Menú Buscar
Primeras planas

Lazos, ataques a Cayetana y los generales de Vox

Quim Torra se la juega frente a la Junta Electoral. Rahola, en el comité de bienvenida de Álvarez de Toledo. Vox se nutre de generales para las generales

19.03.2019 09:35 h.
10 min

Cierta expectación en torno al presidente de la Generalitat, Quim Torra, instado por la Junta Electoral Central (JEC) a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos. Arriesga la inhabilitación, pero no de forma inminente, sino al ritmo judicial habitual. Nadie apuesta un duro a favor de un rapto de sensatez de Torra y la consecuente arriada de la propaganda, por lo que la antedicha expectación estriba en la ocurrencia que se saque de la chistera para estirar al goma con la JEC.

Cualquier cosa es posible tratándose de Cataluña, pero no es previsible que Torra baje la cabeza a las primeras de cambio. Ha dicho por activa y por pasiva que es capaz de todo y que sólo obedece al Parlament. Como sus inmediatos antecesores, se cree por encima del bien y del mal, atado a un destino que le excede, instalado en la mística del martirio por la patria.

Torra es portada y encabezamiento en la mayoría de los medios. Segundo ultimátum de la JEC, 24 horas y no más. En Madrid atribuyen un gran calado a la maniobra, marchamo de orden judicial al nivel de aquellos requerimientos del Tribunal Constitucional que Puigdemont se pasaba por debajo del arco del triunfo.

Escribe en El Mundo María Teresa Coca: "La Junta Electoral Central ha rebatido de pleno los argumentos esgrimidos por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para negarse a retirar la simbología separatista que lucen las fachadas de los edificios de la administración catalana y le ha apercibido de que si persiste en su "desobediencia" incurrirá en posibles "responsabilidades penales". El órgano que vela por los procesos electorales ha otorgado a Torra las 24 horas para que cumpla con los requisitos del dictamen que acordó el pasado lunes 11 de marzo en el que determinó que estos símbolos no son compatibles con el principio de neutralidad exigido a las instituciones públicas, pero pese a ello el presidente, en nombre de todo el Govern, no está dispuesto a acatar".

Y añade: "El texto de la Junta apunta ya, por tanto, al delito que se le imputaría a Torra si no retira este martes los lazos amarillos y las esteladas de los edificios públicos de la Generalitat: la desobediencia. Un delito que, en caso de condena, conlleva una pena de inhabilitación, como ya han podido comprobar otros dirigentes del proceso soberanista".

Portada de 'La Razón'

La otra parte del Govern Torra, la Esquerra por comparación moderada, no cree llegado el momento de romper otra vez la cuerda, según apuntan T. Bolaño y J. Gallego en La Razón: "ERC no está dispuesta a que miembros del Gobierno sean sancionados por desobediencia y «sobre todo, que se entre en un proceso penal que puede llevar a la inhabilitación. No estaremos defendiendo menos a los presos políticos si retiramos los lazos y las esteladas. Son símbolos que representan nuestra lucha, retirarlos no significa una rendición, sino acatar resoluciones sin poner en peligro la estabilidad del Govern», dicen miembros del partido de Oriol Junqueras. Estas mismas fuentes mantienen discreción sobre cuál va a ser la actitud de los miembros de ERC en el Govern refugiándose en «buscaremos la fórmula adecuada», pero, por lo que parece, ésta no será la misma que defiende Torra que es hacer caso omiso de la Junta Electoral. Los republicanos están por acatar la resolución, «no hacerlo es un sinsentido»".

