Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Faltan médicos y colapso de la Seguridad Social

Tregua entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. La comparecencia de las banderas. El ingreso mínimo, ERTE y pensiones colapsan la Seguridad Social. Bronca en el Ministerio Fiscal

18 min

El día de la bandera. Impactante fondo de oriflamas para la comparecencia conjunta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La escenografía es obra y gracia de M.A.R., el famoso Miguel Ángel Rodríguez que en su primera reencarnación fue el jefe de prensa de José María Aznar y ahora ejerce de asesor plenipotenciario en el foro autonómico. 

A Isabel Díaz Ayuso la apodan de muy diversas maneras. La izquierda no se corta un pelo a la hora de hacer bullyng y es experta en poner remoquetes. A cuenta de sus iniciales, la presidenta de Madrid es Ida, también la loca de los gatos y ahora, la pirada de las banderas. En las redes se multiplican los memes. Son obvios. Más médicos y menos banderas. Lo ha dicho un referente intelectual de la talla de El Drogas, cantante de Barricada.

Buen rollo entre Sánchez y Ayuso. Al menos formalmente. Han establecido la constitución de una mesa de coordinación que se reunirá semanalmente. En Vozpópuli se malician que el de ayer fue un anticipo de las medidas de excepción que se avecinan. Escribe Jorge Sáinz: "El Gobierno nacional y el de la Comunidad de Madrid han dado el primer paso para el cierre de la región. Las estructuras de coordinación entre administraciones surgidas de la reunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso son "casi idénticas" al mando único que conocimos hace solo unos meses. Y servirán para gestionar un estado de alarma autonómico si Madrid es incapaz de frenar el avance del coronavirus, según interpretan varias fuentes de ambos Ejecutivos consultadas por Vozpópuli".

Sigue la nota: "'Madrid está construida desde la movilidad absoluta y es muy difícil parcelarla', dicen estas fuentes. 'Vienen semanas muy difíciles', ha admitido la presidenta de Madrid. Ni Sánchez, ni Díaz Ayuso se han atrevido a descartar el confinamiento de Madrid. Los dos, eso sí, se han conjurado para evitarlo, conscientes de que el efecto económico para toda España sería devastador. Pero la presidenta de Madrid ha subrayado en varias ocasiones que la "movilidad es el mayor aliado del virus". Y ahí es donde se va actuar. No es un confinamiento como el de la pasada primavera, sino cierres parciales para que el virus circule lo menos posible sin dañar la actividad económica en la medida de lo posible".

El pueblo sigue preguntándose cómo hemos llegado hasta aquí y dónde se quedaron los planes de tenerlo todo dispuesto para la segunda fase. En ese sentido, El Confidencial apunta que hay más de 200.000 trabajadores de los sectores sanitario y de educación en el paro obrero. La pieza es de Carlos Sánchez: "La pandemia ha puesto patas arriba tanto el sistema sanitario como el mapa educativo, pero lo que no cambian son los problemas estructurales del mercado laboral para casar oferta y demanda. No es un juicio de valor. Es lo que reflejan los últimos datos del servicio público de empleo estatal, el SEPE, que muestran que, en agosto, y en medio de los rebrotes originados por la pandemia, 263.605 trabajadores buscaban un empleo en cualquiera de esos dos ámbitos. Algo más de 122.230 en el campo de la educación y 141.368 en lo que el SEPE denomina actividades sanitarias y de servicios. El SEPE no ofrece información pública más detallada sobre las distintas categorías profesionales. Es decir, si son enfermeras, médicos o auxiliares".

Continúa el texto: "Lo más singular, sin embargo, no es solo el número, más de un cuarto de millón de parados en ambos sectores, sino su evolución en medio de la crisis sanitaria y educativa más aguda en muchas décadas. En febrero de este año, antes de la pandemia, el número de desempleados era de 211.437, lo que significa que, en lugar de haberse reducido la cantidad de parados en ambas áreas, lo que hubiera permitido destinar más trabajadores a reforzar los servicios públicos esenciales, se ha producido un incremento del 24,7%. Algo que contrasta con el hecho de que en los primeros cinco meses de pandemia el volumen de deuda pública haya crecido en 90.000 millones de euros. A juzgar por las cifras del SEPE, no parece que ese dinero se haya destinado a aumentar plantillas de forma relevante".

