Menú Buscar
Primeras planas

La fase 0,5, reforma fiscal y renta mínima

Desescalada parcial en Barcelona, Madrid y las capitales de Castilla y León. La ministra Díaz anuncia una subida fiscal y la primera vivienda no computará para solicitar la renta mínima

19 min

Madrid, Barcelona y Castilla y León siguen en el furgón de cola de la desescalada, varadas en una fase cero con "alivios", actividad comercial a medio gas, hostelería y escuelas cerradas a cal y canto y depresión económica. Las autoridades se han inventado la etapa 0,5, que suena a cerveza sin alcohol. Desconfinamiento light para las grandes conurbaciones, pandémicas, amontonadas y pestíferas por naturaleza. La economía se va por el sumidero, no tiene remedio, así que ya puestos, el Gobierno considera que es mejor prevenir que arriesgarse a un rebrote.

La Comunidad de Madrid está en pie de guerra. Acusa al Gobierno de discriminación política. A estas horas, el foro debería estar en fiestas, en plena Isidrada, toros y verbenas, chulos y churros. En vez de eso, pijo revuelta en la Milla de oro, ruina, rabia y colas en los barrios pobres para recoger bolsas de comida y magras perspectivas. 

El gobierno regional clama contra el Gobierno, que impone su mano de hierro envuelta en elogios a la respuesta sanitaria. De la nota en La Razón de A. Rojo: "A pesar de los datos aportados por el Ejecutivo autonómico de Madrid, Sanidad decidió ayer finalmente que la región permanezca una semana más paralizada económicamente. Cierto es que tanto Salvador Illa como Fernando Simón hicieron llover elogios a la manera en la que ha tenido el sistema de salud madrileño de hacer frente a 'lo peor de la pandemia'. 'Trabajo excelente, muy buena evolución', dijeron. Pero los hechos son que, por decisión del Gobierno de Sánchez, Madrid no comenzará su desescalada aunque sí que se especificaron ciertas medidas de distensión que constituirán de facto una suerte de 'fase 0,5'."

Sigue la pieza: "La 'prudencia, cautela y responsabilidad' han sido decisivas a la hora de tomar esta decisión, ya que hay que tener en cuenta que la capital es un 'nexo de comunicación internacional' y tiene 'características específicas y peculiares que hay que analizar con muchos cuidado', se aseguró desde Moncloa. En esta fase 1 también continuará una semana más el área metropolitana de Barcelona y buena parte de Castilla y León. 'Ha habido mejoras y buena evolución pero el numero bruto de casos es aun demasiado alto en estas tres regiones', sentenció Fernando Simón, que no se olvidó repetir que un rebrote en Madrid o Barcelona podría provocar que el virus vuelva a extenderse por todo el territorio nacional".

"Ventajas" de las grandes ciudades. La fase de distensión en Barcelona, Madrid y las capitales de la vieja Castilla permitirá abrir a los comercios de menos de cuatrocientos metros cuadrados sin cita previa, también bibliotecas y museos con un tercio de aforo como mucho, los funerales con diez personas y la reapertura de los servicios sociales.

En El País M. V. Gómez y C. E. Cué entrevistan a Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, a quien definen en la entradilla como "abiertamente comunista". La ministra podemita avanza una reforma fiscal cuyo anuncio es similar al de todas las reformas fiscales que han sido y serán: esto es subir impuestos a los ricos y rebajarlos para los pobres, a lo Robin Hood. Luego ya vendrá la realidad, que es que la clase media, los asalariados, pagan la fiesta. Ahí van las preguntas y respuestas de mayor relieve: 

Portada El Pais
Portada El Pais

P. ¿Es compatible su visión con la de Nadia Calviño?

R. Esta crisis hace que la ortodoxia económica coincida con planteamientos como los que yo defiendo. Hace que Toni Roldán [antiguo portavoz económico de Ciudadanos] pueda coincidir conmigo. Los dogmas y apriorismos económicos se han truncado. Tenemos puntos de partida diferentes, pero la gravedad de la crisis nos ha cambiado a todos.

P. Pero no negará que en el debate sobre cómo reconstruir el país hay discrepancias en el seno del Gobierno.

R. Cada día me seduce más la pluralidad de este Gobierno. Es una riqueza que tengamos voces que son absolutamente complementarias. ¿Quién va a cuestionar hoy el valor de la sanidad pública? No es cuestión de ser de izquierdas o de derechas. Pensemos en cuando empezó el debate sobre los ERTE. Hoy hay un consenso sobre la necesidad de esta herramienta. Es cierto que luego en los matices está todo, pero…

P. Y en esos matices, ¿quién tiene más vértigo con el inmenso gasto que eso va a suponer, usted o Calviño?

R. Calviño y yo compartimos el mismo vértigo por el gasto en relación con los ERTE. Pero es una reflexión común [sobre los ERTE] en la Comisión Europea. Estamos centrados en la atención de la protección social y, por tanto, se abordará de manera conjunta. La UE debe estar a la altura de las circunstancias. Estoy segura de que la Europa alemana no quiere excluir a España o Italia.

