Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La España normal y la luz como problema puntual

Las comunidades autónomas decretan el fin de las restricciones por la pandemia. Las víctimas del terrorismo fuerzan la suspensión de una marcha de homenaje al etarra Parot

11 min

La vida se abre paso. El coronavirus se queda, pero el personal vuelve a sus tareas. Puede que la mascarilla se convierta en un complemento imprescindible, como el cinturón o los calcetines, pero eso no va a cambiar el modo de relacionarse, trabajar, vivir, disfrutar y amar de la sociedad. Tal vez no seamos tan expansivos como antes. Aquello de los dos besos entre desconocidos puede haber pasado a la historia, pero han vuelto los abrazos entre amigos, la efusividad, el contacto físico. Animales de costumbres. 

Dos diarios saludan el retorno de los viejos hábitos en portada. La Vanguardia dice que "España deja atrás la quinta ola y prepara el fin de las restricciones". El País, que "España se asoma a la normalidad de siempre". El texto del diario de Prisa viene con la firma de Jéssica Mouzo y arranca así: "España avanza hacia la vieja normalidad. Los alumnos han vuelto masivamente a las aulas, y la presencialidad avanza en las oficinas; el Gobierno quiere que los funcionarios abandonen el teletrabajo el 1 de octubre; las autonomías han comenzado a flexibilizar los aforos y los horarios en la restauración y en la cultura, y se abre ya la mano incluso con el ocio nocturno. La evolución epidémica acompaña: la incidencia a 14 días alcanzó ayer los 91,21 casos por 100.000 habitantes, la más baja desde agosto de 2020. La pandemia no se ha terminado, insisten los epidemiólogos consultados. Pero la situación da un respiro después del intenso azote de la quinta ola. Los indicadores son todos favorables: la velocidad de transmisión del virus estaba a principios de mes (última fecha de la que se tienen datos) en 0,77, esto es, por debajo de 1, como recomiendan las autoridades sanitarias. Y, además, la positividad de las pruebas diagnósticas que se practican (unas 585.000 en la última semana) está por debajo del 5% (4,77%), el umbral que la OMS usa para considerar que la pandemia se halla bajo control".

Sigue Mouzo: "Más datos positivos: Ayer se contabilizaban 3.809 hospitalizados por covid, frente a los 30.000 de enero. Y 1.028 en las UCI, cinco veces menos que a comienzos de año. Algunas autonomías pasan varios días sin registrar un solo muerto y tienen menos de 100 hospitalizados. Los fallecimientos en residencias han caído a la mitad en un solo mes. Eran 176 a la semana a mediados de agosto, y 76 la semana pasada. Elena Vanessa Martínez, presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología, pide, sin embargo, no bajar la guardia y 'tener cautela' porque, aunque al virus le cueste más transmitirse gracias a la vacunación, hay que ver 'cómo se comporta el coronavirus con el resto de virus estacionales'. Coincide José Martínez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, quien avisa del riesgo de una nueva ola: 'Hay casi siete millones de personas sin vacunar, la incidencia aún es alta y no estamos libres de una nueva variante'".

Portada de El País, 18 de septiembre de 2021
Portada de El País, 18 de septiembre de 2021

Los medios hablan también de los homenajes al etarra Parot. "Las víctimas de Parot doblegan a Bildu ante la desidia del Estado" avisa El Mundo, que explica en el sumario que "la presión de los afectados fuerza a la izquierda 'abertzale' a sustituir la marcha en favor del etarra por actos puntuales". El texto es de Josean Izarra: "Sare, la plataforma respaldada por la izquierda abertzale, cedió ayer ante la presión de los colectivos de víctimas de ETA y suspendió la marcha en solidaridad con el preso Henri Parot. A sólo 24 horas del homenaje denunciado por las asociaciones, el portavoz de Sare y ex consejero de Justicia vasco Joseba Azkarraga anunció la desconvocatoria. Representantes del Gobierno de Pedro Sánchez y del lehendakari Iñigo Urkullu aplaudieron públicamente la 'presión social y política' ejercida desde el pasado mes de julio por las víctimas de ETA. Sin embargo, ninguno de los dos gobiernos, ni tampoco los tribunales de Justicia movieron un dedo para prohibir un acto de solidaridad que engarza con los reiteradas bienvenidas -ongis etorris- que se organizan para homenajear a los etarras cuando cumplen sus condenas".