A mayor abundamiento, "España necesitaría más de 5.000 médicos de familia para estar en la media europea" titula el periódico. El enunciado se basa en un texto de Nuria Ramírez de Castro en Abc que arranca así: "España asiste a una curiosa paradoja. Con las facultades de Medicina llenas y 'números clausus', el país no cuenta con suficientes médicos para hacer frente a la pandemia. El virus ha mostrado los pies de barro de una de las mejores sanidades del mundo. Años de mala planificación y maltrato laboral han vaciado centros de salud y hospitales de sanitarios, de su capital humano. Faltan enfermeros y médicos de muchas especialidades, pero sobre todo facultativos generalistas. La nueva oleada del coronavirus ha dejado al descubierto un agujero negro en la atención primaria, la primera barrera de contención de la infección".

Portada Abc
Portada Abc

Sigue Ramírez de Castro: "A ellos se les ha confiado el rastreo, seguimiento de enfermos y realización de pruebas de diagnóstico PCR, sin olvidar el cuidado habitual de pacientes no Covid-19 y la tramitación de bajas laborables. Lo hacen, como en otros países de la UE, pero sin sus medios. La Sociedad Española de Medicina de Familia estima que se necesitarían entre 5.000 y 9.000 profesionales para alcanzar la media de la Unión Europea".

Y: "La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, reconoció ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la incapacidad del Ejecutivo regional para reforzar la atención primaria, porque no había profesionales que contratar. Y pidió un plan a seis o diez años para cubrir las jubilaciones 'masivas' que se van a producir, así como incentivos a corto plazo para recuperar a los sanitarios que emigraron en busca de mejores salarios y estabilidad laboral".

Falta personal sanitario y faltan funcionarios de la Seguridad Social, según la pieza de Daniel Viaña y César Urrutia en El Mundo que lleva este título: "La Administración que no recibe: el colapso en el Ingreso Mínimo y los ERTE se contagia a las pensiones". Tratar con la Seguridad Social es una carrera de obstáculos cuyo objetivo es desincentivar al ciudadano, quien acaba por no tener más remedio que contratar a un gestor para resolver el más leve encargo burocrático. Dice la nota: "La Administración Pública está colapsada. Las restricciones derivadas de la pandemia del Covid-19, las laboriosos trabajos que exigen la tramitación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y un número de trabajadores públicos que, según los sindicatos, es totalmente insuficiente para hacer frente al complejo contexto está derivando en retrasos en la aprobación del IMV pero, también, en que otras prestaciones que hasta ahora se abonaban en apenas 15 días presenten hoy plazos de espera de mes y medio. A todo ello hay que sumar las dificultades que los ciudadanos tienen para contactar con los diferentes organismos públicos. Tanto, que ya no es sólo que la situación sea la de una Administración colapsada, sino también una Administración que no contesta, que no es capaz de atender buena parte de las peticiones de la población. Y la nueva ola de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) amenaza con complicar todo incluso más".

Portada El Mundo
Portada El Mundo

Sigue "Uno de los motivos que explican ese colapso y, al mismo tiempo, uno de los grandes damnificados. Se han producido unas 900.000 solicitudes, de las cuales se han tramitado 330.000 y se han aprobado 86.000, según los datos del Ministerio de Seguridad Social. 'Pero más de 74.500 solicitudes se resolvieron de oficio porque únicamente había que cambiar la prestación por hijo a cargo por el IMV. Eso se consiguió en los primeros 15 días. Y desde entonces sólo se han resuelto unas 11.500 solicitudes más', explica José Manuel Moreno, responsable nacional de Seguridad Social de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF)".

Conmoción en el cuerpo de fiscales por los exabruptos del colega Navajas, que sigue la máxima de que como se va del convento (se jubila en diciembre) se caga dentro. En La Razón explica el expediente Francisco Velasco: "Las declaraciones del teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, en la entrevista realizada por Carlos Alsina en su programa de Ondacero, han levantado un reguero de críticas desde la Carrera Fiscal contra el número 2 de la Fiscalía, después de que arremetiera contra los fiscales de Sala Consuelo Madrigal y Fidel Cadena –a este último no lo citó expresamente pero se desprendía claramente del contenido– de intentar 'presionarle' para que informara a favor de investigara en el Supremo los principales hechos a los que hacían referencia la veintena de querellas por la gestión del Covid-19 por parte del Gobierno, cuya inadmisión solicitó en su informe: 'Trataron de influenciarme y aconsejarme diciéndome que en tu hombro radica el prestigio de la Carrera'. Se da la circunstancia de que el mandato de Luis Navajas venció en octubre del pasado año, pero ni María José Segarra ni Dolores Delgado han convocado su plaza y permanecerá en la misma hasta que se jubile".

