Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La España inquieta, un murciano y 3,9 millones sin vacunar

Los medios reparan en el fenómeno de los localismos que se preparan para concurrir a las elecciones. García Egea, bajo el foco. Casi cuatro millones de españoles pasan de la vacuna Covid

15 min

Algo se mueve en las entrañas de Cuenca, Soria, Cáceres o León, eso que se ha dado en llamar la España vaciada y que ahora arbitra una especie de gran coalición para dar una patada al tablero político. La opción comienza a aparecer en las encuestas y despierta todo tipo de especulaciones sobre su origen y sus propósitos. Hay quien atisba la larga mano del PSOE en la operación y pone como ejemplo que Teruel Existe, partido de un escaño, siempre ha apoyado a Pedro Sánchez. Hay también una cierta conexión, un punto de complicidad en la izquierda con esa media España rural pero también urbana, tradicional y moderna y que exige más atención de los medios, no sólo en caso de temporal, asesinato, que caiga un meteorito o el gordo de Navidad.

Dos diarios reparan este domingo en el fenómeno. El Abc apunta que "Sánchez busca socios en la España vacía para seguir en la Moncloa". El País señala que "La ‘España vaciada’ reta a la política" y que "Animado por la experiencia parlamentaria de Teruel Existe, un conglomerado de plataformas se prepara para concurrir a las próximas elecciones". El texto es de N. Junquera y K. Llanera: "“Somos muy diversos y dispersos, pero compartimos el deseo de cambiar el modelo de país y solucionar los problemas comunes”, dice Antonio Saz. Coordina España Vaciada, grupo que aglutina a más de 150 plataformas cuyos nombres lo dicen todo: Jaén Merece Más, León Ruge, Cáceres Se Mueve. La mayoría de sus integrantes no tienen experiencia política; se han bregado en el activismo vecinal. Si un nuevo partido concentrara todos sus votos en la España vacía, con un 4% del total de papeletas podría obtener 25 diputados. Aún es pronto para calcular el impacto político y electoral que puede tener este movimiento, pero supone ya un toque de atención a siglas tradicionales como PP y PSOE. Las plataformas en contra de la despoblación son ya 150 en todo el país".

Portada de 'El País' del 21 de noviembre de 2021 / ELKIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 21 de noviembre de 2021 / ELKIOSKO.NET

A modo de ejemplo, el texto destaca el caso de Almadén: "Una vivienda de Almadén (Ciudad Real) exhibe dos carteles con mensajes aparentemente contradictorios; uno dice “Se vende”; el otro, “Del pozo se sale”. La calle entera está llena. “Ya casi no tengo vecinos, se fueron”, explica Emilio Durán, de 52 años. “Lo del pozo es un grito de protesta que creamos para despertar a la comarca porque aquí había una mina que llegó a pagar 4.000 nóminas, la cerraron y el Estado nos prometió reindustrializar la zona, pero los políticos solo invierten en los sitios donde se juegan el sillón y no han hecho nada. No hay trabajo, los jóvenes se van, los mayores se mueren y como cada vez somos menos, nos dan menos. Es la pescadilla que se muerde la cola”, añade. Almadén tenía aproximadamente 13.500 habitantes en 1960; el año pasado eran 5.200".

Dice el Abc que Sánchez está atento al caso mientras que el PP sigue en su guerra interna, ajeno a las evoluciones de León Ruge (el nombre no está precisamente logrado" y Palencia no es Valencia. En El Mundo abren con el espinoso conflicto y este titular: "Ayuso niega el "golpe" contra Casado pero mantiene el pulso con Génova para liderar el PP de Madrid". Escribe Juanma Lamet: "«No hay golpe, ni proyecto alternativo, ni nada trazado. No hay ninguna conspiración. Nada de nada. El único proyecto de Isabel Díaz Ayuso es presentarse al congreso del PP de Madrid y renovar el partido para unirlo de cara a las elecciones de 2023. No puede ser 'un golpe' querer que los afiliados voten». Así responden en el Gobierno de la Comunidad de Madrid a la dirección nacional del PP, que teme una operación interna para intentar desestabilizar a Pablo Casado".