Continúa la pieza: "Las víctimas y colectivos afines han dado una batalla sin cuartel durante dos meses contra esta convocatoria. La primera en dar la voz de alarma fue la Fundación Villacisneros, que el 23 de julio avisó por carta al delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso. Éste, el 3 de agosto, se limitó a responder por persona interpuesta con una nota de dos líneas que reenviaba su protesta a la Fiscalía de la Audiencia. Así, Itxaso, la autoridad administrativa competente para velar por el cumplimiento de la Ley de Víctimas, trasladó su responsabilidad a la Fiscalía, que tampoco hizo nada. El vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka (PNV), y la alcaldesa de Mondragón, María Ubarretxena (PNV), ni siquiera respondieron a la primera petición formal para que las instituciones impidieran el acto que tenía como protagonista a uno de los terroristas más sanguinarios de ETA".

La luz, su precio, sigue en el candelero, pero según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no habría que preocuparse en exceso. Eso es lo que cuenta Luca Constantini en Vozpópuli bajo este titular: "Sánchez rebaja ante los suyos el problema de la luz a un mero ajuste 'de oferta y demanda'". El texto dice así: "Pedro Sánchez está convencido de que el problema del repunte récord del precio de la luz es una cuestión eminentemente coyuntural. El presidente del Gobierno aprobó un decreto-ley el pasado martes para intentar frenar dicho repunte, aunque a nivel ministerial aseguran que se trata de un parche. Una medida para ganar tiempo, porque los técnicos de los departamentos económicos y los de la Moncloa creen que en los próximos meses todo volverá a su cauce, gracias al reequilibrio natural de la demanda y la oferta".

Vozpópuli, 18 de septiembre de 2021
Vozpópuli, 18 de septiembre de 2021

Sigue la nota: "La preocupación es una cuestión más de medios de comunicación que de Gobierno, resumen las fuentes consultadas. Reflexionan sobre el repunte de las últimas semanas admitiendo el coste político de la subida récord de la precio de la luz (más del doble que hace un año), pero pidiendo tranquilidad y afirmando que todo se ajustará casi en automático en los próximos meses, cuando la oferta cubrirá las necesidades de la demanda después del acelerón económico. El decreto-ley que el Gobierno aprobó el pasado martes representa algo parecido a un 'parche', con validez además reducida en el tiempo. La clave es que los estrategas de Sánchez no se muestran demasiado preocupados. Y en esa misma tesis se mueve el presidente en sus reuniones ministeriales, según ha podido saber este diario. Aunque haya pedido más contundencia en las medidas de impacto, cree que todo se irá 'diluyendo' en el corto plazo".

Todo se olvida, ciertamente. Los indultos que podían hacer caer el Gobierno son ya agua pasada. La dichas luz o a la mesa de diálogo son ahora los flancos abiertos. En relación a la mesa, cuenta El Confidencial que "Cinco comunidades autónomas han pedido una mesa bilateral con Sánchez". Se trata de Aragón, Canarias, Galicia, La Rioja y Andalucía.

El Nacional, 18 de septiembre de 2021
El Nacional, 18 de septiembre de 2021

Mientras tanto y en Cataluña prosigue la bronca entre ERC y JxCat y la ANC prepara nuevas movilizaciones, según destaca El Nacional: "Una vez superada con éxito la Diada, se acerca una nueva cita: el 1, 2 y 3 de octubre, y la Assemblea Nacional Catalana ya lo tiene todo preparado para activar las bases independentistas. ¿La apuesta de este año? Seguir el ciclo de movilizaciones que se inició el 11 de septiembre bajo el mismo lema: 'Lluitem i guanyem la independència'. Según ha explicado la misma entidad, hay varios objetivos políticos a alcanzar: primeramente, 'reivindicar el referéndum del Primero de Octubre como una victoria colectiva contra el Estado español'. 'Reconocer el papel de los Países Catalanes, y en particular de la Catalunya Norte, que permitió la adquisición y reparto de las urnas', continúan. Finalmente, 'homenajear a las personas represaliadas por el 1-O y por todas las movilizaciones posteriores'".

18 de septiembre, santoral: José de Cupertino, Domingo Trach, Eumenio de Gortina, Eustorgio de Milán, Ferréolo de Limoges, Océano de Nicomedia, Ricarda de Andlau y Senario de Avranches.