Sigue Velasco líneas después: "Esas duras críticas contra Madrigal y Cadenas levantaron a buena parte de la Carrera Fiscal, quienes las consideraron del todo injustas y con calificativos nada apropiados para el número 2 de la Fiscalía, no sólo por lo que manifestó respecto a los fiscales aludidos directamente sino por el daño causado a la imagen de la Fiscalía General y a él mismo: 'Se ha rebajado a sí mismo y al cargo que desempeña, porque un teniente fiscal no puede hace ese tipo de comentarios. Ha demostrado que es muy obediente y servil', aseguraron al respecto fuentes fiscales consultadas por La Razón. Todas esas manifestaciones, añadieron harán que tenga 'un final muy triste en su carrera'. Y es que, se destaca, 'Luis es una buena persona, pero ha llevado a gala que siempre apoya al fiscal general'. (...) En el fondo, buena parte de los fiscales no dudan de que detrás de todo lo sucedido está la elección de Dolores Delgado como fiscal general, «que ha supuesto una imagen de pérdida en la imagen de imparcialidad y neutralidad de la Fiscalía, casi irreversible. Es un insulto que la cabeza del Ministerio Fiscal esté en manos de una política»".

En el lío judicial mete cucharada el portavoz podemita Jaume Asens, que recurre a la artillería pesada retórica para denunciar las consecuencias de la falta de un acuerdo para renovar el Poder Judicial. Lo hace en una entrevista que le practica Vicent Partal en Vilaweb:

—Per què serà tan important aquesta votació del dia 30?
—Els membres del Consell General del Poder Judicial, que tenen el mandat caducat de fa dos anys, faran tot de nomenaments que no haurien de poder fer, precisament per la seva provisionalitat. Ho faran emparant-se en l’ambigüitat legal d’una situació imprevista i sota la direcció d’un president, Carlos Lesmes, molt lligat al PP. Lesmes va ser director general de Justícia durant vuit anys amb el PP. I això no és ni anecdòtic ni circumstancial. Perquè respon a una estratègia de fons, que ve de lluny. Recordeu, per exemple, quan el portaveu del PP al senat Ignacio Cosidó afirmava, parlant de la renovació del CGPJ: ‘Ens hi juguem nomenaments vitals pel PP.’ El Partit Popular té un control ideològic molt fort de la cúpula del poder judicial i pretén perpetuar-lo per raons polítiques, de poder, però també perquè li convé per a salvar-se de judicis incòmodes. Recordeu també, per exemple, la famosa investigació sobre Pablo Casado arran el seu currículum falsejat. El Suprem, amb uns criteris que només es podrien definir de molt especials, va decidir que no calia investigar-ho. I no va tenir en compte ni les proves, ni els indicis, ni res del que el tribunal ordinari havia treballat.
—El PP pretén, doncs, assegurar-se unes condicions favorables per als seus casos de corrupció.
—Sí. Però hi ha més. El PP, de fet, pretén mantenir artificialment la majoria absoluta, la que va tenir fa anys i va perdre. La cúpula judicial intenta un acte de colpisme constitucional i això ho hem d’entendre tots.
—Què vol dir ‘colpisme constitucional’?
—En posaré un exemple. Imagineu que el president del govern després de perdre les eleccions continués aprovant lleis i no permetés que es formés el nou govern ni prengués possessió del nou govern sorgit de les urnes. Doncs això. Els membres d’aquest consell, que són molt pròxims al PP majoritàriament, tenen el mandat caducat fa dos anys. El PP n’impedeix la renovació des del parlament i la situació s’aprofita per a colonitzar ideològicament i de manera partidista el poder judicial. És molt greu.

22 de septiembre, santoral: Basila de Roma, Emerano de Ratisbona, Emérita de Roma, Florencio, Ignacio de Sandone, Iraides virgen y mártir, Mauricio de Agauno y compañeros, Salaberga, Santino obispo y Silvano de Levroux.