Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Masacre en una residencia de ancianos y vídeo contra la Corona

Cuarenta y cinco muertos por coronavirus en la residencia de Tremp. Quejas por el "reparto" de inmigrantes en la península. Podemos compara a la Familia Real con una organización de narcos

19 min

Tragedias. Los medios en Cataluña ahondan en las circunstancias del fuego en la nave industrial que se llevó por delante la vida de tres personas en Badalona. Es una estampa de la pobreza severa, una versión del chabolismo, gente agazapada bajo las ruinas de la época industrial. Dicen que pasaban desapercibidos, que nadie quería mirar para ese lado.

Otros desapercibidos son los ancianos. "La residència de gent gran Fiella ja suma 45 morts, un sinistre recompte que no s’atura" titula una de sus piezas el Ara. En portada este tema va por debajo de una foto de la nave maldita. 45 son 15 veces 3, pero en la balanza informativa de la muerte, 3 pesan más que 45, de lo que se deduce que los viejos no importan casi nada y que el coronavirus ya es una causa de muerte "natural", entre otras conclusiones en las que más vale no pensar.

El dicho Ara es el medio que más espacio dedica al espanto de la residencia de Fiella. La crónica es de Mònica Bernabé: "Un operari del cementiri de Tremp es treu de la butxaca un tros de paper on hi ha diversos números apuntats en bolígraf. 'A veure, avui toca el 497, el 467 i el 20', diu llegint el paper. Es refereix als números dels nínxols on aquell dia es donarà sepultura a nous difunts. 'Mira que fa anys que treballo aquí i mai havia vist res semblant', comenta l’home amb un gest de desaprovació mentre es dirigeix a un dels nínxols. Mai havia enterrat tants morts en tan poc temps, i mai els difunts provenien tots d’un mateix lloc. La residència Fiella s’ha convertit en la casa dels horrors: 130 dels seus 143 avis es van contagiar de coronavirus, i 45 han mort des del 19 de novembre, tres ahir mateix. A l’entrada del cementiri s’arremolinen els familiars i les amistats de la primera difunta a la qual es donarà sepultura, Antònia Castells, de 90 anys, que tot just feia dos mesos i mig que era a la residència Fiella. La seva filla, Pepita Vigo, es mostra compungida: 'Em fa la sensació que l’he portada a la mort abans d’hora -comenta-. Alguna cosa s’ha escapat, Salut hi hauria d’haver estat més a sobre'".

Portada de Ara, 12 de diciembre de 2020
Portada de Ara, 12 de diciembre de 2020

Sigue el texto: "A la cerimònia hi assisteixen una dotzena de persones per allò d’evitar aglomeracions en temps de pandèmia. L’oficia el rector de Tremp, mossèn Joan Antoni Mateo, que és també president de la Fundació Fiella, propietària i gestora de la residència que ja suma tants morts. Amb tot, no surt de la seva boca ni un mea culpa, ni un 'estem investigant'. Res, tot i que la Generalitat ha obert un expedient sancionador a la residència i la Fiscalia de Lleida ha iniciat diligències. El capellà es limita a llegir les absoltes de menys de cinc minuts dret davant el vehicle fúnebre on hi ha el fèretre de la senyora Antònia, s’acomiada amb les típiques frases de condol que es pronuncien en tots els funerals, i marxa. Quan els operaris del cementiri encara estan acabant de tapiar el nínxol, els familiars del següent mort a la residència que s’enterrarà aquell dia ja s’esperen a l’entrada del cementiri".

De vuelta a los inmigrantes de la nave de Badalona, es Guillem Sánchez quien escribe sober la última hora: "La comunidad senegalesa que ocupaba la nave industrial siniestrada de Badalona, donde han muerto tres personas y otras veinte han resultado heridas en el virulento incendio que se declaró la noche del miércoles, ha vivido una década con la luz pinchada y sin agua corriente. Dos factores de riesgo de incendio –conocidos por las autoridades– al que debe añadirse un tercero: el interior del recinto, lejos de cualquier supervisión, se fue llenando de material inflamable –colchones, chatarra o muebles acumulados por los migrantes– que hace dos días se convirtió en un combustible voraz, con más de 60 personas dentro. Tres no pudieron escapar. Otras sufrieron graves heridas al saltar por las ventanas huyendo de un humo asfixiante que inundó los dos edificios en pocos minutos. La degradación del inmueble, en el que no había tabiques interiores para cortar el avance del humo, completó el cóctel fatídico. Un barco fantasma que se ha ido convirtiendo en un polvorín a la vista de todos desde el cierre de la antigua empresa, en 2007. Después de la tragedia, nadie quiere asumir la responsabilidad".

