Menú Buscar
Primeras planas

Macron cuestiona a Merkel y los ciberataques que vienen

El Gobierno pretende aprovechar un efecto Macron para impulsar el fin de la disciplina alemana en la UE. Éxito de la colecta de la ANC para pagar las multas de los inhabilitados

11 min

Emmanuel Macron ya es el octavo presidente la quinta república. Y el más joven, con 39 años. Nuevos aires en el Elíseo. El hombre sin partido se monta en un jeep militar para asumir el cargo. Pretende ofrecer una imagen fuerte, recia y viril. Occidente está en guerra y Francia es el frente del terror. Aviso a navegantes del comandante Macron, que parece un madelman en el vehículo de camuflaje.

El esposo de Brigitte, ella tendrá despacho en palacio, sopesa el nombre de una mujer para primera ministra. Ángela Merkel, que ha arrasado en las elecciones de Renania, será el pie de rey de la era Macron, que pretende reordenar Europa porque, como es normal, "e prèsident cree que el mundo empieza con él.

Macron es más popular en España que en Francia. Todo político aquí reivindica y presume de encarnar las de momento ignotas virtudes del macronismo, corte y confección al margen. Rajoy pretende establecer un nuevo vínculo en la creencia de que el código funcional del líder francés encaja con su sentido realista y pragmático.

Tras el alivio generalizado por la derrota de Le Pen, los brindis del inefable Jean-Claude Juncker y las felicitaciones germanas al amigo galo, llega la realidad, la defensa cerrada de los intereses nacionales en la Unión Europea y el sobrepeso alemán, esas razones que alimentan los populismos. Diez años de crisis y la periferia empieza a cuestionar el modelo.

En El País, Claudi Pérez firma un texto en portada que describe las posiciones antes de la batalla: "El Gobierno acaba de enviar a Bruselas una propuesta que persigue una especie de refundación del euro, al hilo de las propuestas de Macron. España tiene un aliado en París, y viceversa. Pero Alemania y otros países rechazan esas ideas. Berlín, que disfruta de una situación de privilegio con el euro —pleno empleo, crecimiento, cuentas saneadas, tipos de interés negativos de su deuda y un superávit comercial mastodóntico que infringe las reglas europeas—, es reticente a todo lo que le obligue a rascarse el bolsillo. “No veo por qué hay que cambiar de políticas”, ha dicho la canciller Angela Merkel al hilo de las demandas de Macron".

Continúa la crónica: "España, en cambio, se alista entre quienes reclaman cambios profundos. El objetivo es activar una segunda fase del euro para que los socios compartan no solo la moneda común, sino también un presupuesto anticrisis, un seguro de paro, un Tesoro, eurobonos y una unión bancaria digna de ese nombre. Madrid quiere una política fiscal conjunta para el euro. Y apuesta incluso por redibujar el Pacto de Estabilidad, el mecanismo de control de las cuentas públicas, para evitar agravar las recesiones con duros recortes si se aplica la disciplina a rajatabla".

Habrá que ver si funcionan las dotes de seducción de Macron, si la señora Merkel es sensible al encanto del exbancario, al carisma de Emmanuele, en gran parte basados en las impresiones que causa su mujer. ¿Y quién es él? Eso se debió preguntar André-Louis Auzière, el exmarido de Brigitte y padre de sus tres hijos, un hombre que se hizo espectro. Tremenda historia a la que ponía letra María D. Valderrama para La Otra Crónica de El Mundo hace un par de días.

Cuidado con el ordenador. Mucho ojo con los correos desconocidos. Sofrenen el impulso de darle al ok todo el rato. Los medios coinciden en aventurar que el ciberataque del viernes fue el aperitivo, la primera oleada de un timo a gran escala. Las consecuencias pueden ser tan funestas en términos prácticos como un incendio en la oficina. Mucha gente tiene su vida en un solo disco duro, sin nube y sin copias de seguridad. El crash puede ser tan brutal como la pérdida del teléfono móvil.

