Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La revuelta de las sonrisas II y la Policía, tras el "ministro" Romeva

Puigdemont se agarra a la pancarta de la pobreza energética y los desahucios. Quim Torra explica el paso a paso de la desconexión y la Policía elabora informes sobre la "diplomacia" catalana

Pablo Planas
9 min
ABC:Para el Atlético, nada hay imposible

El País: La UE multará con 250.000 euros por cada refugiado no acogido

La Razón: Rajoy aceptará los debates a cuatro en la nueva campaña

Ara: Nova llei exprés contra la pobresa

El Periódico: Cataluña driblará al TC con otra ley de pobreza

El Punt Avui: Resposta de país

La Vanguardia: Puigdemont y Colau se unen frente al Gobierno del PP

La querulancia del Gobierno contra el Govern y el Parlament amenaza con colapsar el Tribunal Constitucional y es una dosis masiva del refresco que da alas para el soberanismo. Los abogados del Estado le han metido un gol al PP con el recurso a la ley catalana sobre desahucios y pobreza energética, que era un brindis al sol y ahora es la pancarta que sostienen Carles Puigdemont, Ada Colau y las entidades sociales.

Moncloa, por su parte, no hace el menor esfuerzo didáctico. Se limita a recurrir y meter en la cazuela todo lo que anda, nada y vuela. Sin explicaciones. Ley autonómica que se aprueba, ley que pasa por el cedazo del TC, como si fuera lo mismo proclamar la fase constituyente de la república catalana que legislar en contra de que las compañías de suministros los corten por impago a las familias o personas sin recursos.

La prensa editada en Barcelona es un clamor. En El Periódico, Xabi Barrena firma la noticia sobre el frente común, pero con diferencias, entre la Generalidad y el Ayuntamiento: "Carles Puigdemont ha celebrado este martes su primera gran cumbre, una costumbre que arraigó durante el liderazgo de Artur Mas y que esta vez ha servido para detectar el cambio de los tiempos. Mientras las cumbres de Mas eran todas de cariz meramente soberanista y patriótico, la de Puigdemont fue presidida por el eje social. Que los soberanistas quieren injertar en el ‘procés’, cierto, pero social al fin y al cabo. El propio Puigdemont ha señalado tras la multitudinaria reunión (40 personas) que para esquivar la suspensión hecha efectiva por parte del Tribunal Constitucional de la ley de emergencia habitacional y pobreza energética, se va a impulsar un nuevo texto. El Govern, según fuentes de ambas trincheras internas, la convergente y la republicana, está "cohesionado y el acuerdo es total".

La crónica revela también las reticencias de Colau: "El soberanismo ve en esta suspensión de parte de la ley de emergencia habitacional y pobreza energética una forma de injertar en el tronco del independentismo todo el movimiento que orbita alrededor de la lucha por los derechos sociales. La respuesta del colauismo fue esquiva y centrada en que más allá de las partes suspendidas de la ley, no se ha empezado a aplicar el resto de la norma, algo que se podría estar haciendo. "La ley está vigente porque la necesidad sigue ahí" ha señalado la propia Ada Colau que ha aseverado que se pondrán en marcha medidas "como si no hubiera pasado nada"".

Rajoy se prepara para la campaña. Está dispuesto a todo, incluso a debatir a cuatro, tal como anuncia en portada La Razón. La crónica es de Carmen Morodo: "En cuanto a los debates, la posición del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha cambiado con respecto a la campaña de diciembre. Según fuentes solventes, el líder popular está trasladando a su equipo que él está dispuesto a aceptar esta vez todo tipo de debates, con lo que no se excluye el del formato a cuatro –con Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias– que tanto dio que hablar en las últimas generales".

Continúa: "La justificación en la anterior campaña para no participar en ese debate, en el que el PP estuvo representado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, fue que ni Ciudadanos ni Podemos tenían representación parlamentaria. Fue el argumento formal, porque de fondo lo que determinó esta posición fue la decisión estratégica de que Rajoy no se sometiese al «combate» con los otros tres adversarios dentro de la pugna dialéctica que entonces dominaba aquella contienda electoral. Rajoy y su equipo entendieron que no tenían nada que ganar de ese duelo y apostaron por jugárselo todo al «cara a cara» con el líder del PSOE, Pedro Sánchez".

Todavía colea el viaje de Puigdemont y Romeva a Bruselas. En El Punt Avui, Manuel Cuyás, el biógrafo de Pujol, le arrea un coscorrón al "president": "Jo, com que sempre em poso al costat dels meus presidents successius i els desitjo que tot els vagi bé, recomanaria a Puigdemont, “l'amic Carles”, que organitzi al mateix temps uns altres viatges. No a l'altra punta del món ni a la Lluna, que és on Puigdemont tenia l'objectiu quan era petit i volia ser astronauta, sinó a la mateixa Catalunya. Des que és president l'hem vist molt per Girona, on té el domicili i l'antiga alcaldia i s'hi belluga segur, l'hem vist també per Barcelona i la seva àrea metropolitana però ha freqüentat poc, per no dir gens, les comarques de Lleida, de Tarragona o de l'Ebre. Hi ha d'anar, perquè allí no el coneixen, i ja li asseguro que el veuen com un element de la “privilegiada” i a estones superbiosa Girona. A l'Ebre, a la Terra Alta o a la Vall d'Aran, on el centralisme barceloní i el melic gironí són observats amb una susceptibilitat més acusada i on el sentiment independentista és per això més feble, no hi ha problemes d'agenda per rebre el president de la Generalitat. I enfortir-lo, a l'hora de trobar un forat en agendes més complicades".

A pesar del fiasco, en El Español se advierte de que la Policía ha visto colillas en el suelo y anda elaborando papeles sobre la diplomacia catalana. Esteban Urreiztieta firma un texto que comienza así: "La Policía sostiene que Cataluña dispone ya de una "diplomacia paralela" con "cierta capacidad para establecer alianzas con terceros países fuera de los cauces formalmente establecidos". Se trata, por lo tanto, de un "pseudo servicio exterior catalán" con "capacidad para operar en el ámbito geopolítico, favoreciendo alianzas y colaboraciones potencialmente desestabilizadoras que contribuirían a los objetivos del proceso independentista". Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han elaborado una serie de informes a los que ha tenido acceso El Español en los que "constatan" el "despliegue de una firme estrategia dirigida al reconocimiento internacional de Cataluña como Estado".

¿Sabrá la Policía lo del "ministro de Exteriores" Romeva? Sea como fuere, el soberanismo tiene un plan y ese plan lo explica a El Món el sagaz Quim Torra, expresidente de Òmnium y exdirector del museo de los horrores del Borne: "En els processos d'alliberament nacional basats en la no-violència hi ha tres fases: primer protestes, segon no cooperes i tercer suplantes. La fase de protestes l'hem superat, han sigut aquests anys. Els Onzes de Setembre sortíem, protestàvem i tornàvem a casa. Ara estrenarem la fase de no-cooperació amb l'Estat: surts de casa i no saps quan tornes", calcula. Perquè "si algú es pensa que els nostres polítics premeran un botó i serem independents, doncs no. La independència ens l'haurem de tornar a guanyar al carrer, com tot. I donant suport als polítics, més que mai. Si es giren i no hi som, no serem independents". Resumint: "La revolta dels somriures dos, l'escenari de no-cooperació amb l'Estat, o de cooperació plena amb les institucions catalanes".

El Mundo no ha salido hoy a la calle. Sus periodistas se han declarado en huelga por el ERE que planea sobre sus cabezas.

4 de mayo, santoral: Antonina, Curcódomo, Florián y Godofredo.