Un párrafo después sigue la nota: "Es decir, más de 10 años sin agua en el grifo y con la luz pinchada, una causa esta última habitual en los incendios por sobrecarga, en un pabellón en el que dormían casi 200 personas –en los meses de máxima concentración–. Un riesgo tolerado por la administración pública y, más en concreto, por los distintos equipos municipales –Xavier Albiol entre 2011 y 2015, Dolors Sabater entre 2015 y 2018, Álex Pastor en 2019 y de nuevo Albiol hasta la actualidad– y del que se ha desentendido la propiedad –una sociedad inmobiliaria de dos exjugadores de la ACB, Antonio Medianero y Xavi Fernández–".

El sueño europeo acaba siendo las más de las veces una nave industrial. Y habrá quien se considere afortunado si compara eso con las condiciones del país de procedencia. Los medios editados en Madrid prestan suma atención a la última crisis migratoria. En algunos casos denuncian que el Gobierno está esparciendo por la península el "excedente" canario. En El Mundo entrevistan a una azafata de lo que denominan "vuelos patera secretos". La mujer asegura que "están organizados, no son turistas ni personas vulnerables". La entrevista indirecta viene con la firma de Chema Rodríguez: "Prefiere no dar su nombre real, porque teme ser identificada y sufrir algún tipo de represalias, así que la llamaremos Lucía. Es azafata o tripulante de cabina desde hace 12 años e iba en el vuelo de Gran Canaria a Málaga de hace tres semanas, bastante antes de que trascendieran los vuelos a Granada y Valencia que han detonado el escándalo. Cuenta que tanto ella como sus compañeros se quedaron "asombrados" por la cantidad de extranjeros que ocupaban los asientos de aquel avión y quiere relatar lo que vio porque, dice, 'hay que saber la verdad'".

Portada de El Mundo, 12 de diciembre de 2020
Portada de El Mundo, 12 de diciembre de 2020

Sigue el texto: "La verdad que cuenta Lucía es aquellos 80 extranjeros 'no eran vulnerables para nada, tenían menos de 30 años, eran jóvenes, no había niños ni mujeres', una afirmación que no encaja con la versión oficial que ayer mismo mantenía el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska de que sólo se habían autorizado traslados puntuales y de personas en situación de vulnerabilidad. 'Tenían su tarjeta de embarque, lo que quiere decir que estaban documentados y no tenían ningún tipo de escolta, ni al despegar de Gran Canaria ni al aterrizar en Málaga, se movían libremente y eso, en plena pandemia y con la movilidad limitada, da qué pensar', asegura esta azafata que en unos días volverá a realizar el mismo trayecto, quién sabe si con un pasaje parecido. Le llamó la atención, explica, que les hubiesen autorizado a moverse libremente y a trasladarse a la Península Ibérica 'porque los viajes tienen que estar justificados y no creo que ninguno de ellos tenga residencia o familia en Málaga', apunta Lucía".

En La Razón se abunda en lo mismo, pero en vez de vuelos se habla de ferrys. Escriben Susana Campo y Pepe Lugo en La Razón: "Según los informes a los que ha tenido acceso este medio, entre el 17 de noviembre y el 4 de diciembre desembarcaron 259 personas 'en supuesta situación irregular' en la ciudad andaluza (Huelva) sin que en la mayoría de las ocasiones existiera un organismo humanitario responsable de su tutela o reubicación en el territorio español. Todos ellos eran varones, excepto tres mujeres, y la mayoría de nacionalidad marroquí".

Continúa la pieza: "No en vano, el perfil de los inmigrantes que están llegando a la Península a través de esta vía, así como las condiciones en que lo hacen son heterogéneas, a tenor de lo descrito en los documentos oficiales consultados. La información obtenida por La Razón abarca 17 días durante los cuales atracaron en el puerto de Huelva ocho grupos diferentes de migrantes procedentes de Canarias de nacionalidades dispares, desde nigerianos, hasta personas procedentes de Guinea Bisau o Zambia. No obstante, 120 de los 259 que arribaron durante estos días procedían de Marruecos. Este dato no es baladí porque confirma la tendencia que están observando los agentes sobre el terreno en las Islas Canarias y confirman fuentes policiales respecto a la nacionalidad y circunstancias en las que llegan los inmigrantes en esta ola. Muchos son personas jóvenes que 'vienen perfectamente organizadas, con dinero y con contactos'. Su situación poco tiene que ver con las descritas por el Gobierno de vulneración o susceptibles de recibir protección internacional".

