Menú Buscar
Primeras planas

España se droga y Rajoy se fuma el 155

Titular definitivo en 'El directe': "Espanya, un pais de 'fumetes'". El Gobierno renuncia a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Machado, pedazo de españolazo.

10 min

El Gobierno descarta por completo la aplicación del artículo 155 de la Constitución para sofocar el procés. Tras graves y profundas cogitaciones, Mariano Rajoy ha renunciado al uso de la fuerza atómica. La interpretación generalizada es que el Ejecutivo considera que con el arsenal convencional del Tribunal Constitucional es suficiente para desactivar la convocatoria de la consulta. En segundo plano queda el carácter conciliador del anuncio efectuado por el diputado Rafael Hernando en nombre del Gobierno. Encierra el gesto un guiño a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras que no puede ser correspondido.

En El País abren portada con la nueva. Juan José Mateo y Dani Cordero firman la crónica sobre los operativos en el campo del Gobierno: "Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, descartó este martes que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución para impedir la celebración del referéndum unilateral que los independentistas catalanes han planteado para el 1 de octubre. “Es un procedimiento complejo y largo y no tiene sentido”, argumentó apenas un día antes de que el Parlamento catalán dé el pistoletazo de salida al curso político más trascendente y convulso desde la recuperación de la democracia. (...) “Hay otras fórmulas para hacer frente al desafío de los independentistas y de momento son suficientes”, aseguró el portavoz parlamentario del PP, también integrante de la dirección nacional de este partido, quien adelantó este posicionamiento en una entrevista con Europa Press".

En El Nacional, José Antich subraya en su columna las dificultades del Ejecutivo para interpretar la realidad y el fallo no forzado de airear sus planes: "El govern espanyol acaba de cometre un error, amb la mirada posada en el referèndum de l'1 d'octubre, en reconèixer públicament que no pot aplicar l'article 155 de la Constitució --aquell al qual s'atribuïa la capacitat de suspendre l'autonomia catalana-- per raons "temporals i jurídiques"".

Párrafos después añade: "Es posa així de manifest que el govern espanyol havia jugat les seves grans cartes a tres elements que no controlava: que l'executiu del president Carles Puigdemont renunciés a convocar el referèndum --una circumstància que mai no ha estat factible i ara menys que mai quan falta no pas més de dues setmanes perquè firmi el decret de convocatòria de l'1-O de comú acord amb Oriol Junqueras--, que hi hagués una divisió interna del govern --que no ha passat malgrat les friccions quotidianes entre el PDeCAT i Esquerra-- i, finalment, que els deliris de la CUP no només fossin incòmodes sinó també corrosius". 

Pudiera ocurrir que los dirigentes del proceso tampoco acabaran de entender que si Rajoy aparca el 155 no es tan sólo porque sea un percebe, sino que atisba que el día después del 1-O todo será más fácil si la tierra no está quemada. Por demás, la actuación de la Guardia Civil en el aeropuerto de El Prat ha sumido en la más absoluta perplejidad al bloque soberanista. El público apoya el dejarse de vainas y un agente de la benemérita es la expresión directa de esa actitud.
Portada de 'La Razón' del 16 de agosto de 2017 / CGLa segunda entrega de la encuesta de La Razón para abrir el curso político parece avalar la tesis de la obsolescencia programada de la ola independentista. Escribe Andrés Rojo: "A medida que se va acercando el primero de octubre la virulencia de los sentimientos independentistas se va atemperando a juzgar por la evolución que muestran los datos del estudio sobre la situación política elaborado por NC Report para La Razón. Al retroceso en el apoyo a la secesión del resto de España se unen, además, opiniones mayoritarias tendentes al escepticismo sobre el resultado de las maniobras del bloque independentista. Concretamente, un 55,9% cree que la consulta ilegal no se permitirá, mientras que un 33,1% mantiene la esperanza de que el referéndum finalmente llegue a producirse. El 11% restante no sabe o prefiere no manifestar su opinión al respecto. También es revelador el tanto por ciento de los que creen que los pronunciamientos del Tribunal Constitucional frenarán los planes de los partidos secesionistas, que sube incluso hasta 56,5%. Por el contrario, un 34% confía en que los pronunciamientos del Alto Tribunal no tengan ningún efecto para los planes soberanistas y un 9,5% prefiere no opinar. Estos dos datos, y el hecho de que se confirma una tendencia al alza en estos dos apartados del estudio respecto a la misma encuesta publicada a principios de julio, dibujan un estado de opinión en Cataluña que contrasta dramáticamente con el que venden los principales portavoces del independentismo en esta región y con el tenor general que se deja ver en el resto de apartados de la encuesta".

¿Cala el desánimo o es el silencio previo a la ocupación de la calle? Para empezar a hablar, 16 de agosto en España con Consejo de Ministros extraordinario, pleno del TC y reunión de la Mesa del Parlament. Dicen que el fútbol cada vez comienza antes, pero es que todo, salvo los colegios, empieza antes o no acaba.

Magnífica historia sabadellense. De momento, la calle del Sol se libra del cambio de nombre. El informe del historiador Abad causa furor. El señalamiento de Machado es antológico. En La Vanguardia, Edurne Concejo informa sobre el caso del nomenclátor de la ciudad vallesana, dirigida por un alcalde cupero que ha prometido que el poeta, a pesar de ser un españolazo, se queda con la plaza a su nombre: "En el informe se le incluye en el apartado referente a ‘Personajes hostiles a la lengua, cultura y nación catalana’. Describe a Machado como “anticatalanista” y “antinacionalista” y argumenta que su obra “es una exaltación de Castilla como núcleo y esencia del Estado español, la cual cosa incluye una idea excluyente de la diversidad y que se visualiza de forma inequívoca en sus artículos”. Destaca que tiene una visión “demasiado anclada en los tópicos del jacobinismo hispánico” y su “rechazo al pacifismo”, así como su férrea defensa del monolingüismo: “No hace falta preocuparse porque nuestros niños hablen cualquier otra lengua más que la castellana, que es la lengua imperial de su patria”". 

Titular definitivo en El directe"Espanya, un pais de fumetes". Drogaditos perdidos que van por la calles las personas humanas españolas en el solar de la piel de toro, to fumaos como Ching y Chong en Still smoking. ¿Pero hacen falta más razones para salirse de España? Ahí van los datos sintéticos: "Els deu països del món on més ciutadans consumeixen cànnabis són, segons el World Drug Report de Nacions Unides, Islàndia, Zàmbia, Estats Units, Itàlia, Nova Zelanda, Nigèria, el Canadà, les Bermudes, Espanya i Austràlia, alguns motivats per la legalització i altres per la tradició. Cal dir que per la situació geogràfica de la Península Ibèrica, Espanya és un punt d'entrada de substàncies estupefaents a Europa provinents d'Àfrica i de Sud Amèrica. De fet, una mostra d'això és que, almenys fa una dècada, va transcendir que el 94% dels bitllets que circulen a per Espanya contenen restes de cocaïna".

En los baños del Congreso, del Parlament y del Arzobispado también hay restos de la drogaína esa como para montar dieciocho fiestas blancas.

16 de agosto, santoral: Beatriz da Silva Meneses, Esteban de Hungría, Eleuterio, Frambaldo de Le Mans, Roque y Serena de Roma