Menú Buscar
Primeras planas

De cómo se inventan las noticias Ekaizer y Soler

Una pieza de Santiago González en 'El Mundo' describe el procedimiento Ekaizer para trolear la realidad. Tenida de Oriol Soler con Assange. Las "víctimas" del 1-O y aquello del 17-A

8 min

La excelentísima alcaldesa de Barcelona, Inmaculada Colau, tiene ganas de bullanga. En su composición de lugar, las calles claman por la libertad de los presos "políticos", cada dos por tres una barricada humana colapsa la Diagonal y el pueblo de Cataluña habló el pasado 1-O. Los narcopisos del Raval, la agencia del medicamento, el Mobile, el apocalipsis ciclista y el maldito tráfico le importan un carajo. Lo único que se le descuadra es que hayan sido los burgueses nacionalistas los que han montado la gresca cuando deberían haber sido los suyos, los de ella, los "activistas", los auténticos agentes provocadores. Para compensar, le ha dado por prescindir del amigo Collboni para darle una patada en el trasero a Iceta por causa del artículo 155, cuyas ramificaciones son inauditas.

Colau se levanta contraria a la unilateralidad y se acuesta a favor porque en sus ensoñaciones revolucionarias sostiene que Felipe VI es un vendedor de armas. Como se recordará, o no, el 17 de agosto hubo un atentado en Barcelona y otro en Cambrils con un balance de quince víctimas mortales y cientos de heridos. Semanas después, el 1 de octubre, Guardia Civil y Policía Nacional llevaron a cabo cargas que se saldaron con un herido grave, un ciudadano que ha perdido un ojo. La Generalitat afirmó que hubo más de ochocientos heridos. Colau denunció que se produjeron agresiones sexuales. Todo el mundo conoce a Marta Torrecillas, la de los dedos rotos que dijo que habían abusado de ella mientras un policía se reía.

elpais.200Lleva días en danza un texto pagado por el Ayuntamiento en El Periódico que da cuenta del balance final de las "víctimas" del 1-O atendidas por los servicios municipales. Se sostiene ahí que dos mujeres refieren abusos sexuales así como que "las conclusiones del informe señalan también que las víctimas han sentido que parte de su daño quedaba reparado por el apoyo institucional, el trabajo realizado en los talleres y las diligencias abiertas por un juzgado de instrucción de Barcelona contra la actuación policial".

Sería un detalle por parte del Ayuntamiento, ya que la Generalitat está intervenida, que diera mucha difusión, con el oportuno respeto a la intimidad de las personas, a los testimonios en carne viva de tantas y tantas víctimas. Ni siquiera hacen falta los partes de lesiones, documentos de ingreso en el hospital o de visitas médicas. Sólo con su relato, lo que dijeron ante el funcionario municipal que las atendió, bastaría para sensibilizar y dejar claro lo que pasó de veras el 1-O. Es más, esos testimonios deberían valer para que se aprobara una pensión vitalicia a los afectados. ¿No? ¿A qué están esperando? Según el teniente de alcalde Jaume Asens aquello fue el mayor episodio de "violencia institucional" de la historia de Barcelona. Ojo, de la historia entera, caída de 1714 y Guerra Civil incluidas.

Otro abogado, Jaume Alonso Cuevillas, sostiene que "si todo va bien podremos tener a los presos en casa en pocos días". Y añade: No olvidemos, empero, que cada noche dormida en prisión ha sido una ignominiosa injusticia". Destaca el letrado de medio Govern un comentario en La Vanguardia que relata el ambiente en las tertulias de Rac 1 con todo el mundo llorando por la suerte de los prisioneros. Tremenda descripción en esta hora grave en que hasta la CUP se va a presentar a las elecciones como una formación modosita y respetuosa, desde la discrepancia, prometo que no juro por imperativo legal y tal, con el régimen del 155

Entre ERC y la CUP le han roto la "lista de país" a Puigdemont, quien se presentará con el Pdecat y un montón de independientes. Ya sería hora de que Rahola diera el paso. Partal tampoco estaría mal.

Oriol Soler ha sido visto en la embajada de Ecuador en Londres, donde se reunió con Julian Assange, el ciberactivista de la revolución digital rusa. Soler es como Ernst Stavro Blofeld, líder de Spectra y archienemigo de Bond, James Bond. Su larga sombra se proyecta sobre la dirección del proceso. Es el estratega jefe. 

Queda retratado en la crónica en El País de Rafa de Miguel, que detalla: "Soler acudió el pasado 9 de noviembre a la embajada de Ecuador en Londres, situada en el número 3 de Hans Crescent y mundialmente famosa desde que hace más de cinco años se convirtió en el refugio y santuario del ciberactivista Julian Assange, perseguido por la justicia estadounidense tras la difusión de miles de documentos secretos a través de su portal Wikileaks. Soler, acompañado de Andreu Grinyó, director de marketing del supermercado online Ulabox y experto en campañas de comunicación en red y afín al independentismo, mantuvo un encuentro de aproximadamente cuatro horas con Assange. Ocurrió entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche, horario español".

Añade: "Preguntado por el contenido de esa reunión, Soler trasladó a El País una explicación sucinta: “Los catalanes hemos sufrido también espionaje electrónico y físico, censura, irregularidades judiciales, arrestos, intentos de extradición, prisión, exilio, bloqueo financiero, noticias falsas, contrapropaganda, como Julian Assange, y estuvimos compartiendo nuestra visión del momento”, dijo tras confirmar el encuentro".

Menudo Afganistán. Que bárbaro como lo cuenta Oriol Soler. Esto es el infierno, ya lo dice Dante Fachin. Al pelo de Assange, la propaganda y las noticias falsas, viene la pieza de Santiago González en El Mundo sobre cómo algunos reconocidos periodistas en Cataluña se inventan las cosas: "La presidenta del Parlament no participó en la manifestación del sábado en Barcelona. Ekaizer, otro argentino en nuestra vida política, dijo en un tuit, que después borró, que su ausencia se debía a una prohibición del juez Llarena. ¿Cómo podría un tribunal, por muy supremo que fuera, prohibir a ningún ciudadano participar en una manifestación legal? Parece que se abstuvo por consejo de su abogado. Pero el tuit evanescente ya había germinado en la cabecita de Puigdemont y en eldiario.es y en el Ere de Ara, ¡coño, qué aliteración! Y es así, queridos y queridas, como se propagan los bulos".

13 de noviembre, santoral: Bricio, Calixto, Dalmacio, Diego de Alcalá, Homobono y Maxelendis.