Líneas después el texto apunta que "las tensiones internas están desgastando al partido. El último Panel de Sigma Dos para este diario fue especialmente clarividente en ese sentido: el 63% de los votantes del PP cree que estas batallas van a lastrar el crecimiento demoscópico de Casado. El presidente del PP ha querido mantenerse al margen, pero no ha tenido éxito. Al contrario, se han intensificado las luchas internas. Por eso ahora ha dicho «basta» y prioriza la «firmeza». «Casado ha dado orden de ocuparse de la España real y aislar a sus críticos», revelan fuentes de Génova. «Se está dibujando una línea y la gente está situándose. De un lado, los que critican al partido desde dentro. Del otro, los que trabajamos por él y aguantamos todo»".

Portada de 'El Mundo' del 21 de noviembre de 2021 / ELKIOSKO.NET
elmundo.750 (1)

En El Independiente y al respecto Ana Belén Ramos traza un retrato de Teodoro García Egea que arranca así: 

– ¿Es usted autoritario?

– Ni mucho menos. Soy una persona mediterránea, con unas convicciones firmes. En otras circunstancias le hubiese respondido que yo no soy autoritario, soy de Murcia [risas]. Uno tiene que tomar decisiones en un cargo como el que ahora tengo, con la responsabilidad de dirigir el partido más importante de España.

Y sigue: "Esta conversación entre Teodoro García Egea y Carlos Alsina se remonta a octubre de 2018, pero podría perfectamente reproducirse con exactitud en la actualidad sin que a nadie le resultase extraño. El «fuego amigo» contra la mano derecha de Pablo Casado no es cosa únicamente de Cayetana Álvarez de Toledo o de Isabel Díaz Ayuso, aunque sí son casi las únicas que no esconden su animadversión hacia el modo de hacer y deshacer del político murciano desde la secretaría general del partido. La diatriba de ambas dirigentes contra García Egea -mucho más explícita en el caso de la diputada por Barcelona-, ha colocado al dirigente en el punto de mira y convertido su figura en un auténtico foco sobre el que dirigentes de diferentes capas del partido vuelcan sus críticas y sus recelos con la dirección nacional. (...) «Son un equipo, un tándem. Si cae uno caerá el otro», comenta un dirigente de la cúpula directiva, que descarta que el líder del PP pueda llegar a prescindir de su número dos ante una contestación interna que reverbera más allá de la Puerta del Sol. «Pablo está vinculado a él por una deuda moral», añade, un compromiso que, según los entendidos, llevará a Casado a apostar sin fisuras por su secretario general pase lo que pase".

En Cataluña es noticia la negativa de la CUP a apoyar los presupuestos, a pesar de los ímprobos esfuerzos del consejero Jaume Giró. El Govern ha quedado a los pies de los caballos y a expensas de los comunes. De la pieza de Oriol March en El Nacional: "La situació de l'independentisme parlamentari és calcada a fa cinc anys, quan la CUP va decidir tombar els pressupostos del Govern liderat per Carles Puigdemont i Oriol Junqueras. Ara és el president Pere Aragonès qui observa com els anticapitalistes mostren rebuig a tramitar els comptes, com ha ratificat aquest dissabte la cúpula de la formació en una reunió a Santa Perpètua de la Mogoda sense necessitat de consultar tota la militància. La diferència amb el 2016, però, és que no hi ha cap gran gir previst per continuar endavant amb el procés -Puigdemont ja tenia meditada l'aposta pel referèndum unilateral, que es coïa amb discreció-, i que el pòsit de les desavinences ha anat corcant la unitat, fins i tot després d'haver superat el 52% dels vots el 14-F".

