Menú Buscar
Primeras planas

Ferrusola y Forcadell, "madre superiora" del Parlament

Espada y 'La Vanguardia' coinciden en tirar de hemeroteca para saber qué hacía Pujol cuando su señora se hacía la monja. División soberanista sobre la asistencia al "rodea el TSJC" de Forcadell

13 min

Cuando cayó el capo Bernardo Provenzano, los carabinieri descubrieron que utilizaba la Biblia para cifrar sus órdenes escritas. "Leed la Biblia" se podía leer en muchos de los "pizzinis" (notas) escritos a máquina con los que gobernó la mafia siciliana desde una cabaña de pastor próxima a la localidad de Corleone. Andrea Camilleri escribió un diccionario de la mafia muy notable con el material "literario" de Provenzano, que vivía rodeado de estampitas mientras se dedicaba a la gestión del tráfico de drogas y la trata de blancas de la familia de Los Corleoneses, los amos en los noventa. "Vosotros no sabéis" (Salamandra) se titula el libro en cuestión.

De modo que desde el punto de vista lingüístico, la aportación de los Pujol al argot es muy relativa. Marta Ferrusola no ha inventado nada, si acaso refrescado el género del Señor Lobo y el Señor Marrón. Hay que reconocer, no obstante, que la potencia plástica del alias autoinfligido "madre superiora" es del tal calibre que oscurece en los medios locales, tanto en los de radio limitado como en los de amplio espectro, el triunfo de Macron. 

Las excepciones son La Vanguardia de papel, los digitales irredentos, El País y El Mundo, que no debe aprovechar el filón porque la carta de la madre superiora es patrimonio común del periodismo. Sea como fuere, la condena es general. Los tejemanejes de los Pujol hieden. La confesión fue una farsa, otra burla, el timo del falso arrepentido, más mentira.

Para el soberanismo mediático, el proceso es sagrado, lo de Forcadell va por delante y las coincidencias no existen. Así lo dice José Antich, director de El Nacional y autor de El Virrey (Planeta), cantar de los cantares del pujolismo, en su columna: "El hecho de que la noticia se haya conocido el día que iba a declarar en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la secretaria primera de la Mesa, Anna Simó, por haber facilitado la discusión y votación en la Cámara catalana del proceso constituyente no resta ni importancia ni gravedad a una y otra noticia. Claro que el día ha sido cuidadosamente escogido para rebajar el impacto de la comparecencia de Forcadell en sede judicial, toda una anomalía en democracias de nuestro entorno. (...) También sabemos que los trapicheos de Marta Ferrusola no acabarán salpicando el movimiento independentista que nada tiene que ver con los presuntos delitos de la familia Pujol. (...) Hoy, Pujol no solo no forma parte de ese movimiento, sino que muchos de sus actores están muy alejados del pujolismo y también de la corrupción política y de los diferentes casos judiciales que hay en marcha".

Mismamente Mas está a años luz del juicio del caso Palau y de las investigaciones del tres por ciento. Y Puigdemont, igual.

elmundo.200Otra coincidencia. Arcadi Espada recurre a la hemeroteca en su columna de El Mundo para ilustrar el comportamiento de la familia: "Lo que pasó el mismo día en que Ferrusola fecha su carta al reverendo mosén de la Banca Reig lo explica La Vanguardia del día 15. "[Rafael Ribó, el portavoz comunista] pidió a Jordi Pujol un compromiso para acabar con la corrupción y las irregularidades que hay en el entorno del Gobierno (...) Pujol se comprometió a que la administración de la Generalitat sea lo más honesta posible y, a su vez, pidió el compromiso de que no se ataque sistemáticamente y sin base a la honorabilidad de las personas". Es una lástima que no dispongamos de la hora en que Ferrusola escribió su carta, para saber si fue antes, después o incluso durante".

Y remata: "Cierto, bienaventurado Lippmann, si es que fuiste tú el que dijo la ínclita frase: las crónicas de los periódicos envolverán el pescado del día siguiente. Y nos devolverán así el auténtico olor podrido del tiempo. Siempre fue mucho peor lo que los Pujol decían que lo que hacían".

La edición digital de La Vanguardia también tira de archivo. Quico Sallés firma la pieza en cuestión y subraya: "Así, aquel 14 de diciembre de 1995, Pujol decidió esperar a la segunda votación para ser investido por mayoría simple con los 60 votos que aquel entonces tenía CiU y la abstención de socialistas o populares. Por eso, mientras la “monja Ferrusola” enviaba “misales”, Pujol, calculadamente, no hizo ninguna concesión al PP de Alejo Vidal Quadras. Asimismo mantuvo el puente con el PSC que le devolvía el favor de sacar de apuros al PSOE en Madrid y a la espera de ayudas que pudieran surgir después de las elecciones de marzo de 1996".

