Menú Buscar
Primeras planas

Fernández Díaz, el Donald Trump español

El destino del exministro del Interior en el Congreso manda en los medios. El PDECat pasa el cepillo, pero los empresarios no tragan. Los gastos de Phileas Fogg Mas

11 min

El destino de un hombre es el tema del día. El mundo se prepara para las grandes catástrofes que se esperan del mandato de Trump. Subidas de tipos, bajadas de las bolsas, más gasolina, menos electricidad, bloqueos comerciales, tensión estructural y corrimientos geoestratégicos. La sombra del populismo recorre el planeta. Nostradamus se quedó corto. This is the end. En cambio, en el solar ibérico el diluvio telúrico es el cargo de Jorge Fernández Díaz en el Congreso de los Diputados. El PSOE le indultó primero para condenarlo después. Quieren su cabeza en bandeja de plata. Es peor que Trump, braman. El incumplimiento de los acuerdos de investidura augura turbulencias para el Gobierno en el Congreso. Esto no ha hecho más que empezar y ya le han tumbado la LOMCE y el primer candidato a presidente de la comisión de Exteriores.

Al final, Fernández Díaz presidirá la comisión de Peticiones, puesto que ha sido vetado para la de Exteriores y la del Tribunal de Cuentas. Para algunos medios es una humillación en toda regla para el PP y el exministro. Así lo constata en portada La Razón, que arranca con un editorial titulado "Injusticia con un gran ministro". En otros, como El Diario de Escolar, la formación conservadora se ha salido con la suya. Así lo recoge Luz Sanchis en su texto en el antecitado digital: "El PP ha conseguido su objetivo: el de sentar a Jorge Fernández Díaz en la presidencia de una comisión parlamentaria. Tras dos intentos fallidos en la comisión de Exteriores y en la que lleva la relación con el Tribunal de Cuentas, los conservadores han logrado que el exministro del Interior sustituya a Pilar Rojo en la comisión de Peticiones, un cargo para el que no es necesaria una votación y que corresponde al partido mayoritario".

Sigue: "De esta forma, el grupo parlamentario que dirige Rafael Hernando lograba su objetivo: no tener que retirar su nombre por el empeño del PSOE. Tras el intento fallido por la mañana de situar a Fernández Díaz en la presidencia de dos comisiones, los conservadores pedían un aplazamiento para intentar llegar a un acuerdo con los socialistas con el aviso de que no iban a renunciar a su pretensión. Finalmente, y por sorpresa, los conservadores encontraban la fórmula de sentarlo como presidente de una comisión, que obligatoriamente tenía que estar gobernada por el PP. Al frente estaba, hasta esta tarde, Pilar Rojo, expresidenta del Parlamento gallego y también amiga personal de Mariano Rajoy".

¿Pero cuántos amigos tiene Rajoy? Parece que no haya cargo, prebenda, chollo o chanchullo en Madrid que no esté vinculado a las relaciones de amistad con el prócer compostelano.

La muerte de la anciana de Reus que tenía la luz cortada es un expediente negro que ya es pasto de la baja política. Destaca en El Español la crónica de Blas Cedeira en la que se apunta a la utilización del caso por parte de Podemos: "El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, justifica su ausencia junto a Felipe VI en los actos de Apertura de las Cortes con el argumento de que Podemos no nació para que se hable de 'besamanos' o 'desfiles' ni tampoco para que 'se hable más del Rey que de la mujer que ha muerto por no poder pagar la luz'. El rey llegará este jueves al Congreso escoltado por la Guardia Real, pasará revista a las tropas y entrará en el Congreso por la Puerta de los Leones, que solo se abre cada vez que se produce este acto y en jornadas de puertas abiertas. Tras el discurso en el hemiciclo del Congreso, el acto concluye con un desfile a cargo de las Fuerzas Armadas. En todos estos actos, una ausencia destacará por encima de todas. Allí no estarán el líder de Podemos ni el resto de sus compañeros de grupo parlamentario".

