Primeras planas

El idilio Sánchez-Torra desata la ira lazi

División de opiniones sobre la diplomacia de la ratafía. Los CDR recuerdan a su presidente que no se negocia con "secuestradores". Corrupción en Andalucía

10.07.2018 09:53 h.
9 min

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dispensó trato de "homólogo" al president Torratafía y le enseñó las dependencias públicas y privadas así como los rincones más recónditos del complejo presidencial de la meseta. No consta que le dijera que todo eso, con la fuente de Machado y Guiomar incluida, algún día también podía ser suyo, pero ese parecía el tono. 

Sánchez corroboró el deshielo con dos tórridos mensajes de Twitter escritos en catalán. El primero con la firma de Moncloa: "Més de dues hores de reunió, cordial i correcta, entre els dos presidents. Aquest és un primer pas. Ara cal recórrer junts el camí". El segundo, con su propio sello: "Una crisi política requereix una solució política. Aquesta reunió és un punt d'arrencada constructiu per a la normalització de les relacions".

Un idilio. Mucho más que catalán en la intimidad. El president se personó en Moncloa con el distintivo del partido Lazi, la gran orden del churro amarillo en la solapa. No fue óbice para que el encuentro se desarrollará en unos términos de cordialidad y "reconocimiento mutuo" que dejan en chorrada de aficionados la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump. Qué manera de descongelar la crisis política... Venga otro pelotazo de ratafía, nombre que supuestamente procede del latín "rata fiat" o confirmar un pacto.

elmundo.200En El Mundo, Arcadi Espada se sube por las paredes a cuenta del lazo y escribe: "A su modo patético, Calvo trató de decir que Sánchez y el Valido habían mantenido una reunión institucional. Y cuando un periodista le preguntó si Sánchez seguía creyendo que el Valido era un racista y el Le Pen español, aun se creció en el énfasis: "Hoy hemos recibido al president de la Generalitat". Pero no. Sánchez había aceptado recibir a un hombre que llevaba un lazo amarillo en la solapa. Ese lazo dice que España no es una democracia y exige la libertad de personas presuntamente responsables de un asalto al Estado de Derecho. Es el lazo que lleva un militante, un partidario de la insurrección, y cuyo significado rechazan más de la mitad de los ciudadanos de Cataluña".

En cambio, Pilar Rahola se muestra moderadamente optimista. El "reconocimiento mutuo" ha tenido efectos balsámicos como mínimo en la prosa de la musa del proceso: "Las posiciones no se han movido, en ambos lados, y si Torra se ha reunido con un líder español inamovible en la defensa de la unidad, Sánchez se ha reunido con un líder catalán inamovible en la defensa de la independencia. Pero se han reunido, se han respetado, han hablado de todo y han acordado seguir haciéndolo, y la conjugación natural de estos verbos es un éxito relevante después de años de política sustituida por la pura represión. ¿Qué pasará a partir de ahora? Habrá quien dirá que nos conformamos con las migajas, que después de la represión y sin solución para los presos y exiliados, no podemos aceptar el relato autonomista y que nada se puede hacer sin nuestra gente en la calle. Nuevamente, cierto. Pero también lo es que, sin bajar el listón del mandato del 1 de octubre, ni aceptar ninguna solución para los presos que no sea la absolución, es necesario que se haga política del día a día y que algunos de los grandes temas de país se resuelvan. Y mientras se resuelven los flequillos, las conversaciones pueden derivar en un marco donde encontrar salida a los grandes temas".

El medio es el mensaje, las fotos de los novios en los jardines de Moncloa, el paseo reposado, los agasajos y el intercambio de regalos y confidencias. El Confidencial apunta al pacto con la Fiscalía: "El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, sondeó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la posibilidad de buscar un pacto con la Fiscalía sobre la situación procesal de los presos independentistas, según fuentes conocedoras de la reunión. El nuevo Gobierno ha estudiado ya de manera informal las posibilidades de evolución del proceso en el Tribunal Supremo, pero fuentes del Ejecutivo se remiten a la Fiscalía y su autonomía para actuar en el procedimiento y decidir por qué delitos se acusa finalmente".

El flechazo entre las partes ha causado honda conmoción en la parte independentista. Los CDR exigen la dimisión de Torra (E-notícies). Si vamos a rolex, vamos a rolex. Entienden que Torra les ha traicionado, que ha claudicado. Ni lazo ni pollas. "No se negocia con secuestradores", claman en las redes sépticas. Hasta en ERC se remueven. Los "pragmáticos" están con un ataque de cuernos imposible de disimular. Sergi Sabrià reprocha a Sánchez que se niegue a abrir el melón de la autodeterminación. ¿Pero no estaban a barajar y ensanchar la base?

Hay más mundo Ebro abajo, otros asuntos políticos. Mismamente Andalucía, el país gobernado por los socialistas desde los albores transitivos. El Mundo destaca el caso del alto cargo que se fue a un prostíbulo pagando el pueblo y se corrió una juerga de quince mil euros y dos días: "La tarjeta black del jefe de la fundación de la Junta para formar a parados se usó quince veces en apenas unas horas en el club de alterne Don Angelo de Sevilla, en concreto entre las 20.57 horas del 22 de marzo de 2010 y las 2.43 horas del día siguiente. Se hicieron cargos de entre 310 y 1.490 euros en una juerga monumental que acabó costando 14.737 euros y que se costeó en ese momento con los fondos públicos con los que se financiaba la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo, la Faffe, una entidad hoy disuelta pero que funcionó como una auténtica agencia de colocación para familiares y militantes del PSOE andaluz y cuya gestión investiga el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla".

Crisis en el gabinete de Theresa MayDimite hasta el apuntador. De El País: "Tras la dimisión de Davis, todos los ojos estaban puestos en Boris Johnson, ambicioso ministro de Exteriores, cabeza visible del sector duro del Brexit en el Gabinete, que el viernes, en la reunión en Chequers, la residencia de campo de la primera ministra donde los miembros del Gobierno debatieron el plan de May, se refirió a este como "una mierda", según el relato de algunos de los asistentes. Igual que Davis, Johnson optó, no obstante, por no oponerse al documento durante la reunión. Pero su fidelidad a May se ha desvanecido a lo largo del fin de semana."El consenso de Chequers ha tardado dos años en producirse y dos días en desvanecerse", se ha mofado Jeremy Corbyn, el líder laborista, en el Parlamento".

10 de julio, santoral: Apolonio, Cristóbal de Licia y Silvano de Pisidia.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información