P. ¿Cuánto ha pesado la disponibilidad presupuestaria en que los ERTE solo se extiendan hasta el 30 de junio?

R. No se van a extender solo hasta el 30 de junio.

P. De forma general, sí. En el Reino Unido ya se sabe que los van a prorrogar hasta octubre.

R. El Gobierno no tiene planteamientos que obstaculicen esa protección. El céntimo que invirtamos en este momento ayudará a salir con prontitud de esta enorme crisis. Hay sectores económicos que tienen una mejor situación y, afortunadamente, no tendría sentido que se acojan a recursos públicos.

P. Pero esos sectores no han recurrido a los ERTE.

R. A partir del 30 de junio los sectores que necesiten acompañamiento, lo tendrán. No tengamos la menor duda, por una razón evidente: proteger a las empresas es proteger el empleo y la economía. Este es el círculo en el que nos movemos en el Ministerio de Trabajo desde el minuto menos uno. Créame, este [ministerio] no entró nunca en una lógica presupuestaria [en la negociación]. Esta crisis no se puede resolver desde ahí.

P. No está entrando en este momento, pero la lógica del dinero existe. ¿Cuánto tiempo puede aguantar esta presión la caja pública española, que no está en la situación de la alemana?

R. España mantiene una distancia con la presión fiscal de la media europea y nuestro país ha de abordarlo. Llegar a esa recaudación nos colocaría casi en 80.000 millones más [al año].

P. ¿Y hay que abordarlo ahora que llega una recesión?

R. Es clave. Nuestro país justamente ahora necesita herramientas fiscales. Necesitamos tener margen de actuación para bajar impuestos a clases medias, autónomos y pequeñas empresas.

P. Entonces, ¿a quién se le suben y cuándo?

R. En nuestro país hay consciencia de una enorme injusticia fiscal, de que las rentas salariales soportan sustancialmente los recursos tributarios. Los que más tienen, deben aportar más.

P. ¿Hay consenso en el Gobierno sobre lo que usted ha dicho? Por ejemplo, Unidas Podemos plantea un impuesto a la riqueza.

R. Le hablo del acuerdo político suscrito. Formo parte de un Gobierno y me debo a lo suscrito.

P. ¿Ve consenso en el Gobierno para esa reforma fiscal?

R. Creo que hay consenso en nuestro país de que hay injusticia social. Y creo que hay consenso de que en este momento hay que ayudar a quienes más lo necesitan y me parece que una herramienta clave es la fiscalidad. Somos muy conscientes de lo que está pasando en la calle Núñez de Balboa. Pero con lo que hay preocupación absoluta es con las colas en Aluche [para recoger comida] o en otras partes de España. Y esto es lo realmente importante y no veo diferencias entre los 22 ministros del Gobierno.

La ministra Díaz no habla de la renta mínima, que será otra de las barras libres que deberán sufragarse a base de esfuerzo fiscal. En El Diario aseguran que de la semana que viene no pasa que aborde el tema el Consejo de Ministros. Y como en este país bendito quien no tiene un pisito es un desgraciado que ni se contempla, pues resulta que la primera vivienda quedará exenta del cómputo de bienes. La segunda ya no, claro. Escribe Marina Estévez Torreblanca: "El Gobierno sigue ultimando los detalles de la renta mínima vital que previsiblemente aprobará un consejo de ministros la semana que viene. Además de haber consenso sobre la cuantía, de 462 euros por persona, con un máximo de 1.015 por unidad familiar, ya hay otros dos aspectos perfilados, según confirman a eldiario.es fuentes del Ejecutivo".

Y: "Por una parte, se ha decidido que la percepción de esta ayuda no esté vinculada a la búsqueda activa de empleo, una materia que seguirá en manos de las comunidades autónomas a través de las políticas activas. Además, la primera vivienda quedará exenta del cómputo de bienes y patrimonio con el que se decidirá la concesión de la renta mínima vital para las familias más desfavorecidas".

