Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Iglesias desluce la renta mínima y Robles niega el ruido de sables

El vicepresidente segundo pide perdón por arremeter contra Vox aunque no se apea del burro. La ministra de Defensa niega que haya riesgo de insubordinación en la Guardia Civil

17 min

El Gobierno presentó ayer el ingreso mínimo vital, una medida que la prensa saluda como una ampliación del Estado del Bienestar en España. Tres mil millones anuales para 850.000 hogares y unas 2,3 millones de personas. Los perceptores ingresarán entre 450 y 1.100 euros. Largamente anunciada, la propuesta ha quedado bastante deslucida por la agitación promovida por el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos Pablo Iglesias, cuyas invectivas y desplantes embarran la gestión del Ejecutivo. 

Así, la implantación de la renta mínima, que podría ser una buena noticia sin discusión, se ha convertido en un tema descontado que rivaliza por asomar la gaita con los supuestos golpes de Estado de tirios contra troyanos avizorados por don Pablo y señora, la ministra de Igualdad Irene Montero. Se debería hablar más del ingreso mínimo que de las baladronadas del vicepresidente, pero a Iglesias ya le place ser el centro de atención. Tiene alma de diva. Se comenta mucho que si Cayetana Álvarez de Toledo se ha cargado la estrategia de su partido de arremeter contra Grande Marlaska por las purgas en la Guardia Civil. Bien, pues Iglesias se ha cargado el relieve de una de las medidas más ambiciosas contra la pobreza en España. Un crack este Pablo, que ayer pidió perdón a pesar de que dice que tiene razón. Como los adolescentes.

En El Diario, periódico afecto a subrayar los logros de la izquierda, se encabeza la edición con el siguiente titular: "El Gobierno estima que el ingreso mínimo vital sacará de la pobreza extrema a más de 400.000 menores". Firma la pieza Laura Olías: "El Gobierno ha enfocado los esfuerzos del nuevo ingreso mínimo vital en combatir la pobreza más alta y, en especial, aquella que afecta a los hogares con niños. Con la dotación presupuestaria de 3.000 millones de euros anuales, el equipo del Ministerio de Inclusión que dirige José Luis Escrivá y el de la vicepresidencia de Derechos Sociales de Pablo Iglesias tuvo que ajustar los números para diseñar la renta mínima estatal, que pretenden que llegue a 850.000 hogares. Los cálculos del Ejecutivo de coalición indican que la ayuda permitirá 'salir de la pobreza muy alta a más de 400.000 niños, niñas y adolescentes'".

Noticia de 'El Diario' del 30 de mayo
Noticia de 'El Diario' del 30 de mayo

Sigue líneas después: "En el Alto Comisionado (contra la pobreza infantil)  celebran la creación de esta renta mínima a nivel estatal, que garantiza una renta mínima de al menos 461,5 euros, como 'un paso histórico en la construcción del Estado del Bienestar en nuestro país', que beneficiará a alrededor de 425.000 hogares con hijos e hijas o menores a cargo, la mitad del total de hogares beneficiarios. El Ejecutivo además ha querido centrar recursos en los hogares monoparentales, formados por un adulto con menores a cargo, entre los que calculan que podrán recibir la prestación unas '100.000' familias. El 90% de ellas, encabezadas por mujeres. En ambos casos, en pobreza infantil y en la de familias monoparentales, España está en los primeros puestos de la UE, con la segunda mayor tasa de pobreza en los dos indicadores de los 28 estados miembros de la UE". 

El Ministerio de Sanidad ha tenido a bien informar al fin de manera concreta y exacta (se supone) sobre la incidencia del coronavirus entre el personal sanitario. De la pieza de Ana Macpherson en La Vanguardia: "El Ministerio de Sanidad notificó ayer que en España se han infectado 51.482 sanitarios desde el comienzo de la crisis y han fallecido 63. En Catalunya, en concreto, los contagios alcanzaron a unos 10.000 profesionales, lo que supone un 5% del total de contagios en la autonomía, aunque los que han dado positivo han sido el 15%, según datos aportados ayer por la consellera de Salut, Alba Vergés".

El impacto de la epidemia ha tenido consecuencias mentales entre médicos y enfermeras. Continúa la pieza: "'Hemos atendido a casi 500 con 48 psicólogos, por vídeo consulta. Hacía mucha falta', explica Toni Calvo, director de la Fundación Galatea en la que participan los colegios médicos, de enfermería, de psicólogos, odontólogos, trabajadores sociales.... El teleapoyo psicológico se puso en marcha en cuanto empezó a dispararse la epidemia, gracias a la financiación de La Caixa, el Ministerio de Sanidad, los colegios profesionales, Almirall y la King Boudouin Foundation".