Y: "El veto de la CUP als pressupostos elaborats pel conseller d'Economia, Jaume Giró, i avalats per Aragonès constata les dificultats operatives de l'independentisme i deixa el Govern en mans dels comuns, que malgrat haver arrencat les negociacions amb l'executiu mantenen viva l'esmena a la totalitat. A Palau estan convençuts que hi haurà pressupostos, però el cert és que el projecte va arrencar amb tres possibles socis -CUP, comuns i PSC- i els tres tenen plantejat un rebuig formal a la cambra catalana. Aquestes són totes les conseqüències de la decisió de la CUP sobre els comptes, que amenaça de posar en risc el plantejament de la legislatura sencera".

Coronavirus. El Diario abre con la pandemia. "La sexta ola abre el debate sobre si es efectivo poner restricciones a los que no se vacunan" es el titular de una nota que analiza diversos escenarios y viene con la firma de Sofía Pérez Mendoza: "Confinamientos selectivos, veto a la entrada en espacios interiores a través del pasaporte COVID o vacunación obligatoria. Los países europeos, algunos con tasas de vacunación insuficientes y una escalada imparable en los contagios, están explorando la vía del punitivismo hacia la población que ha decidido no inmunizarse. La sexta ola ha reabierto el debate sobre si las medidas que dificultan la socialización de los que se escapan a la campaña de vacunación –de algún modo, castigarles por no haber cumplido el contrato social– son efectivas. Singapur es el territorio conocido que ha llegado más lejos en este enfoque retirando la asistencia sanitaria a este colectivo si enferma de coronavirus. Se trata de un debate complejo y polémico que ha emergido antes con otras enfermedades: las tesis castigadoras se han planteado, no tanto a nivel práctico como de reflexión sociológica, con los fumadores o las personas con obesidad".

Sigue el texto: "Los epidemiólogos consultados consideran que España es el ejemplo de cómo se pueden alcanzar muy elevadas coberturas vacunales a través del convencimiento. El 90% de los ciudadanos mayores de 12 años se han inmunizado frente al 64% de Austria, que acaba de decretar un confinamiento general tras anunciar un polémico cierre solo para no vacunados, o el 75% de Bélgica. En Alemania, con una tasa vacunal menor al 70%, se ha acordado la llamada "regla 2G", que permite la entrada solo a los vacunados y recuperados a actividades de ocio y se introducirá en áreas con una tasa de más de tres pacientes ingresados por cada 100.000 personas".

Portada de 'Abc' del 21 de noviembre de 2021 / ELKIOSKO.NET
Portada de 'Abc' del 21 de noviembre de 2021 / ELKIOSKO.NET

Pues en España y según el Abc hay casi cuatro millones de personas que se niegan a vacunarse. Érika Montañés firma el reportaje: "«No somos antivacunas; somos anti-esta-vacuna». Manuel Moliner, de 42 años, golpea cada parte de su frase como si de eso dependiese su convicción. Este hombre forma parte de los, redondeando, 3,9 millones de personas que no se han vacunado en España, un país modélico que acudió solícito a la llamada de científicos y autoridades a recibir los dos pinchazos. Manuel tiene todas las vacunas puestas, salvo la del coronavirus. Intuía que «lo de ahora» iba a pasar: se iba a «señalar» a quien no estuviera convencido de las bondades de las vacunas ARN mensajero, como es su caso. Él, trabajador de una empresa tecnológica, ha mantenido conversaciones durante horas con sus compañeros y amigos para consensuar casi las mismas opiniones: cuatro de ellos no han recibido una sola dosis, se mantienen como una barrera frente al fármaco que consideran es mejorable y no descartan ponérselo en un futuro cuando les ofrezca mayores garantías".

21 de noviembre, santoral: Presentación de Santa María Virgen, Agapio de Cesarea, Alberto de Lieja, Gelasio I papa, Marino de Porec, Mauro de Cesana, Mauro de Verona y Rufo de Roma.