Menú Buscar
Primeras planas

Iglesias va de vicepresidente y Therexit May

El disenso por la suspensión de los presos no altera el clima de pacto entre el PSOE y Podemos. La Generalitat volverá a poner en la calle a Oriol Pujol. Alto riesgo de Brexit duro

25.05.2019 10:48 h.
8 min

Al PSOE no le ha quedado más remedio que dar curso al informe de los letrados del Congreso. La Mesa de la Cámara Baja ha resuelto suspender a los cuatro diputados presos con lo votos a favor de socialistas, populares y ciudadanos y en contra de Podemos. El accidentado episodio abre una legislatura que se presume turbulenta. Y catalana. El contagio con los modos del Parlament es incuestionable. ¿Cuándo se había hablado de los letrados del Congreso?

Convertida la institución en un barrizal, el independentismo impone su dinámica y siempre gana. Seguro que a Meritxell Batet le habría encantado comenzar el curso repartiendo golosinas, pero es lo que hay y lo que le espera. Broncas, pataleos, abucheos, insultos, mucho filibusterismo y diputado jabalí, un circo en el que podrían reaparecer a la vuelta del verano los diputados presos suspensos en libertad provisional a la espera de sentencia. O no. 

El encontronazo entre el PSOE y Podemos sirvió para ratificar el entendimiento entre ambas formaciones. Paradojas de la política. Escribe Pedro Vallín en La Vanguardia: "Unidas Podemos se despegó del PSOE, con el que pretende gobernar, aunque tanto su portavoz, Irene Montero, como Batet se esforzaron por quitar hierro a los rasponazos de este disenso: ninguna consecuencia en la voluntad de llegar a un pacto de gobierno. Mercromina y a otra cosa. Gloria Elizo, vicepresidenta primera de la Mesa, y el ex teniente de alcalde barcelonés Gerardo Pisarello, ­secretario primero, expresaron durante la reunión su desacuerdo con la decisión y con la premura. De hecho, pidieron a la presidenta que se pospusiera, en tanto estudiaban el dictamen jurídico, que fue entregado a los grupos apenas una hora antes de la reunión. “Acatamos la decisión”, dijo ­Montero, pero no están de ­acuerdo con ella en tanto afecta no sólo a los derechos de los electos sino los de sus votantes. Y lesiona, añadió Pisarello después, la división de poderes y la autonomía del legislativo".

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet / EFE

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet

Regio Pisarello. Los ujieres de la Cámara ya han sido advertidos de la propensión del teniente de alcalde a retirar bustos y retratos monárquicos. Ojo con el cuadro del Rey que preside el Salón de Ministros y que ha costado ochenta mil euros. Obra de Hernán Cortés. 

Total, que PSOE y Podemos hacen manitas. En El Mundo se da por descontado el apaño, según nota de Marisa Cruz y Álvaro Carvajal: "Todo un anticipo de la relación, estilo montaña rusa, que previsiblemente le espera a Pedro Sánchez con su aliado Pablo Iglesias. Y es que con 123 diputados detrás, los que tiene el PSOE, la gobernabilidad diaria es complicada; conviene consolidarla con los 42 escaños que aportan los de Iglesias, aun cuando ello implique darles entrada en el Consejo de Ministros, tal y como sugirió hoy mismo la ministra portavoz, Isabel Celaá, y secundó la dirigente de Podemos Irene Montero intentado paliar los daños del encontronazo en la Mesa del Congreso: «Mostrar una posición discrepante en un asunto concreto de la Mesa no cambia la necesidad de que exista en España un Gobierno de coalición progresista»".

Empieza a cobrar forma un Gobierno de coalición. Sigue el texto de El Mundo: "Iglesias fue incluso más allá y afirmó en una entrevista en Efe que él mismo será ministro en un Gobierno de Pedro Sánchez. «Hay cosas que son de sentido común», dijo, «lo hemos hablado, está fuera de discusión». El líder de Podemos puso de hecho como ejemplos los gobiernos de coalición de la Comunidad Valenciana y Andalucía, donde el candidato del partido con menos escaños ocupa la Vicepresidencia".

Hay números para que el apartado sociolaboral del próximo Ejecutivo quede en manos de Podemos, lo que augura fuertes emociones. Pablo Iglesias va de vicepresidente y dice que está hecho. ¿Será capaz Sánchez de dejar la Seguridad Social y las pensiones en manos de Iglesias? ¿Hay alguien en Podemos cualificado para esas funciones? Pasado mañana comenzará a esclarecerse el panorama.

¿Y Oriol Pujol?


Se ha dicho poco, pero las prisiones de la Generalitat son una estructura de Estado con la que la administración autonómica puede matizar, y mucho, determinadas decisiones judiciales. Es el caso de Oriol Pujol, según apunta Cristian Campos en El Español: "Oriol Pujol Ferrusola será excarcelado en breve por la Generalidad en base al artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario después de que una juez de vigilancia penitenciaria de Barcelona ordenara hace apenas 48 horas su reingreso en prisión. Así lo aseguran a El Español fuentes penitenciarias cercanas al caso. La juez tomó la decisión de devolver al hijo del expresidente catalán a la cárcel después de constatar que la concesión del tercer grado otorgada por del Departamento de Justicia de la Generalidad, tras haber cumplido apenas 57 días de una pena de dos años y medio, era improcedente".

Internacional. Theresa May tira la toalla. Alto riesgo de Brexit duro. Nueva víctima de aquella gracia referendaria de David Cameron, alias el listo. De la crónica de Rafa de Miguel en El País: "Las serenas palabras de despedida de Theresa May, a las puertas Downing Street, escondían entre líneas la amenaza que se cierne sobre el Partido Conservador, que renunció este viernes a seguir liderando. “Para alcanzar su propósito, él o ella [su sucesor] deberá encontrar el consenso en el Parlamento que yo no pude encontrar”, dijo. Los candidatos con más posibilidades de éxito, empezando por Boris Johnson, miran de reojo al ultranacionalista Nigel Farage y compiten por mostrar dureza frente a Bruselas. Resurge la amenaza de que el Reino Unido abandone la UE sin acuerdo el próximo 31 de octubre".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información