Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Indultos rápidos y reversibles y Pujol hace memoria

'El País editorializa que la medida de gracia no va dirigida solo a los presos sino "a los catalanes", así en general y sin distinguir entre culés y pericos

19 min

Indultos. La pretensión gubernativa es que la concesión de la medida de gracia a los presos del 1-O sea un proceso rápido, indoloro, sin efectos secundarios y en su defecto, reversible. De momento no tiene nada de rápido, la bronca es considerable y los barones socialistas críticos temen un notable efecto electoral. Eso que llaman conversación pública gira en torno a los indultos desde que se constituyó el nuevo Govern presidido por Pere Aragonès. El asunto es de tal envergadura e importancia que ha solapado expedientes como la crisis fronteriza con Marruecos, las finanzas del Rey emérito y las andanzas televisivas de la hija de Rocío Jurado.

Portada de 'El País' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

El País vuelve a llevar a lo alto de su portada la cuestión con este titular: "Sánchez acelera los indultos". Cuenta Carlos E. Cué que "el Gobierno tendrá listo en un mes un texto muy medido para evitar que lo tumbe el Supremo" y que "la medida de gracia será limitada y reversible: se anulará si los presos vuelven a violar la ley". Dice también que "será a plena luz del día. No en agosto, de forma vergonzante, disimulando, aprovechando que muchos ciudadanos están de vacaciones. Pedro Sánchez tomará la decisión política más delicada de su mandato, el indulto a los presos del procés, en plena efervescencia de la oposición, que ya ha convocado una gran manifestación para el 13 de junio. El Consejo de Ministros que apruebe esta medida de gracia, una decisión con un evidente coste político que marca un giro en la legislatura, se celebrará a finales del mes próximo o principios de julio, según diversas fuentes del Gobierno".

El Ejecutivo está haciendo encaje de bolillos. De la misma crónica: "Un equipo dirigido por Juan Carlos Campo, el ministro de Justicia, que es un experto en indultos y tiene diversos análisis académicos sobre el asunto, apoyado por la vicepresidencia primera, en manos de Carmen Calvo, y la secretaría general de Presidencia, liderada por Félix Bolaños, busca todo tipo de antecedentes y argumentaciones centradas en la justicia, la equidad y sobre todo en el concepto de “utilidad pública”: es decir, que el indulto es positivo para el interés general porque puede ayudar a resolver el conflicto en Cataluña. El texto se va a mirar con lupa para evitar lo que sucedió en 2013, cuando la Sala Tercera tumbó el indulto concedido por el PP a un conductor kamikaze condenado a 13 años de prisión por matar a un joven en un accidente en Valencia".

Uno de los argumentos a los que se acoge el Gobierno es al razonamiento de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, sobre la medida de gracia. "“Ella está viendo la jugada más clara que la derecha española, que está ayudando de nuevo al independentismo”, argumentan en el PSOE" escribe Cué.

También la directora de Crónica Global, Cristina Farrés anota ese aspecto en su artículo dominical: "El gesto político de Sánchez está claro. Tal y como ha reconocido incluso la ANC, que el Estado indulte a los líderes independentistas debilita las quejas del procesismo sobre los agravios y la "falta de democracia" de las instituciones españolas. Se les otorgaría una medida de gracia que implica el perdón de parte de la pena (parece que parcial) pero no del delito".

De vuelta al diario de Prisa, destaca sobremanera un editorial titulado A los catalanes. Así, en general. A los catalanes de aquí y de allá, culés y pericos. Hay un par de frases como mínimo curiosas y que vienen a decir que el indulto no es para los presos sino para todos, tirios y troyanos, para los votantes del 1-O y para quienes deslocalizaron sus cuentas corrientes: "Esta medida de gracia, en última instancia, no debería entenderse como un gesto para con los líderes independentistas, de los que la democracia no puede ni debe esperar nada, sino que constituiría un gesto de concordia para con los ciudadanos de Cataluña, que la desea por amplia mayoría, según las encuestas y el arco parlamentario autonómico. (...) La democracia española debe evitar que más catalanes se sigan alejando del proyecto común, así como procurar que parte de los que se fueron regresen. Es tarea de la política lograrlo. El independentismo no es un bloque monolítico irrecuperable. Es una constelación diversa conformada por distintas causas: hay margen para reducir su perímetro".