En Madrid, además de la bronca entre la Comunidad y el Gobierno hay una guerra tremenda entre Ciudadanos y el PP, algo al estilo de lo que ocurre entre Junts per Catalunya y ERC pero que es novedad porque es la primera vez que se da. Al hilo de la bronca, Fernando Garea entrevista a Ignacio Aguado, vicepresidente regional y dirigente de Ciudadanos, en El Confidencial. A continuación, un extracto:

P. ¿Qué ocurrió con el supuesto contrato con Sarasola colgado en el Portal de Contratación y luego retirado?

R. Lo que se ha hecho es abrir una investigación dentro de la Consejería de Asuntos Sociales para ver por qué se subió ese contrato y la conclusión a día de hoy es que simplemente fue un error humano y ese error al final ha acabado con la dimisión del jefe del equipo de funcionarios que se encargan de llevar esos contratos al Portal de Contratación y aún así seguiremos investigando si hace falta porque no tenemos nada que ocultar de por qué se sube ese contrato, para qué se sube ese contrato, y es en lo que está el consejero de Políticas Sociales.

Garea interroga también a Aguado sobre el tono de Ayuso contra el Gobierno central:

P. Es decir, que ese tono beligerante puede perjudicar a Madrid.

R. Cualquier choque entre administraciones perjudica y yo no soy partidario de confrontar con el Gobierno de España. Soy partidario de intentar defender los intereses de Madrid y que haya coordinación y colaboración entre administraciones. Para hacer oposición al Gobierno de España está la oposición en el Congreso. Nosotros somos una administración.

Y pregunta también sobre los guiños de Ciudadanos a los socialistas:

P. ¿Por qué sostiene que debe haber acuerdos con el PSOE y hasta dónde tienen que llegar?

R. Porque en momentos excepcionales como este hay que intentar entenderse incluso con los que piensan distinto. Incluso con el PSOE que nos ataca podemos tender puentes, entendernos y sentar un acuerdo o una base de mínimos. Lo voy a proponer que, igual que en el Congreso se ha puesto en marcha una Comisión para la Reconstrucción para construir puentes, en Madrid también hace falta y los madrileños están pidiendo que dejemos los buenos y los malos y los bloques y nos centremos en construir consensos. Madrid tiene un Gobierno sólido que hace las cosas razonablemente bien, pero que en momentos como el actual hay que ampliar aún más el consenso y apoyos y acuerdos con otras formaciones políticas que tienen mucho que aportar y que son imprescindibles para salir de esta crisis.

P. ¿Descarta una moción de censura con el PSOE en esta legislatura?

R. Sí, sí, sí. No estamos para nada pensando en moción de censura, ni en adelanto electoral. Sé que hay partidos y grupos interesados en ese tipo de soluciones, pero no es lo que Madrid necesita. Lo dijo bien Inés Arrimadas: los que piensan que pueden hacer caer los gobiernos de PP y Ciudadanos se van a quedar con las ganas porque vamos a cumplir el acuerdo de Gobierno.

Más entrevistas. En El Nacional Marta Lasalas conversa con la consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, que tacha de supina "irresponsabilidad" plantearse ahora unas elecciones y aborda las siempre tensas relaciones entre posconvergentes y republicanos

P. Tota aquesta situació va arribar just quan el president ja havia acusat públicament de deslleials els socis d’ERC i havia donat per acabada la legislatura. Com ha funcionat la relació amb els republicans al Govern?

R. Ens hem trobat fent front a una pandèmia que no ens esperàvem, d’una magnitud del tot imprevisible. Tots ens hem arremangat i ens hem posat a remar per sortir. Com a Govern estem centrats en superar la pandèmia, afrontar una crisi que és sanitària, però que també és i serà econòmica i social, amb uns reptes com a societat importantíssims.

P. Però les espurnes entre els socis continuen saltant. L’oposició ha demanat al Parlament una comissió d’investigació sobre les residències, que estan sota la batuta d’ERC, primer a Treball i ara a Salut, i JxCat ja ha anunciat que votarà a favor...

R. Com a Govern sempre hem dit que cal comparèixer per donar explicacions, si els grups del Parlament així ho consideren i volen investigar l’actuació de l'executiu. És important per transparència. Em sembla del tot positiu.

P. Els darrers dies estan sortint en tromba els màxims dirigents de JxCat per explicar que no és el moment de convocar eleccions, tot i que Torra havia anunciat que faria la convocatòria un cop aprovats els pressupostos...

R. Això va ser abans de la pandèmia. Ara, més que mai, necessitem un govern fort, centrat en la crisi, i ens fa l’efecte que parlar d’eleccions demostra una irresponsabilitat política important, o que només interessa fer política partidista. No és moment de parlar d’eleccions, no podem estar mig any immersos en un procés electoral, des de la convocatòria fins a la constitució del nou govern. Tindríem durant tot aquest temps un govern en funcions quan el que es requereix és un govern fort, que pugui prendre totes aquelles decisions que la ciutadania demana. Aquest debat no és entre la ciutadania.

16 de mayo, santoral: Abieso, obispo y mártir, Andrés Bobola, Carentoco, Fídolo, Honorato de Amiens, Peregrino de Auxerre y Ubaldo de Gubbio.