Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El frente de Eurovisión y peligra la mayoría independentista

Ucrania gana el festival y Chanel queda tercera tras una actuación memorable. Una encuesta de La Vanguardia vaticina un triunfo del PSC y un fuerte retroceso de JxCat. Espionaje municipal

14 min

Vladimir Vlamidirovich debe estar aterrorizado en su búnker del Kremlin. Ucrania ganó anoche el festival de Eurovisión y el chef José Andrés ha jurado que jamás volverá a servir ensaladilla rusa. Ahora la llamará ensaladilla Kiev. Hay precedentes. Tras la Guerra Civil española y durante unos pocos años fue rebautizada como ensaladilla nacional. En Rusia se conoce como ensaladilla Olivier en honor al cocinero belga que popularizó la receta a mediados siglo XIX. 

En cuanto al certamen artístico organizado por las televisiones europeas, el grupo de saltimbanquis ucraniano llamado Kalush Orchestra se llevó el título gracias al voto popular, esas brigadas internacionales que desde la comodidad de la retaguardia y el sofá decidieron que se iba a enterar el Kremlin de una vez por todas del "no a la invasión". 

La noticia artística es el tercer puesto de Chanel Terreros, la joven catalana de origen cubano que ha recuperado el honor de la música popular española. Fue un ciclón sobre el escenario con una coreografía inspirada en los años locos del gran Valerio Lazarov. Pero cinco países le dieron "zero points". Se trata de Ucrania, Estonia, Letonia, Finlandia e Italia. En cambio, ocho países otorgaron la máxima puntuación: San Marino, Macedonia del Norte, Malta, Portugal, Armenia, Irlanda, Suecia y Austria.

Según la crónica de Daniel Verdú en El País, "El certamen concede al país martirizado por la invasión de Rusia un premio que va más allá de las fronteras artísticas y manda un mensaje de unidad frente a la guerra". También escribe Verdú que "el sábado por la noche, una mayoría de los votantes entre los cerca de 200 millones de telespectadores que vieron las 25 actuaciones del festival de Eurovisión decidió darle una patada en el trasero a Putin desde el sofá de su casa. Fue tan simple como coger el teléfono y mandar un sms. La oportunidad de oro se la brindó un festival que muchos se toman a broma, pero que sirvió de plataforma para la candidatura de un país martirizado por las bombas. Kalush Orchestra se presentó en Turín con una canción que hablaba de Stefania, la madre del cantante, convertida finalmente en una metáfora de la madre patria. “El poder de la música”, gritaba Laura Pausini. No está claro si fue eso, la purpurina o las coreografías. Pero el festival, justo el año en que España se veía capaz de ganar con la bomba latina que traía Chanel y logró un fantástico tercer puesto (459 puntos), adquirió una valiosa dimensión política con una canción tiene todos los visos de convertirse en un himno de la resistencia".

Sigue la nota: "Ucrania pudo tomarse el sábado un respiro y se apunta su primera victoria desde que se adentró en este calvario. “Por favor, ayudad a Ucrania. Ayudad a Mariupol. Ayudad a Azovstal”, suplicó el cantante, provocando escalofríos a lo largo de toda la platea. En su país, una gran parte tuvo que ver su actuación en búnkeres y refugios subterráneos. Como el propio locutor que retransmitía la gala. El grupo tenía dos días de permiso para venir a Turín. Cuando vuelvan a Ucrania, asguraron ayer, están dispuestos a luchar en el frente. El presidente del país, Volodímir Zelenski, les felicitó. “Nuestro coraje impresiona al mundo. Estoy seguro de que la victoria está cerca”".

Portada de 'El País' del 15 de mayo de 2022 / EL PAÍS
Portada de 'El País' del 15 de mayo de 2022 / EL PAÍS

En cuanto a la actuación de Chanel, en la nota del diario de Prisa se afirma que "la artista tiene un talento y una fuerza desbordantes cuando se encienden las luces. Y encima puso los ingredientes justos de su parte latina y española para encandilar a un mundo que se derrite hoy con el reggaetón y sus aledaños. Sin atajos. Directo al boom boom, que diría ella. Así puso en pie a un recinto con 8.000 personas que, del mismo modo que no les regalaron a ellos las entradas (a 200 euros), tampoco iban a conceder gratis sus aplausos".

En el plano estrictamente bélico, el ejército ruso retrocede en el norte. Ucrania ha ganado la batalla de Járkov. De la crónica sobre el terreno de Laura L. Caro para el Abc: "Derhachi está tan inanimado, tan muerto, que no se mueve ni el aire. Es exacto a una foto fija, como esos días del confinamiento extremo por la pandemia cuando uno miraba por la ventana y no se veía un alma, aunque con el ambiente apestando a explosivo. Parece que los rusos se están yendo de Járkov, Derhachi está a doce kilómetros al noreste, pero de retirada no han perdido oportunidad de reventarles el viernes por la mañana un centro cultural convertido en almacén de ayuda humanitaria. Doble impacto, primero artillería, luego un misil para rematar, por si alguien pudiera pensar que fue sin querer, y dos muertos".

Y: "No es de extrañar que cuando se pueda acceder a los municipios y aldeas del entorno de Járkov donde las fuerzas del Kremlin han estado este tiempo atrás empiecen a descubrirse nuevas atrocidades. Otros Bucha, la ciudad martirizada a las afueras de Kiev en la que el enemigo dejó atrás cadáveres de civiles en las calles con un tiro en la cabeza o fosas comunes, por abreviar".

