Menú Buscar
Primeras planas

Las aventuras de "Invisible man" Mariano y el caso de Granados

El 'Financial Times' apoda a Rajoy y trece horas de confesiones del empresario púnico Marjaliza. Granados se llevaba el 20% de cada operación. Arias Cañete, en la picota

Pablo Planas
7 min
ABC:Maduro carga contra España en plena visita de Zapatero

El Mundo: El ex número 3 de Santamaría implica a Cañete en Acuamed

El País: Maduro sostiene que hay una campaña "brutal" contra él desde España

La Razón: Barberá estalla contra los vicesecretarios: "Están ocupados en Eurovisión"

Ara: Treva al Govern

El Periódico: Barcelona levantará vetos a los clubes de cannabis

El Punt Avui: Suavitzant les discrepàncies

La Vanguardia: Comisiones del 20% en la vivienda pública de Madrid

Invisible man Mariano Rajoy... watching and waiting. Este es el tenor del Financial Times en su encuentro con el presidente del Gobierno en funciones y así se recoge en CRÓNICA GLOBAL. Es el único titular en los medios que se sale del "no tengo sucesor natural". El hombre invisible. Definición esférica, absoluta, definitiva."I feel good", declara Rajoy al periódico británico. Como James Brown. Supermotivated. Invisible man, el candidato de Marvel. Ya lo dice Marjaliza, "si te gusta la magia, no preguntes el truco" (La Razón). ¿Cómo va a tener sucesor el Griffin de la novela de H. G. Wells? A no ser que aparezca en escena alguien tipo el increíble hombre menguante o Daryl Hannah en "El ataque de la mujer de 50 pies".

Allende los mares, el también insustituible Maduro está que arde contra la madre patria. Ha decretado el estado de excepción, ocupa las fábricas y brama contra una conspiración internacional de pendejos y huevones encabezada por España. No hay para comer, no hay luz, no hay papel, pero ahí está Maduro a lo suyo, movilizando tropas y expropiando lo que se le ponga por delante. El modelo bolivariano se desmorona sin que Zapatero, de mediador en Caracas, pueda hacer nada. Podemos se queda sin vacaciones en el Caribe, carajo.

El antedicho Marjaliza es la garganta profunda de la corrupción en Madrid. Trece horas de declaraciones ante el juez han visto la luz. Se lo llevaban crudo, cocido y a la brasa. No limits.

En ABC firman Luis P. Arechederra y Javier Chicote la crónica del caso Púnica: ""Cuando Paco (Francisco Granados) entra en la Alcaldía yo soy un promotor mediano de Valdemoro, ni grande ni pequeño", explicó David Marjaliza al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en una confesión de trece horas en junio de 2015. Como todos los negocios inmobiliarios dependían de "la potestad" municipal", la relación entre Granados y Marjaliza resucita."Había otro promotor muchísimo más fuerte que yo (Ramiro Cid Sicluna) y Paco nos junta a comer y nos dice que intentemos unirnos". Entonces, los dos promotores crearon la empresa Servicios de Obras y Vías, en la que también tendría presencia Granados, representado por la mujer de su jefe de gabinete, Ignacio Palacios, su mano derecha".

El amigo Marjaliza dice que también pagaba al PSOE madrileño en los tiempos de Tomás Gómez, exalcalde de Parla (localidad que tiene un tranvía pistonudo). Gómez anuncia querellas. Sobre el mismo particular y en El Confidencial, José María Olmo presenta una información en la que se califica de fortuna incalculable lo trincado por Granados, que está en la trena. Hay fotos a bordo de un yate y documentación sobre los contactos del aludido. El exmano derecha de Esperanza Aguirre era un mago de las comisiones y los repartos partidario de la máxima: "el que parte y reparte se lleva la mejor parte".

Ni un pam de net. Más basura. Pablo Herráiz y Quico Alsedo firman en El Mundo una noticia singularmente fea para el exministro Arias Cañete: "En su etapa como ministro, Miguel Arias Cañete nombró al presunto cabecilla de la trama Acuamed, mantuvo con él comunicación directa constante, relevó a quien pretendía pararle los pies y buscó la manera de legalizar al menos uno de los contratos investigados, según el cual la constructora FCC habría obtenido 40 millones de euros, que al final no se pagaron. Según ha podido saber este periódico, así lo que declaró ayer ante el juez Eloy Velasco en la Audiencia Nacional Federico Ramos de Armas, quien fue hasta enero pasado número tres del Ministerio de Presidencia y uno de los principales apoyos de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (...) Según la declaración de Ramos de Armas, Arcadio Mateos, presunto cabecilla de la trama que cobraba mordidas millonarias a cambio de contratos en la empresa pública Acuamed, proponía llegar a un acuerdo con FCC en el caso de la desaladora de Bajo Almanzora, y fue el ministro quien validó el trato, contra su criterio como secretario de Estado de Medio Ambiente, y también contra el de su directora general de Aguas, Liana Ardiles, explicaron ayer fuentes del caso".

¿Y dónde está Rajoy? A saber... Es transparente y cuando va desnudo no se sabe dónde para. Oigan, lo dice el Financial Times, poca broma.

Según la prensa soberanista, CDC y ERC han firmado una tregua y el aumento del IRPF no consta en los presupuestos de la Generalidad. Descartan también un anticipo electoral y se dan golpes en el pecho para mostrar fidelidad, lealtad y amor perpetuo. Suavizando las discrepancias, titula El Punt Avui.

Colau se reunió con Bill di Blasio, alcalde de Nueva York. La Vanguardia es el único periódico que recoge en portada la instantánea. La reunión fue de lujo y ambos alcaldes comentaron el riesgo de morir de éxito, así como quien se mira al espejo,se gusta y hasta se toca.

En La Razón se rinden honores de titular principal a unas declaraciones de Rita Barberá contra los vicesecretarios del PP, archienemigos desde que le pidieron el acta de senadora en público. "Están ocupados en Eurovisión", dice la exalcaldesa de Valencia en alusión a Javier Maroto. Es lo que contaban hace un par de días en El Español con la palabra "fiestón" y las fotos tipo "en tu fiesta me colé" que son la viva imagen del PP bailongo. A Iceta la funciona.

18 de mayo, santoral: Claudia, Dióscoro, Erico IX, Juan I papa y Potamón y compañeros.