Menú Buscar
Primeras planas

El joven Arenas y el exorcista de Vic

Un vídeo sobre los apoyos de Soraya recrudece la guerra en el PP. El cielo abierto de Puigdemont. La diócesis de Vic cuenta otra vez con exorcista por orden del Vaticano

8 min

A falta de una semana para saber si el PP se hunde, se parte o se refunda, un simpático vídeo (El Español) sobre el joven Javier Arenas, la prometedora Celia Villalobos y el emergente Cristóbal Montoro, todos ellos partidarios de ese soplo de aire fresco que es la triple S, ha causado honda conmoción en el estanque estancado. El vídeo podría parecer cosa de Iván Redondo, el consejero áulico de Supersánchez, pero las sospechas se centran en el entorno del aspirante Pablo Casado.

De momento, hay partido, pero a saber por cuánto tiempo a tenor de la destrucción de las primarias. Casado se ha hecho un máster de arrear estopa, pero corre el riesgo de encajar un directo terminal de Soraya y sus extensiones en los medios. Retratarla de esa manera con la desaforada Villalobos, Bocanegra y el fundador de Montoro y Asociados ha sido un golpe muy bajo. Está por ver si en el PP hay el talento suficiente como para entrar en una guerra de spots. No sería mala señal para ellos.

A lo mejor para desengrasar, El País da cuenta en portada de las diferencias entre Zapatero y Sánchez en materia de inmigración: "El Centro Nacional de Inteligencia pagó con fondos reservados a los dueños de los cayucos en países como Mauritania o Senegal, desde cuyas costas partían los barcos con inmigrantes irregulares procedentes del África subsahariana rumbo a las costas españolas, especialmente las canarias, para que dejaran de transportarlos. Sucedió entre 2006 y 2007, bajo el mandato del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. (...) Según aseguran fuentes cercanas al Gobierno de Zapatero, este operativo se aplicó ante la imposibilidad de frenar por otra vía el éxodo migratorio".

Cataluña. A bote pronto, la mitad del respetable respalda la distensión sanchista. La otra parte acusa al presidente de renunciar al tercio de varas. Deshielo a marchas aceleradas. Un sondeo de Sigma Dos en El Mundo refleja la acusada división de opiniones: "La política que ha emprendido el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez en relación con el independentismo catalán divide a la ciudadanía. La encuesta muestra una fotografía en blanco y negro con pocos matices. Si una mayoría -45,5%- considera la actitud que está manteniendo el Ejecutivo hacia los secesionistas 'demasiado blanda', otro bloque también contundente -46,2%- aplaude la decisión de acercar los políticos presos a cárceles de Cataluña. La unidad que existió durante la aplicación del 155 entre las tres grandes fuerzas constitucionalistas -PP, PSOE y Cs- ahora se resquebraja". 

Sigue el texto: "En todo caso, el 53% de los encuestados cree que es 'positivo' explorar una nueva vía menos combativa que la seguida por el Gobierno del Partido Popular para intentar encontrar solución al desafío, frente al 34% que rechaza esta posibilidad. A todas luces el hastío ante un conflicto enconado y redundante que parece no tener fin empuja a buena parte de los votantes a aceptar la posibilidad de aventurarse por nuevas rutas a la espera de que por fin lleven a buen término".

Todo conspira a favor del buen término del proceso, empezando por Alemania. Los abogados de los presos comparecieron ayer para acentuar la contradicción entre las situaciones de Junqueras, los Jordis y exconsejeros y la manga ancha con Puigdemont en Schleswig-Holstein. Ofrecen un "pacto" al ministerio fiscal y a los jueces: que se rindan para no quedar aún más expuestos. Debería ser cuestión de días el levantamiento de la prisión preventiva, alegan. Depende del Supremo. La Vanguardia anota la fractura entre el Gobierno y parte del poder judicial: "En el Alto Tribunal se ha abierto un debate sobre cuál debe ser la respuesta que se dé a los jueces alemanes. Y el contenido de la resolución –denegatoria de la entrega del expresident Puigdemont por el delito de rebelión– ha generado mayor inquietud aún en el Supremo a la vista de las primeras reacciones del Gobierno. Esa preocupación la comparte el grueso de la Fiscalía. Sobre todo, porque en ambas instituciones se creía que la causa abierta por el 1-O implicaba un cierre de filas de todas las instancias del Estado para defender la unidad del país, supuestamente amenazada por el proceso soberanista".

Portada de 'El Periódico' del 14 de julio de 2018Dado que los magistrados germanos consideran que el pronunciamiento fue una cosa de la señorita Pepis, a Puigdmeont se le abren cada vez más los cielos, al punto que en El Periódico avanzan un hipotético camino de retorno a la presidencia si el Supremo ejecuta la extradición por malversación: "En el caso de que Llarena aceptara la entrega de Puigdemont con la limitación impuesta por Alemania dejaría de estar procesado por rebelión, lo que supondría levantarle la suspensión de funciones que se le aplicó por el 384 bis de la ley de enjuiciamiento criminal. Se podría pensar que este levantamiento solo supondría que tuviera delegado el voto, porque el expresident iría de cabeza a la cárcel por fugarse y enfrentarse a una pena que puede llegar a los 12 años de prisión, pero, como la malversación es un delito patrimonial, aportando el dinero supuestamente malversado, se entendería reparado el daño y sería excarcelado. (...) Y una vez en libertad y con plenas funciones como diputado nada impediría que el Parlament celebrara un debate de investidura para elegirle presidente de la Generalitat".

En medio de tan halagüeño panorama, cobra relieve la inminente presentación del Partit del President (El Nacional) el próximo lunes en el Ateneu. No parece que el asunto esté vinculado con el proceso, pero el obispo de Vic, Romà Casanovaha nombrado exorcista (Nació Digital) a Joan Prat i Jorba. Hacía tiempo que la diócesis carecía de tal figura, que el Vaticano del progresista Bergoglio exige a todas las demarcaciones eclesiales. Del referido Nació Digital: "Fonts del bisbat han assegurat a NacióDigital que a la diòcesi no s'ha donat un increment de casos de possessió demoníaca en els darrers anys, sinó que el nomenament obeeix només a una directiva general".

Bueno es saber que no ha habido un repunte de endemoniados, lo que significa que haberlos, haylos.