Menú Buscar
Primeras planas

Europa destapa las vergüenzas de los bancos y el Supremo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea destroza el sistema bancario/hipotecario español, que se prepara para entorpecer y dilatar el cumplimiento de la sentencia sobre las cláusulas suelo

10 min

Día español de tapar agujeros. Lotería. Veinte iguales para hoy. Siempre gana Hacienda, que se lleva por la patilla el 20% de los premios superiores a 2.500 euros. Negocio redondo. Bingo, ruleta y las cuentas de la lechera. Sidra achampañada para celebrar el Gordo, las aproximaciones y el ineluctable hecho de que la cosa esté muy repartida. Los agraciados nunca leen las decenas de reportajes en los medios que explican en qué invertir la inesperada ganancia y cómo gastar lo dineros. Por eso dicen que utilizarán la pasta para tapar agujeros. Y ciertamente es a lo que se dedican muchos afortunados el mismo día de autos. Sean agujeros ajenos o los de la propia napia.Tópicos y más tópicos con los niños de San Ildefonso. Ha comenzado la Navidad, qué felicidad. Los empleados de los bancos van a la caza de los premiados. Se apostan en las administraciones de la lotería para trincar incautos. Es parte del negocio bancario.

A la esp era de que los números de la suerte inunden las portadas y los informativos, la noticia de primera hora de ayer sigue en el candelero esta mañana. A pesar de los eurócratas, Europa existe y a veces hace justicia. Palo a los bancos por las cláusulas suelo en las hipotecas, ese trile mediante el cual la banca, como el casino, siempre gana y más cuando actúa como un monopolio sin que los partidos, que pagan los créditos con favores políticos, digan esta boca es mía.

Según la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), los bancos españoles deberán devolver todo lo cobrado de más por dichas cláusulas. Palo a las entidades y palo al Tribunal Supremo, que tras fallar en 2013 que los bancos habían cometido una supina irregularidad rayana en el timo, limitó los efectos de la sentencia a la deuda adquirida desde la fecha de publicación del fallo. Lo demás, según esos jueces, había prescrito.

Pues no. El compadreo del poder judicial español con el bancario, las abrumadoras maquinarias legales de los bancos y sus enormes influencias en todos los partidos no han servido de nada en la Europa de los lobbys. Tirando por lo bajo, deberán afrontar el pago de 4.200 millones, que, por cierto, es mucho menos de lo que los españoles han pagado de sus rotos bolsillos para rescatar el sistema financiero tras años de abusos, tarjetas negras, chanchullos y prácticas más deleznables que las del bandido arrebatacapas en Sierra Morena. ¿Cuántas familias podrían haberse salvado del desahucio, de la ruina y de la puta calle si sus cuotas se hubieran ajustado a la caída del euríbor?

En la portada de El Mundo se advierte que "La banca negociará caso por caso cómo devolver la cláusula suelo". Costará. Como los políticos, los banqueros supremos son alérgicos a cumplir las sentencias. Y no habrá intereses de demora como en las abusivas comisiones que se llevan crudas cuando un pobre desgraciado se queda en números rojos a final de mes.

César Urrutia firma la crónica en el citado papel: "A las entidades les toca ahora, en una difícil elección, escoger entre clientes y accionistas. La sentencia es uno de los golpes más duros que ha recibido la banca española y la que afecta a mayor número de clientes. Tras el primer impacto, en los bancos se valora cómo se aplicará en los juzgados: a quién, cuánto y cómo deben pagarse indemnizaciones. Desde el inicio de la crisis en 2008 los bancos han respondido por la comercialización de productos complejos como las preferentes, deuda subordinada, bonos convertibles, obligaciones, salidas a Bolsa y, ahora, cláusulas suelo".

No será fácil cobrar, porque como con las compañías de suministros energéticos, el cliente nunca lleva razón salvo que se tenga asistencia letrada y el abogado consiga demostrar lo obvio y convencer a los insensibles jueces de que han sido víctimas de un atraco a mano armada con letra ilegible y contenido incomprensible.

