Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Especulaciones bancarias y coronavirus a la baja

Los medios no descartan que BBVA y Sabadell reinicien las negociaciones. Menos contagios y menos presión hospitalaria entre apelaciones a no bajar la guardia. Trapero restituye a Ferran López

17 min

Según un estudio de la Universidad de Springfield, los directivos de banca son los profesionales que más presumen de paquete testicular y testosterona. Según dicho estudio, un ejecutivo de banca se manosea los dídimos una media de veinte veces al día en situaciones normales, cifra que se triplica en episodios propensos al estrés como ventas, compras, fusiones o hundimientos bursátiles. Eso explica, entre otros factores, el fracaso del intento de apareamiento entre el Banco Bilbao Vizcaya, del mismo Bilbao sector Neguri, y el Banco de Sabadell, heredero de la tradición algodonera de la Catalunya triomfant.

Inevitable choque de trenes entre ejecutivos acostumbrados a poner las pelotas sobre la mesa, propensos a las digestiones pesadas, dados a adoptar decisiones por sus cojones. Los expertos externos consideran que la ruptura no es definitiva. Claro que son los mismos expertos que daban por hecha la fusión toda vez que según sus afinadas teorías, cuando trascienden las negociaciones entre bancos es que ya está todo el pescado vendido.

Hay medios que atribuyen el colapso a que los "ejecutas" del BBVA se negaban a informar a sus colegas del Sabadell sobre las derivadas y consecuencias del caso Villarejo (sí, el madero). Sin embargo, la versión más extendida incide en que en el Sabadell aceptaban ser el pez más pequeño, pero no tan pequeño como la hormiga en relación al elefante en el chiste de la saliva, la paciencia y la sodomía. Se han roto relaciones personales, hay inquina, un poso de amargura, mucha bilis y tremenda decepción. Los mandos del Sabadell dicen que van a expandir el negocio nacional, que hay margen para crecer y que hay campo para explorar otras fusiones con otros bancos de tamaño medio. O tal vez con el Santander.

En El Confidencial aseguran que la no fusión ha caído como una bomba en el Banco Central Europeo y en el Banco de España, que habían apadrinado con entusiasmo el movimiento. Recopilan y escriben la información Jorge Zuloaga, Óscar Giménez y Miquel Roig: "El portazo de BBVA y Banco Sabadell a las fusiones ha sido especialmente sonoro en el número 20 de la Sonnemannstrasse de Fráncfort, sede del Banco Central Europeo (BCE), y en la madrileña plaza de Cibeles, donde se acomoda la del Banco de España. Los supervisores español y europeo confiaban en esta operación para cerrar uno de los frentes abiertos del mapa financiero español y así mitigar el impacto de la pandemia de covid-19 en el sistema financiero".

Sigue la nota: "Pero, en su lugar, BCE y Banco de España se encontraron con la negativa de la segunda y la quinta entidades españolas a seguir negociando por diferencias en la ecuación de canje, cancelando el proceso con dos semanas de antelación a lo previsto. Entre los supervisores se ha extendido la idea de que los dos bancos no han hecho todo lo posible por entenderse, a pesar de las facilidades que se han puesto sobre la mesa para este tipo de operaciones. A eso se suma que las entidades presididas por Carlos Torres (BBVA) y Josep Oliu (Sabadell) son de de las que han tenido relaciones más tensas con Fráncfort en el pasado. No hay un único culpable del fracaso de las conversaciones. Todas las fuentes consultadas coinciden en que las negociaciones se han hecho cuesta arriba ante el hecho de que se destaparan pronto —como adelantó este medio—, y por el rally de los primeros días de Sabadell. Esto generó unas expectativas de precio en la entidad catalana alejadas de lo que estaba dispuesto a poner sobre la mesa BBVA. La situación se tensó todavía más ante las declaraciones del consejero delegado del segundo banco del país, Onur Genç, hace diez días, tratando de rebajar las expectativas. Desde entonces hubo algunos intentos de desatascar la negociación sin éxito".

