Menú Buscar
Primeras planas

La mancha de la corrupción en Valencia y la extinción de Unió y CDC

Reunión entre Puigdemont y Pedro Sánchez con el referéndum como condición sine qua non de la Generalidad. La guerra en Siria cumple cinco años con la retirada de los refuerzos rusos de Putin

Pablo Planas
9 min
ABC:Dirigentes del PP piden a Rajoy que tome la iniciativa

El Mundo: Las grabaciones evidencian la corrupción en el PP de Barberá

El País: El Congreso quiere ejercer pleno control al Gobierno

La Razón: La guerra, según Zaid

Ara: Putin es retira de Síria

El Periódico: Cinco años de infamia

El Punt Avui: El 9-N, a Madrid

La Vanguardia: La UE da marcha atrás en las expulsiones de refugiados

Cinco años de guerra en Siria. Putin retira a las tropas una vez consolidado el régimen de Al Asad. La Unión Europea da marcha atrás en su política de refugiados. La sangría continúa. Y el oprobio. La Razón, Ara y El Periódico dan cuenta en sus portadas de la duración del conflicto bélico. La Vanguardia, por su parte, abre con el cambio de rumbo de la Unión Europea tras una semana de infamia y cierre de las fronteras. El espectáculo de los países europeos es la mayor muestra de insolidaridad e incapacidad en las últimas décadas. Al viejo continente sólo le interesa la economía, la estabilidad del euro y la recuperación. Siria está fuera de la agenda real. En realidad, el resto del mundo está fuera de los horizontes burocráticos de Bruselas.

En España, manda la portada de El Mundo, el barrizal de los chanchos, la fosa séptica de la corrupción política, Pujoles al margen. Juan Nieto firma la información de la portada, una grabación en la que se relatan los pormenores del sistema de blanqueo del PP valenciano.

Según Nieto: "Los dirigentes investigados en el marco de la Operación Taula, el caso que ha permitido desmantelar la "organización criminal" del PP valenciano, utilizaron sus teléfonos para quejarse de las falsas donaciones de 1.000 euros que les pidió el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Valencia para financiar la última campaña electoral de Rita Barberá. La Guardia Civil interceptó el 15 de abril de 2015, a las 21:30 horas, una conversación entre María José Alcón -actual esposa del ex vicealcalde de Valencia Alfonso Grau, detenido en otro caso de corrupción y uno de los acusados en Nóos- y su hijo, Vicente Burgos Alcón, en la que le traslada cómo una de las personas de la máxima confianza de Barberá, la secretaria de grupo Mari Carmen García Fuster, le pidió que ingresara en la cuenta 1.000 euros que les devolverían en dos billetes de 500".

Continúa el texto: "Han hecho una trampa en el partido, que me han dado 1.000 euros en dos billetes de 500, dinero negro (...) Y yo les tenía que hacer una transferencia legal de mi cuenta, o sea, para blanquear dinero vamos, corrupción política total, pero bueno". Alcón es la ex concejal de Cultura del Ayuntamiento a la que Marcos Benavent, el yonki del dinero, grabó durante años contando billetes procedentes de supuestas mordidas".

En El País, Fernando Garea da cuenta del intento del Congreso por controlar al Gobierno y del intento del Gobierno por pasar del Congreso. Dice así el texto: "Todos los grupos parlamentarios, salvo el PP, quieren que el Gobierno en funciones se someta al control ordinario del Congreso. PSOE, Podemos y Ciudadanos defenderán hoy de manera coordinada en la Junta de Portavoces que en el próximo pleno se celebre una sesión ordinaria de control con preguntas al presidente y a los miembros del Ejecutivo. El Gobierno no solo no es partidario de someterse al examen de la Cámara baja, sino que comunicó expresamente por escrito la semana pasada su negativa a que los ministros comparezcan en el hemiciclo. Argumenta que el actual Parlamento no se corresponde con el que le otorgó la confianza y, al estar en funciones, solo debe someterse al control de los tribunales. Si la propuesta sale adelante y el Ejecutivo se resiste a presentarse en el pleno, se produciría una crisis institucional sin precedentes. Fuentes próximas al presidente del Congreso, Patxi López, aseguran desconocer cuál sería la respuesta legal en el caso de que el Gobierno en funciones se negara a comparecer tras ser llamado por el Parlamento. Desde La Moncloa se insiste en que el Gabinete mantendrá su intención de no acudir a la Cámara a ser controlado".

En el plano catalán, Unió se precipita hacia la extinción, según un suelto de La Vanguardia: "La dirección de UDC ha optado por solicitar un preconcurso de acreedores, una figura legal que implica un plazo de negociación de tres meses, para evitar el paso posterior, el concurso. Unió está negociando la venta de su sede y ha llevado a cabo una reducción de su personal para hacer frente a su actual deuda".

En cuanto a sus exsocios, los convergentes, Josep Gisbert explica en el mismo diario que les sonroja su propia marca: "La mayoría de militantes y simpatizantes –exactamente el 60%– apuesta por cambiar el nombre de CDC. Ésta es la tendencia que marcan las primeras encuestas del proceso participativo interno puesto en marcha por la dirección del partido para decidir los términos en que se llevará a cabo la refundación –el llamado Torn obert– y cuyos resultados fueron analizados ayer en una reunión del secretariado permanente de la formación. De acuerdo con una muestra obtenida a partir de las primeras 505 encuestas recibidas, sólo el 27,5% de respuestas quiere mantener intactas las siglas de CDC, el 60% se inclina por modificarlas de un modo u otro y el 12,5% restante no se pronuncia. De los partidarios de cambiar el nombre, no obstante, el 35,2% defiende que en el nuevo se mantenga la palabra Convergència, el 10,1% aboga por eliminarla y el 14,7% plantea denominaciones alternativas".

Para hoy está prevista la reunión entre Carles Puigdemont y el socialista Sánchez, una escenificación de lo que podría ser un Gobierno de amplio espectro socialista en relación a Cataluña. Repite Gisbert y añade la parte madrileña Juan Carlos Merino: "La intención de Puigdemont, por su parte, será mantenerse a la expectativa del planteamiento que le haga su interlocutor, pero en todo caso dejándole claro que el referéndum es condición innegociable para un eventual apoyo a su investidura por parte de los partidos que forman el Govern: CDC y ERC. Otra cosa es el diálogo institucional, al que el presidente de la Generalitat se ha mostrado siempre abierto. De hecho, fuentes del Govern valoran la voluntad de diálogo que muestra el líder del PSOE queriéndose reunir con Puigdemont y subrayan que la concreción de la entrevista demuestra también que esta voluntad de diálogo es la que desde el primer momento ha tenido el presidente de la Generalitat y todo su gabinete. El propio Puigdemont hizo referencia ayer a la reunión al aprovechar un acto de presentación del libro Capitans de Comerç, de Joan Safont, en la sede del Banc Sabadell, para destacar que “el Govern quiere dialogar con todo el mundo, comenzando por los sectores sociales y económicos, desde el pequeño comercio hasta el gran banco, y acabando por políticos de todas las condiciones”. “El Govern está permanentemente abierto al diálogo, a la realidad, que es tozuda, que es la que es, y negarla no sólo es antipolítico, sino antisocial y antieconómico”, remachó, en velada alusión a la actitud de rechazar el diálogo que desde la Generalitat se considera que tiene el Gobierno del PP.

15 de marzo, santoral: San Raimundo de Fitero, Menigno y Sisebuto.