Menú Buscar
Primeras planas

La Fiscalía se mosquea con los Mossos y más madera

La Guardia Civil irrumpe en tres consejerías tras incautarse de 45.000 sobres con agraciados del sorteo de las mesas. Cientos de muertos en otro terremoto en México

12 min

Terremotos, huracanes y riesgo de contienda nuclear. Cientos de muertos en México tras el segundo terremoto en dos semanas. La tormenta tropical María se convierte en huracán de grado cinco y se dirige a Puerto Rico. Donald Trump replica a Kim Jong-un y amenaza con barrer del mapa Corea del Norte. Dadas las circunstancias y el sol de la mañana, hoy puede ser otro día normal en este paradisiaco rincón del Mediterráaneo occidental. Para empezar, se informa de un operativo de la Guardia Civil en dependencias de las consejerías de Economía y Exteriores bajo impecable mandato judicial y a la búsqueda de material documental más allá de lo obvio.

La Benemérita se parte el cobre mientras los Mossos tocan la lira, según la portada de El País. Era cosa de ver, y aplaudir, la delicadeza con la que los agentes autonómicos retiraban ayer a los jóvenes que trataban de impedir el acceso de un secretario judicial de Terrassa a las instalaciones de Unipost, donde se trincaron 45.000 sobres con notificaciones para participar en las mesas del 1-O. Y más de ver y mirar aún que el antecitado secretario se personara en el lugar de los hechos cubierto con un pasamontañas. A lo mejor es que el hombre tenía frío o más bien sudores fríos. Igual que en los años de plomo y amonal por toda España, los funcionarios que trabajan en el País Vasco trataban de preservar el anonimato y, de paso, la integridad física.

La requetepacífica sentada contrasta con el encomendado judicial encapuchado. Hay que vivir y, como en todo, procurar hacerlo bien. Don Juan Nadie pasa de tener problemas con sus convecinos de la CUP, la ANC, el Òmnium, ERC y el PDeCAT, que seguro que no le parten la cara de entrada. Simplemente podrían aparentar que no existe, especialidad muy cara al nacionalismo. Por ejemplo, Hacienda bloquea las cuentas del Govern y va Junqueras y dice que no es verdad, que no pueden y que él se compromete a pagar a los funcionarios, razón por la que se niega a enviar (o eso dice) la lista de ennominados, 170.000 funcionarios y empleados públicos utilizados por los amables dirigentes soberanistas como carne de cañón en su pulso con el Estado.

Pero nada, tranquilidad en el frente del Este. Un secretario judicial con pasamontañas, la Guardia Civil retenida y los Mossos recibiendo instrucciones contradictorias de una cadena de mando que acaba en el consejero Joaquim Forn. Los están cubriendo de gloria.

Tres firmas, la de José Antonio Hernández, Rebeca Carranco y Jesús García suscriben el texto en El País sobre los recelos que suscita la galbana de los mandos del cuerpo autonómico: "La fiscalía está descontenta con la inacción de los Mossos d’Esquadra para evitar los preparativos de la consulta ilegal del 1 de octubre. “Los Mossos se han puesto de perfil y no están haciendo nada”, afirman fuentes del ministerio público. Estas no descartan la adopción de medidas legales contra los responsables de este cuerpo policial si persiste la ausencia de celo en el cumplimiento de la instrucción que dio la Fiscalía Superior de Cataluña el 12 de septiembre a los cuerpos policiales --Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos-- para que requisasen urnas y material de la consulta".

Sigue: "La Fiscalía Superior de Cataluña celebró ayer una reunión --la segunda en una semana-- con los máximos responsables de los cuerpos en la comunidad para analizar la evolución de las tareas policiales tendentes a evitar el referéndum independentista. En ella, la Guardia Civil y la Policía Nacional lanzaron reproches al jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, por la falta de colaboración de sus agentes (en torno a 17.000) en impedir los preparativos del 1-0, según han indicado fuentes presentes en la reunión. Otras fuentes consultadas aseguran que se trató de una discusión profesional, sin que las críticas tuvieran mayor trascendencia".

Y más: "En cambio, hubo elogios para policías locales de municipios catalanes que sí están elaborando informes y requisando documentación favorable a la votación. Incluso han facilitado pistas de supuestos delitos a los Mossos que estos no han indagado. En algunos municipios, la colaboración de agentes locales está derivando en amenazas de ediles secesionistas para estos agentes y sus familiares, según las citadas fuentes. Incluso en las escuelas y entre alumnos. La fiscalía ha ordenado que se investigue a quienes están detrás de tales amenazas y que se actúe contra ellos".

