Menú Buscar
Primeras planas

Mas saca de la chistera un plan de choque para satisfacer a la CUP

El Ara se convierte en el diario de papel de referencia en el proceso. Ayer la carta de Fernàndez; hoy una nueva oferta de JxS. Comienza la campaña de las generales. Rajoy lidera los sondeos

Pablo Planas
10 min

ABC: Un PSOE desfondado abre paso a Ciudadanos como segunda fuerza

El Mundo: La Policía sigue el rastro del dinero pagado a la pareja de la juez de Podemos

El País: Arranca la campaña electoral más plural y abierta de la democracia

La Razón: El PP ganaría y sólo un tripartito PSOE, C's y Podemos le arrebataría el Gobierno

Ara: L'oferta de JxSí a la CUP

El Periódico: La hora del cambio

El Punt-Avui: 20-D de transició

La Vanguardia: La campaña empieza con ventaja de Rajoy en el CIS

Arrancó la campaña electoral. Menú cerrado en el quiosco. CIS para todos y barra libre para las paridas electorales. Desde finales de los setenta no se veía una pugna tan abierta. El bipartidismo ha muerto y tres partidos, PP, PSOE y C's están en un pañuelo. Podemos se descuelga de la cabeza del pelotón y podría quedar fuera del Congreso el ex Jemad y piloto de aviones Julio Rodríguez. Tampoco la exmlitar Zaida Cantera, en el PSOE, entraría en el hemicirco.

En La Vanguardia, Enric Juliana abre la sección de política con sus previsiones y descripciones del momento: "El Partido Popular va en camino de ganar las elecciones generales del 20 de diciembre sin garantías de una legislatura estable, ante la quiebra estructural del esquema bipartidista y la inequívoca consolidación de dos nuevos partidos de fuerte sesgo generacional que no estarán por debajo de los cuatro millones de votos cada uno. El PP será el primero, pero en estos momentos Mariano Rajoy no tiene la investidura del todo garantizada. Vienen curvas".

Sigue: "Estas son las principales conclusiones que se derivan de la encuesta electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), dada a conocer ayer, pocas horas antes del inicio de la campaña. Se trata del sondeo más completo de cuantos se van a conocer en los próximos días. 17.452 ciudadanos entrevistados personalmente. "Esta vez el CIS nos ha servido un plato de cocina vasca, con buenos ingredientes, sin mucha manipulación en los fogones", señalaba ayer a este diario un analista electoral con larga experiencia en el sector. El secretario general socialista considera, por el contrario, que hay manipulación".

Carmen Morodo en su análisis de La Razón advierte sobre la estrategia popular, una combinación de seda y hierro para ratificar su primer puesto: "Los estrategas electorales del PP han apostado por una campaña sin riesgos. Ni en el programa ni en los integrantes de la candidatura ni tampoco en el mensaje del candidato, Mariano Rajoy. Una campaña «tranquila», como sostiene un alto cargo de los populares, casi anodina, que no movilice a la izquierda y que centre todos sus esfuerzos en el nicho electoral en el que el PP aspira recuperar los votos necesarios para llegar, a ser posible, a la barrera de los 130 escaños".

Continúa: "Éstas son las «armas» de Rajoy para conseguir una mayoría suficiente que conjure una alianza contra la lista más votada, la suya, según coinciden en pronosticar todas las encuestas. Contra «la alianza de los perdedores», como sentencian en el comité de campaña. El PSOE ha convertido en uno de sus mantras la idea de que Ciudadanos le dará el Gobierno a Rajoy, y los del PP justo han levantado sobre la idea contraria otro de sus eslóganes electorales. Más allá de los mensajes de campaña, en el cuartel general de Génova trabajan con la hipótesis de que la caída del PSOE es inevitable, y que, por tanto, sus energías tienen que ir dirigidas a combatir electoralmente a Ciudadanos. Lo que no quiere decir, precisan, entrar en el cuerpo a cuerpo con Albert Rivera ni optar por una campaña embarrada que busque desprestigiar a su rival político".