Portada de 'La Vaguardia' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vaguardia' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

El asunto tiene una vis demoscópica. Según un sondeo de Ok Diario, el 67,8% de los electores del PSOE está contra el indulto; el 23,7%, a favor y el 8,5% no tiene opinión. Carles Castro analiza en La Vanguardia el sesgo de los sondeos al respecto: "Alguien dijo una vez que el procés era como un gran agujero negro que se llevaba por delante a todo el que se viese involucrado en él. Y los daños sobre algunos de sus protagonistas principales son sin duda bien visibles. El problema de ese agujero negro es que su poder de succión destructiva alcanza incluso a quienes se acercan a él con propósitos paliativos. Por ejemplo, la intención de indultar a los presos independentistas condenados a penas de cárcel podría convertir al presidente del Gobierno en la siguiente víctima de ese maleficio. Ante un rechazo que alcanza como mínimo al 60% de los españoles, aprobar medidas de gracia supone arriesgarse a un auténtico suicidio electoral".

Sigue Castro: "Además, el repudio a esas medidas de gracia es transversal y solo deja parcialmente al margen al electorado de Unidas Podemos. En el mejor de los supuestos, incluso el 50% de los votantes del PSOE se opondría a la concesión del indulto, mientras que solamente un 37% lo apoyaría. Y las series de GAD3 confirman que ese rechazo es estructural y se mantiene a lo largo del tiempo, desde el 2018 y en paralelo a la sentencia del Tribunal Supremo, en el otoño del 2019. (...) Finalmente, el contraste entre las posiciones dominantes en el conjunto de España y las que se registran en Cataluña –donde entre el 60% y el 70% de los consultados apoyaría la concesión del indulto– confirma el escaso margen en el que se mueve el Gobierno central".

O sea que como mínimo hay un tercio de los residentes en Cataluña que no ve bien los indultos.

Portada de 'La Razón' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

Más madera. Carmen Morodo explica en La Razón que "en el entorno de Moncloa avisan de que «a lo mejor algún día es la Corona la que necesita la medida de gracia», en referencia al emérito". Del cuerpo del texto: "Los indultos representan una difícil papeleta para Zarzuela en la medida en que la decisión política del Gobierno implica al Rey, aunque sea dentro de un trámite administrativo, y si esta decisión sale mal, también llevará su firma. En el Gobierno pueden sostener que «no tienen otra alternativa» para avanzar en la solución al problema de Cataluña, pero también son conscientes de que Pedro Sánchez arriesga mucho porque queda en manos de Oriol Junqueras y de ERC. No ya tanto en cuanto a la estabilidad parlamentaria, porque un Gobierno puede seguir gobernando sin legislar y sin mayoría en el Congreso, sino porque, si ERC se sale de nuevo del camino constitucional, la presión sobre Sánchez se redoblará como responsable de una «cesión» que no ha tenido correspondencia por la otra parte. Llegado ese escenario, al Gobierno siempre le queda aplicar un artículo 155 potente, pero esto sí que supondría una ruptura con los aliados de los que depende Sánchez para gobernar en el momento presente y seguir haciéndolo en el futuro".

Portada de 'El Periódico' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

En El Periódico hablan algunos de los implicados. Se adivinan signos de distención en las respuestas del preso y secretario general de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez, en la entrevista que le practica Fidel Masreal y que arranca así: 

"Si en algún lugar se habla de los indultos es en la cárcel de Lledoners. Minutos antes y minutos después de la entrevista a Jordi Sànchez, aparecen en la zona de comunicaciones, tras los cristales, Oriol Junqueras, Josep Rull y Quim Forn. Junqueras pide que se hable con rigor sobre qué tipo de indultos se plantean. Rull y Forn se permiten incluso bromear con Sànchez acerca de si la medida de gracia será solo para este último y así se librarán de él. Pese a los más de tres años en prisión, no han perdido el sentido del humor, vinculado a una expectativa cierta, ahora sí, de conseguir la libertad.
Pregunta: El Supremo rechaza de plano el indulto porque ustedes no han mostrado "el más débil indicio de arrepentimiento". ¿Qué responde?

Respuesta: El arrepentimiento no es una condición para el indulto y el tribunal lo sabe. No hay arrepentimiento en la convicción de que actué bajo unas ideas democráticas. Ni he de cambiar de ideología, ni he de pedir perdón. Más bien algunos nos han de pedir perdón, no a mí, sino al país. Los indultos los veo como una oportunidad para que el Gobierno repare el daño que nos ha causado el Estado".

