Menú Buscar
Primeras planas

Gargamel Guindos, la "ética bancaria" y la ANC en Bilbao

El efecto Soria se multiplica con Matas y Barberá. Una multitud de 50 personas asistió en Bilbao a la Diada de la ANC. Otro bebé muerto por enterovirus y Comín desaparecido

11 min

Luis de Guindos es el vivo retrato de Gargamel, el rufián de los pitufos. Ayer le dieron cera en la comisión de Economía del Congreso. Tenía Guindos la difícil tarea de lidiar un vitorino sin muleta y salió de la plaza como acostumbra el torero peruano Andrés Roca Rey, con un testículo colgando y una severa conmoción cerebral.

Al ministro de Economía le tocaba defender lo indefendible y lo que no puede ser es imposible. Tras la paliza del Congreso, la de los medios. Sin piedad y ganado a pulso por el Monti español que se ha difuminado por el efecto tóxico de Soria y el Banco Mundial. En El Español, Daniel Basteiro y Javier G. Jorrín firman la crónica de la corrida fuera de cartel en la carrera de San Jerónimo y aducen que "Guindos en ningún momento aclaró si Rajoy estaba al corriente del nombramiento, pero recordó que ese tipo de cargos se ocupan mediante “designaciones de naturaleza técnica. No requiere que vayan al Gobierno o al Consejo de Ministros", dijo en varias ocasiones. Por si había alguna duda, Guindos explicó que toda la responsabilidad recae sobre el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, como presidente de esa comisión técnica. Si Soria tuvo que renunciar fue por la “presión mediática” y la de los demás partidos".

Lo mejor de la crónica es el párrafo final: "El ministro explicó que la comisión técnica no podía elegir a nadie que no se hubiese presentado al concurso y que, cuando se estudió el caso de Soria, se concluyó que “a priori no mostraba ningún tipo de elemento o de circunstancia que hiciera incompatible” su candidatura con el código ético del Banco Mundial".

Ahí es nada, el código ético del Banco Mundial. El cuajo y desparpajo con el que Guindos habla de la ética y banqueros es colosal, salvo que el señor ministro se refiera a ese tipo de códigos deontológicos que se estilan en el periodismo, la mafia japonesa o la industria alimentaria.

En El Mundo, Federico Jiménez Losantos vapulea al muñeco y al resto de la compaña gubernativa y saca a relucir al Guindos "que en Lehman Brothers vendía opciones participativas de la CAM, cobraba de las Cajas el libro que blanqueaba sus fechorías o buscaba el rescate para ser el Monti español (aunque lo niegue el tomo I de su Egoteca), parecía ayer un Pavía del BOE. Daba bastante rabia, la verdad".

Rajoy tiene una táctica para los problemas que hasta ahora le ha funcionado más bien que mal. El presidente en funciones observa los casos a distancia y con distancia y sostiene de hecho que los problemas merman si no se afrontan. El martes 13 negro del PP debió ser la excepción de la regla. El Mundo le regalaba los apaños de Jaume Matas con el fiscal para eludir la trena, el Supremo empitonaba a Rita Barberá, Guindos naufragaba en su comparecencia y para colmo, la tostada del desayuno se le había caído por el lado del unto. Mal presagio. Así es imposible formar un Gobierno, coinciden El Mundo y El País. En La Vanguardia, Rita Barberá está sentenciada. Hasta en Génova reclaman la testa de la exalcaldesa valenciana y senadora de pega.