Continúa la purga del PSOE contra el PSC. Toni Bolaño da las pistas imprescindibles en La Razón: El martes se reunió el grupo socialista y cuentan los asistentes que sólo uno, José María Barreda, hizo una intervención para calmar los ánimos entre el PSC y el PSOE. El que fuera presidente de Castilla-La Mancha ,y ahora diputado por Ciudad Real, defendió que ante la actual situación había que actuar con «frialdad e inteligencia» para no «romper ni un sólo hilo de unión entre el PSC y el PSOE» porque «bastantes puentes están rotos entre Cataluña y el resto de España»".

Sigue Bolaño: "Su intervención cayó en saco roto porque las intenciones de la mayoría de la gestora –existe un indisimulado enfado en los representantes de Baleares, Comunidad Valenciana y La Rioja– se centran en convocar un Comité Federal para revisar el protocolo de relación entre los socialistas catalanes y el conjunto del PSOE. En palabras de Susana Díaz, la presidenta andaluza, para acabar con la «asimetría orgánica»".

Han aflorado los gastos en las giras mundiales de Artur Mas para internacionalizar el proceso. En El Mundo recoge los datos Daniel G. Sastre, que escribe: "A la Generalitat le cuesta cuantificar el dinero que invierte en sufragar el proceso soberanista, tanto en gastos organizativos -como los de la consulta del 9-N de 2014- como, sobre todo, en su promoción en el extranjero. La oposición se ha quejado en varias ocasiones de esas dificultades, pero ayer el Govern dio a conocer uno de los datos que se le habían demandado: el ex presidente de la Generalitat Artur Mas gastó 645.970,04 euros en viajes al extranjero entre enero de 2012 y diciembre de 2015. Esas cifras incluyen los desplazamientos, alojamientos y dietas tanto del antecesor de Carles Puigdemont, que ahora preside el Partit Demòcrata Europeu Català (PDC, la antigua Convergència), como de la comitiva que le acompañó en cada viaje".

Y el detalle: "El viaje más costoso de Mas fue el que realizó a los Estados Unidos en abril de 2015, que duró seis días y al que el Govern destinó 107.891,68 euros de los que 10.578,73 correspondieron a las dietas, 44.540,99 a los alojamientos, 51.414,75 a los transportes y 1.357,21 a «otros gastos», para una comitiva formada por seis personas".

Como quien no se consuela es porque no quiere, en El Nacional están muy atentos a los gestos de Trump y se felicitan por la aparición en las quinielas de cargos en la administración americana de Dana Rohrabacher, un congresista amigo. Suena para secretario de Estado, igual que Rudolpf Giuliani y John Bolton, exembajador ante la ONU. Dice la nota del medio de Antich: "Rohrabacher, de 68 años y casado con una mujer de origen vasco, era el jefe del subcomité sobre Europa en la cámara norteamericana cuando visitó Washington en septiembre del año pasado una delegación de la Generalitat encabezada por Roger Albinyana, entonces secretario de Exteriors. Lo acompañaba el actual secretario de Exteriors y en aquel momento presidente de la comisión de Acció Exterior del Parlament, Jordi Solé. La voluntad de los representantes catalanes era explicar el procés independentista. Al acabar la reunión, Rohrabacher no tuvo inconveniente en hacer declaraciones apostando por la celebración a Catalunya de un referéndum como el que se convocó en Escocia. 'No veo ninguna razón por la que la gente de Catalunya no pueda decidir sobre si quiere ser parte de España. Como cualquier otro pueblo, tiene derecho a decidir', aseguró".

El proceso irá bien, pero el PDECat está canino. Carles Ballfugó firma la noticia en Crónica Global: "Fuentes empresariales han confirmado a este medio que el excoordinador de régimen interno de la antigua Convergència Democrática de Catalunya, Francesc Sánchez, es el interlocutor del partido con los empresarios y financieros convocados. En estos encuentros se pone sobre la mesa la precariedad económica por la que atraviesa la formación y la necesidad urgente de liquidez. Algunos empresarios convocados a esas reuniones han manifestado a este medio que las peticiones no eran importantes, que 'con 15.000 o 20.000 euros ya se conformaban'".

Pero qué cuajo tienen los chicos de Mas. Ya se sabe que es más triste pedir que robar.

17 de noviembre, santoral: Gregorio Taumaturgo, Isabel de Hungría y Victoria de Córdoba.