Menú Buscar
Primeras planas

Fiasco CDR, libros de presos y Torra en el banquillo

Pinchazo en el bloqueo de Sants. Jorge Fernández Díaz se ensaña con los resultados de Álvarez de Toledo. Feijóo presiona en favor de la gran coalición. Torra, al TSJC este lunes por desobediencia

17.11.2019 10:46 h.
10 min

El sábado deja para este domingo el fracaso de convocatoria de los Comités de Defensa de la República (CDR), cuya misión en la estación de Sants tuvo menos predicamento que las flashmob del Pícnic per la República. Con 20 sujetos se puede cortar la Diagonal, pero para las autoridades no es lo mismo el tráfico rodado que el férreo, por lo que dejan que se interrumpa el primero pero son muy severos con el segundo. De modo que guardias jurados, mossos y policías nacionales preservaron el acceso de los viajeros del AVE e impidieron que los gloriosos CDR tomaran Sants.

La presencia policial no fue óbice para que el ciudadano conocido como pequeño Nicolás se llevara un par de guantazos en los accesos a la estación y para que un motorista sufriera las iras de los empecinados de la república, que lo patearon y arrearon golpes de cascos por pretender saltarse un control. Hay CDR, tsunamis o lo que sea dispuestos a todo y nada bueno, pero nadie dice en ese movimiento que haya que aislar a los furibundos y violentos.

Los medios afectos a la causa secesionista corren un tupido velo por la acción frustrada de los CDR y la violencia de algunos de sus muchachos y no tan muchachos y se centran en la vasta producción "literaria" del proceso desde el punto de vista de los principales afectados. Así, en El Món se presenta el libro de Jordi Turull Persistim. En El Nacional, El judici de la meva vida del letrado Jordi Pina y Els nous dictadors de ese aliado impagable que es Ramón Cotarelo. Y en Vilaweb se reseña el Entre togues i reixes de Joaquim Forn, que cuenta que el peor día del juicio fue cuando compareció el comisario Castellví, que le provocó al exconseller una visita a la enfermería. Ahí va el extracto: "Fins al punt d’haver de demanar que el visités la infermeria de Soto del Real perquè li prengués la tensió arterial. I la tenia altíssima. ‘Vostè està nerviós o preocupat per alguna cosa?’, li va demanar. Fou els dies posteriors a la declaració del comissari dels Mossos Manel Castellví, la que més el va fer patir, perquè fou desastrosa, en la forma i en el fons, i va comprometre la seva estratègia de defensa".

nacio

Más libros. En este caso el de Jorge Fernández Díaz titulado Cada día tiene su afán es la excusa para que Pep Martí le entreviste en Nació Digital. El exministro se muestra muy duro con Cayetana Álvarez de Toledo. Ahí van un par de preguntas con sus respuestas: 

--"Quan s'arriba a demanar perdó als votants per haver estat anticatalans... 

--Sent president del govern el senyor Aznar, el PP va obtenir a Catalunya 12 diputats en les eleccions generals del 2000. I sent president el senyor Rajoy en vam obtenir 11. Jo vaig ser candidat i no diré que va ser gràcies a mi. Em limitaré a dir que jo no vaig ser obstacle per obtenir-los. El 2012, sent candidata Alicia Sánchez-Camacho, el PP va treure 19 diputats al Parlament. Rajoy era president del govern i jo ministre de l'Interior. Ara en tenim quatre. Demanar perdó als votants del PP per haver estat "anticatalans" quan ens van votar 750.000 catalans en les eleccions del 2000 i de 2011 és un error. 
--Considera insultant el discurs d'Álvarez de Toledo?
--Consti que jo estic dins dels que han estat insultats per Álvarez de Toledo. Públicament.
--Públicament?
--En articles. Ella, abans de ser candidata, en articles, ha parlat dels "germans Fernández" i ha dit que afortunadament s'entrava en una nova etapa del PP de Catalunya perquè ens farien fora, i coses d'aquest estil. Però jo no vull entrar en aquest joc i no ofèn qui vol. A un candidat se li han d'exigir resultats. I els resultats són el que són. En aquests moments, si el nostre gran èxit és que hem tret un punt a Vox a Catalunya, jo no em conformo. Vox ens ha superat a Tarragona i a Girona". 

