Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Más muertos que en la primera ola y el catalán de Messi

Ursula von der Layen insiste en que el 70% de la población europea estará vacunada en verano. España supera la cifra de fallecidos de la primavera. Messi tenía que aprender catalán por contrato

19 min

Día de la Candelaria y día de la marmota. El primero alude a la presentación de Jesús en el Templo y es la jornada en la que antaño se retiraban los belenes y se cerraba la Navidad. El segundo se basa en la observación del fin de la hibernación del roedor esciuromorfo. Si el animal abandona la madriguera, el invierno está en el estertor. Si, por el contrario, se queda en la guarida, aún quedan seis semanas de frío. En pandemia, la marmota son las vacunas, cuestión de fe, como la fiesta de la Candelaria.

El coronavirus persiste con inusitada crudeza. La estrategia psicológica informativa es convivir con las cifras de fallecidos y contagios como en tiempos en los que las hambrunas africanas mataban un niño cada diez segundos. Es decir, haciendo un caso muy relativo del caso. La mayoría de los medios prefieren mirar para otros lados. Cunde el convencimiento de que habrá que sobrellevar el virus durante años y que las vacunas fueron un espejismo navideño.

No lo cree así la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, convencida que de en verano se habrá logrado inmunizar al 70% de la población. Sin embargo, la dirigente de la UE considera que "El mundo va a necesitar más vacunas para las nuevas variantes", frase que es el titular de El País. El diario de Prisa forma parte de un consorcio mediático al que Von der Leyen ha concedido una entrevista. Firma Bernardo de Miguel, que traza estas líneas en la entradilla: "Sonrisa imperturbable, procesión por dentro. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, salió ayer al paso del aluvión de críticas que ha cosechado por el lento arranque de las campañas de vacunación en Europa. “Estamos ante una tarea titánica pero lo conseguiremos”, señala Von der Leyen durante un encuentro con El País y otros medios informativos europeos en la quinta planta del edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea en Bruselas. La política alemana sigue convencida de que el 70% de la población europea estará vacunada a finales de verano. Fuentes del organismo comunitario indican que a los 100 millones de dosis esperados este trimestre se sumarán previsiblemente otros 380 millones durante el segundo trimestre".

Inasequible al desaliento se muestra Von der Leyen. Ahí van algunas de las preguntas y respuestas más mollares: 

Pregunta: La población y los Gobiernos se impacientan por la lenta llegada de las vacunas.

Respuesta:  Entiendo que la gente quiera tener ya la vacuna, porque la pandemia ha sometido a la población y a la sociedad a un enorme estrés. Es comprensible la presión y la acepto. Pero las vacunas se han desarrollado en 10 meses, cuando normalmente se hubiera tardado entre cinco y 10 años. Y nunca había habido una campaña de vacunación y de producción de vacunas tan masiva. Es un proceso muy complicado. Empezamos en diciembre y en un mes ya se han distribuido 18 millones de dosis. En febrero se distribuirán 33 millones más. Y en marzo, otros 55 millones. Y en el segundo trimestre, aún más.

P. Algunas fuentes apuntan a que AstraZeneca tenía contratos con Londres que daban prioridad al Reino Unido.

R. Nuestro contrato es claro. No hay condiciones previas. Es un contrato que la compañía tiene que cumplir. AstraZeneca es una compañía con producción mundial. Les corresponde a ellos decidir cómo se organizan para atender a todos sus clientes. Ni siquiera sabemos ni nos preocupa quiénes son sus otros clientes. La buena noticia es que AstraZeneca nos ha comunicado que adelantará la primera entrega al 7 de febrero, con 3,2 millones de dosis. El 17 de febrero, otros 4,9 millones. Y hasta finales de febrero 9,2 millones. En total, más de 17 millones este mes. Y en marzo, serán 23 millones. En total, 40 millones en dos meses.

P. Pero esa cifra está aún por debajo de lo que se esperaba en el primer trimestre, que rondaba los 100 millones de dosis.

R. Por supuesto, esperamos que AstraZeneca cumpla su contrato. Hemos dejado claro que queremos transparencia y se establecerá también a través del Reglamento sobre autorización de exportaciones porque esa norma obliga a detallar qué se ha exportado y adónde desde diciembre. Una vez que tengamos esos datos podremos sentarnos con la compañía. Queremos las vacunas. Le corresponde a la compañía explicar y decir cómo van a cumplir el contrato. Con AstraZeneca hemos pasado lo peor. Han entendido que vamos en serio.

