Menú Buscar
Primeras planas

Feminismo de masas y pelotazo inmobiliario de Zapatero

Cientos de miles de mujeres salen a las calles en España para exigir igualdad y respeto. Sànchez entra en campaña con críticas a Tardà y Rufiàn. Zapatero se compra el chalet que tenía alquilado

09.03.2019 10:41 h.
12 min

Mujeres. Unanimidad no exenta de contradicciones en la categorización del fenómeno. Según La Vanguardia y El Nacional, entre otros, hay una "marea" feminista, pero también se registra el término "oleada" (El Punt-Avui), que no es un fenómeno constante de pliegue y repliegue, como el de las mareas, sino aleatorio. En lo que coinciden todos los papeles y digitales es en el punto "masivo" de las manifestaciones de ayer. "Una movilización masiva exhibe en las calles la fuerza del feminismo", asegura El País. Por su parte, El Mundo y La Razón discrepan respecto al papel del Gobierno. Según la portada del primero, "El 8-M desborda el intento del Gobierno de capitalizarlo", mientras que en el diario de Planeta se afirma que "El Gobierno politiza un 8-M de acoso a PP, C's y Vox". El Confidencial sostiene parecida versión que la del periódico de Unedisa y asegura en todo lo alto de la página que "El 8-M vuelve a hacer historia y escapa de convertirse en un acto de campaña". El Abc concede: "Éxito de participación, no de unión".

Guerra cultural y guerra de sexos. El Diario acusa a El Mundo, Abc y La Razón de haber publicado un anuncio de "Hazte Oír" contra las leyes de violencia de género el mismo 8M: "En gran tamaño y sobre un fondo violeta se puede leer: 'No es violencia de género, es violencia doméstica'. El anuncio incluye el mensaje 'Las leyes de género discriminan al hombre'. Añade una petición directa a los líderes del PP, Ciudadanos y Vox, Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal: 'Derogad las leyes de género".

Portada de El País del 9 de marzoSe desconoce si el partido de Abascal prepara movilizaciones para el Día del Padre, dado que sería el principal representante del esquema heteropatriarcal que denuncia el feminismo. Lo que no va a ser posible es el mitin que había previsto para finales de mes en el Palau Sant Jordi. De El Nacional: "El president de Vox, Santiago Abascal, va anunciar a so de bombos i platerets la celebració d'un gran míting al Palau Sant Jordi el 30 de març, una convocatòria que havia de ser una demostració de força de la formació d'extrema dreta i el tret de sortida de la seva precampanya de cara a les eleccions generals del 28-A. Però no podrà ser. L'Ajuntament de Barcelona ha comunicat a Vox que finalment el Sant Jordi no estarà disponible aquest dia perquè s'estaran fent treballs de manteniment a les instal·lacions".

Y así es como gracias a Colau, los dirigentes de Vox pueden dárselas de víctimas de la ideología de género y paladines de la libertad de expresión mientras en las tertulias de los bares tres de cada cuatro clientes amenazan con votarles. 

Más refriegas culturales. En TV3 se ha adoptado el término "terrorismo machista" para referirse a la violencia contra las mujeres. Hay dudas sobre si lo que pretende relativizar con ello es el terrorismo o el machismo.

Tono morado y cifras espectaculares en las movilizaciones feministas. De la crónica de Manuel V. Gómez y J. A. Aunión en El País: "Han llegado a reunir, según las delegaciones del Gobierno, entre 350.000 y 375.000 personas en Madrid (el año pasado, la misma fuente calculó 170.000) y 220.000 en Valencia. En el caso de Barcelona la Guardia Urbana ha estimado en 200.000 los participantes. Este periódico cifra en unos 230.000 los manifestantes en la capital el momento de la lectura del manifiesto". 

Sigue la nota: "La movilización ha incluido, por segundo año consecutivo, una jornada de huelga dirigida a las mujeres (laboral, de cuidados y de consumo) y un paro estudiantil y paros de dos horas en los centros de trabajos impulsados estos por los sindicatos mayoritarios. Y, pese al apoyo tan difícil de medir y, en todo caso, desigual en esta parte laboral, la fuerza de la movilización parece no tener equivalencia en ninguna otra parte del mundo, lo que convierte a España en una suerte de avanzadilla de la visibilización de la lucha feminista". 