El reparto de tareas es fundamental. Cada uno a lo suyo. Pujol a los mandos de la finca y Ferrusola, la monja del economato. De paso, en aquella época ya se habían implantado los estrictos controles lingüísticos para la normalizadora catalanización del paisaje escrito, con sus niveles C y tal. En El Nacional no salen de su asombro. Diez faltas en siete líneas, claman escandalizados. Minucias.

Más curiosidades del mundo. El PP le ha dado a Jordi Xuclà la presidencia de la comisión Bárcenas en el Congreso. Magistral maniobra de camuflaje que ha mosqueado a Ciudadanos, según la información de Segundo Sánz en Voz Populi: "La venganza se sirve en plato frío. Así parece demostrarlo el último movimiento parlamentario del PP, que ha confiado al número dos del PDCat (la antigua Convergència) en el Congreso, Jordi Xuclà, la presidencia de la nueva 'comisión Bárcenas', cuya constitución está prevista para este jueves en la Cámara baja. La comisión que investigará la presunta financiación ilegal del PP echará a andar bajo mando de este diputado convergente, integrado en el Grupo Mixto junto a otros siete compañeros de filas. Tal designación, salida de una negociación del PP con el resto de fuerzas, ha generado profundo cabreo en Ciudadanos, socio de investidura de los populares. Fuentes del entorno de Albert Rivera expresan la indignación del presidente de Ciudadanos con que sea el PDCat, el "partido del 3% y del caso Pujol", el que conduzca una comisión que tiene por objeto investigar y exigir responsabilidades políticas por la corrupción, en este caso, que salpica al Partido Popular". 

Fragmentación soberanista a cuenta de la asistencia al "rodea el TSJC" en apoyo de Forcadell. En El Món, Toni Aira sostiene en su artículo que avui no toca en materia de movilización para contextualizar la magra "quedada": "Ara no és l’hora de sortir en tromba al carrer, tot i que un cop dit això, també m’agradaria veure quina altra causa política i social treu avui dia les persones que ahir de bon matí i en jornada laborable van acompanyar i donar suport a Forcadell i companyia. Però ara no és l’hora perquè el pols a l’Estat no ha arribat al seu moment clau. Ens ho demostra la mà de ruqueries que uns i altres van fent córrer entre bambolines, tot entretenint-se a fer d’oracles i a fer cartes als Reis Mags, mentre no hi ha concrecions i gruix d’accions i d’iniciatives que forcin a centrar-nos-hi i a pronunciar-nos-hi en funció de realitats, no d’especulacions. Ara sembla que és l’hora on el càlcul petit encara va acompanyant un procés polític que reclamarà de la grandesa individual de molts i de grans mobilitzacions al carrer i a les urnes. Quan passarà això? Ens n’anirem assabentant, entre d’altres coses, quan el soroll i els llestos vagin escampant. I si no ho fan, també ens n’assabentarem, en aquest cas d’un fracàs estrepitós".

A la contra, impasible el ademán, Vicent Partal cuenta en su carta de Vilaweb que aquello estaba petado, en plan oleadas de masas homenajeando a la madre superiora del parlamentarismo, excelentísima Carme Forcadell: "Un altre dilluns al matí, novament davant la porta del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. I novament milers i milers de persones, aquesta vegada acompanyant i defensant Carme Forcadell i Anna Simó, com ahir van defensar i acompanyar Mas, Ortega i Rigau, com demà defensaran i acompanyaran qui siga i qui calga". 

Tristeza post coitum en las noticias de Francia. Tras el alivio generalizado, esa erección matutina de ayer tan plena y robusta, llega esa especie de vacío en el flato existencial que trasciende lo biológico. Macron, fenomenal. ¿Pero ahora qué? Ana Carbajosa y Claudi Pérez informan en El País de que ha llegado Merkel con las rebajas: "Mucha alegría, un torrente de felicitaciones y buenas palabras emanan desde Alemania el día después. Berlín, como el resto de capitales europeas, desborda entusiasmo. La victoria de Emmanuel Macron en Francia ha evitado que Francia acabara en manos de una presidenta eurófoba y ha frenado en seco la marea populista que amenazaba inundación. Pero las señales que emite Berlín anticipan también tensiones en el plano económico. El nuevo inquilino del Elíseo quiere un impulso para la eurozona. En cambio, el Gobierno de Angela Merkel ha dejado claro el lunes que las propuestas de Macron para compartir la deuda europea a través de eurobonos, la reducción del superávit comercial alemán o la reforma del pacto de estabilidad no están de momento sobre la mesa". 

Hoy se vota en el Congreso si se saca a Franco del Valle de los Caídos y el Diari Oficial acaba de publicar lo de las urnas.

9 de mayo, santoral: Gregorio Ostiense, Isaías profeta, Pacomio y Geroncio.