Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Indultos y el agente provocador de Arran

A los presos les va a pillar de permiso la concesión de la medida de gracia. Vilaweb entrevista al tipo que interrumpió el discurso del presidente del Gobierno

21 min

Los indultos copan la atención informativa. Pedro Sánchez en el Liceo es la imagen de todas las portadas, unas tapas que reflejan que la decisión es única y exclusivamente del presidente del Gobierno. De la oscuridad del escenario del Gran Teatro de la lírica emerge el líder socialista enmarcado en tres banderas, catalana, española y europea. En El Periódico eligen la instantánea en la que Sánchez extiende la mano a la señora Guiomar Amell, decana del Colegio de Licenciados en Bellas Artes, que lucía en su solapa una mariposa amarilla. En La Vanguardia optan por una foto "artística", con Sánchez recorriendo el pasillo central de la platea camino del escenario. En los demás medios aparecen las citadas banderas, salvo en El Mundo, que retrata al presidente entre el público. La conferencia es la antesala de la aprobación este martes en el Consejo de Ministros de la medida de gracia.

El independentismo está envalentonado. Los medios afectos al proceso subrayan el pronunciamiento del Consejo de Europa (no confundir con el Consejo Europeo) a favor de los indultos y sostienen la tesis de que Sánchez ha recurrido a ellos por la presión internacional, no por su vocación de concordia y convivencia. La consigna compartida por todas las facciones nacionalistas es que los indultos son de chichinabo y que es necesaria una amnistía más el referéndum de autodeterminación para empezar a hablar. Es la vuelta al todo o nada que preconizaba Mas y que acabó con toda clase de calamidades. 

Tal vez los indultos no impresionan a sus beneficiarios porque sus condiciones penitenciarias poco tienen que ver con las que rigen para otros reclusos. Por ejemplo, la medida de gracia les va a pillar de permiso verbenero. ¿Qué raro, verdad? Así lo cuenta Crónica Global: "Los políticos presos del procés habían solicitado ya disfrutar de permisos penitenciarios para celebrar este mismo miércoles --día en que el Gobierno español ya les habrá concedido sus indultos, pues se aprobarán el martes-- la verbena de San Juan con sus familias. Fuentes penitenciarias han explicado que todos los dirigentes secesionistas condenados por sedición y/o malversación --que en la actualidad ya se benefician de un régimen de segundo grado-- tienen sus permisos penitenciarios aprobados para los próximos días: muchos de ellos para salir de prisión ya el miércoles y celebrar la verbena, otros para salir el jueves --día festivo en Cataluña--, y con distintas duraciones, de manera que algunos ya iban a estar fuera de prisión hasta el domingo, 27 de junio. Estas mismas fuentes prevén que estos permisos coincidan con el fin de los trámites para su puesta en libertad definitiva".

Portada de 'El País', del 22 de junio de 2021 / EL PAÍS
Portada de 'El País', del 22 de junio de 2021 / EL PAÍS

En relación a la estancia en la cárcel de los condenados y las polémicas subyacentes escribe Jesús García una crónica en El País que dice entre otras cosas que "primero fue la aplicación de un artículo del reglamento (el 100.2) que permitió a los presos salidas diarias para trabajar, cuidar a familiares o colaborar con entidades sociales. Entre polémicas por el excesivo número de visitas que recibían en la cárcel y otros presuntos tratos de favor que el Departamento de Justicia siempre ha negado, llegaron los no menos controvertidos terceros grados. La Generalitat concedió la semilibertad con la firme oposición de la fiscalía, que la vio prematura y subrayó la falta de arrepentimiento. En diciembre de 2020, el Supremo tumbó ese régimen de semilibertad. Pero el tira y afloja no había acabado: dos meses después, el Govern volvió con el tercer grado, lo que permitió a los presos participar en la movilización independentista para las autonómicas del pasado 14-F: salieron de Lledoners el primer día de campaña".

Sigue la pieza: "No está claro si los presos, con distintos calendarios de permiso y estrategias dispares, optarán por salir juntos de Lledoners: la imagen de alcanzar la libertad por un indulto no es de su agrado. Jordi Cuixart es el que ha mantenido una línea más beligerante. Como líder de Òmnium, apuesta por la amnistía incluso a costa de su vida personal: “La prioridad como preso político no es salir de la cárcel”, ha dicho. Aunque, como pareja de Txell Bonet y padre de dos hijos, quiere recuperar su vida. Así lo admite en la privacidad a la que obliga la prisión, donde admite que hay “dos Cuixarts”, con tendencias opuestas, según fuentes penitenciarias. “No creo que le gustase demasiado esa foto. Una cosa es salir de prisión porque la justicia europea te da la razón y otra es hacerlo por un indulto que rechazas”, explica Marina Roig, una de sus abogadas. Pero el tiempo pasa y pesa en los presos, y moldea sus posiciones tanto como los vaivenes políticos. El exvicepresidente Oriol Junqueras es un ejemplo. Hace días, en una carta, afirmó que los indultos podían “aliviar el conflicto”. Hace dos años, en una entrevista, no lo veía así: el indulto, dijo, “se lo pueden meter por donde les quepa”".