En El Confidencial, Mercé Molist firma la pieza sobre el bandidaje digital: "Según Europol, la amenaza puede ir a más a partir de hoy mismo. "Ahora mismo estamos ante una amenaza que puede escalar. Los números están aumentando. Me preocupa cómo las cifras continuarán creciendo cuando la gente vuelva a su trabajo y encienda los ordenadores el lunes", ha dicho Rob Wainwright, director ejecutivo de Europol, al canal británico ITV. Hoy "todavía habrá muchas empresas donde no se haya 'parcheado' el problema", avisa el experto en 'malware' Joxean Koret. Es muy posible que haya nuevas infecciones a principio de semana pero, según Koret, "no creo que volvamos a vivir un ataque de la misma magnitud, han saltado ya demasiadas alarmas". En todo caso, dice: "No sé si habrá un nuevo ataque justo el lunes, pero seguro que lo habrá en un futuro cercano".

Es el atisbo del infierno tecnológico. Si unos pirados pueden poner del revés a empresas de medio mundo, estamos abocados al colapso informático, catástrofe de imprevisibles consecuencias planetarias.

En eso de los desastres es en lo que está el PSOE. Gran cita hoy. Debate de primarias. Como en la lucha por el título de la Liga, puede pasar de todo y lo peor al decir de gran número de cronistas, una victoria de Sánchez que causaría un terremoto en la legislatura. Daniel Basteiro traza la previa en El Español del partido del siglo: "A la diferencia entre los avales de cada uno (6.539 en favor de Díaz) se sumará este lunes el efecto del contraste entre candidatos y programas. Díaz llega a la sala aún como favorita, aunque ya nadie cree que pueda lograr un resultado apabullante. Sánchez acude en plena ola de euforia por un volumen de avales que pone letra a la música que él y su equipo llevan cantando meses: ganar a Díaz es posible. Las encuestas hechas entre votantes socialistas son coincidentes: Sánchez parece convencer más al electorado, pero Díaz parte con ventaja entre la militancia. Ese margen es estrechísimo, por lo que la última semana de la larga campaña es clave para cambiar las preferencias de los afiliados".

Proceso. La caja de emergencia de la Assamblea Nacional Catalana funciona como un tiro. La colecta para pagar las multas de los inhabilitados es un éxito. Las buenas gentes ingresan el óbolo con alegría, según el texto en El Nacional de Alba Solé: "La caja de solidaridad de la ANC y Òmnium ha pagado las multas de Francesc Homs y Irene Rigau por la consulta del 9-N. según han informado a El Nacional fuentes de estas organizaciones. Una semana después de la puesta en marcha de esta recaudación se han recogido hasta ahora 100.000 euros, de los cuales se han destinado 30.000 para pagar la multa del exconseller de la Presidència, Francesc Homs. También se ha costeado la de la diputada Irene Rigau, que fue de 24.000 euros. Los promotores de la caja se han mostrado muy satisfechos por la buena acogida, y las constantes aportaciones".

¿Y Mas? Por no hablar de Joana Ortega, que no ha tenido éxito en los negocios.

Joaquim Coll firma una tribuna en El País de muy recomendable lectura. Ilustra sobre las causas, forma y naturaleza del secesionismo: "La radicalización de una parte de la sociedad catalana no es ajena a la propaganda sistemática durante años. El auge secesionista no ha sido un fenómeno de abajo/arriba sino al revés: el resultado de una estrategia desde el poder autonómico en el marco de una coyuntura muy concreta. El psiquiatra Adolf Tobeña ha escrito un libro imprescindible, La pasión secesionista (2017), que permite entender en clave etnocultural cómo ha funcionado esta operación mediante la cual unas élites territoriales, ante la extrema fragilidad de España en 2012, vieron la oportunidad de alzarse con el poder soberano. Un objetivo que parecía contar con expectativas de victoria y que logró la adhesión de amplios sectores de las clases medias y profesionales. Esto es en esencia lo que ha ocurrido en Cataluña. La ola alcanzó su elevación máxima en las elecciones de 2015, que fueron convocadas en clave plebiscitaria, pero hoy parece remitir".

15 de mayo, santoral: Isidro labrador.