Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Lecciones de la pandemia y diez años del 15-M

Informe de Seguridad Nacional con los errores e imprevisiones ante el coronavirus. Sin noticias de un acuerdo en Cataluña. Iglesias compra una casa en una urbanización de lujo, según La Razón

15 min

Lentamente y al margen del fragor parlamentario, el Gobierno hace autocrítica de su gestión de la pandemia. Un informe de Seguridad Nacional destaca la falta de información, la falta de previsión y la falta de medios frente al coronavirus. Era, según ese análisis, la tormenta perfecta y todo lo que podía salir mal salió mal. El documento también incluye interesantes datos sobre amenazas como los ciberataques y el papel de Rusia y China en otros virus, los informáticos. Para despistar, apunta el texto, subcontratan sus ciberdelitos con tramas criminales especializadas en dejar rastros falsos.

Es el diario El País quien lleva esta información con las firmas de Miguel González y Óscar López Fonseca, quienes escriben: "El Gobierno admite que, en los primeros meses de la crisis sanitaria, tuvo que “utilizar información parcial o poco actualizada para la gestión de la pandemia”, ya que el sistema de vigilancia epidemiológica español no estaba preparado para procesar tal volumen de datos con la rapidez requerida “para la correcta toma de decisiones”. Aunque el Informe Anual de Seguridad Nacional de 2020 no detalla a qué decisiones se refiere, las más polémicas entonces fueron permitir las manifestaciones del 8-M de 2019 y otros actos multitudinarios, no imponer el uso de las mascarillas o no declarar el estado de alarma hasta el 14 de marzo".

Portada de 'El País' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

Sigue el texto: "No es la primera vez que el Gobierno reconoce que tardó en reaccionar ante la pandemia, pero sí que lo pone por escrito en un documento enviado al Congreso. A falta de un balance crítico de la gestión de la covid, el informe avanza las lecciones de una crisis sanitaria que aún no ha concluido. La más destacada, la incapacidad del sistema de alerta sanitaria para constatar la dimensión de la pandemia y transmitir, con “la rapidez que era necesaria, información validada para la correcta toma de decisiones”. Tras constatar la dependencia de España en productos de primera necesidad para la pandemia (como mascarillas o pruebas PCR), debido a “la ausencia de planificación y de una reserva estratégica”, propone “desarrollar la capacidad industrial nacional para el autoabastecimiento” en situaciones críticas. Por último, señala que, aunque los investigadores españoles están desempeñando un papel “relevante” en el desarrollo de las vacunas, con 10 grupos en fase avanzada, sigue pendiente “una integración eficaz” entre los científicos y la industria, para convertir rápidamente los avances de los primeros en herramientas contra la pandemia".

En cuanto a los ciberataques, González y López Fonseca apuntan que "el confinamiento supuso un crecimiento exponencial del teletrabajo o el comercio por Internet, lo que aumentó la exposición a los ciberataques. El Centro Criptológico Nacional Computer Emergency Response Team (CCN-CERT), dependiente del servicio secreto CNI, detectó el año pasado 82.530 ciberincidentes, un 192% más que en 2019. Más de la mitad de estos ciberataques, contra entidades públicas o empresas estratégicas, fueron clasificados como de peligrosidad alta o muy alta; y 62 de ellos, críticos. Aunque muchos ataques proceden de Rusia o China, el informe reconoce la dificultad de atribuirlos a sus gobiernos, pues con frecuencia son obra de grupos criminales a los que subcontratan los propios servicios de espionaje".

Más consecuencias de la pandemia. "Del ERTE al ERE: los empleos suspendidos bajan de 600.000 por primera vez pero las empresas multiplican sus despidos masivos", asegura El Mundo. La nota es de Eduardo Fernández: "Es cuestión de tiempo. Del ERTE al ERE tan sólo hay una letra y las dos fórmulas cruzan sus caminos en el maltrecho mercado laboral patrio. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones actualizó ayer sus datos para mostrar que, por primera vez desde el inicio de esta crisis, el número de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) bajaba de 600.000: 598.729 el pasado martes. Ese empleo todavía suspendido -que no figura en los cómputos de parados sino en la categoría de ocupados- disminuye, pero mientras tanto coge carrerilla otra figura, la del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), a pesar de que ayer mismo la ministra de Trabajo y Economía social, Yolanda Díaz, aseguraba que "no es tiempo de despidos". Las iniciativas empresariales, algunas conocidas durante el mismo viernes, le quitan la razón a la vicepresidenta tercera y amenazan con engrosar la lista de parados, que en abril se saldó justo por debajo de la barrera de los 4 millones (3.910.628)".

Continúa la pieza: "Si ayer se exponían en la junta de accionistas de la nueva CaixaBank los motivos para efectuar un ERE con 7.791 trabajadores afectados, Orange España se reunía con los representantes sindicales para comunicarles su intención de pactar 485 salidas. En el caso del operador de origen francés, el proceso se argumentó por causas organizativas y no económicas, pero en Orange España no se había realizado un ajuste de plantilla desde 2016. La cifra puesta encima de la mesa por la empresa, antes de que se constituya la mesa de negociación el próximo 31 de mayo, supondría un 15% de salidas con respecto a la sociedad Orange Espagne SAU, que consta de 3.200 empleados, si bien el perímetro de Orange España con todas sus sociedades resulta bastante más amplio y abarca una plantilla de 7.700 profesionales, de manera que ese máximo de salidas se quedaría en un 6% de la fuerza laboral".