P. ¿Ve factible todavía el objetivo de vacunar al 70% de la población europea de aquí al verano?

R. Sí, por supuesto. Será posible haber vacunado al 70% de población adulta al final del verano.

P. ¿Cuál es su mayor inquietud a partir de ahora?

R. Lo que me preocupa ahora son las variantes porque sé que los virus mutan. Por eso creo que hay que prepararse para escenarios que esperemos no lleguen. Este domingo me reuní con los consejeros delegados de las farmacéuticas con las que tenemos contratos, con científicos y con la EMA [Agencia Europea del Medicamento]. Queremos acelerar los preparativos por si aparecen variantes que causen más problemas. Primero, aumentar o mejorar el uso de los datos relativos a la secuenciación del virus, para ver si cambia y cómo. Segundo, invertir en investigación para intentar adaptar las vacunas a medida de las posibles variantes. Tercero, mantener una estrecha colaboración entre las farmacéuticas y la EMA para que la Agencia reciba datos sobre las posibles vacunas de segunda o tercera generación y así acelerar el proceso de autorización. Y cuarto, y más importante, incrementar la capacidad de producción. Porque si hay algo indudable es que el mundo va a necesitar más vacunas si tenemos en cuenta las variantes.

Portada de 'El País' del 2 de febrero de 2021 / KIOKO.NET
Portada de 'El País' del 2 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

Los datos que deja el coronavirus en España son terribles. "Las muertes por coronavirus registradas desde julio superan ya las de la primera ola" titula El Periódico. La estadística oficial cifra en 29.559 los fallecidos desde el verano y en 29.522 los de la pasada primavera. Escribe Manuel Vilaseró: "¿Quién no guarda en la retina las imágenes de hospitales colapsados, ataúdes amontonados en el Palacio de Hielo de Madrid o muertos en residencias que no eran retirados? Es un horror que esperamos no tener que volver a contemplar, pero la realidad es que desde el pasado julio el coronavirus se ha cobrado tantas vidas como entonces. Sin fotos de ataúdes, ni el ejército transportando mortajas, más a cámara lenta, la cifra de fallecidos ya es superior en la segunda y tercera ola que en la primera. Y aún estamos en el pico de esta última onda, con la variante británica, más contagiosa y probablemente más letal, extendiéndose por España".

Sigue la pieza: "Este lunes, el Ministerio de Sanidad ha informado de 762 nuevos fallecidos, la segunda cifra más alta de la segunda y tercera ola. Con este nuevo dato los muertos registrados desde el 1 de julio ascienden a 29.559, frente a los 29.522 contabilizados hasta el 30 de junio. Las cifras corresponden a los fallecidos con diagnóstico de Covid confirmado por test que diariamente, salvo los festivos, notifica Sanidad. Aunque la cifra real sea superior, como indican las estadísticas de exceso de mortalidad o las de algunas comunidades autónomas como Catalunya, los datos del ministerio son los que permiten una comparación homogénea entre las etapas de la pandemia y los diferentes territorios".

Los datos que expone El Periódico cuestionan las políticas de la región de Madrid: "La Comunidad Autónoma a la cabeza de las muertes desde marzo es Madrid pese a no ser la autonomía más poblada. Suma 12.210. En los fallecidos contabilizados desde julio, 3.964, la supera Andalucía, que cuenta con dos millones de habitantes más. Catalunya, con un millón de habitantes más que Madrid ha registrado 2.000 fallecidos menos en primavera y 1.200 menos después".

Política. Lo del contrato de Messi ya es política. Tercera entrega de El Mundo, esta vez con las cláusulas catalanas. Como en los días anteriores, firman el texto Esteban Urreiztieta y Martí Saballs: "El Barcelona exige a Lionel Messi, a cambio de firmar el mayor contrato de la historia del deporte, «integrarse en la sociedad y la cultura catalana». En el articulado de la primera cláusula (1.2.7) del documento que firmaron ambas partes en noviembre de 2017, por una cifra potencial de 555.237.619 euros en cuatro temporadas, el club que presidía Josep Maria Bartomeu impone al futbolista argentino «realizar los máximos esfuerzos por integrarse en la sociedad catalana, respetando y asumiendo los valores culturales de la misma, comprometiéndose especialmente en el aprendizaje de la lengua catalana, vehículo fundamental para esta integración»".

Continúa el texto: "«Por su parte» -añade el acuerdo-, «el FC Barcelona pondrá los medios necesarios para favorecer esta integración, formando al jugador en el conocimiento del catalán». A pesar de haberse formado en la cantera azulgrana, en la que se integró hace dos décadas, Messi, de 33 años, no se expresa nunca en catalán. En teoría, y siempre según lo dispuesto en el contrato, no acatar este mandato del club está contemplado como «un incumplimiento que se debe calificar como falta grave o muy grave». (...) El futbolista aceptó este requisito, que figura en otros contratos de jugadores de la primera plantilla, pero, a cambio, impuso la incorporación de una cláusula que le blindara en caso de que Cataluña se independizara y dejara de formar parte de España".

