Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Felipe no quería desterrar a su padre y España, líder en coronavirus

Nueva versión sobre el extrañamiento del emérito. El Rey se habría opuesto a la marcha al extranjero de su padre. España es el país de Europa con más contagios de coronavirus

13 min

Todo es humo y confusión en torno al veraneo de Juan Carlos I, que lo mismo está en Abu Dabi que en Almendralejo. Es un espectro que recorre el mundo en medio del desopilante espectáculo de esa parte de la izquierda y el independentismo que se rasgan las vestiduras y plañen desconsolados mientras se imaginan al emérito desayunando con diamantes. Llama a la carcajada que los herederos del tres por ciento se den golpes en el pecho contra la corrupción ajena mientras guardan un respetuoso silencio ante la familia Pujol, acusada de organización criminal por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Tampoco está como para tirar cohetes Podemos, acosada por supuestas irregularidades en su contabilidad, tan supuestas como las del exmonarca a quien se da por fugado sin estar siquiera investigado. La presunción de inocencia es papel mojado para los moralistas morados. Si ese es el rasero, nadie está salvo, ni siquiera Pablo Iglesias, que ya no es el coletas sino el moños. 

Al principio la vicepresidenta Carmen Calvo habría estado en la sala de máquinas de la operación Juan Carlos sfumato. Luego dijo la portavoz María Jesús Montero que de eso nada, que fue la Casa Real quien arbitró el mutis emérito. Ahora va a resultar que entre todos le empujaron y él solo se marchó. En el ABC aseguran que la salida es culpa del Gobierno y que el Rey Felipe VI era contrario al extrañamiento en el extranjero.

La versión del diario monárquico viene de la mano de Almudena Martínez Fornés, que escribe: "La salida de Don Juan Carlos, forzada por el Gobierno, ha desatado una tormenta sin precedentes en la historia reciente y de consecuencias imprevisibles. Por primera vez en la democracia, el Gobierno --paradójicamente, el más débil-- ha echado un pulso a la Corona durante meses y ante los ojos de la opinión pública. Y la primera impresión es que, de momento, lo ha ganado, pero que la decisión ha perjudicado a todas las partes. Cinco días después de la partida forzada de Don Juan Carlos, la 'operación salida' se presenta como un fracaso".

Sigue líneas después de la información: "Lo que está claro es que el Gobierno era el único interesado en que Don Juan Carlos abandonara el Palacio de La Zarzuela, y que el Rey no era partidario de esta decisión. De hecho, no la incluyó en su comunicado del 15 de marzo, cuando renunció a la herencia de los fondos poco transparentes y retiró la asignación anual a su padre. Además, han tenido que pasar varios meses de presiones por parte del Gobierno --que creó un equipo e incluso utilizó a los medios de comunicación afines-- antes de que el Rey la aceptara. Otro hecho significativo es que no fue Don Felipe quien indicó personalmente a Don Juan Carlos que tenía que abandonar La Zarzuela por decisión del Gobierno, sino que lo hizo el jefe de su Casa, Jaime Alfonsín. En círculos monárquicos se preguntan 'qué efecto balsámico' se esperaba con la partida del anterior Monarca y se acusa a Sánchez de haber intentado enfrentar a los dos Reyes, como ocurrió en su día con Don Juan Carlos y Don Juan. Incluso, algunos monárquicos se han alineado con el padre y otros con el hijo. No obstante, Don Felipe y Don Juan Carlos han evitado repetir ese enfrentamiento".

En cuanto a la división en el Gobierno, El Mundo titula así en portada: "El PSOE cree que Podemos usa al Rey para tapar sus irregularidades contables". Y en el subtítulo se abunda que "los socialistas acusan a Pablo Iglesias de 'lanzar una cortina de humo' con sus ataques a la monarquía para ocultar sus anomalías contables". La pieza es de Luis Ángel Sánz: "El malestar en el Gobierno y en la dirección del PSOE con Podemos es máximo. Sus desplantes y ataques de esta semana, que han tenido como objetivo fundamental a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, han sentado muy mal en el Gobierno, en el partido y en el entorno de la número dos de Pedro Sánchez. Fuentes del Ejecutivo y de la dirección socialista entienden que 'la sobreactuación' de esta semana y la rebelión republicana puesta en marcha tienen como objetivo 'lanzar una gran cortina de humo que oculte sus irregularidades contables'".

Precisamente de esas irregularidades escribe Pablo Gómez en La Razón. "Facturas irregulares el 28-A señalan la caja B de Podemos" es el titular de la información que arranca así: "El Tribunal de Cuentas advierte en su informe fiscalizador de las elecciones generales del 28 de abril de 2019 algunos pagos que Unidas Podemos no ha justificado convenientemente. Así lo señala en este documento que esta institución ha hecho público en su página web: 'En la documentación remitida (por Unidas Podemos) figura una factura que incluye gastos por 133.100 euros que no han sido debidamente justificados, aun cuando se han tenido en cuenta a efectos de verificar el cumplimiento del límite máximo de gastos', señala el Tribunal de Cuentas".