Portada de 'El Mundo' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

Política catalana. Espeluznante ataque contra la democracia, las libertades y la propiedad privada en Waterloo. Carles Puigdemont ha sufrido una experiencia terrorífica, un suceso espeluznante al borde de lo paranormal, violencia extrema y tal. Que dice que seis tipos con una bandera de España le han robado la placa de la mansión de Waterloo que pone "Casa de la República". Menudo trofeo. El hombre está desolado y ha pedido al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y a la policía belga que capture al peligroso comando. Pobre Puigdemont, que piel más fina. Cuando llenaban de heces las sedes del PSC, Ciudadanos o el PP le debía parecer insoportable e inaceptable. Sin embargo, nunca dijo nada. Tampoco ha dicho nada sobre sus partidarios gritando "¡Junqueras, traidor, púdrete en la prisión!" o eso otro de los prejubilados por la república de "¡Guerra, guerra, guerra, guerra per la terra!"

En la Assemblea Nacional Catalana (ANC) están encantados con el apoyo internacional a la causa del 52% y exhiben el apoyo de Pérez Esquível como un puntazo definitivo. De El Món: "Al manifest impulsat per l’ANC hi donen suport 116 personalitats de més de 20 països. Hi ha figures reconegudes com el Premi Nobel de la Pau, Adolfo Pérez Esquível (Argentina), l’expresident d’Honduras, Manuel Zelaya, la presidenta del Sinn Féin, Mary Lou McDonald (Irlanda), l’exdirigent del Bloco d’Esquerda i historiador, Fernando Rosas (Portugal), el diputat del Parlament del Regne Unit i president del grup de suport parlamentari a Catalunya Hywel Williams (Gal·les), o l’exvicepresident del Parlament europeu, José Pacheco-Pereira (Portugal); a més de representants de la societat civil com les “Madres de la Plaza de Mayo”, la Xarxa Europea per la Igualtat de les Llengües (ELEN), el Consell Nacional del poble Székler i diverses associacions en suport del poble Rifeny, així com diversos membres del Parlament Europeu i dels Parlaments d’Escòcia i del Regne Unit, entre altres".

De lo que no hay noticias aún es de un hipotético acuerdo entre ERC y JxCat para desencallar el comienzo de la legislatura, que será breve y convulsa o no será. Faltan once días.

Los medios, sobre todo en Madrid, recuerdan el décimo aniversario de la movida del 15-M, aquella acampada en la Puerta del Sol y lo que vino después, en síntesis Podemos. Según cuenta Luca Constantini en Vozpópuli en Podemos creen que su legado fue que "Iglesias ha cambiado al PSOE". El mesianismo y el culto a la coleta sagrada no tiene límites. Escribe Constantini: "El hecho de que en Podemos consideren que el cambio impulsado en el PSOE sea parte del legado de Iglesias diez años después del 15-M no deja de sonar a provocación. El guiño a la frase de la conservadora Margaret Thatcher, quien dijo que el new labour de Tony Blair había sido su principal legado en la política, es evidente. Más aún porque unas de las principales críticas de la generación de los miembros que dieron vida a Podemos fue atacar la supuesta derechización de la socialdemocracia reformista que se afianzó a partir de los noventa".

Sigue la nota líneas después: "Iglesias acudió a las manifestaciones primero como cronista de TeleK, donde participaba en los programas y tertulias. También lo hizo como analista político. “Algunos estudiantes de mi facultad, que estaban muy politizados y tenían mucha formación política, se desesperaban en los debates con gente corriente. Yo les decía que eso era lo importante del movimiento, que había gente de todo tipo, que venía de muchos lugares, que pensaba diferente y eso le daba un carácter laico que seguramente era lo fundamental del 15-M”, reflexionó en esos meses".

Y: "Con Íñigo Errejón entendieron la fuerza de la protesta. Habían aprendido técnicas de comunicación política nuevas que habían servido a la izquierda de América Latina para dar el asalto al poder. Y pensaron que en España se daban condiciones parecidas para aplicar ese mismo método. En un primer momento, los jóvenes forjados en el activismo universitario aspiraban a convertirse en referentes de Izquierda Unida, pero el partido de Cayo Lara les ignoró. Entonces lanzaron Podemos, un movimiento que hablaba de “romper el régimen del 78” y anular el bipartidismo: ambas reivindicaciones del 15-M".

Portada de 'La Razón' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón' del 15 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

Hoy queda poco de aquel espíritu, por no decir nada y según La Razón, Pablo Iglesias podría haberse hecho con otra lujosa casa en la más lujosa aún urbanización de Valdelagua. La información es de Roberto Bernal: "Entramos en una residencia cuya finca es similar a la que el político morado habría adquirido: unos 2.500 metros cuadrados de parcela y alrededor de 400 construidos. Con piscina, por supuesto, y posibilidad de pista de tenis. ¿Cuánto podría haberle costado su futurible residencia? Según una vecina el desembolso es «considerable»: «Una casa como la suya rondaría los 800.000 o 900.000 euros. Además, él la estaría haciendo de nuevo y un proyecto de un estudio de arquitectura no baja de los 30.000 euros. A eso hay que sumarle el presupuesto de obra que ronda los 1.300 euros el metro cuadrado. Además, tendría que sumar, entre otras muchas cosas, un 6% de la licencia de obra»".

15 de mayo, santoral: Isidro labrador, Aquileo taumaturgo, Caleb, Dympna, Juan de Lestonnac, Reticio de Autún, Ruperto de Bingen, Severino de Septempeda, Simplicio de Cerdeña y Torcuato obispo.