Coronavirus. Noticias positivas en medio de constantes apelaciones a la prudencia y a no bajar la guardia. En El Diario, otra información a seis manos, las de Raúl Sánchez, Victòria Oliveres y Ana Ordaz, apunta que la epidemia va a la baja en toda España y que el número de contagios pasa de 20.000 a 10.000 al día. Ahí va un extracto del texto: "La caída de casos confirmados en España ya es una realidad en todo el territorio: las 52 provincias españolas registran una bajada o estabilización de la curva de contagios en las últimas dos semanas. De ellas, casi 12 provincias, entre las que se encuentran grandes capitales como Barcelona, Zaragoza y Navarra, han conseguido reducir a la mitad su incidencia de contagios. Desde el pico de la segunda ola en España, a principios de noviembre, hemos pasado de registrar 20.000 casos diarios a 10.000 en la actualidad. Es decir, la bajada de contagios nos coloca casi dos meses después en la misma posición que registrábamos a principios de octubre".

Sigue la pieza: "Muchas de las comunidades que registran descensos son precisamente aquellas que tomaron medidas drásticas en el último mes como el cierre de los locales comerciales en Catalunya, Navarra y Asturias o el confinamiento perimetral de Andalucía o Aragón. En todas menos en Canarias se introdujo con el estado de alarma de manera más o menos estricta el toque de queda, y el límite de 6 personas a las reuniones sociales y familiares".

Y: "Aunque la curva de contagios ya lleva varias semanas con cifras en descenso, esta tendencia positiva esconde que el grado de propagación del virus en la mayoría del territorio español sigue siendo elevado: gran parte de las provincias siguen registrando incidencias calificadas de extremas por el Ministerio de Sanidad. En concreto, solo cinco provincias han logrado reducir la incidencia extrema (Madrid –que vivió la segunda ola con anterioridad–, A Coruña, Guadalajara, Baleares y Ourense, que se suman a Las Palmas y Tenerife –que han registrado durante todo el otoño cifras bajas de transmisión–) pese al descenso generalizado de contagios. El resto del país sigue registrando más de 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, el límite que el Ministerio de Sanidad califica como "extremo"".

Apunte para hipocondriacos en el Abc. Antes de declarar que tienen coronavirus, que lean este apunte de C. Garrido: "El síntoma más común en los pacientes de Covid-19 en el momento del ingreso hospitalario es la fiebre (83,9%), seguido de la tos (73,1%), dificultad respiratoria (57,5%), fatiga (43,2%), diarrea (24%), anorexia (19,7%) y anosmia (7,4%). En cuanto al perfil de las personas hospitalizadas por esta infección, más de la mitad (57,2%) son hombres y la edad media es de 69,4 años. Son algunos de los hallazgos del Registro Clínico SEMI-COVID-19, en el que participan más de 19.000 pacientes y 686 investigadores de 150 hospitales. Tras realizar un seguimiento a más de 17.000 pacientes incluidos en este registro, que fueron dados de alta o fallecieron, se ha podido determinar qué síntomas presentaban al ingreso, cuáles fueron los hallazgos más habituales en la exploración física, tratamientos empleados, así como cuáles fueron las principales complicaciones y su pronóstico".

Portada de 'La Vanguardia' del 27 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' del 27 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Y contra lo que se tenía por seguro durante la primera fase de la pandemia y que originó el cierre de guarderías y colegios, los niños no son bombas víricas que asesinan a sus abuelos sólo con darles un beso. "Un niño infecta 8 veces menos que un adulto y causa el 8% de los contagios en el núcleo familiar" titula una de sus piezas La Vanguardia. El texto es de Ana Macpherson: "El riesgo cero no existe, pero los resultados del estudio del Covid en más de mil niños y adolescentes positivos y sus contactos estrechos (3.515) de toda Catalunya permite asegurar que contagian muy poco y que por lo tanto podrían gozar de más libertad. Apenas 8 de cada cien positivos transmitieron la enfermedad a adultos y 3 de cada cien a otro niño. En el 73% de ocasiones, en cambio, fueron los adultos de su burbuja los que les trasmitieron el virus. Los menores se infectan como los demás, algo menos (un 9% frente a 12-13% de media) pero contagian ocho veces menos. Y la transmisión se produce especialmente en el hogar, no en la escuela".

Párrafos después la nota apunta que "hace unos días el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, propuso que los menores no contaran a la hora de limitar el tamaño de los grupos, sobre todo pensando en las reuniones familiares de Navidad. “Esta investigación, probablemente una de las más amplias realizadas hasta ahora, apunta en esa dirección, aunque evidentemente no existe riesgo cero y hay que mantener las demás medidas de protección, como las mascarillas, que curiosamente no han sido ningún problema para la mayoría de niños”, afirma Pere Soler. “Epidemiológicamente tienen un papel mínimo. Tenemos que afinar mucho más, probablemente dejar de hacer tantas PCR a los niños”, apunta. “Lo que pasa en las escuelas no es un reflejo de lo que pasa en la comunidad, como se pensó en los brotes e Tortosa, por ejemplo. No sirve de muestra”, señala el pediatra".