El diario barcelonés también recoge las impresiones del ministro Miquel Iceta, a quien interroga Juanma Romero: 

Pregunta: ¿Los indultos son la solución para Cataluña?

Respuesta: No hablaría de solución. Si se indultara, el problema catalán no se ha resuelto. No existe la solución en mayúsculas, pero si estás comprometido, como lo está el Gobierno, en el diálogo y en el reencuentro, hay decisiones que contribuyen a crear un clima que los favorece.

P: ¿Merecen el indulto los condenados que no han mostrado "ni el más débil indicio de arrepentimiento", según el Supremo?

R: La ley del indulto, de 1870 no exige ese arrepentimiento. Cuando los condenados dicen 'lo volveremos a hacer', siempre he entendido que volverán a intentar que Catalunya sea un país independiente.

P: El independentismo no descarta regresar a una ruptura unilateral.

R: No creo que se vayan a saltar la ley sabiendo qué consecuencias tiene. La unilateralidad fue derrotada. Aquí solo se saltaron la ley cuando gobernaba el PP. Desde que gobierna el PSOE no ha sucedido, y estoy convencido de que no sucederá.

De El Confidencial destaca una pieza de Marcos Lamelas en relación a la inestabilidad del Govern de Aragonès, que podría durar tan solo un año: "Sectores de JxCat están defendiendo que no hay que dar a Pere Aragonès dos años como presidente de la Generalitat, sino que hay que forzar su salida antes, cuando haya pasado un año, que es el límite legal para convocar nuevas elecciones. Según explican fuentes de esta formación, esta división afecta en especial al grupo parlamentario de JxCat, donde los sectores que se han visto perjudicados por la manera en que Jordi Sànchez ha llevado a cabo la negociación esperan su revancha. Las divisiones ya se manifestaron en el seno de la formación durante la ejecutiva posterior al acuerdo, celebrada el pasado 18 de mayo".

Portada de 'El Mundo' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 30 de mayo de 2021 / KIOSKO.NET

El Mundo avanza una novedad editorial. Más memorias de Pujol, quien ya había escrito (en realidad las escribió Manuel Cuyàs, en paz descanse) un par de volúmenes con sus recuerdos antes de la deixa. Ahora es Vicenç Villatoro quien se encarga de la ingrata tarea de actualizar el "legado" del evasor fiscal confeso. Del asunto escribe Esteban Urreiztieta en el diario de Unedisa: "El ex presidente catalán Jordi Pujol rompe su silencio casi siete años después de confesar su fortuna oculta en Andorra y apenas unas semanas después de que la Audiencia Nacional haya acordado que sea juzgado, junto al resto de miembros de su familia, por integrar una asociación ilícita dedicada a la corrupción política. Y ha elegido un libro, publicado inicialmente sólo en catalán, donde se hace oír en un tono memorístico desde la penumbra de su propio escritorio, que es la foto elegida para la portada del libro. Hasta explica por qué tuvieron tanta descendencia: "Mi mujer y yo tuvimos siete hijos por un optimismo vital, seguramente desmesurado, y con dos motivaciones potentes: la fe cristiana y el patriotismo... En nuestro caso, tener hijos era una manera de contribuir a la obra de Dios y al futuro del país"".

Continúa el texto párrafos después: "Llega el ex político procesado incluso a minimizar su evasión fiscal, considerando que se saltó un "semáforo en rojo" y lo rebaja a una mera infracción administrativa. "Yo tenía el encargo de dedicarme a mi país y mis cosas personales no tenían importancia", comienza relatando el hombre que dirigió los designios de Cataluña durante más de dos décadas. "Había cosas que tenía que hacer, porque lo obligaba Hacienda, pero pensé 'ya lo haré mañana'. Pero ese 'mañana' no llegaba". Así se justifica en el libro al abordar lo que él mismo denomina el caso Pujol, que encuentra su génesis en los casi 3,5 millones de euros que mantuvo ocultos a nombre de sus hijos en entidades financieras del Principado de Andorra y cuya existencia sólo admitió tras desvelar este periódico los movimientos bancarios. [Durante la investigación, la Policía cuantificó en 290 millones la fortuna familiar, pero la fiscalía, en su acusación ya definitiva, no se ha atrevido a asumir esa cifra exacta]".

30 de mayo, santoral: Fernando III, Juana de Arco, Anastasio de Pavía, Gabino de Porto Torres, Huberto de Tongres, Lucas Kirby, Matías Kalemba, Palatino mártir, Sico mártir, Dinfna y Emmelia.