Sigue líneas después: "Llamaban con irritabilidad, imposibilidad de dormir, pérdida de peso, opresión al respirar, tendencia al aislamiento... Cuadros de ansiedad y depresión que en algunos pocos casos resultaban peligrosos. La mayoría pudo ser tratada entre tres y cuatro sesiones por videoconsulta. Una media hora. 'Necesitaban contextualizar', concluye Miquel Gusart, uno de los 48 psicólogos de este servicio extraordinario".

Expediente Nissan. Codazos entre los consejeros del Govern por decir la suya, a cual más gorda. Meritxell Budó, por ejemplo, dice que a la compañía le va a salir caro marcharse de Cataluña. Y Àngels Chacón especula con la nacionalización de las plantas. Hay un afán de sobreactuación que contrasta con la pasmosa pasividad de los últimos meses. En Crónica Global es tema de apertura: "Los talleres de Barcelona se ofrecen para reemplear a los trabajadores de Nissan". Así es el sector hace lo que no saben hacer las administraciones, que es plantear medidas prácticas y concretas. Escribe Ignasi Jorro: "El cierre de Nissan en Barcelona es una "catástrofe industrial" y "no está consumado". Pero si ocurriera, el sector del automóvil está allí para ayudar a reconvertir empleos. Este sería el resumen de la posición que desgrana el presidente del Gremio de Talleres de Barcelona, Celso Besolí, sobre el anuncio de desmantelamiento de las tres fábricas de la marca automotriz nipona en la capital catalana, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca".

Continúa el texto: "En conversación con este medio, Besolí ha tildado de "obús al tejido industrial catalán" el anuncio del adiós de Nissan de Barcelona. No obstante, el directivo ha tratado también de buscar lecturas esperanzadoras al jarro de agua fría para los 2.800 trabajadores directos y los 17.000 indirectos que dependían de las tres factorías. "Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat y Gobierno tienen que pelear por la fábrica, pero si no logran que Nissan se quede, hay que encontrar a otro operador que busque una fábrica bien comunicada --cerca de Puerto y aeropuerto-- y que puede activarse en poco tiempo", ha propuesto".

Política. El Español abre con sondeo. El "jurado demoscópico" considera que el Gobierno es culpable: "El 70% cree que el 8-M debió suspenderse y más del 50% ve responsabilidad penal". Se añade que "el 58% cree la versión de la Guardia Civil y sólo un 37,4% la del del Gobierno".

En El País, Miguel González entrevista a Margarita Robles, titular de Defensa, que niega cualquier atisbo de insubordinación en la Guardia Civil, cuerpo que por su carácter militar también depende de la ministra. Ahí va el arranque del 'interrogatorio': 

Portada de 'El País' del 30 de mayo
Portada de 'El País' del 30 de mayo

Pregunta. Usted fue una de las pocas ministras que no acudió a la manifestación del 8-M.
Respuesta. Respeto mucho a quienes se manifiestan, pero creo que la defensa del feminismo se puede hacer de muchas maneras, incluso en un despacho trabajando. No he ido nunca a manifestaciones del 8-M.
P. Se ha dicho que el Gobierno ya conocía entonces el riesgo del coronavirus y que algunas ministras llevaban guantes para protegerse.
R. No es verdad que el Gobierno supiera nada el 8 de marzo. Sabíamos que [la covid-19] estaba en otros países. En octubre pasado se habían celebrado unos juegos militares en Wuhan y habían ido allí casi 170 personas. Era una situación que estábamos siguiendo. Las medidas se toman cuando se tiene conciencia de que está llegando a España. Ante una pandemia de esta magnitud la responsabilidad es exclusivamente del virus. En un momento en que la sociedad española ha sufrido tanto, que alguien pueda echarse a la cara la pandemia….
P. En el informe remitido por la Guardia Civil a la juez Rodríguez-Medel se sugiere que el Gobierno ya era consciente entonces del riesgo que suponía celebrar manifestaciones.
R. Yo no conozco ningún informe, lo que le puedo asegurar es que, si alguien del Gobierno hubiera tenido conocimiento de la existencia de un riesgo, se habrían tomado medidas. Nadie puede tener la menor duda. Es un poco mezquino pensar que el Gobierno no actuó sabiendo que había vidas en riesgo. Que ahora, pasado el tiempo, se pueda decir que a lo mejor habría sido bueno que se hubieran tomado antes, pues a lo mejor habría sido bueno, pero le puedo decir que el Gobierno en todo momento ha actuado con la máxima responsabilidad.
P. El vicepresidente Pablo Iglesias acusó en el Congreso al secretario general del PP, Teodoro García Egea, de instar a la insubordinación de la Guardia Civil. ¿Existe riesgo de insubordinación en el instituto armado?
R. No existe ningún riesgo de insubordinación en la Guardia Civil. La Guardia Civil sabe que tiene que cumplir las órdenes del Gobierno, estamos en un marco democrático, de la Constitución, y no hay ninguna razón para hacer esas consideraciones. Supongo que el vicepresidente lo dice en un contexto parlamentario, en el que hay un rifirrafe, pero yo le puedo asegurar que no hay ningún riesgo de involución en ningún ámbito.