En el trampantojo, el DOGC ya ha publicado todas las disposiciones constitucionales que suspenden el referéndum y el 012 no atiende consultas sobre el 1-O. Sin embargo, Jordi Turull exhibe su natural bizarría para asegurar a los catalanes que confíen en el Govern de la Generalitat, que de aquí en dos domingos están llamados a las urnas y que el referéndum tendrá todas las garantías. Esto ya supera el campo de la psiquiatría para adentrarse en profundidades orwellianas.

Esto es la precampaña de las próximas autonómicas y hay un actor muy destacado en el tinglado, Jaume Roures, como se detalla en una información de Crónica Global sobre el papel de los medios. El artículo de Francesc de Carreras en El País va en la misma dirección y abunda en el plan integral para abatir la democracia: "Tal como acordaron durante una reciente cena en el domicilio del empresario Jaume Roures, se ha materializado ya el pacto entre los independentistas de ERC y la CUP con Podemos, y están organizando actos conjuntos. En otras palabras, se ha creado un frente político, de ámbito español, en el que confluyen las dos corrientes del populismo: la catalana independentista y la extrema izquierda española. ¿Contradictorio? En absoluto. Ambas corrientes son antiestablishment: pretenden desestabilizar el sistema político, lo que ellos llaman “régimen del 78”, e iniciar un nuevo proceso constituyente que otorgue la independencia a Cataluña y cambie la democracia española por otra de carácter distinto, a semejanza de ciertos países latinoamericanos. Así el problema ya no está sólo centrado en Cataluña sino que se extiende a toda España".

Y añade: "Ante todo ello, el Gobierno de Mariano Rajoy da muestras de una desconcertante debilidad. Hasta ahora ha mandado a fiscales y jueces para que le resuelvan los problemas, sin asumir su responsabilidad con procedimientos políticos (artículos 155 y 116 de la Constitución) y un discurso en positivo, pedagógico y comprensible para los ciudadanos, sobre las ventajas de seguir unidos y los fatales riesgos de cambiar nuestro modelo democrático. Le quedan 10 días para demostrar que la Constitución sigue vigente en todo el territorio español y que España no es un Estado fallido. Rajoy hasta hoy es considerado prudente pero se arriesga a que en el futuro se le considere patético".

Esto es que algunos jueces y fiscales, por mucho que cuenten con la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales, no pueden parar el golpe solos porque eso supone pan para hoy y el hambre de siempre a partir del 2 de octubre.

De la división "constitucionalista" en el Congreso escribe Federico Jiménez Losantos en su artículo en El Mundo: "El PSOE es una versión blandita de Podemos y Ciudadanos una versión tontita del PSOE. De no ser esclavos de la trama mediática del golpe instarían a Rajoy a cumplir con su obligación, que es aplicar el 155. ¿Se niega? Re-moción de censura al canto. ¿Votarían Podemos, ERC y la ETA a Rajoy contra un Gobierno de Progreso? No. El PSOE habría empezado a hacer política".

Una broma de pésimo gusto en Intereconomía sobre la posibilidad de que el tirano norcoreano bombardee Barcelona llevó a Gerard Piqué a instar a la intervención de la Guardia Civil en el club social Twitter. Una sorpresa que Piqué sea un fiel televidente de Intereconomía.

Dani Rovira, el ¿actor?, también se ha metido en camisa de once varas. Que le da vergüenza ser español por lo de los toros y la ausencia de diálogo político en el expediente catalán. Razonable aclaración, ya que no son pocos quienes sienten lo mismo, pero por las "películas" de los apellidos.

El separatismo está convencido de la victoria final y se prepara para el embate definitivo. Se acabó el tiempo de los cócteles y comienza el de la resistencia. Así se expresa Bernat Dedéu en un texto en El Nacional: "Jo no sé molt ben bé què fer, ni molt ben bé què passarà, insisteixo. Però ja fa temps que tinc molt poques coses a perdre i que no em reca resistir. I la resistència és bàsicament això, tenir poques coses a perdre".

Contrasta la situación de Dedéu con la de una gran número de partidarios de la independencia con segunda residencia y terceras intenciones. Si hoy es miércoles, en nada, urnas, pero autonómicas. Los que apostamos a que el referéndum se iba a celebrar ya podemos aflojar la cartera. Nos vamos a quedar como Bernat por ingenuos y por creernos que Puigdemont, Junqueras, Turull y los Jordis no iban de farol proclamando la república por las farolas.

20 de septiembre, santoral: Imelda, Dionisio, Eustaquio, Prisco y Dorimedonte de Sínada.