Si la lengua catalana es el elemento de integración en esta sociedad, el fracaso con Messi es lacerante. Y eso dejando a un lado que un contrato deportivo incluya tales especificidades, una evidencia del peso y control social del nacionalismo. Por otra parte, ningún astro acaba bien con el Barça. Ni Samitier, ni Kubala, ni Cruyff, ni Schuster, ni Figo, ni Ronaldinho. Lo de Messi promete ser una ruptura catastrófica.

Portada de 'El Mundo' del 2 de febrero de 2021 / KIOKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 2 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

Elecciones. Los "independientes" de Puigdemont amenazan las posibles alianzas independentistas, según apunta Antonio Fernández en El Confidencial: "El ambiente entre independentistas se está crispando aceleradamente en la campaña electoral catalana. Apenas comenzados los 15 días anteriores a las urnas, los dardos entre las principales formaciones soberanistas son cada vez más potentes. “Esta es una campaña muy crispada, eso se vio en el debate del domingo”, admite una fuente independentista a El Confidencial. Pero hay dos motivos principales para ese aumento de la tensión: el primero es la presión, especialmente sobre ERC, que ejercen algunos de los fichajes de Carles Puigdemont, pues a través de las redes calientan la campaña para captar voto soberanista. El otro punto de fricción es qué hacer si el independentismo obtiene más del 50% de los votos el 14-F".

Sigue Fernández: "Frases y consignas lanzadas por los candidatos de Puigdemont han puesto en alerta a otros partidos independentistas. “De la ‘war room’ del Parlament salió un grupo al que Puigdemont intentó neutralizar con fichajes muy personales que le pueden causar problemas”, explica una fuente a este diario. La ‘war room’ o ‘habitación de la guerra’ era el despacho que compartían Quim Torra —antes de ser ‘president’—, Laura Borràs, Francesc de Dalmases y Josep Costa, actual vicepresidente del Parlament. “En un momento determinado, Puigdemont se dio cuenta de que el grupo de la ‘war room’ tenía vida propia y quiso ponerle remedio”, subrayan las fuentes".

En cuanto a los Tonton Macoute de Puigdemont, la nota se refiere a Costa, Sort, el que llamó lo que le llamó a Colau, a Dalmases, Madaula y Donaire, mosso a ratos, cuando le rota, y flamante componente de la lista de JxCat cuya misión en la vida es insultar a sus compatriotas españoles.

El caso es que por una cosa o por otra, Puigdemont es el perejil de todas las salsas. "La batalla entre Esquerra y el PSC da alas a otra remontada de Puigdemont" avisa Iva Anguera de Sojo en El Independiente: "Los primeros debates de campaña -tres en los cuatro primeros días- han servido para dejar claro que la clave de estas elecciones es el panorama poselectoral y las pactos a los que están dispuestos los tres grandes: ERC, JxCat y PSC. Un baile en el que republicanos y socialistas se han esforzado tanto en descartar un nuevo tripartito como en señalar que la batalla está entre ellos, intentando marginar de la lucha por el número uno al partido de Carles Puigdemont".

Prosigue el texto: "Pere Aragonés lo dejó claro el domingo, ofreciendo un cara a cara a Salvador Illa para «debatir en profundidad». Un guante que aparentemente recogía el candidato socialista este lunes y que provocó la rápida reacción de Laura Borràs: «Yo les propongo un trío». El riesgo de la estrategia de ERC es que dé alas al discurso de outsiders que cultivan tanto Borràs como Puigdemont, y que tan buenos resultados ha dado a Junts en ocasiones anteriores. Las encuestas «nunca reflejan el resultado en las urnas para JxCat» apunta Borràs, que señala el fiasco en los sondeos tanto en diciembre de 2017 como en las pasadas europeas, cuando ERC partía como favorita pero Carles Puigdemont se acabó imponiendo en las preferencias de los votantes independentistas. «Por primera vez parece que hay encuestas que nos dan una posición de ventaja y en este momento intentan hacer debate de cara a cara» añade la candidata de Junts. El último sondeo del CEO avala la advertencia de Borràs, que no ha dejado de subir en las encuestas a costa de Esquerra".

A todas estas y en El Nacional, Marta Lasalas repara en la ausencia de Quim Torra. Y es que parece que una campaña sin la participación de Torra es como un pesebre sin "caganer". Escribe Lasalas: "La intención es que el que ha sido el último president de la Generalitat, antes de que el cargo quedara vacante a raíz de su inhabilitación, acabe entrando en la campaña para apoyar a Borràs. No se ha concretado ni el cómo ni el cuándo, pero se da por descontado que acabará asumiendo más protagonismo en el último tramo. De momento, sin embargo, la ausencia y el silencio, es absoluto".

2 de febrero, santoral: Presentación de Jesús, Nuestra Señora de la Purificación, Aproniano mártir, Bucardo, Catalina de Ricci, Flósculo de Orleans, Lorenzo de Canterbury y Teófano Vénard.