Portada de 'La Razón' del 8 de agosto de 2020
Portada de 'La Razón' del 8 de agosto de 2020

Sigue el texto: "Respecto a este punto, 'la formación alega que ha aportado todos los trabajos realizados e indicado los actos en los que se han prestado los servicio'”. Sin embargo, explica el documento “sólo ha identificado los actos en los que se han utilizado algunos de los diseños sin acreditar la efectiva participación del proveedor en los actos electorales, ni los medios humanos y materiales utilizados en los mismos”".

A todas estas y de vuelta a las peripecias de Juan Carlos, el exmonarca habría avisado a sus fieles de que vuelve en septiembre. En El Español escribe al respecto David López Frías: "En su larga travesía hacia el destierro, hizo noche el rey sin reino en su pequeño refugio (Sanxenxo). Allí fue recibido por sus acólitos, por su séquito. Por sus más fieles escuderos. Marinos y navegantes que le recibían con toda clase de prebendas. Allí celebró el monarca su última cena antes de emprender su presunto último viaje. Y esa noche, entre vinos y amigos, entre viejos lobos de mar, les reveló que no les decía adiós sino hasta luego: 'Volveré. Espero que en septiembre, porque quiero navegar aquí', fue su despedida, cuentan a El Español fuentes próximas al entorno del club".

Gran show en el Parlament, donde se ha determinado que Cataluña es republicana porque les sale del níspero a Torra, Batet y el joven Aragonès, entre otros. Los letrados de la cámara se han negado a publicar las resoluciones más espinosas en el boletín oficial. De la versión de Lluís Bou en El Nacional: "El pleno del Parlament ha aprobado esta noche una resolución conjunta de Junts, ERC y la CUP que declara Catalunya republicana, y afirma que "no reconoce ni quiere tener ningún rey". Al mismo tiempo ha proclamado que la alternativa sólo puede ser la República catalana, por el carácter "irreformable" del régimen del 78. Pero lo ha hecho con una enorme polémica después de que ha trascendido que algunos funcionarios han advertido que no publicarían los textos más comprometidos en el Diari Oficial del Parlament (DOPC), porque entienden que podrían ir contra el criterio del Tribunal Constitucional. El diputado de Cs, Carlos Carrizosa, ha recordado este hecho en el pleno, pero el presidente de la cámara, Roger Torrent, ha indicado que se votaría el texto de la resolución igual".

Sigue Bou: "El presidente del grupo de Junts, Albert Batet, ha puesto el grito en el cielo ante la posibilidad de que lo que ha votado el Parlament después no sea publicado en el DOGC, y ha advertido que se oponía a ello con rotundidad. Ha pedido que la cámara actúe contra los funcionarios que se nieguen a tramitar la publicación en el DOPC, mientras recordaba que 'el Parlament es soberano'".

También es noticia que un juez de Bruselas se niega a extraditar a Lluís Puig con la teoría de que el Tribunal Supremo no es competente. "Bèlgica es carrega l'espai judicial europeu" titula el e-notícies. El independentismo pide la nulidad del juicio del 1-O y la inmediata excarcelación de los sediciosos presos.

Coronavirus. El País alerta de que "España es ya el país de Europa con más contagios". La nota es de Raúl Limón: "España sigue sumando casos de infectados. El Ministerio de Sanidad informó ayer de 4.507 nuevos contagios registrados, de los que 1.895 han sido detectados en las últimas 24 horas. Esta cifra constituye el doble en un día de lo que se contabilizó hace 10 jornadas. El empeoramiento de la situación se ha visto también reflejado en la estadística de la universidad estadounidense Johns Hopkins, que ya sitúa a España como el país con más casos de Europa. España, de 47 millones de habitantes, ya registra 314.362 infectados. Le sigue de cerca Reino Unido, con 310.667 casos y 66,5 millones de población. Italia, con 249.756 casos, y Francia, con 235.202, son los siguientes en la lista".

Continúa el texto: "El aumento de casos ha impulsado a medio centenar de sociedades científicas a sumarse a la petición que una veintena de expertos españoles hicieron a través de la revista The Lancet para que España lleve a cabo una auditoría independiente para descubrir errores en la gestión. Margarita del Val, viróloga del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y una de las impulsoras de la carta, destaca la importancia de la medida, ya que España 'se encuentra ya en la segunda ola'. El Ministerio de Sanidad rehusó ayer contestar a la petición".

8 de agosto, santoral: Domingo de Guzmán, Altmano de Passau, Emiliano de Cízico, Eusebio de Milán, Famiano de Galese, Marino de Anazarbe, Mummolo de Burdeos, Pablo Ke Tingzhu y Severo de Vienne.