La portada del 'Abc' del 15 de mayo de 2022 / ABC
La portada del 'Abc' del 15 de mayo de 2022 / ABC

Sin Ucrania y el Reino Unido, que quedó segunda, España habría ganado Eurovisión y de celebrarse hoy elecciones autonómicas en Cataluña, el PSC ganaría y peligra la mayoría independentista según encuesta de La Vanguardia. Los resultados serían estos: PSC, 36 (33); ERC, 33 (33); JxCat, 25 (32); Vox, 12 (11); CUP, 10 (9); ECP, 9 (8); PP, 7 (3); Cs, 3 (6). 

El análisis en el diario impreso decano de Barcelona es de Carles Castro y dice así: "El aleteo dePegasus no parece batir con la suficiente fuerza en Catalunya como para alterar sustancialmente el mapa electoral. Bien al contrario, en medio del Catalangate y de las posteriores revelaciones sobre el espionaje a miembros del Gobierno central, el paso del caballo alado no influye en las expectativas de voto del PSC, que volvería a ganar las elecciones, con tres escaños más, mientras que la actual mayoría independentista se quedaría al borde de perder la mayoría absoluta. Esta es una de las principales conclusiones de un sondeo de Ipsos para La Vanguardia, realizado entre los días 9 y 12 de mayo. La encuesta sitúa al PSC en cabeza, con 36 escaños, seguido de Esquerra, que mantendría los 33 del 2021, aunque con medio punto menos. Ya más atrás, Junts cedería más de cuatro puntos y siete escaños. Solo el avance de la CUP –de un punto y un escaño, hasta un total de 10– salvaría la actual mayoría absoluta independentista, que pasaría de 74 diputados, hace un año, a solo 68 ahora, un mínimo histórico como el de los comicios del 1999, cuando Pasqual Maragall se impuso en votos".

En el diario del grupo Godó prosiguen con nuevas revelaciones de la comisión de secretos. "El CNI investigó la formación de gobierno en Barcelona tras la victoria de ERC" es el titular de una pieza con la firma de Gemma Saura: "El espionaje del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a 18 personalidades del procés metió un garfio en el Ayuntamiento de Barcelona. Uno de los espiados lo fue por el amplio conocimiento que tenía de las negociaciones que estaban en marcha en la capital catalana ante la posibilidad de que Esquerra Republicana de Catalunya –que bajo la candidatura de Ernest Maragall fue la lista más votada– se alzara con la alcaldía de Barcelona, según consta en la documentación que el CNI aportó a la comisión de Secretos Oficiales del Congreso del 5 de mayo, y de la que ha tenido conocimiento este diario".

Continúa el texto: "Los servicios secretos españoles querían conocer el estado de las negociaciones en Barcelona, y les constaba que un cierto pinchazo podía darles información relevante. En el escrito que presentaron al juez del Tribunal Supremo que tutela sus actuaciones ofrecieron una detallada exposición de su interés. En concreto, se intervino el teléfono de una persona que estaba intercediendo para la configuración de un gobierno de coalición entre ERC y Barcelona En Comú, la formación de Ada Colau. Estos dos partidos empataron en los comicios municipales del 26 de mayo de 2019 a 10 ediles, aunque los republicanos habían ganado en votos. Posteriormente, BComu pactó con el PSC, y la abstención de dos ediles de BCN Canvi-C’s, plataforma del ex primer ministro francés Manuel Valls, posibilitó que Colau repitiera mandato".

También colea el expediente del espionaje en El Diario, donde afirman que "El Gobierno asume que la crisis con ERC deja en el aire las leyes de vivienda, memoria y seguridad ciudadana". Escribe Irene Castro: "El Gobierno es consciente de que el espionaje del CNI al mundo independentista, por mucho que fuera en parte autorizado por un juez, lo ha sumido en su mayor crisis política con los socios desde que se inició la legislatura. Aunque en Moncloa dan por hecho que la situación con ERC se reconducirá pronto, a la espera de la reunión entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès cuya fecha se desconoce por ahora, asumen que tendrá efectos en su producción normativa o, al menos, en el calendario de aprobación de leyes en el Congreso".

Sigue la pieza: "En el Ejecutivo reconocen que ninguna de las medidas ‘estrella’ que están en el Parlamento saldrá adelante antes del verano, por muy avanzada que esté su negociación. Y atribuyen la dilación a la situación delicada que atraviesan las relaciones con ERC tras el estallido del escándalo por el espionaje. El periodo de sesiones acaba a finales de junio tras una prolija agenda internacional de Pedro Sánchez, que protagonizará al menos dos comparecencias entre mayo y junio: una forzada por la oposición para rendir cuentas por el espionaje y otra para informar sobre el Consejo Europeo y de su viaje a Marruecos. La intención de los socialistas es que se celebre algún pleno en julio –cuando Moncloa prevé convocar el debate sobre el estado de la nación–, pero no las comisiones para activar leyes como la denominada ley mordaza, aprobada por el Gobierno de Rajoy y todavía vigente en algunos de sus aspectos más polémicos, la de vivienda o la de memoria democrática".

En Madrid, día grande, San Isidro Labrador. Para celebrarlo, otra encuesta, esta en El Mundo, sobre las elecciones municipales. PP, 21; Más Madrid, 16; PSOE, 9; Vox, 7 y Cs, 4. Más Madrid se mantiene como primera fuerza de la izquierda y podría gobernar con el PSOE y Cs.

15 de mayo, santoral: Isidro Labrador, Aquileo Taumaturgo, Caleb, Dympna, Juana de Lestonnac, Reticio de Autún, Ruperto de Bingen, Severino de Septempeda, Simplicio de Cerdeña, Torcuato obispo y Witesindo de Córdoba.