Menú Buscar
Primeras planas

La Hacienda de Iceta y últimas horas en la trena

Junqueras,'los Jordis' y los exconsejeros presos prestarán declaración mañana en el Tribunal Supremo. El candidato socialista propone que la Generalitat recaude todos los impuestos

9 min

Se da por descontado que Oriol Junqueras, los Jordis y los exconsejeros presos serán puestos en libertad mañana tras comparecer ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Los letrados encabezados por Van den Eynde y Alonso Cuevillas han cambiado de estrategia tras constatar que la judicatura no está para puñetas. Así es que es de esperar que el místico Junqueras se deje de autos de fe y responda a las preguntas del juez y los fiscales.

El volantazo de la defensa puede contribuir a que la campaña se lleve a cabo sin la distorsión del candidato Junqueras en Estremera. Los presos y funcionarios de Soto del Real confían en la manga ancha del Supremo para librarse de Jordi Sànchez, número dos de Junts per Catalunya y que, en consecuencia, debería tener un papel principal en la campaña de Puigdemont, que podrá respirar aliviado con Junqueras en la calle toda vez que el cartel electoral del preso era imbatible. Y más en comparación con el holograma con el que el expresidente pretende participar en los mítines de su lista.

En La Vanguardia abren portada con el siguiente titular: "El TS dejará en libertad a los exconsellers si asumen la ley". Parece fácil. José María Brunet firma la información en el diario barcelonés: "El Tribunal Supremo (TS) ha atendido con rapidez la petición de los exconsellers para que se reconsidere su situación de prisión incondicional, prestándose a declarar, si el juez lo considera necesario. Así ha sido, y el magistrado Pablo Llarena citó ayer a los exmiembros del Govern y a los Jordis para interrogarles mañana y plantearse la posibilidad de dejarles en ­libertad"

Portada de 'La Vanguardia' del 30 de noviembre de 2017 / CGSigue Brunet: "En principio, la clave de la comparecencia es que el juez concluya que no existe riesgo de fuga, ni de destrucción de pruebas, ni –y esto es lo más importante– de reiteración delictiva. Es decir, que los investigados no repetirán la conducta que se les reprocha porque asumen actuar en política asumiendo la legalidad vigente y renunciando a estrategias unilaterales para lograr la independencia de Catalunya. Nadie va a pedirles, y menos a exigirles, a los exconsellers que dejen de ser independentistas y renuncien a sus ideas. Lo que persigue la diligencia de interrogatorio que se va a practicar mañana es obtener una mínima certeza de que no se van a repetir situaciones como las vividas el pasado mes de octubre, a raíz del referéndum del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia".

Puigdemont ya le ha preparado una sorpresa a Junqueras. La línea maestra de su campaña es darle cera a ERC, acusar a los republicanos de submarinos del 155 por pretender sustituir al presidente "legítimo". Xavi Barrena se hace eco en El Periódico del teletipo de Europa Press que desvela el documento estratégico de Junts per Puigdemont: "Los republicanos, a raíz del ungimiento de Rovira por parte de Junqueras, desde el centro penitenciario Madrid 7, han sido tremendamente cautelosos y han deslizado la idea del doble Govern: el legítimo en el exilio y el ejecutivo, del día a día. Se han cuidado muy mucho de fijar en la mente de los votantes soberanistas la idea de la sustitución de Puigdemont por Junqueras. Pero los posconvergentes, dispuestos a jugar su única carta a fondo, expresan en su argumentario de campaña, revelado por Europa Press, que "impulsar cualquier otro candidato es legitimar el artículo 155 y el ataque a la democracia" y que, por tanto, solo cabe restaurar al ‘expresident’ en el cargo".

El expresidente es un hueso y un as de la táctica. La foto del día fue su asistencia a la ópera para una representación sobre el malvado duque de Alba que arrasó a los flamencos cuando Flandes era el huerto de coles del imperio en el que no se ponía el sol.

En La Razón, Toni Bolaño informa sobre el puteo en el PDeCat con el misil extraviado en Bruselas: "Pascal se reunió con los responsables del partido y Puigdemont. Le ofreció el PDeCAT a su candidato, pero le exigió dos compromisos. Que el PDeCAT marque la estrategia territorial en la campaña –Pascal piensa ya en las municipales de 2019 y quiere consolidar el partido vapuleado por el sinfín de crisis del último año– y, la más importante, el día 22 la estrategia política será marcada por Puigdemont y la dirección del PDeCAT, incluyendo los pactos postelectorales. En definitiva, Pascal ata corto a Puigdemont y, sobre todo, pone al PDeCAT en una posición protagonista al margen del resultado tras las elecciones del 21 de diciembre, después de estas semanas en las que el partido ha sido ninguneado por su candidato hasta límites que sólo se pueden interpretar desde la necesidad de supervivencia".

En la contraparte, Iceta despliega una incesante actividad con arriesgadas propuestas. Carlos Segovia firma el texto en El Mundo que analiza un artículo del candidato socialista en el mismo diario en el que propone que la Generalitat tenga una soberanía fiscal efectiva. Ahí va la nota de Segovia: "El líder del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Miquel Iceta, defiende en un artículo que publica hoy El Mundo una nueva Hacienda catalana que asumiría "la recaudación y gestión de todos los impuestos que pagamos en Cataluña". Iceta se adelanta así al nuevo modelo de financiación autonómica que deberá proponer el PSOE y su planteamiento supone partir la actual Agencia Tributaria estatal para construir un nuevo fisco de corte federal. La agencia estatal perdería presencia directa en Cataluña en favor de la nueva Hacienda regional, que centralizaría también la inspección de los contribuyentes. Por tanto, la investigación sobre la familia de Jordi Pujol no dependería ya directamente de la agencia estatal, sino de la autonómica catalana. Por otra parte, la propuesta de Iceta de condonar parte de la deuda de Cataluña con el Estado ha suscitado críticas en el seno del PSOE y ha abierto una brecha entre los barones". 

La fotografía de portada de muchos diarios es la del suicidio del exgeneral bosniocroata Slobodan Praljak, que se tomó la cicuta delante de los jueces del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. Isabel Ferrer da los detalles en su crónica en El País: "Los seis condenados encabezaron una campaña contra sus vecinos musulmanes bosnios entre 1993 y 1995, durante la guerra de Bosnia, a pesar de que bosniocroatas y musulmanes bosnios habían sido aliados. La República Croata de Herzeg-Bosnia fue proclamada en 1991, pero no logró el reconocimiento internacional. Disuelta en 1994, tras los acuerdos de paz de Dayton, firmados entre serbios, bosnios y croatas, se sumó después a la Federación de Bosnia-Herzegovina. Mientras estuvo activa, impuso lo que sus dirigentes denominaron cultura croata a base de controlar los medios de comunicación y los municipios".

Los taxistas han vuelto al volante.

30 de noviembre, santoral: Andrés apóstol, Constancio, Euprepes, Josberto, Justina, Maura, Mirocleto, Troyano y Zósimo.