fundamentales del éxito), las alianzas territoriales necesarias hasta llegar a la decisiva votación del XIX Congreso".

Se habla de integrar el sorayismo pero nadie se acuerda ya de Javier Arenas. Tantas veces le han dado por finiquitado...

Míriam Nogueras es la nueva Marta Pascal. Hija de un empresario textil, "activista" del Círculo Catalán de Negocios, concejala en Cardedeu y diputada en Madrid, de meteórica carrera y de la confianza de los de confianza de Puigdemont. Ante un pasmado Bonvehí, la vicepresidenta Nogueras ha avisado al presidente Sánchez de que el apoyo pedecato en el Congreso no es gratis. Por lo demás, todo dios es presidente, president Torra, Puigdemont, Sánchez más los presidentes de los partidos, presidente Casado, Rivera, etcétera, etcétera. Se aventura una legislatura corta. Aquí y allá hay ganas de elecciones. Que gobierne su tía y viva la leche cruda.

Curiosa nota en El Periódico sobre la estancia de los presos catalanes en Estremera: "Tras la llegada de los independentistas, según las referidas fuentes, "se dio orden verbal de que todos los internos quitaran banderas de España de las celdas y se abstuvieran de comentarios contrarios". Con los meses la instrucción se relajó y volvieron a aparecer enseñas españolas. Todos los políticos presos hacían una "vehemente" defensa de su causa, tildaban de "fascista" al Estado y citaban a Nelson Mandela. "Mejor no hablar con ellos de política –relata un recluso a un funcionario-. Se creían en posesión de la verdad"".

Las cárceles catalanas son otra cosa, se infiere de una pieza en El Món sobre las condiciones de estancia de los soberanistas: "Una altre aspecte que ha suposat una millora en el seu internament és una major programació d’activitats per fer fora de la cel·la, que ajuden a fer que el dia passi més ràpid i la reclusió sigui més suportable. Com també ho és que, des de la cel·la puguin, escoltar RAC1 o Catalunya Ràdio i puguin mirar TV3. El que continua sent igual és el règim de visites que, segons comenta Riera, és de 10 membres de l’entorn familiar. Ara bé, les visites es classifiquen per tipologia, de manera que en poden rebre més que les dels 10 familiars. Això és important perquè les visites institucionals, com les que han fet el president de la Generalitat, Quim Torra, i el president del Parlament, Roger Torrent, no s’han de cenyir a un horari concret ni tampoc no han de demanar permís. També hi ha més facilitats per a rebre visites d’advocats i religiosos".

Continúa la explotación del incidente de Vic, el del individuo que arrolló unas cruces amarillas de la plaza. Alega su letrado que está como un cencerro. El equilibrado Torra atisba ahí la zarpa del fascismo que recorre impune las calles de Cataluña. Exige la reunión urgente de la Junta de Seguridad para combatir la oleada ultrasur. Alerta máxima antifascista. Claro que sí. 

En el Directe denuncian al Estado por la muerte en Lovaina de Pere Comín, hermano del exconsejero de Sanidad. Fue a fallecer a Bélgica para poder estar con toda la familia en su despedida.

24 de julio, santoral: Cristina, Cunegunda y Meneo de Licia.