Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El Gobierno busca alternativas para evacuar más afganos

Finalizada la retirada de Afganistán, el Ejecutivo quiere negociar con el talibán la salida de más refugiados. Temor a perder la sede la Organización Mundial del Turismo

25 min

La retirada de Afganistán copa los medios. El embajador, la encargada de negocios, más los policías y militares que han hecho posible la evacuación de alrededor de dos mil afganos ya están en España. Han cumplido con creces con la misión encomendada. Sin embargo, la historia no ha terminado. Son muchos los afganos que no han podido ser rescatados y el propósito de la diplomacia española es abrir un canal de comunicación con los talibán para proceder a la extracción de las familias atrapadas aún en suelo afgano. Son varios los países que ponderan esa opción. Puede que la perspectiva de importantes ayudas económicas convenza a los barbudos de la conveniencia de abrir la mano. Sería un hecho inédito en la historia del movimiento de los "estudiantes", pero el dinero es una fuerza tan o más poderosa que los cañones.

Portada de 'El Mundo' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

La exploración de un canal abierto con el talibán es, además, un punto de esperanza para los afganos que no han podido ser evacuados en los aviones de Occidente. Se trata de un intento por cumplir la promesa de que nadie se quedará atrás. En El Mundo se ocupa de este expediente Raúl Piña, quien escribe que "España da por terminada una misión en Afganistán, pero no da por terminada la misión en este país. En las últimas dos semanas se ha podido evacuar a más de dos mil personas, pero no ha sido posible hacerlo con todas las que se quería. Aunque el Ejecutivo no puede cuantificar cuántos ciudadanos que han colaborado con España no han podido ser rescatados, sí compromete su palabra a que tratará de hacerlo. «Seguimos comprometidos con la defensa de los derechos humanos, buscando vías para seguir evacuado a las personas que han colaborado con nuestros país y los países aliado», expuso ayer Pedro Sánchez tras dar por concluida de manera oficial esta primera fase de evacuación aérea".

Sigue la nota: "La salida en las próximas horas de EEUU del aeropuerto de Kabul deja inoperativa esta infraestructura, por lo que la vía más factible en la que estaría trabajando para poder seguir evacuando es la terrestre. Algo nada sencillo en un país ahora bajo el yugo de los talibán. Además, sin apenas infraestructuras y equipamientos, largas distancias, calor... De ahí que España, al igual que la UE --y han hecho varios países--, abra y auspicie contactos operativos con los talibán con fines humanitarios, con el objetivo de poder seguir ayudando a los ciudadanos de este país, según explican fuentes gubernamentales y conocedoras de las operaciones en el terreno. En ningún caso ni se valora ni se contempla un reconocimiento del régimen, sino que se trata de contactos únicamente enfocados a la ayuda humanitaria y la repatriación. Son contactos para salvar vida, no conversaciones políticas. Una posición en consonancia con la que mantiene y ha comunicado públicamente la Unión Europea. No en vano, el propio Sánchez ha solicitado a sus socios europeos que en esta crisis afgano todos vayan de la mano".

Se dice que Alemania logró un acuerdo para evacuar afganos en vuelos comerciales mientras que Francia negocia en Doha con los barbudos. Mientras tanto y en España, la ministra de Defensa, Margarita Robles, reconoce que no se ha podido rescatar a todo el mundo. Miguel González entrevista a Robles para El País. Ahí va un extracto con la entradilla y de las respuestas de más enjundia:

"“Por un lado tengo una enorme satisfacción, porque se ha hecho una misión magnifica, que ha dejado muy alto la humanidad y la solidaridad de España, representada por sus Fuerzas Armadas, su policía, sus diplomáticos. Ver llegar a esos afganos que se llevan la mano al corazón y te dan las gracias es algo que no voy a olvidar nunca”, reflexiona. “Por otro”, agrega, tengo “una sensación de dolor también, porque hay unas pocas familias que se han quedado en la puerta [del aeropuerto] y no han podido entrar. Hasta el último momento los militares han intentado que entrara todo el mundo posible. Han hecho lo humano y lo sobrehumano. Incluso 10 minutos antes de la explosión [del atentado del jueves] estaban a la entrada, intentando ayudar a familias para que entraran y no ha sido posible. Aún tengo, y no lo olvidaré nunca, un par de familias que estaban a cinco metros de la entrada y no pudieron entrar. Eso me produce un enorme dolor que solo compensa la sonrisa de los niños que han llegado”.

