Primeras planas

Estupor CDR y Llarena se fuma un puro (literal)

Conmoción y espanto en la prensa condal ante la acusación de terrorismo a los comités republicanos. ¿Y si Rajoy hubiera llamado a Merkel para pedir clemencia con Puigdemont?

11.04.2018 10:27 h.
7 min

Tots som CDR. La prensa barcelonesa, escandalizada por las imputaciones de terrorismo y rebelión a la detenida del comité de defensa de la república de Viladecans. No hay derecho, clama el columnismo independentista. Estás un día tranquilamente en tu casa después de haber cortado una carretera y te llega en tromba la Guardia Civil con una orden de la Audiencia Nacional. Espanto mayúsculo. Haber avisado. ¿Terrorismo? "No fotem!", dice Antich en El Nacional

elpaisTerrorismo. El País acude a las fuentes: "El Código Penal recoge bajo esta denominación numerosos “delitos graves” que van desde el asesinato y el secuestro al depósito de armas pasando por los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos), o las amenazas cuando se realizan con alguno de los fines siguientes: “Subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo”; “alterar gravemente la paz pública o desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional” o “provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella”". 

Titular en El Diario: "Un cambio legislativo pactado por PP y PSOE en 2015 permite perseguir a los CDR como terrorismo sin armas". Palabras mayores. El poder judicial tira por elevación. Sucedió en el País Vasco con la kale borroka. Quemar contendedores no era terrorismo hasta que empezó a considerarse terrorismo: Los chicos de la gasolina pasaron de no declarar en los juzgados de sus pueblos a desfilar ante Marlaska en la Audiencia Nacional. 

Junts per Catalunya, ERC y la CUP cierran filas con los CDR, que en la versión nacionalista son beneméritas asociaciones de vecinos comprometidas con la paz social. Ayer se manifestaron de nuevo. Una aglomeración en la plaza de Sant Jaume, según El Món: "En aquesta ocasió, com els CDR es declaren totalment assemblearis i d'organització horitzontal, no hi ha hagut líders ni portaveus que dirigissin els càntics. Així doncs, en un primer moment els crits han circulat en diferents direccions fins que la tendència s'ha dirigit cap al Palau de la Generalitat, on els manifestants han recordat als Mossos que hi havia a la porta que "el vostre conseller és a la presó!". La gent convocada pels CDR també han acusat als Mossos de ser "forces d'ocupació"".

Y el colofón: "Els independentistes també han tingut crits de protesta dedicats al jutge de Tribunal Suprem Pablo Llarena: "Llarena a la presó per feixista i cabró!"". 

Inevitable recordar el "¡Puigdemont a prisión!" de aquellos días de octubre. La escasa afluencia en las concentraciones puede resultar engañosa. El próximo domingo hay manifestación, exaltación del lazo amarillo al ritmo del hit "els carrers seran sempre nostres".

A la espera de novedades sobre el pleno de investidura, Ferran Casas anuncia la inminente reaparición de Marta Rovira en Nació Digital: "La secretària general d'ERC és a Suïssa i és a punt de trencar el silenci i reaparèixer públicament per "fer sentir" la seva veu amb llibertat, que és el que la va motivar a prendre la dolorosa decisió de deixar el país. L'aparició serà mediàtica i Rovira podrà explicar com encara la defensa dels seus drets polítics fora de Catalunya i quines han estat les seves primeres passes".

Curiosidad en Ok Diario: El magistrado Llarena se fumó un puro nada más conocer las refutaciones del tribunal de Schleswig-Holstein a su procedimiento contra Puigdemont. Hay vídeo. Un notable exfumapuros, Mariano Rajoymanda parar las críticas a los alemanes. Abre Libertad Digital: "No hay grietas entre España y Alemania. Fin de la discusión. Desde Buenos Aires, Mariano Rajoy quiso zanjar la polémica al ensalzar la actitud del Gobierno alemán ante el caso de Carles Puigdemont. "Su comportamiento fue propio del de una nación europea de las clásicas y de las de primera", aseguró. "Modélico" porque no entró en él ya que es un tema judicial. Reiteró su acatamiento a las resoluciones del tribunales alemanes, las considere erróneas o no".

Abona la teoría de que fue él mismo, Rajoy en persona personalmente, quien le pidió a la señora Merkel que le rebajara el marrón de Puigdemont a una cosa menor, tipo malversación. Es decir, aquello que decían de que el fugado se había dejado detener, pero al revés. "Jugada maestra" de registrador.

La catedrática Cifuentes apura sus últimos días en la Puerta del Sol. En El Independiente sirven una recopilación de los currículos inflados de la política española.

Maneras de despedirse. Público recoge la innovación de un presentador de TVE desde el pirulí que te vi.

11 de abril, santoral: Antipas, Barsanufio, Estanislao e Isaac de Spoleto.

¿Quiere hacer un comentario?