Política. En Público avizoran que Sánchez está adoptando las posiciones de Iglesias y no al revés. Escriben Alexis Romero y Manuel Sánchez: "Si algo ha quedado claro en la corta experiencia del primer Gobierno de coalición de la historia de la democracia es que la mayoría de las decisiones del Ejecutivo vienen precedidas de una negociación que, en determinadas ocasiones, deriva en una batalla política en la que cada parte busca el triunfo de sus tesis. Tanto en el PSOE como en Unidas Podemos insisten en que este funcionamiento es habitual y útil y que, pese a que en algunas materias, las más sensibles, esta manera de operar ha causado tensión en el Gobierno, la estabilidad está siendo la tónica dominante de la legislatura. En la última semana se ha producido el desenlace de tres de estas pugnas en el seno del Ejecutivo de coalición que han tenido el mismo resultado: Pablo Iglesias ha logrado imponer su posición frente a los postulados de los socialistas, y lo ha hecho con la aquiescencia de Pedro Sánchez. En apenas cinco días, el vicepresidente segundo ha visto cumplido su objetivo de sacar a Ciudadanos fuera de la negociación presupuestaria, ha arrancado una negociación para ampliar la prohibición de los desahucios, y ha garantizado su presencia en el órgano encargado de controlar el reparto de los fondos europeos de reconstrucción, después de que saliera a la luz que Sánchez no contaba con él en este foro".

El major Trapero ha remodelado la cúpula de los Mossos para dejarla a su gusto y tal como estaba antes del 155. Ferran López vuelve a ser el número dos del cuerpo. 

En El Nacional entrevistan al portavoz de ERC en el Parlament Sergi Sabrià, quien tras el acuerdo de su partido con el Gobierno sobre los Presupuestos Generales del Estado asegura que jamás pactarán con el PSC --partido que para los republicanos es una sucursal del PSOE los días pares y los impares, el mismo PSOE-- porque ellos tienen "principios". Pregunta Marina Fernàndez: 

Pregunta: ¿Quién es el rival de ERC el 14-F?

Respuesta: El PSC. Siempre y en todas partes. Y normalmente les ganamos siempre. El PSC nos ganaba siempre y hace mil años que no nos gana. Ganar al PSC es ganar al rival de verdad. Robarle los votos al PSC es hacer crecer el movimiento. Nuestro rival siempre es el PSC. Y eso lo sabe todo el mundo. Nosotros no tenemos malas palabras para los compañeros de viaje nunca, no nos enfadamos nunca con ellos, no les hacemos reproches en campaña. Y volveremos a hacer lo mismo. Tenemos muchas diferencias con JxCat, porque ellos son el centroderecha catalán, son mucho más liberales que nosotros, pero las diferencias de modelo de país, hoy, no nos hace que les tengamos que criticar, porque tenemos más en común la represión, el proyecto nacional... Y porque en la situación actual tendremos que seguir trabajando juntos. El rival es el PSC.

Pregunta: De hecho, habéis dicho por activa y por pasiva que no haréis un tripartito. Ahora bien, puede ser que a la larga tengáis que acabar llegando a pactos con el PSC, no para hacer gobierno juntos, pero quizás sí a lo largo de la legislatura, como ha pasado con el PSOE en Madrid...

Respuesta: Si nosotros quisiéramos hacer cosas con el PSC, hoy tendríamos la Diputación de Barcelona y no la tenemos. Y tendríamos la alcaldía de Barcelona, que nos la ganamos en las urnas. Como nosotros con este PSC no tenemos que hacer nada, renunciamos a las sillas y al poder porque lo primero son los principios. Y como no lo hemos hecho en la Diputación o en el gobierno de Barcelona, donde alguien sí lo ha hecho, tampoco lo haremos a la Generalitat de Catalunya. Y nos lo podéis preguntar 200.354 veces, que nosotros no haremos un tripartito con el PSC. ¡No lo haremos, no lo haremos, no lo haremos! Y si me lo vuelves a preguntar te diré: ¡no lo haremos! Y si tú me dices, te planteas la posibilidad de gobernar solo con el apoyo del PSC te diré: ¡no lo haremos!

28 de noviembre, santoral: Catalina Labouré, Honesto, Urbano, Andrés, Félix, Esteban, Sóstenes, Teodora y Basilio.