P. ¿Cuál ha sido el momento de mayor preocupación?
R. Sin duda el jueves por la noche. Todas las noches, cuando llegaban los aviones A400 de Dubái a Kabul, teníamos un margen de solo una hora para introducir a todo el mundo, había que hacerlo contra reloj. El trabajo que han hecho las Fuerzas Armadas ha sido excepcional, pero quizá el jueves fue el momento de mayor nerviosismo. Sabíamos que eran los últimos vuelos. Tenía que entrar todo el mundo. Se habían producido los atentados. Tengo que reconocer que, hasta que a las 3.30 de la madrugada me llamó el Jemad --jefe del Estado Mayor de la Defensa-- para decirme que los aviones habían salido de Kabul, estuve con el corazón en un puño. Todo eso se compensa con la satisfacción de ver llegar hoy a los militares, a los GEO, a los diplomáticos, con ese ánimo tan elevado. Han sido momentos duros, pero ha valido la pena.
P. ¿Los militares españoles llegaron a salir del aeropuerto para ayudar a entrar a los afganos?
R. En ocasiones salían a la puerta para ayudarles. Excepcionalmente, un día hubo una salida con autobuses, no solo de España, sino de varios países, para recoger gente. Pero fue muy excepcional porque fuera del aeropuerto el control era de los talibanes, con muchos checkpoints, algunos fáciles de pasar, otros muy difíciles. Hubo familias que al ir a pasar un control recibieron bastante violencia física y tuvieron miedo y volvieron a sus casas.
P. Algunos llevaba banderas españolas para identificarse.
R. Así es. Eso surgió de los afganos que habían colaborado con España. La entrada de uno en uno era muy difícil, así que ellos mismos se reunían en grupos con la bandera española y gritaban: “¡España! ¡España!”. Estos días, al bajar de los aviones, hemos visto a niños con banderas y a chicas con bufandas rojas y amarillas. Comprendieron que era la mejor manera de que nuestros soldados pudieran identificarlos.

P. ¿Cuántos colaboradores de las Fuerzas Armadas españolas se han quedado atrapados allí?

R. No lo sabemos. Piense que todos los días que ha durado esto eran miles las personas que se acercaban a las puertas, familias enteras. Hemos traído bebés, personas mayores. Algunos colaboradores españoles vivían en Herat o Qala-i-Naw --a 800 kilómetros de la capital--. Eran viajes muy difíciles, muchos tuvieron suerte y pudieron pasar los controles de los talibanes y llegar a Kabul, pero otros no. He vivido escenas de colaboradores nuestros que vinieron a España hace ocho o diez años y que ahora los he visto llorar porque dentro del avión venía su familia".

Portada de 'El País' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

En El Diario recogen el testimonio de una española casada con un afgano que ha dejado muchos familiares atrapados en Kabul. "El fin de las evacuaciones internacionales deja a decenas de miles de personas atrás: '¿Cómo se puede decir 'misión cumplida'?'" es el titular de la apertura del referido digital. El texto es de Gabriela Sánchez: "La española Silvia Arrastia llamó a todas las puertas que pudo hasta conseguir los documentos que daban luz verde a su familia política, amenazada por los talibanes, para salir de Afganistán. Este viernes, sus seres queridos, entre los que había varios menores, permanecieron durante horas frente a la puerta Abbey Gate del aeropuerto de Kabul. Gritaron "España", como les habían indicado, y solo encontraban silencio; intercambiaron fotos con personal del operativo para tratar de encontrarse, hasta que la explosión lo paralizó todo. Sus nombres formaban parte de la lista de evacuados, pero se quedaron atrás. "Estamos decepcionados y muy tristes", dice Arrastia, con la voz rota, al otro lado del teléfono. Los 14 familiares de su marido, refugiado en España después de huir de Afganistán por las amenazas de los talibanes, se encuentran entre las decenas de miles de personas que no han podido abandonar el país en las misiones internacionales de evacuación, a pesar de haber colaborado con sus gobiernos o haber accedido a salvoconductos por razones humanitarias".