Crisis monárquica. División de pareceres en los medios. En algunos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está operando un giro hacia posiciones moderadas y de defensa de la Corona. En otros, ampara las andanadas de Podemos contra la monarquía. Entre los primeros destaca Vozpópuli, que asegura en su titular de apertura que "Sánchez inicia su giro al centro con una defensa de la monarquía que sorprende hasta en el PSOE". Escribe Jorge Sáinz: "La defensa que Pedro Sánchez ha hecho del rey Felipe VI y de la presunción de inocencia de su padre ha causado cierto asombro en el seno del PSOE. No ha sorprendido tanto su alineamiento con el orden constitucional vigente frente a los embates de su socio de Gobierno y aliados parlamentarios separatistas, sino la vehemencia de sus palabras. El alegato de Sánchez a favor de la monarquía parlamentaria no es tanto un convencimiento personal, sino parte de de su estrategia de giro al centro para neutralizar el golpe que han supuesto los pactos con EH Bildu y ERC. 'Sánchez, el monárquico', comentaba a Vozpópuli con ironía el miembro de una ejecutiva regional del PSOE. La posición que ha fijado el presidente del Gobierno en defensa de la Corona no solo le aleja completamente de Podemos, sino que trata de cerrar una confrontación monarquía-república en el seno de su partido. Un debate que existe en el PSOE pero que de momento no se ha abordado en profundidad".

Vozpópuli, 12 de diciembre de 2020
Vozpópuli, 12 de diciembre de 2020

Y: "Las dos almas conviven en el partido. La más republicana en muchas de sus agrupaciones y entre sus cuadros más jóvenes y la defensora de la institucionalidad que este viernes ha encarnado como nadie Emiliano García Page. El presidente de Castilla-La Mancha ha dicho que lo único que necesita el Emérito para volver a España por Navidad es 'una PCR'. Sánchez no ha llegado tan lejos, pero no ha escatimado en elogios hacia Felipe VI en su comparecencia de prensa en Bruselas tras el Consejo Europeo. El presidente del Gobierno ha dicho que el Rey 'ha trasladado una imagen de transparencia' y que lo ha demostrado 'con hechos' y no solo con palabras. Sánchez ha dicho que el actual monarca ha adaptado la Jefatura del Estado a las 'exigencias de una sociedad democrática y avanzada en pleno siglo XXI'".

Todo lo contrario se cuenta en Libertad Digital a cuenta, además, del polémico vídeo de Podemos en el que se equipara a la Familia Real con un cártel de la droga. La pieza es de Ketty Garat: "El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no condena el vídeo realizado por Podemos y publicado en las redes sociales en las que se compara al rey emérito, Juan Carlos I, con el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, utilizando la música de la conocida serie Narcos para acompañar imágenes históricas del anterior jefe del Estado".

Sigue Garat: "Desde Bruselas, Pedro Sánchez evitó reprochar la iniciativa audiovisual de sus socios de gobierno de coalición y se limitó a explicar que 'Podemos y PSOE somos dos partidos distintos, venimos de culturas diferentes' y recordó que 'el PSOE fue el único partido que defendió la república en una enmienda en la comisión constitucional, no lo hizo el Partido Comunista. Perdimos esa votación porque hubo mayoría en favor la monarquía parlamentaria y nosotros asumimos el pacto constitucional en su totalidad, no a cachos que es como hacen algunos...'. Una referencia que no aludía a Podemos sino al PP, a cuyo líder anunció que llamará en los próximos días: 'Les anuncio que llamaré al señor Casado para ver si de una vez por todas renovamos el gobierno de los jueces, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el resto de los órganos constitucionales'".

Portada de El País, 12 de diciembre de 2020
Portada de El País, 12 de diciembre de 2020

Pero la monarquía no es el único frente abierto en el seno del Gobierno, condene o no Sánchez el vídeo de Podemos. El partido de Iglesias presiona al presidente para subir el salario mínimo. Es el argumento de portada de El País. Escriben Carlos E. Cué y Manuel V. Gómez: "Los socios de la coalición de Gobierno han abierto un nuevo frente interno en torno a una posible subida del salario mínimo. Mientras la patronal exige congelarlo, los sindicatos quieren acercarse a los 1.000 euros mensuales (ahora está en 950) o, por lo menos, que se produzca una subida simbólica. La vicepresidenta Nadia Calviño no ha tomado todavía una decisión. En cambio, Unidas Podemos empuja públicamente hacia una subida a través de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. 'Todos los países de nuestro entorno están optando por subir los salarios mínimos', declaró ayer Díaz en TVE. 'La única vez que se congeló en España fue con Mariano Rajoy en plena austeridad. Nadie entendería que lo hiciéramos en un Gobierno progresista'. Fuentes de la vicepresidencia señalan que se escuchará a los agentes sociales, que serán convocados la semana que viene, y después se tomará una decisión. En todo caso, si se subiera lo mismo que a los empleados público, un 0,9%, supondría un aumento de menos de nueve euros. Sería una resolución política más bien simbólica".

12 de diciembre, santoral: Nuestra Señora de Guadalupe, Amonaria, Corentino, Eadburga, Espiridión, Finiano, Israel, Epimaquio y compañeros, Mercuria, Simón Phan Dác Hòa, Valarico y Vicelino.