En El Confidencial aseguran que hay "malestar" en el PSOE con Iglesias por sus arremetidas contra la oposición. Escribe Juanma Romero: "'Unos y otros, Vox y Podemos, siguen con su guion. Se retroalimentan y se necesitan'. Son las palabras de un presidente autonómico del PSOE, que resume el malestar latente en el PSOE con Pablo Iglesias en las últimas horas, disparado por su enganche con Vox en el Congreso. Aunque algunos dirigentes sí comparten el 'guerracivilismo de la derecha', en el partido socio mayoritario de la coalición gubernamental no gustaron ni gustan las salidas de tono del vicepresidente segundo en sede parlamentaria, por mucho que este viernes se replegara y reconociera que fueron un error. Esos comportamientos, a la ofensiva, son 'innecesarios', se apunta en las filas socialistas, y sirven para dar argumentos a la oposición".

Continúa la pieza: "Y más aún, constatan con pesar algunos dirigentes en el PSOE y en el Ejecutivo, cuando el Gabinete de Pedro Sánchez lleva encadenando crisis y tropezones en las últimas dos semanas. Por el pacto con Bildu, por el incendio en el Ministerio del Interior. Y ahora, por la trifulca de Iglesias con la formación de ultraderecha. Choque ratificado además este viernes por la titular de Igualdad, Irene Montero, al asegurar que a la derecha 'hay que decirle cuatro cosas a la cara'. 'A la derecha hay que señalarla, pero no nos podemos igualar con ella, no podemos estar a su nivel. ¡Somos Gobierno!', oponen fuentes de Ferraz, sin esconder el cierto cabreo con la actitud del socio minoritario de la coalición".

En el ABC, por contra, se sostiene la tesis de que la Moncloa hace de la necesidad virtud y considera que el radicalismo de Iglesias acentúa el perfil institucional, magnánimo y centrado de Pedro Sánchez. Escriben Gregoria Caro y Juan Fernández Miranda: "Si la semana pasada fue una de las peores del Gobierno por la crisis que desató el pacto entre PSOE, Podemos y EH Bildu, ésta no ha sido mejor. La visceralidad de Podemos en los últimos días, la crispación político-social y la destitución del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos contribuyeron a elevar la tensión. Podemos aprovecha el lance para marcar perfil propio y defender un discurso más afilado contra el Partido Popular y Vox, protagonizado por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Una radicalización que cuenta con el plácet de La Moncloa, aunque incomode a algunos perfiles socialistas".

Continúa el texto: "Al PSOE le interesa que sea Iglesias quien azuce a la derecha mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantiene un perfil más institucional y de mano tendida. Además, en un contexto de debilidad parlamentaria, a Sánchez no le quedan más opciones. Algo que envalentona a Iglesias para forzar la máquina cuando le interesa. Desde los sectores más moderados del Gobierno recuerdan a ABC que Iglesias cuenta con 35 diputados y su apoyo es necesario para la estabilidad del propio Ejecutivo. 'No es cómodo', admiten, 'pero se convive con ello'. Y añaden: 'Tiene diputados que sustentan al Gobierno, no queda otra. Se le permite ponerse sus medallas, porque eso es parte del equilibrio 'de un Gobierno de coalición".

30 de mayo, santoral: Anastasio de Pavía, Fernando III, Juana de Arco, Palatino y Sico mártires.