Continúa el texto: "El Gobierno español ha dado por finalizada la misión tras haber trasladado a 2.206 personas a la base aérea de Torrejón, entre las que se encuentran colaboradores afganos –y sus familias– de las Fuerzas Armadas y la Cooperación Española, así como a ciudadanos del país vinculados con España por otros motivos o con un perfil vulnerable. La cifra también incluye personal que trabajó con EEUU, la OTAN, la UE y Portugal. Como ya había anticipado la ministra de Defensa, la operación ha terminado sin haber sacado a todos los afganos incluidos en los listados del Gobierno. Un portavoz del Ministerio de Exteriores reconoce a elDiario.es que ha dejado en tierra a ciudadanos que contaban con salvoconductos expedidos en la última semana para salir del país, aunque no quiere dar la cifra por "razones de seguridad". Pedro Sánchez ha asegurado que España "buscará vías" para seguir evacuando a colaboradores y ha prometido que no se va a abandonar a Afganistán, ahora que los talibanes controlan el país, aunque no ha dado detalles sobre las opciones estudiadas para lograrlo. Según expresó en su comparecencia de este viernes, el Gobierno trabajará "sin pausa" y "de manera discreta" para repatriar a los colaboradores afganos que se han quedado atrás. De momento, la Embajada no se ha puesto en contacto con los familiares de Silvia ni Jahid para buscar otro camino que les permita salir del país. "Nadie nos ha dicho nada. Solo hemos visto en los medios que la operación había sido un éxito", dice Arrastia, con indignación".

En Ok Diario alertan de la posibilidad de que entre los refugiados haya personas que no merecen ese estatus. Alfonso Egea y Pelayo Barro firman una pieza en la que se asegura que "ya en cada país se ha sometido a esos refugiados afganos a un análisis más pormenorizado de su identidad, procedencia y labores de colaboración o parentesco con colaboradores, y ahí es cuando España ha detectado a personas que no deberían haber podido subir a esos aviones, aunque su llegada no ha supuesto ningún riesgo para nuestro país. La información a la que ha tenido acceso Ok Diario es que en el tumulto del exterior del aeropuerto de Kabul varias personas han pagado dinero a colaboradores afganos del Ejército español para que dijeran que eran familiares y así poder entrar en el aeropuerto. La confusión de la evacuación y la necesidad de prestar ayuda humanitaria a cuantas más personas mejor hizo el resto. Sin especificar la cifra estas fuentes hablan de “decenas de personas” las que no han podido acreditar parentesco alguno con los colaboradores de nuestro país. Y si bien en su mayoría no suponen a priori ningún riesgo para la seguridad nacional, hay un grupo de varones adultos sin acompañantes a los que se les mantiene estrechamente vigilados hasta completar todas las comprobaciones".

En El Confidencial abren con las implicaciones internas de la operación Afganistán. Que Sánchez no ha llamado a Casado es el sustento de la apertura que firma Ángel Alonso Giménez: "Las apelaciones a las actuaciones conjuntas y unitarias de la UE chocan con el ninguneo con el que está tratando al líder del principal partido de la oposición. El secretario general del PSOE está sabiendo agarrar con firmeza la bandera de la cooperación y el diálogo a escala europea, sin dejar espacio ni tiempo para llamar al presidente del PP. Le preguntaron dos periodistas este viernes por la ausencia de contacto con Casado. Sánchez ni siquiera le mencionó en sendas contestaciones".

Y: "Sí dijo que le cuesta comprender las críticas a una operación que en diversos estamentos internacionales ha sido calificada como "un éxito". También afirmó que la interlocución con las fuerzas políticas de la oposición ha sido "constante", si bien, como ha confirmado El Confidencial, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, solo ha hecho una ronda con los representantes de los grupos parlamentarios en la Comisión del Congreso dedicada a su ámbito. El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, igual: una serie de llamadas a los portavoces de esos mismos grupos. "El contacto se ha producido al nivel que se tenía que producir", zanjó el jefe del Ejecutivo, con lo que dejó entrever que en sus planes no está un mensaje a Casado, un telefonazo, una invitación aunque fuera a través de gabinetes para departir sobre esa misma operación que es "orgullo de país"".

Más noticias. En Vozpópuli imputan a la exministra de Exteriores Arancha González Laya la posibilidad de que España pierda la sede de la Organización Mundial del Turismo, el único organismo de Naciones Unidas con sede en nuestro país. Escribe Jorge Sáinz: "Máxima preocupación en el Gobierno. Un “error” de la exministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y su equipo podría costarle a España la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Arabia Saudí ha desplegado una intensa campaña diplomática para arrebatar la OMT a Madrid. El palo para nuestro país sería “durísimo”, según admiten fuentes diplomáticas. La OMT es el único organismo de Naciones Unidas con sede en España. Y no solo es un sector clave para la economía española, sino que también arrastra a un amplio número de entidades privadas, como la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), entre otras".