Portada de 'El Diario', del 22 de junio de 2021 / EL DIARIO
Portada de 'El Diario', del 22 de junio de 2021 / EL DIARIO

En El Diario, en cambio, aprecian la situación con otra óptica y titulan así: "El Gobierno indulta a los líderes independentistas 1.328 días después de su entrada en prisión". En el sumario apuntan que "Sánchez ve en la medida de gracia de la que renegó en campaña electoral una oportunidad única para la recomposición de las relaciones entre Catalunya y el Estado y, sobre todo, para cerrar heridas en la sociedad catalana". El texto viene con la firma de Irene Castro y arranca así: "Pedro Sánchez toma este martes una de las decisiones más relevantes de su mandato: la concesión del indulto a los nueve líderes independentistas que llevan 1.328 en prisión condenados por la declaración unilateral de independencia de 2017. Casi cuatro años después de su entrada en la cárcel –el 2 de noviembre de ese año de forma provisional durante la instrucción de la causa y después con la condena firme del Tribunal Supremo en octubre de 2019–, el Gobierno espera la salida inmediata de Lledoners del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras; de los exconsellers Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa; de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y los líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente".

Continúa Castro: "A todos ellos les queda buena parte de su condena por sedición y, en algunos casos por malversación. "Sacar a estas nueve personas de la cárcel, que representan a miles de catalanes, es un rotundo mensaje de la voluntad de concordia y de convivencia", expresó este lunes el presidente en una conferencia pronunciada en Barcelona. El panorama es, a ojos del Gobierno, radicalmente distinto al de hace cuatro años, cuando el PSOE tuvo que apoyar al Ejecutivo de Mariano Rajoy en la intervención de la autonomía de Catalunya a través del 155 por primera vez. También han quedado atrás las protestas que acababan en disturbios televisados en prime time tras la sentencia del procés. Y es hora, según Sánchez, de restañar esas heridas".

Portada de 'La Razón', del 22 de junio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón', del 22 de junio de 2021 / KIOSKO.NET

La decisión tendrá consecuencias en el plano internacional, según explica Carmen Morodo en La Razón: "Los indultos a los líderes del «procés», que hoy aprueba el Consejo de Ministros, han hecho ya saltar por los aires todos los esfuerzos de los últimos años de la diplomacia española en Europa. Para la UE los indultos son la confirmación de que el Tribunal Supremo emitió una «sentencia política» y que en Cataluña hay, efectivamente, un «conflicto político». Los europarlamentarios españoles, de uno y otro color político, han tenido oportunidad en estos días de intercambiar impresiones con sus colegas europeos en distintas reuniones informales, y la conclusión es que en la UE interpretan que los indultos dan la razón a la idea de que en Cataluña hay un «conflicto político»".

Sigue la pieza: "Ésta es la tesis sobre la que la diplomacia independentista centró su ofensiva durante el «procés» y en la declaración unilateral de independencia. Y no hace falta incidir en el desgaste añadido a la Justicia española de esta decisión política, y especialmente al Tribunal Supremo, después de los varapalos que ya han recibido de la Justicia belga y suiza en todas las decisiones que afectan a los políticos soberanistas fugados, con Carles Puigdemont a la cabeza. (...) Que el Gobierno español facilite con los indultos que el problema evolucione hacia esa consideración de «conflicto político» lleva también a Bruselas a abrir una puerta de esperanza a la posibilidad de que España pueda dejar de vetar el referéndum en Escocia. La diplomacia europea se mueve en la sombra para agitar la separación de Escocia del Reino Unido, y debilitar así al ex socio desleal. También enreda para fortalecer la unión de las dos Irlandas. Pero España siempre ha vetado hasta ahora cualquier actuación que pudiera animar las veleidades independentistas escocesas porque serviría de precedente para Cataluña".

Portada de 'El Independiente', del 22 de junio de 2021 / EL INDEPENDIENTE
Portada de 'El Independiente', del 22 de junio de 2021 / EL INDEPENDIENTE

Entre los contrarios a los indultos destaca un sector de la judicatura, según una pieza de Carmen Lucas-Torres en El Independiente que dice que "los jueces reciben con «indignación, desasosiego e incertidumbre» la confirmación de que el Consejo de Ministros aprobará este martes los indultos para los nueve condenados del procés que siguen en prisión. «Una de las cosas que más molesta a los jueces, a quienes hemos permanecido en el lado de la Constitución, que nos hemos limitado a aplicar la norma, es que no se respalde públicamente la decisión del Tribunal Supremo. Es un grave error del Gobierno que puede perjudicar a la imagen de la Justicia española en Europa», traslada un juez catalán consultado por El Independiente".