De la prensa de papel destaca la entrevista de Juan Fernández Miranda en el ABC a Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia y barón alfa del PP, cuya tesis es que "el PSOE debe parar esa coalición (con Unidas Podemos) y decirle a Sánchez que llame a Casado". La pregunta y la respuesta, a continuación: 
--"En los últimos días usted ha defendido un pacto alternativo al acuerdo de PSOE y Podemos. La pregunta es ¿cómo conseguirlo?

--Es un llamamiento responsable. Esto no es un cambio de gobierno, es un cambio de modelo. El PSOE y Podemos no tienen legitimidad para cambiar el modelo: primero porque no tienen mayoría absoluta, y porque aun teniéndola no se podría cambiar el modelo. No lo hicieron Felipe González, Aznar, ni Rajoy. Es un cambio de modelo institucional, económico, social y territorial. Yo entiendo que el Partido Socialista tiene que parar esta coalición y decirle a Sánchez que descuelgue el teléfono y que llame al presidente Casado. Le corresponde a Sánchez gestionar la lista más votada, con casi 800.000 votos menos, pero la lista más votada".

Y sin que sirva de precedente, Feijóo está de acuerdo con Álvarez de Toledo, como se puede apreciar de la siguientes pregunta y respuesta:

--"En el comité de dirección del PP del martes, Cayetana Álvarez de Toledo inquirió a Casado a tomar la iniciativa y plantear un Gobierno de concentración. ¿Qué le parece esta fórmula?
--A mí esa propuesta me parece muy razonable. No es necesario que esté Ciudadanos, pero daríamos una imagen absolutamente distinta. Estaríamos hablando de la España de las libertades, como gran país de la UE, y de una madurez de nuestra clase política que nos volvería a reconciliar con la política".

eldiario
eldiario

Algunos medios subrayan que este lunes se juzgará a Quim Torra por desobediencia en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Se trata del caso de las pancartas en la Generalitat en periodo electoral. De la pieza de Oriol Solé Altimira en El Diario: "El principio del fin de Quim Torra en la presidencia de la Generalitat puede estar más cerca a partir de este lunes. No por unas elecciones anticipadas debido a las desavenencias entre los partidos independentistas que conforman el Govern, sino por la acción de la Justicia. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) juzga este lunes a Torra por no retirar los lazos amarillos y pancartas independentistas de la Generalitat durante la precampaña electoral de las elecciones generales del pasado mes de abril, en contra de lo ordenado por la Junta Electoral Central (JEC)".

Sigue la nota: "El fiscal acusa a Torra "desatender abiertamente" y de mostrar un "desprecio absoluto a acatar la orden" de la Junta Electoral de no exhibir simbología independentista en los edificios públicos. Bañeres solicita inhabilitar a Torra 20 meses por un delito de desobediencia, petición de condena que Vox eleva a dos años de inhabilitación. También reclaman multas de 30.000 y 72.000 euros, respectivamente. El president, defendido por los letrados Gonzalo Boye e Isabel Elbal, pide su libre absolución, al entender que no ha cometido delito alguno".

Caso de ser condenado, cabría recurso ante el Tribunal Supremo, lo que alargaría la estancia de Torra en la presidencia de la Generalitat pero no evitaría que no se pueda presentar. Magnífica jugada la de Torra, que se va a caer de la moto casi sin hacerse daño.

17 de noviembre, santoral: Gregorio Taumaturgo, Isabel de Hungría, Lázaro de Constantinopla y Victoria de Córdoba.