Singular reportaje de Íñigo Domínguez en El País sobre el quinto aniversario sin asesinatos etarras. En las tripas del texto se puede leer la incidencia del independentismo catalán en el País Vasco: "El pasado jueves, se celebró en Bilbao un acto conjunto de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y la plataforma vasca por el derecho a decidir, Gure Esku Dago, a la que asistieron 50 personas, y tuvo algún momento que parecía Vaya semanita, el programa satírico que a partir de 2003 hizo bromas sobre los vascos. No podían hablar en catalán ni en euskera porque no se entendían y entonces recurrían al español, lo que tienen en común". Sigue: "Pero lo más cómico fue cuando el dirigente catalán Hadar Auxandri (del secretariado de la ANC) argumentó que para los vascos casi es peor tener un sistema fiscal envidiable, el que querrían ellos, porque así ya tienen altas cotas de bienestar y carecen de un resorte efectivo que desate el cabreo popular: “Os envidio pero solo en parte, porque sin eso en Cataluña no habríamos tenido ese clic que ha puesto en marcha todo”. Hubo un silencio raro en la sala, como si dijera que de qué se quejaban. O como si estar bien fuera un problema según para qué cosas".

Multitudinario acto de medio centenar de personas, igual que el organizado por el "embajador" de Cataluña en Nueva York, Andrew Davis, que según cuenta La Mirilla del diario de Godó invitó a todo el mundo, pero no fue nadie. La sustancia es que el acto se organizó en el Museo de las Noticias, el "Newseum", donde fueron vetados los periodistas tal vez para que no constatasen que Davis y sus amigos son cuatro, pero tragan como cien a la hora de los canapés.

Tres días después de la Diada, bajan las ínfulas. Estamos donde estábamos constata la prensa de obediencia catalanista. El director de El Punt-Avui, Xavi Xirgo, que el lunes no cabía en sí de gozo místico admite hoy que "reduïda la dosi d'adrenalina que ha suposat per a molts la celebració de la Diada, la veritat és que tots plegats hauríem d'admetre que probablement no hi ha hagut a Catalunya cap inici de curs polític tan complicat com el que se'ns acosta. (...) Puigdemont corre el risc que hi hagi estratègies diferents al PDC (o com s'hagi de dir finalment) però també a Junts pel Sí (suposo que d'aquí els nervis d'aquests darrers dies i les contínues referències a un tripartit d'esquerres), i corre també el risc que la CUP faci de CUP i finalment li faci com va fer amb Mas, que és decapitar-lo políticament just quan estava en el seu millor moment. Haurà de córrer els riscos. Res fa pensar, de moment, que no ho vulgui fer. (...) Puigdemont, Junqueras, però també les Gabriel, les Boya o els Salellas han de ser conscients que tenen una oportunitat única. Que o fan pinya i ho aprofiten, o es barallen i tot se'n va en orris. És ara, quan veurem de veritat què fan".

El escritor Javier Pérez Andújar, designado por Ada Colau para dar el pregón de la Mercé, está sufriendo un calvario. Las fuerzas vivas del régimen están que trinan y han organizado un pregón alternativo con Toni Albà disfrazado de Felipe V. Albà es ese pedazo de propagandista chistoso que vomita las consignas del procés. Gran referente, tipo Rahola, del "volem votar".

De la misma cuerda es el consejero de Sanidad, Toni Comín, cuyo sentido de la transparencia es el de un calcetín sudado. En CRÓNICA GLOBAL Ignasi Jorro le pone letra a los desafueros del personaje. Ha muerto una niña de meses por el enterovirus. Comín no habla. Los hechos lo hacen por él. Escribe Jorro: "El bebé traspasado en Sabadell es la tercera víctima mortal de pacientes que presentaban enterovirus en Cataluña desde marzo. Aquel mes, una niña de dos años perdió la vida en el Hospital de Reus (Tarragona) tras contraer la infección vírica, aunque la Consejería de Salud no comunicó la alerta vírica hasta el 17 de mayo con una escueta nota de prensa. El mes siguiente, un niño de tres años falleció en el Hospital de Mataró (Barcelona) tras haber sido ingresado con los mismos síntomas, aunque el CatSalut arguyó que no se podía establecer una relación directa entre la infección y el paro cardíaco que le provocó la muerte".

Para solaz de los antitaurinos, "Pelado", el toro de la Vega, salió ileso de la persecución. No así del matadero, dicho sea de paso. Lo último en tendencias animalistas es el sushi para perros.

14 de septiembre, santoral: Exaltación de la Santa Cruz, Cipriano de Cartago, General, mártir, y Materno de Colonia.