Sigue Urrutia: "Lo que resulta evidente es que los clientes deberán reclamar su indemnización. Hasta hoy, el balance en los juzgados ha resultado netamente contrario a los bancos. Y tras la salida a Bolsa de Bankia y la devolución de 1.200 millones de euros a 190.000 inversores, a las dificultades se suma toda una industria del litigio que ha encontrado en estas macrodemandas un filón comercial".

El panorama para el negocio bancario es todavía más brumoso, según un texto de R. Ugarte en El Confidencial: "Los frentes judiciales a los que se enfrentan las entidades financieras por la comercialización de algunos productos van mucho más allá de esta sentencia y alcanzan a Clips, IRPH, Valores Santander, convertibles, hipoteca Tranquilidad... Aunque, por encima de todos ellos, destaca uno: las hipotecas multidivisa. Se estima que hay entre 70.000 y 100.000 afectados por este productos que el Tribunal Supremo, en una sentencia de junio de 2015, califica como un producto financiero derivado, lo que significa que es 'un producto complejo, de riesgo y difícil de entender'. Quien hace esta afirmación es Ramón Pieltain, el abogado que logró este histórico fallo, que ha marcado un antes y un después en los procesos que se están siguiendo en los tribunales".

Sigue la información: "'Antes de esta sentencia, los tribunales estaban dándonos la razón en el 60% de los casos. Ahora, al menos en nuestro despacho, estamos ganando más del 90% de los pleitos, porque todos los juzgados están siguiendo la doctrina del Supremo', explica José Baltasar Plaza Frías, socio director del Bufete Rosales, que representa a cerca de 2.000 afectados".

¿Y si los ejecutas y soplas de los bancos pidieran perdón? ¿Y si admitieran que la usura es pecado? ¿Si cambiaran el modelo de negocio? Imposible. No ocurrirá jamás y ahora encima quieren cobrar por tener una cuenta corriente.

Ahora bien, hay gente que está encantada con los operativos bancarios. La familia Pujol, por ejemplo. Alberto D. Prieto signa un texto en Ok Diario sobre las últimas andanzas del clan: "La Policía está trabajando nuevas líneas de investigación para averiguar los métodos que estaría siguiendo Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del clan familiar de los Pujol, para el blanqueo de 'todo el dinero obtenido durante los años en que ha cobrado comisiones por todo lo que se hacía en Cataluña'. Así se expresa en una nota informativa interna que manejan los encargados del caso. La nueva vía descubierta por los agentes sería la de un contacto con determinados ciudadanos chinos que 'están moviendo ingentes cantidades de efectivo, de origen desconocido'. Según los agentes, el nuevo escenario de las maquinaciones de Pujol Ferrusola sería un circuito de velocidad en Huelva donde estarían moviéndose dinero y propiedades por valor de más de 30 millones de euros".

Muy recomendable entrevista de Sergi Doria a Eduardo Mendoza en ABC. Un par de preguntas sobre el caso procesal:

- "Kafkiano o catalán… En serio, ¿no le preocupa el Proceso independentista?

- En Cataluña hay problemas más acuciantes. El Proceso ha quedado en una segunda línea.

- Usted reivindica el bilingüismo y parece que sea algo subversivo en la Cataluña nacionalista…

- Me invitaron a un encuentro sobre bilingüismo, fui y como ahora soy un londinense inocentón no le di ningún sentido político, aunque parece que lo tiene. El bilingüismo es un hecho indiscutible que nadie podrá cambiar y que no debe verse como problema. El verdadero problema, en Cataluña y el resto de España, es qué hacemos con la educación".

22 de diciembre, santoral: Francisca Javiera Cabrini, Hungero, Isquirión, Queremón y compañeros mártires más los jueces del TJUE.