Sigue la nota: "El nuevo jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares, trata de apagar un incendio que inquieta en el seno del Gobierno. El origen está en el apoyo que tanto Exteriores como el Ministerio de Industria, que dirige Reyes Maroto, dieron a la candidatura del georgiano Zurab Pololikashvili como secretario general de la OMT. El exsecretario de Estado para la España Global, Manuel Muñiz, y la exsecretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, promovieron activamente la candidatura del georgiano para su reelección el año pasado. Y finalmente revalidó el cargo. Pero fuentes consultadas por Vozpópuli aseguran que Pololikashvili ya se mostraba favorable entonces a un cambio de sede de la OMT de Madrid a Riad. Y España no lo supo ver. Ni Muñiz ni Oliver siguen en el Gobierno. De hecho, Oliver fue recolocada en la OMT con un polémico sueldo pagado por el Ejecutivo español. Las autoridades de Arabia Saudí llevan al menos desde mayo enfrascadas en una campaña diplomática para mover la sede de la OMT. Se trata de una estrategia “legítima”, según estas fuentes, pero “cuestionable” cuando el afectado es supuestamente un país amigo; en este caso España. El problema es la posición del secretario general, que según apuntan estas fuentes está alineado con los intereses de Riad".

Portada de 'El Periódico' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 28 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

Noticias de Cataluña. ¿Adiós a los peajes? Va ser que no. En El Periódico el expediente corre a cargo de Eduardo López Alonso: "El Govern de la Generalitat ha reclamado al Gobierno el rescate por parte del Estado de todas las autopistas de peaje existentes en Catalunya y el traspaso de la gestión de toda la red de carreteras en un plazo de dos años. La gratuidad a partir de este 1 de septiembre de la AP-7 entre Tarragona y la Jonquera; la AP-2 de Zaragoza a El Vendrell; el tramo entre El Papiol y Montmeló; la C-32 (de Barcelona a Lloret de Mar) y la C-33 (de Barcelona a Montmeló) abre según el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, el fin del «expolio» y del «agravio comparativo» con el resto de España y que se acabe seguir pagando de la misma manera por infraestructuras «que los catalanes hemos pagado de sobras»".

Sigue la pieza: "El Govern propone que en dos años todas las carreteras catalanas estén exentas de barreras y se agrupen bajo un solo modelo de financiación del mantenimiento. «Los peajes no volverán, si es por el Gobierno de Catalunya», aseguró Puigneró, que defendió «una forma de financiación diferente», sin especificar, y reclamó la gestión completa de las autopistas y carreteras del Estado, al igual que el ferrocarril. Puigneró no aclaró durante una presentación ante la prensa el modelo que debería asumirse en el futuro para financiar los costes de mantenimiento de las carreteras, ya que ese modelo depende del proyecto que elabora el Gobierno, dijo, pero aseguró que defenderá para Catalunya lo que plantea la directiva europea, que aconseja el pago por uso y que quien contamina más, pague también más. El anuncio podría ser interpretado como un paso atrás en la propuesta inicial de establecer el denominado pago por viñeta en el futuro, aunque Puigneró puntualizó que el Govern está abierto a cualquier posibilidad técnica que se plantee en el marco de esa directiva europea y el principio de no discriminación de Catalunya con respecto al resto del Estado".  

Ayer se cumplieron quinientos días de impunidad independentista en la Meridiana. Para celebrarlo, una estrella invitada, el exconsejero Jordi Turull, que dijo a los escasos asistentes al evento viario que "sois motor de nuestra fuerza". Sólo El Nacional en el ramo de la prensa independentista se hace eco de la "fiesta". Es como si al resto de diarios les diera vergüenza la gamberrada diaria de cortar la Meridiana.

28 de agosto, santoral: Agustín de Hipona, Alejandro de Constantinopla,  Edmundo Arrowsmith, Florentina de Sevilla, Junípero Serra, Hermes de Grecia, Julián de Brivet, Moisés Etíope, Pelagio de Constanza, Restituto de Cartago, Vicinio de Sarsina y Viviano de Saintes.