Tras advertir sobre la calidad de España como paraíso feminista, la crónica recoge también algunas de las expresiones de malestar de las manifestantes: "En la capital, Leire, alumna de Magisterio de 19 años, explicaba: 'Nadie tiene por qué decirme si voy guapa cuando voy sola por la calle, me hace sentir insegura'. Muy cerca, Laura Martín, de 20 años, se declaraba harta de ir con miedo por la calle. 'Me he sentido acosada muchas veces por los hombres; me han tocado el culo en la discoteca', se quejaba. 'Quiero andar sola, sin luz y sin farola', y 'queremos ser libres, no valientes', han gritado en Bilbao entre 30.000 y 50.000 personas durante una de las protestas más tempraneras. Esas consignas han recorrido durante todo el día el resto del país".

Las estudiantes tiraron del carro, lo que en El Periódico se refleja en una nota sin firma sobre el verdadero impacto en el mundo laboral del 8M: "Muchos paros, mucha reivindicación y poca huelga. En total, unos 6 millones de personas han secundado los paros feministas de dos horas por turno convocados por CCOO y UGT en el marco de la jornada con motivo del Día Internacional de la Mujer, de este 8 de marzo (8-M). Ambas centrales convocaron estos paros, si bien UGT ha dado cobertura legal a los trabajadores para secundar la huelga durante las 24 horas".

Proceso. El expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y preso Jordi Sànchez encabezará la lista de Junts per Catalunya a las generales del 28 de abril. El PDeCAT parece estar de acuerdo si bien en la Crida se tiene que votar, aunque ya se ha votado que no se presentarán a las generales. O sea, lo típico alrededor de Puigdemont, un cirio indescifrable. El caso es que El Món abre con una entrevista de la ACN a Sànchez en la que aflora la aguda división entre posconvergentes y ERC: 

-"Creu que s'han comès errors en les converses entre l'Estat i els independentistes que han portat a unes eleccions que poden acabar amb un govern de dretes i més bel·ligerant amb el sobiranisme? 

-Sí, s’han comès errors. Els ha fet Pedro Sànchez i també nosaltres. En el nostre cas un dels més gruixuts va ser el de condicionar vàries vegades i públicament el fet de seure a parlar de pressupostos a l’actitud que la Fiscalia mantingués amb els presos, com les intervencions que tant Tardà com Rufián han fet diverses vegades en el ple del Congrés. El centre del debat ha de ser el dret a l’autodeterminació, no els presos. Però si hi ha eleccions és fonamentalment perquè el PSOE no volia, no era valent per rebre suport dels independentistes i menys encara per obrir un espai de diàleg. Em preocupa més la incapacitat del govern d’Espanya per articular un diàleg amb el govern de Catalunya que sigui estable, discret i seriós i orientat a la resolució del conflicte que no pas la convocatòria d’unes eleccions".

El independentismo se ha desencantado con el juicio, aunque Sànchez es optimista y Gonzalo Boye ha dicho en el Twitter que ya ha llegado a Waterloo el camión de palomitas para las próximas sesiones y semanas. 

Actividad inmobiliaria. El expresidente Zapatero se ha comprado el chalet donde vivía de alquiler, según La Otra Crónica de El Mundo. Escribe Sofía Monzón: "Sobre las 12 de la mañana del pasado jueves, José Luis Rodríguez Zapatero (58) y su esposa, Sonsoles Espinosa (57), entraban de la mano en una notaría de Alcobendas (Madrid). Salían de ella como propietarios de la casa en la que vivían alquilados con un contrato con opción a compra desde 2012. Aunque algunos medios publicaron que José Luis y Sonsoles habían adquirido la propiedad en el año 2013, no ha sido hasta esta semana cuando se ha cerrado la venta. No es habitual que este tipo de contratos permitan a los titulares comprar la vivienda después de tanto tiempo. El caso del ex presidente y su mujer resulta atípico y muy ventajoso para ellos. Mientras lo normal es ejercitar la opción de compra dentro de los dos o tres primeros años desde el inicio del alquiler, Zapatero y Espinosa lo han hecho siete años después. A ellos el precio de compra les ha salido bastante más barato en comparación con sus vecinos, que así lo han comentado a este suplemento".

Pagaban de alquiler 3.000 euros mensuales y han adquirido la magnifica vivienda por 800.000 euros, a pesar de que otros vecinos de la selecta urbanización han apoquinado millón y medio por lo que la nota apunta que "diez años después de que explotase la burbuja inmobiliaria, el ex presidente ha salido ganando comprando a precio de entonces".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información