Continúa el texto: "El alto tribunal rechazó en un duro informe la concesión del indulto a los líderes independentistas al considerar que la condena por los delitos de sedición y malversación con la que fueron castigados por perseguir la independencia de Cataluña desde el Govern fue «proporcionada» y destacó que no ha habido ningún tipo de arrepentimiento por parte de los políticos independentistas. La Sala Segunda consideró también que las razones por las que se podría respaldar la extinción total o parcial de la pena pierden cualquier justificación cuando los condenados «se presentan como presos políticos» siendo en realidad «autores de una movilización encaminada a subvertir unilateralmente el orden constitucional»".

Portada de 'El Confidencial', del 22 de junio de 2021 / EL CONFIDENCIAL
Portada de 'El Confidencial', del 22 de junio de 2021 / EL CONFIDENCIAL
 
El debate sobre las medidas de gracia también ha impactado en las relaciones entre el PP y la patronal, según cuenta Paloma Esteban en El Confidencial: "Algo se ha fracturado entre los empresarios y el primer partido de la oposición. La sintonía que siempre han mantenido las organizaciones económicas, y en particular la CEOE, con los postulados del PP se vio empañada la semana pasada con el debate de los indultos a los presos del 'procés' abierto en canal. Los populares siguen viendo como una “encerrona en toda regla” lo que Pablo Casado vivió en Barcelona hace días, cuando se quedó solo en su rechazo rotundo a la medida de gracia. La postura del partido se ha endurecido con la clase empresarial y el mensaje es inequívoco: “No caben medias tintas. Esto va de España y no vamos a dejar de defender lo que pensamos. Es lo correcto y no aceptamos presiones de nadie”, coinciden pesos pesados de la cúpula popular".

En Vilaweb dan voz al individuo que interrumpió por las bravas el discurso de Sánchez en el Liceo pegando voces y dando vivas a la tierra. Arnau Lleonart Fernàndez es el autor de la entrevista con el mozo. Ahí van la entradilla y un par de preguntas: "Ahir, mentre Pedro Sánchez anunciava que el seu govern indultaria els presoners polítics, en un acte de gala al Teatre del Liceu, un jove d’Arran l’interrompé tot dient, a crits, que els indults són allò que vol l’estat i que l’única solució és la independència. Era en Ricard, un jove que fa de professor de reforç a estudiants d’ESO i que, a més, treballa en un bar. Tot just en el moment que Sánchez volia lluir-se, es va alçar de la cadira tot mostrant una estelada i una bandera d’Arran, i va fer titubejar el president espanyol, que va haver de reconèixer que hi ha persones contràries a la decisió. Finalment, els responsables de seguretat el van fer sortir de la sala. En una entrevista telefònica, parlem de què pretenia amb aquella protesta i com el va tractar l’equip de seguretat de Sánchez.

—Just quan Sánchez anunciava els indults, l’heu interromput amb crits a favor de la independència i l’amnistia i en contra dels indults.
—Primer he fet alguns dels càntics més generals que es poden sentir a les manifestacions independentistes i després he remarcat que a qui interessen els indults és a l’estat. No he tingut gaire marge per a explicar-me, però volíem destacar que els indults no són una acció filantròpica de l’estat, sinó al revés. Li interessen perquè són la manera de pacificar el conflicte i crear jerarquies entre represaliats. Posa en una situació de privilegi els presos polítics amb més ressò mediàtic –els dos Jordis, els de Junts i els d’ERC–, i en canvi deixa els més de tres mil represaliats independentistes fora del pacte. Per això també he cridat a favor de l’amnistia, que és l’única solució real per als presos. Per aconseguir-la cal reactivar el conflicte amb l’estat per tenir una posició de força que pugui fer-la efectiva.
—Per què heu cridat que la independència és l’única solució?
—Si quan l’enemic que et reprimeix et dóna una mica de peixet i l’acceptes de seguida, el deixes en una posició de força perquè pugui reprimir encara més. Això ho veiem ara, que es va activant una altra onada repressiva. Tenim en Marcel Vivet, els de la Pública a Judici, Arran té més de cent represaliades… S’intenta pacificar el conflicte, i fer més dòcils els líders amb els indults, i a canvi collar molt més fort el carrer per espantar i que el conflicte es desactivi. Entenc que els presos fa tres anys que són a la presó i que tenen famílies, però són els líders del procés i com a tals no poden abandonar. El capità ha de ser l’últim d’abandonar el vaixell. De vegades cal deixar la situació personal de banda per fer allò que el moviment que encapçales necessita".

Que Arran tiene más de cien represaliadas dice... Es una cosa inaudita la cantidad de represaliados que surgen de manera espontánea, como los boletus en el bosque. Va a llegar un punto en el que el que no haya sido represaliado no va a ser nadie. Estaría bien, por eso, saber qué es un represaliado para estos tipos que hablan todo el día de la feroz represión del Estado.

22 de junio, santoral: Tomás Moro, Albano de Verulamio, Paulino de Nola, Inocencio, Consorcia, Nicetas de Remesiana, Juan Fisher, Eusebio de Samosata y Flavio Clemente.