Continúan las "felicitaciones" y la "bienvenida" a la candidata del PP por Barcelona para las generales Cayetana Álvarez de Toledo. En La Vanguardia, Pilar Rahola aprovecha para humillar a Millo de nuevo y saludar afectuosamente a la supuesta pirómana. Escribe la señora Rahola: "Dicen por ahí, por ejemplo, que el otrora poderoso Enric Millo –amo y señor de la Catalunya intervenida– anda como alma en pena después de haber sido sonoramente ninguneado por su partido. Tantos méritos que hizo en favor del reino, ante la sublevada Catalunya, tanto marianismo sacrificado, tanta unidad patria, émulo de un Blas de Lezo a lo moderno, y... ¡zas!, lo han dejado como al almirante, tuerto y sin pierna. (...) En el caso que nos ocupa, es evidente que doña Cayetana, la candidata elegida, puede ser mucho más eficaz, para el PP, que Millo, porque tiene unas cualidades que la hacen más atractiva para el voto españolista y españolísimo: no es catalana, lo cual no es menor, porque no tiene la sospechosa mácula que, en el fondo, todos los catalanes albergamos; es poseedora de un verbo desaforado, agresivo, sin complejos; sin tics ni lejanamente moderados, dotada de un orgullo imperial que muestra sin ambages, y, a diferencia del antiguo virrey, doña Cayetana no necesita esconder su vocación de sacar el látigo para dominar a los sediciosos catalanes".

También Iu Forn en El Nacional dedica su artículo a la candidata conservadora, cuyo impacto mediático en los medios del soberanismo avalaría la decisión de Casado. Escribe Forn: "Sí, sí, el tema de la candidatura de Cayetana Álvarez de Toledo i Peralta-Ramos, marquesa de Casa Fuerte, com a cap de llista del PP per BCN a les eleccions generals és que, en relació a la realitat catalana, és una marciana. Resulta que la persona que haurà de defensar els interessos dels votants del PP, desconeix quins són els interessos d'aquests electors perquè ni viu aquí ni sap res d'aquí, cosa que, sembla ser, no ha importat gaire a qui l'ha triat ja que no ha influït a l'hora d'ungir-la amb la representació del partit per la circumscripció de la capital del país".

Le pasa a Cayetana, según Forn, lo mismo que le debió ocurrir a Meritxell Batet cuando fue la número dos por Madrid del PSOE en 2015. Al parecer, para presentarse a las generales en Cataluña hay que ser catalán, hablar catalán y comer calçots.

Sigue Forn párrafos después: "Però per mi el gran tema d'aquesta tria incomprensible és que som davant d'una falta de respecte total i absoluta pels catalans que són militants i fidels votants del PP i que no han pogut decidir res sobre aquesta qüestió. I és una falta de respecte pels quadres del partit. ¿Quina cara els deu haver quedat als que piquen pedra els 365 dies de l'any i veuen com ara els col·loquen algú que no ha treballat ni un sol segon pel partit? ¿Quina cara els deu haver quedat als que han donat la cara en condicions poc favorables i ara veuen com el premi se l'emporta una paracaigudista?"

Pues la misma que a Campuzano o que a los republicanos con Rufián.

En la otra parte, Vox presenta una cierta tendencia a engrosar las listas con destacados elementos del estamento militar. "El PSOE llama Vox franquista por fichar militares que sirvieron con Zapatero" titula el ABC una pieza que firman Gregoria Caro y Víctor Ruiz de Almirón: "El General de División de Infantería del Ejército de Tierra Alberto Asarta Cuevas sera número uno por la provincia de Castellón y el General de Brigada de Infantería de Marina Agustín Rosety Fernández de Castro lo será por Cádiz. En el currículum de Asarta resalta que en 2008 se incorporó a la misión de UNIFIL (United Nations Interim Force in Lebanon) como Jefe de Misión y Comandante de la Fuerza y le han sido concedido diversas condecoraciones tanto nacionales como internacionales. De hecho, la Cruz al Mérito Militar con Distintivo Rojo por su actuación en Irak es la más importante".

Ambos figuran entre los firmantes de un manifiesto a favor de Franco, se reconoce en la pieza de ABC, que, no obstante, subraya que ocuparon máximas responsabilidades por designación directa del Ejecutivo de Zapatero.

19 de marzo, santoral: José, esposo de la Virgen María y padre putativo de Jesús. Patrono de la Iglesia Universal, de la familia, del trabajo y de los obreros.