En el plano catalán, el Ara vuelve a dar la campanada. Ayer con la carta de David Fernàndez en la que se mostraba partidario de dar dos votos a Mas a cambio de un plan de choque contra la pobreza. Dicho y hecho. En menos de 24 horas los plataformeros de JxS han apañado un programita que firmaría el mismo Varoufakis que se riló en la Unión Europea.

Roger Tugas da cuenta de la nueva oferta de JxS a la CUP: "La proposta de JxSí conté 10 mesures relatives a inversió social –tres de les quals es podrien aplicar en una pròrroga pressupostària i set exigirien nous pressupostos– i 10 mesures de caràcter més polític, tot i que està obert a incloure'n més. La recuperació de la renda mínima d’inserció com a dret subjectiu, la reducció en un 50% de les llistes d'espera en la primera visita a l'especialista i la garantia de la prestació de dependència a tots els que en tinguin reconegut el dret són de les més destacades i amb més afectació pressupostària. La CUP va celebrar la proposta, però la va trobar "massa genèrica". Els anticapitalistes reclamen que vingui acompanyada de recursos econòmics, terminis, garanties i mecanismes de control conforme es complirà". En el enlace tienen el decálogo de Mas para convencer a la muchachada antitodo.

Sin embargo, gran parte de la CUP no ha visto con buenos ojos el artículo pestiño del camarada Michelín de los abrazos con el gran ganga Mas. Miquel Noguer firma en El País la noticia de la fractura abierta en la CUP: "Pau Llonch, próximo a Endavant, el sector de la CUP más contrario a la investidura de Mas, ha admitido públicamente esta división. “Lo han conseguido. Han conseguido destruirnos”, ha dicho en un mensaje a través de Twitter. Dirigiéndose a David Fernández, que fue diputado en el Parlament la pasada legislatura y que se ha convertido en el dirigente más conocido de la CUP, Llonch ha llamado a afrontar el debate con “entereza”. “Desde la tristeza más profunda de un amigo y camarada, la más radical discrepancia”".

Quien no presiona a la CUP sino a Mas es Enric Vila en El viejo Avui: "Si el president Mas està desgastat no és per cedir als xantatges de la CUP, sinó per jugar amb els sentiments dels seus votants i per intoxicar la relació que el 2012 hi havia entre independència i democràcia. Mas va impulsar la declaració rupturista del Parlament perquè sap que la banca sempre guanya. Si la CUP l'hagués investit, hauria deixat els seus representants en fals incomplint la resolució. Com que les bases de la CUP no hi han caigut, ara el seu exèrcit de vedets els vol fer passar per uns eixelebrats que fan el joc a l'unionisme. La gent que diu que la CUP ha d'investir Mas per matar-lo amb 18 mesos si no segueix el full de ruta, potser ignora els recursos que té el poder per trobar excuses i enemics imaginaris".

Como ya es público, Mas se volvería a presentar en caso de que se tengan que repetir las elecciones autonómicas. En segundo plano, la ofensiva del Estado contra el proceso independentista. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos analiza en su columna el valor de las sentencias, que es cero o menos: El Tribunal Constitucional ha declarado ilegal la proclamación de la República Catalana por el Parlamento regional de Cataluña el mes pasado. ¿Y qué consecuencias tiene tan solemne y unánime declaración? Ninguna. Rajoy proclamó campanudamente que «nadie está por encima de la Ley»... y se fue a cenar con Bertín. Y los partidos que protagonizaron el golpe de Estado -porque eso es crear un nuevo Estado utilizando las instituciones del Estado que se pretende destruir- dicen que no reconocen a un Tribunal «dominado por los partidos españoles» (los prefieren andorranos, como el jurista reclutado por CDC para el TSJC que alivió a cuenta de Companys el delito de Mas); y que el Prusés, o sea, el golpe de Estado, sigue. Nada más lógico. ¿Qué hubiera dicho Tejero en la noche del 23F si recibe una carta del Consejo de Estado declarando ilegal la toma del Congreso? «¡Pues vaya novedad! ¡Papelitos a mí»."

4 de diciembre, santoral: Bárbara de Nicomedia, Juan Damasceno, Juan Taumaturgo, Juan de Calabria, Osmundo y Ada. Felicidades, señora alcaldesa, tiene usted un nombre cristiano.